Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 19 Abril 2022

Fotos del registrador Vega con Pepe Mujica y Rafael Correa no fueron “en el foro de Sao Paulo”

Por José Felipe Sarmiento

El jefe del organismo electoral fue parte de la misión de la Unasur que supervisó los comicios de Ecuador en 2017, cuando él presidía el CNE colombiano. Ese es el verdadero contexto de las imágenes.

Por WhatsApp circulan capturas de pantalla de publicaciones en las que se muestran fotos del registrador nacional, Alexánder Vega, con los expresidentes izquierdistas Rafael Correa, de Ecuador, y José Mujica, de Uruguay, supuestamente “en el foro de Sao Paulo”.

“¿Ahora entienden por qué solo aparecen votos para favorecer al terrorista indultado? Este tipo es el único que puede a Fico con fraude y por eso debe ser destituido de su cargo antes de las presidenciales”, se lee en una de las imágenes.

Imágenes que circulan por WhatsApp del registrador Vega con Mujica y Correa y texto falso que las acompaña

El texto alude al millón de votos que aparecieron en el escrutinio de las legislativas y no habían sido registrados en el preconteo del 13 de marzo de 2022, según el mismo Vega. Cerca de la mitad sería para la lista de coalición Pacto Histórico, que obtendría cuatro curules más de las 16 anunciadas inicialmente, según lo que ha trascendido a medios.

El candidato presidencial de esa alianza política es el senador Gustavo Petro, por lo que la referencia al “terrorista indultado” se relaciona con su militancia en el M-19, antigua guerrilla que firmó un acuerdo de paz y se reintegró a la vida civil en 1990. Entre tanto, ‘Fico’ es como se ha dado a conocer Federico Gutiérrez, el aspirante del Equipo por Colombia.

Colombiacheck hizo búsquedas inversas de las imágenes con Google (1, 2), Yandex (1, 2), TinEye (1, 2) y la herramienta de monitoreo de redes CrowdTangle (1, 2). Así encontró que sobre todo la foto con Mujica ha aparecido en distintas publicaciones, a veces sin texto acompañante y en otras ocasiones con mensajes como “dime con quién andas y te diré quién eres”, tanto en Twitter (donde también circula la de Correa) como en grupos de Facebook como ‘Amigos y Simpatizantes de Dilian Francisca Toro Nuestra Próxima Presidenta’ (sic) y ‘Amigos de Dilian Francisca Toro’, vinculados a la directora del Partido de la U, que forma parte de la coalición derechista.

“Fuera Fuera Fuera el registrador Vega!!! El joven registrador (a la derecha en la foto) es el encargado de la "tramparencia" en las elecciones presidenciales de Colombia en mayo de 2022. Aquí participando en el FORO DE SAO PAULO con chaleco de UNASUR. Y es que estos comunistas la saben hacer. Foto cortesía del Coronel (RA) del Ejército de Colombia, Alberto López Franco, cuenta Twitter @fealmaca2022” (sic), insiste un usuario en otro post. “Registrador Nacional del Estado Civil, Álex Vega, asistente en EL FORO DE SAO PAULO”, dice uno más.

Un detalle que incluso se señala en algunas de estas publicaciones es que el chaleco que usa Vega en ambos casos tiene en el pecho el logo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), un organismo que buscaba la integración regional pero se ha ido desmoronando desde 2018. Colombia anunció su retiro tan pronto como se posesionó el actual presidente, Iván Duque, en agosto de ese año, por considerar que el ente multilateral era una “caja de resonancia de Venezuela”, en referencia al gobierno de Nicolás Maduro.

Al buscar en Google “Alexander Vega Pepe Mujica Unasur” y “Alexander Vega Rafael Correa Unasur”, aparecen resultados del 18 de febrero de 2017 con el contexto real de las imágenes. Esto es un día antes de las elecciones presidenciales de Ecuador en las que pasaron al balotaje Lenin Moreno, con las banderas continuistas del correísmo, y el derechista Guillermo Lasso; el primero ganó la segunda vuelta en abril del mismo año y el otro es el actual mandatario, pues fue el vencedor de los comicios para sucederlo en 2021.

En un comunicado oficial del gobierno ecuatoriano, se registró la reunión del entonces presidente Correa con la misión de observación electoral de Unasur, liderada por Mujica y coordinada por Vega. “Todas las campañas de una u otra manera tienen sus observadores y eso es la transparencia, se les está dando las garantías a todas las fuerzas políticas”, declaró en ese momento el hoy registrador.

Para esa época, como lo menciona el texto y consta en la prensa de la época y perfiles posteriores (1, 2, 3, 4), el funcionario era presidente del Consejo Nacional Electoral de Colombia, del que formaba parte como cuota del Partido de la U. Por eso fue integrado al área técnica de la delegación que supervisó los comicios ecuatorianos.

El diario quiteño El Comercio publicó la noticia sobre el encuentro y la ilustró con una foto del apretón de manos entre Mujica y Correa. Ambos aparecen vestidos igual que en las fotos con Vega: el exmandatario uruguayo, también con el chaleco distintivo de Unasur, una camisa blanca y pantalón gris; el ecuatoriano, de traje gris y corbata azul.

El canal venezolano Telesur también publicó una nota sobre la reunión con una foto en la que se ven varios de los asistentes sentados alrededor de una mesa. En la cabecera está Correa. A su derecha, Mujica. Del lado izquierdo, pero en un puesto más alejado, Vega. La imagen, tomada por Robert Puglla, aparece junto a otras del mismo evento en la base de datos de la agencia EFE.

Por otro lado, el Foro de Sao Paulo es una agrupación de partidos políticos y otras organizaciones de izquierda de América Latina y el Caribe. El Partido de la U no está entre sus miembros y el encuentro anual de 2017 se realizó en julio con sede en Managua, capital de Nicaragua, por lo que no tiene nada que ver con la cita entre la citada misión electoral y el gobierno ecuatoriano, que fue en Guayaquil.

En consecuencia, son falsas las cadenas en las que se afirma que el registrador Vega estuvo “en el foro de Sao Paulo” con base en las fotos que se tomó con Correa y Mujica en el marco de su trabajo con la Unasur cuando presidía el CNE colombiano. Aunque las fotos son reales, es falso que hayan sido tomadas en el Foro de Sao Paulo.

Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable

Inchequeable

Viernes, 03 Diciembre 2021

Es inchequeable la cifra de Alejandro Gaviria sobre el gasto de salud para atender a migrantes venezolanos en Colombia

Por Jhoandry Suárez*

El precandidato presidencial señaló que la atención sanitaria de las personas provenientes de Venezuela costaba entre 350 y 500 mil millones de pesos al año. A pesar de consultar datos del Ministerio de Salud, de la Contraloría, Banco de la República, no se pudo corroborar el gasto total anual ya que es confidencial.

El precandidato presidencial Alejandro Gaviria señaló durante una entrevista de La Silla Vacía, el 5 de noviembre de 2021, que la atención de salud para los migrantes venezolanos rondaba los 350 y 500 millones de pesos anuales, aunque no explicó de dónde provenía este cálculo.

“Mi política sería la integración plena de los ciudadanos, que implica, por ejemplo, su cobertura plena de salud, que me parece un tema fundamental. Creo que cuesta 350 mil millones 500 mil millones de pesos al año”, señaló el exministro de Salud. 

En Colombiacheck, en el marco del proyecto Conectando Caminos por los Derechos, en el cual se hacen verificaciones de interés para la población migrante venezolana, colombiana retornada y para las comunidades de acogida, nos dimos a la tarea de verificar la cifra. Aunque algunos datos son confidenciales y existen limitaciones para su acceso, lo que nos lleva a calificar como “inchequeable” la declaración de Gaviria, procedimos a intentar comprobarla a la luz de la información que pudimos obtener. 

Buscamos contactar al también exrector de la Universidad de los Andes a través de su cuenta en Twitter (1, 2, 3) y vía Whatsapp (1, 2) para conocer en qué se basaban sus números, pero al cierre de esta nota, no obtuvimos respuesta. Por lo tanto, procedimos a consultar fuentes oficiales y documentos. 

Primero procedimos a esclarecer si la población migrante y refugiada venezolana tenía cobertura plena de salud en Colombia y determinamos que no. Para que esto ocurra las personas procedentes de Venezuela deben estar afiliada al régimen contributivo o subsidiado para acceder al Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS), pero apenas un 23,5% lo está, según datos aportados por el departamento de Aseguramiento del Ministerio de Salud y Protección Social.

“Cobertura plena significa que la persona entra al sistema de salud, ya sea en régimen subsidiado o contributivo. Lo que tiene cualquier migrante sea el que sea su estatus, así haya llegado por trocha, es atención de emergencia por ley. Por eso el tema de la regularización es clave para que puedan ingresar al sistema de salud”, explica el profesor Andrés Segura, consultor de asuntos públicos y migración. Así lo explicamos antes en Colombiacheck.

A propósito, Lucia Ramírez Bolívar, coordinadora de temas de migración en Dejusticia, coincidió que el estatus migratorio sigue siendo un obstáculo para el derecho a la salud de los venezolanos. "Presentan barreras para acceder a tratamientos médicos, cirugías, medicamentos de consumo permanente que no se atienden con una emergencia. Ha habido ciertos avances gracias a la jurisprudencia de la Corte Constitucional (...) y la respuesta del Estado ha sido progresiva, esperamos que con el Estatuto Temporal las barreras se eliminen", sostuvo.

En la Estrategia para la atención de la migración desde Venezuela contemplada por el Consejo Nacional de Política Económica y Social en su CONPES 3950, de noviembre de 2018, se incluyeron varias acciones en áreas como la educación, empleo, seguridad y por supuesto en salud, específicamente para incrementar la afiliación de los migrantes. El plan previó una inversión total de 422.779 millones de pesos en cuatro años desde 2018 hasta el 2021.

Durante la investigación sobre números más actualizados del gasto total en salud para la población venezolana, encontramos una traba y es que el dato de financiamiento es confidencial, así lo revela Ronald Rodríguez, profesor y vocero del Observatorio Venezuela de la Universidad del Rosario. 

“El Estado determinó que eso era información que no era de acceso público, ya que podría causar tensiones y xenofobia. Esto es así desde la administración del expresidente Juan Manuel Santos”, explica Rodríguez.

Aun así, decidimos hacer un acercamiento de lo que sería el costo y para ello analizamos por separado cuánto sería el gasto en aseguramiento y la deuda de hospitales por servicios a migrantes venezolanos para intentar comprobar si estas cifras coincidían con las de Gaviria. 

En cuanto al gasto de aseguramiento, lo primero que hicimos fue calcular a cuánto podría ascender el financiamiento del Estado colombiano para los 205.577 migrantes activos en el régimen subsidiado si multiplicábamos esa cantidad por la actual Unidad de Pago por Capitación (UPC) de $872.496. El resultado es casi 180 mil millones de pesos. Es decir, este número está muy por debajo de lo que dijo el candidato presidencial, sin embargo, desde el Ministerio de Salud hacen una aclaratoria. 

"Estos datos se mueven muy rápido y por la entrada en vigencia del Estatuto Temporal de Protección se espera mayor regularización y mayor probabilidad de afiliación. Por lo tanto, es muy factible que en el 2022 la UPC anual del régimen subsidiado de toda la población migrante cueste más o menos eso, pero si se regularizan más, costará más", indica Andrés Olaya, consultor de aseguramiento en salud para poblaciones migrantes.

Por otro lado, procedimos a conocer la deuda a hospitales públicos por servicios a migrantes venezolanos. El contralor general de la República, Felipe Córdoba, aseguró el 5 de octubre de 2021 que la deuda del gobierno nacional con los hospitales públicos por la atención de urgencias de la migración venezolana alcanzaba los 407 mil millones de pesos en los últimos tres años, es decir, un promedio de 135 mil millones anuales pero en deuda.

De hecho, recientemente se procedió al pago de lo adeudado a los hospitales hasta el 30 de abril de este año a través de la Resolución N° 1897, del 24 de noviembre de 2021, por el monto de $460.423.542.200. 

Adicionalmente un estudio publicado por el Banco de la República en mayo de 2020, titulado Impacto fiscal de la migración venezolana, recopila datos del Ministerio de Salud que revelan que los costos acumulados por servicios para los venezolanos entre 2017 y 2019 se ubicaron en 616.235 millones de pesos (557.423 millones de la red pública y 58.812 del régimen subsidiado), lo que significa una media de 205.411,66 millones de pesos por año. 

Gasto fiscal en migrantes según Banco de la República

El mismo texto presentaba una serie de estimaciones del costo fiscal entre el régimen subsidiado asociado a la migración y los servicios de urgencia el cual podría ascender a $1 billón en 2020 y $1,2 billones en 2021. Sin embargo, estas cifras fueron publicadas antes de crisis de la pandemia del Covid-19 y el proceso de vacunación, además, son solo proyecciones.

Por lo tanto, aunque se determina que en estos momentos los migrantes no tienen cobertura plena de salud e intentamos comprobar la veracidad de las cifras aportadas por Gaviria, las limitantes de acceso a información nos llevan a calificar sus declaraciones como inchequeables.  

Este contenido se produce con el fin de ofrecer información verificada y pertinente, que apoye el desarrollo de mediano y largo plazo para migrantes venezolanos, colombianos retornados y comunidades receptoras en Colombia. Es realizado en el marco de Conectando Caminos por los Derechos, programa de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), e implementado por el consorcio integrado por Pact, ABA-ROLI, Freedom House e Internews, que promueve la cohesión comunitaria y la seguridad ciudadana para garantizar el derecho de todos los miembros de la sociedad a vivir libres de toda forma de crimen y violencia, independientemente de su estado legal en el país.

*Integrante de la red de corresponsales del proyecto Conectando Caminos por los Derechos.