Pasar al contenido principal
Domingo, 28 Octubre 2018

La falsa cadena sobre robo de niños que terminó en linchamiento y en un muerto

Por Ana María Saavedra

Una persona murió linchada tras la desinformación generada por cadenas de Whatsapp y redes sociales acerca del robo de niños. Colombiacheck le cuenta qué ha pasado.

La desinformación que circula por las redes sociales en estos días buscando crear miedo por supuestos ladrones de niños (un tema común todos los años durante la época de Halloween), tuvo consecuencias fatales este fin de semana en Bogotá.

La historia comenzó con una cadena que se compartió, a través de Whatsapp y redes sociales, que, sin ninguna fuente, aseguraba que se habían robado un niño en la localidad bogotana de Ciudad Bolívar.

El mensaje completo decía:

“¡Ojo gente! Se acaban de robar un niño en Arborizadora Alta, Ciudad Bolívar, por el barranco de la subida del puente del indo, gente estar pendiente de sus hijos no los manden a la calle solos, estar siempre con ellos.

No dejemos que se nos roben más niños ¡POR FAVOR CUIDEN Y PROTEJAN A SUS HIJOS! ??

¡NO MÁS NIÑOS ROBADOS!

Por favor difundir la información!”

Falsa noticia que causó linchamiento en Ciudad Bolívar

La Policía aclaró por diversos canales que esta información era falsa. Por ejemplo, lo pusieron en su cuenta de Twitter:

También realizaron una transmisión de Facebook Live para desmentir la desinformación:

Y también lo intentaron desmentir a través de un mensaje de Whatsapp:

WhatsApp Policía desmentía cadena Ciudad Bolívar

 

De todas maneras el viernes pasado, en el barrio Acapulco de Ciudad Bolívar, tres personas, así como varios policías, fueron linchados, luego de que la comunidad los señalara como los autores del falso robo de un niño.

De acuerdo con la información entregada por la oficina de prensa de la Policía a Colombiacheck, uniformados llegaron a una casa en Ciudad Bolívar para realizar a hacer efectivas tres capturas, con orden judicial, por el delito de hurto.

Pero en ese momento empezó a circular el rumor en el barrio de que esas personas estaban siendo detenidas por el plagio del menor que se mencionaba, falsamente, en la cadena.

Después de que creciera el rumor, una turba llegó al lugar y agredió a las personas que encontraron. Una persona murió y cuatro, entre ellas tres policías, quedaron heridas, como confirmó la Policía.

El comandante de la Policía, general Hoover Penilla, aseguró que en las últimas tres semanas en Ciudad Bolívar se han presentado denuncias en redes de supuestos raptos y desapariciones de seis menores. Todos se han verificado y desvirtuado con la ayuda de la Fiscalía.

Penilla también dijo que están investigando quiénes están detrás de estas cadenas que generan pánico entre la comunidad.

Pese a todas las aclaraciones en las redes sociales, usuarios siguieron insistiendo en el robo de los niños y justificaron el linchamiento.

Linchamiento por noticia falsa en Ciudad Bolívar

 

Linchamiento en Ciudad Bolívar por noticia falsa

Viernes, 05 Julio 2019

Portales difunden desinformaciones sobre la ‘ideología de género’ en Brasil y México

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Algunos han compartido la falsa noticia de que una pareja de lesbianas mató a su hijo porque no se quería vestir como mujer.

Desde hace algunos meses circulan a través de portales sospechosos y páginas de Facebook dos desinformaciones que pretenden dar cuenta de lo que hace la “ideología de género” (concepto utilizado por algunos sectores religiosos y de derecha para controvertir la idea de que la identidad sexual y los roles de género son socialmente construidos, y no eternos, esenciales y asignados por un dios). 

Aunque ambas desinformaciones parten de noticias verdaderas, tergiversan algunos detalles con el fin de estigmatizar a la comunidad LGBTI, pues tienen en común que involucran el homicidio de un menor por cuenta de una pareja de mujeres. 

México

La primera de ellas cuenta que un menor de siete años murió luego de que su madre y la pareja mujer de esta lo agredieran por negarse a vestirse como niña. Los hechos ocurrieron, según la información difundida, en Juventino Rosas, Guanajuato, México.

Así cuenta uno de estos portales la supuesta noticia: “Después de que el pequeño se negara a vestirse con ropa del sexo opuesto, su madre y su pareja explotaron de coraje y le pegaron en el estómago, cabeza y otras partes del cuerpo, lo que dejó terribles secuelas en los órganos de Karol*”.

Una página de Facebook dice además que “un juez determinó que la Madre pasará, como mínimo, 4 meses en prisión preventiva, acusada de homicidio, y la policía está buscando a su pareja, quien se encuentra prófuga”.

Animal Político, medio mexicano que cuenta con una sección de fact-checking, informó que, aunque sí murió un menor, las causas, la fecha y el lugar fueron cambiados. Esto publicaron nuestros colegas en el país norteamericano:

“El primero de marzo de 2019, la Fiscalía General del Estado de Guanajuato publicó en Twitter que detuvo y vinculó a proceso por el homicidio de un menor de 7 años a una mujer en el municipio de Juventino Rosas. La implicada fue sometida a prisión preventiva.

La persona capturada fue Margarita “N” de 28 años, quien presuntamente golpeó con un martillo en la cabeza y en el estómago a su hijo, según una nota publicada en El Universal un día después del homicidio”.

La Fiscalía Regional de Guanajuato, entidad que adelantó la investigación, le dijo a Animal Político, además, “que en ningún momento de la investigación se contempló que el móvil del homicidio fue el género o la vestimenta del hijo”, ni tampoco que la pareja de Margarita “N” estuviera involucrada y se encontrara prófuga. Por el contrario, fue puesta el libertad pues no se encontró evidencia del involucramiento de la pareja en el maltrato al menor”, dice el medio mexicano.

La causa de la muerte del menor se dio a raíz de los golpes, quemaduras y castigos a los que lo sometía la madre por “el comportamiento inquieto del niño” que “exasperaba a la madre”, según le dijo la Fiscalía a Animal Político. “Cuando el hijo comenzó a presentar convulsiones por los golpes, la madre lo llevó al hospital quien dio aviso a la Fiscalía. El menor murió horas después”, concluye el medio.

El diario La República de Perú también publicó la misma información que Animal Político en la nota titulada “Es falso que ‘lesbianas mataron a su hijo porque él no se quería vestir de niña’”.

Brasil

La segunda desinformación tiene su origen en Brasil y la historia es similar a la de México.

Lo que dicen algunos portales es que Rhuan*, un menor de 9 años, fue apuñalado por su madre, Rosana* y su compañera Kacyla*, mientras dormía después de sufrir durante un año tras una cirugía de reasignación de género fallida.

De acuerdo con las páginas de internet, las mujeres asesinaron al niño porque querían que fuera una niña. Razón por la cual también hicieron la “cirugía de cambio de género”.

La cadena de noticias de Brasil Globo, sin embargo, informó el 11 de junio que, de acuerdo con la Policía Civil del Distrito Federal, la muerte del menor sería una venganza contra el padre y los abuelos de este. 

“La madre dijo que sentía odio y ningún amor por el niño”, según le dijo un delegado de la entidad al medio de comunicación, y era muy vengativa, pues ella misma se comparó “con el Dios justo del Antiguo Testamento [en la Biblia]”. Rosana reclamó, además, motivos religiosos para cometer el asesinato, pues ella era una pastora autodenominada, según contó Globo.

En ambas desinformaciones se repitió constantemente la orientación sexual de las implicadas en el asesinato. Como recordó Animal Político para el caso específico de México, este tipo de desinformaciones que utilizan el nombre completo y la fotografía de los menores, viola su derecho a la privacidad y lo establecido en el Artículo 16 de la Convención de los Derechos del Niño: “Ningún niño será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia ni de ataques ilegales a su honra y a su reputación”.

 

*Eliminamos los apellidos de los implicados para proteger la identidad de las víctimas, quienes eran menores de edad.