Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 21 Octubre 2019

La falsa historia de Juan Carlos Cárdenas y los correos de Cémex Perú

Por Vanguardia

El candidato a la alcaldía de Bucaramanga estuvo involucrado en un escándalo en Perú hace más de una década, pero ya se comprobó que las pruebas principales habían sido manipuladas.

Varias publicaciones en redes sociales han retomado la noticia de la filtración de unos supuestos correos que involucraban a Cemex Perú y a su gerente en 2007, Juan Carlos Cárdenas (actual candidato a la Alcaldía de Bucaramanga), en un presunto caso de corrupción. ‘No sea Pingo’ y RedCheq verificaron y encontraron que todo se aclaró en 2010, pues se comprobó que los correos fueron manipulados y por ello la afirmación es falsa.

Estas pruebas hacen parte de una investigación más grande conocida como el caso BTR, que alcanzó a salpicar al círculo cercano del expresidente peruano Alan García por una trama de corrupción que incluía espionaje electrónico, hackeo de datos e interceptaciones telefónicas y de correos. Entre los hallazgos se encontró que los correos fueron hackeados y manipulados, en el marco de la llamada Guerra del Cemento en Perú.

Reconocidos medios de comunicación peruanos como La República, El Comercio y la Revista Caretas han reseñado esta investigación, que tuvo como conclusión la condena por siete años de prisión contra los principales implicados en el Caso Bussines Track (BTR), Elías Ponce y Carlos Tomasio, mientras que la analista Giselle Giannotti recibió una sentencia de cinco años, por los delitos de interceptación de las comunicaciones y asociación ilícita para delinquir. 

Esta última aceptó poseer 68 correos electrónicos ‘hackeados’ por espías de BTR a Cemex Perú, luego de que le incautaron cuatro USB. Aquí la nota publicada en 2010 por el diario La República: Giannotti aceptó posesión de e-mail hackeados a Cemex.

El correo que está circulando

Pero, ¿cuál es el correo electrónico que está circulando en el marco de estas elecciones regionales?

Se trata de una imagen de un supuesto e-mail en donde Jaime Carbajal, socio y colaborador del exministro de Salud, Hernán Garrido-Lecca, le dice a Cárdenas lo siguiente: “Efectivamente estás en lo correcto. Hernán se ha ido a Pisco expresamente para verificar que todo el cemento que se use en la reconstrucción sea el de ustedes”.

Esto supuestamente en el marco de una conspiración entre funcionarios del gobierno de Alan García y la cementera para bajar los aranceles y garantizar que se use el cemento de Cemex en la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica, ciudades afectadas por el terremoto del 15 de agosto de 2007.

Esta es una copia del supuesto correo electrónico.

El supuesto correo de origen es jcarbajal1902@hotmail.com y el de destino, juancarlos.cardenas@latinamerican.com.pe. Según Julián Silva Cala, de la campaña de Juan Carlos Cárdenas, el candidato nunca usó ese correo electrónico.

Uno de los primeros en retomar este e-mail y difundirlo en redes sociales fue Gustavo Rugeles, periodista de El Expediente, quien publicó dos trinos.

El primer trino hace referencia a una supuesta nota publicada por la Revista Caretas de Perú, pero el link que se incluye en la publicación redirige a la página principal del medio de comunicación.

En el segundo de ellos, Rugeles cita al portal de noticias santandereano caracter.co, que en efecto sí publicó una noticia relacionada con este correo electrónico, pero luego la eliminó.

Otro portal que publicó un artículo relacionado con este e-mail es HSP, en el que advierte que en el año 2007, según una investigación de la Revista Caretas, Cárdenas “coludió con autoridades del Perú para garantizar que todo el material de cemento utilizado en la reconstrucción luego del terremoto de 2007, fuera el de Cemex”.
 
Posteriormente, se agrega: “El escándalo no pasó a mayores y fue tapado por la maquinaria publicitaria de Cemex”.

Además, varios usuarios de Twitter y Facebook han divulgado el correo electrónico y la versión de una supuesta investigación en contra de Cárdenas y la probabilidad de que sea procesado o condenado en el futuro por la Justicia de Perú.

El caso BTR y el espionaje industrial

Si bien es cierto que el mencionado correo electrónico se divulgó en Perú y que entonces Juan Carlos Cárdenas era gerente de la empresa en ese país, al final la historia terminó siendo mucho más compleja.

Según reseñó el artículo publicado por el diario La República sobre los ya mencionados correos en la USB de Giannotti, se trataba de “correos manipulados con el propósito de vincular a cementera mexicana con presuntos actos de corrupción de funcionarios del gobierno”.

Ese mismo reportaje hace mención del e-mail donde se menciona a Juan Carlos Cárdenas.

Posteriormente se comprobó que esta empresa, BTR, tenía contratos por al menos 210.000 dólares con la empresa Cementos Lima, pero desde esa compañía negaron que estuvieran involucrados en un caso de espionaje industrial y que el contrato fuera para hackear o perjudicar a la competencia.

Por otro lado, el periodista Gustavo Gorriti, uno de los más reconocidos de Perú y que por años ha colaborado con la Revista Caretas, publicó un artículo que fue replicado en el diario La República. En este hace un recuento de lo que él llamó: ‘Los correos truchos’ (en Perú, ‘trucho’ hace referencia a algo falso).

En el artículo, el veterano reportero indicó que fue llamado como testigo (en 2011) por el caso BTR y que esto le llevó “releer notas sobre este caso” y a retomar la historia de los correos falsos que le llegaron en agosto de 2008 al entonces congresista Guido Lombardi, quien “se preparaba a dar a conocer el caso de los Petroaudios”. Entre ellos estaba el supuesto email donde figura el nombre de Juan Carlos Cárdenas. 

En el artículo, Gorriti cuenta cómo el mismo Lombardi, horas antes de que hiciera los hiciera públicos comprobó que varios correos eran falsos y por ello desistió de hacer la denuncia.

La explicación de Cárdenas Rey

Nos comunicamos con Cárdenas y nos dijo que “la empresa, BTR, creó unos correos falsos con una cuenta de correo que yo nunca usé”. 

De igual forma, de los ocho correos mencionados en la denuncia, se encontró que varios atribuidos al exministro de salud peruano Hernán Garrido Lecca y su socio Jaime Carbajal no les pertenecían. Ese sería el caso de los mails inventor21@hotmail.com, inventor21@yahoo.com, jcarbajal1902@hotmail.com.

Cárdenas contó que antes de hacer públicos los correos, la periodista Cecilia Valenzuela se comunicó con él y lo cuestionó sobre el tema.

“Si usted lee el contenido de los correos verá que quien los redactó es como si fuera de nacionalidad mexicana porque ahí salen términos como ‘orale wey’ o ‘no mames’”, comentó Cárdenas, quien dijo que le preguntó a la periodista si sabía la nacionalidad de la persona que redactó los correos. Ella le contestó que mexicana. “Entonces saqué yo la cédula y le dije que era colombiano”.

Parte de estos hechos se corroboran en la nota del portal peruano ‘En línea’: "Serían falsos los nuevos mails entre Garrido Lecca, Jaime Carbajal y otros".

Cárdenas agregó no tiene investigaciones en Perú relacionados con esos correos electrónicos y lamentó que se esté usando algo que pasó hace más de 10 años en Perú y que fue aclarado entre 2010 y 2011 para perjudicar su campaña a la Alcaldía de Bucaramanga.

RedCheq

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Jueves, 03 Octubre 2019

Uribe Turbay acierta en presupuesto de la U. Distrital, aunque omite fuentes

Por José Felipe Sarmiento

El candidato a la Alcaldía de Bogotá dio cifras reales, pero no todo lo pone la ciudad. Además, la administración había proyectado un bajón de recursos para la institución en 2019, que el Concejo evitó.

El aspirante a alcalde de la capital Miguel Uribe Turbay dijo, en una entrevista con Uniminuto Radio, que la Universidad Distrital Francisco José de Caldas “tenía 280.000 millones de presupuesto en 2015, [mientras que] hoy tiene 360.000 millones de pesos” (minuto 53:16 del video).

La campaña del candidato a la Alcaldía de Bogotá por múltiples partidos y el grupo significativo de ciudadanos Avancemos no contestó sobre las fuentes de esta afirmación.

Colombiacheck, por su parte, encontró que las cifras coinciden con los reportes definitivos de la entidad educativa en sus informes de ejecución de ingresos de cada diciembre y agosto de 2019, que es el más reciente. Esto quiere decir que los datos toman en cuenta no solo los montos fijados con anterioridad a cada vigencia en las resoluciones de presupuesto sino también las adiciones que se hacen a lo largo de cada año.

Hasta ahí, la afirmación es verdadera. Pero no todo es mérito de la administración de Enrique Peñalosa, que empezó en 2016 y en la que el Uribe fue secretario de Gobierno por tres años.

Lo primero que hay que aclarar es que no todos los recursos de la institución provienen del Distrito, aunque sí la mayoría. De los 283.815 millones de pesos que ingresaron a la universidad en 2015 (cifra que coincide con la que dio Uribe), 170.815 millones fueron transferidos a ella por la administración central de la ciudad, 60 por ciento. La Nación puso 32.820 millones y por estampilla llegaron 25.200 millones más, entre otras fuentes.

En lo que va de 2019, la Distrital ha recibido 361.014 millones de pesos (de nuevo, acierta el candidato). Un poco más de dos tercios de esa plata ha salido del bolsillo de la ciudad, 242.423 millones. El resto también ha tenido orígenes diversos: 24.390 millones del Gobierno Nacional, por ejemplo.

De hecho, el presupuesto de este año para la universidad fue bastante debatido. La Secretaría de Hacienda había proyectado solo 302.640 millones de pesos para la institución en esta vigencia. Esto hubiera representado una caída de 3,36 por ciento frente a los 313.171 millones que le habían aprobado para 2018 y un bajón de 6,55 por ciento con respecto a los 323.860 millones que finalmente recibió en ese año.

El golpe se debía a factores ajenos a la Alcaldía. Según la misma universidad, las causas principales fueron “los cambios normativos en la aplicación de la estampilla y los giros por recaudo del impuesto CREE que no se continuaron recibiendo, pues este cobro finalizó en 2017”. Entre tanto, era mínimo el impacto en la Distrital de los compromisos firmados por el presidente, Iván Duque, con directivas, docentes y estudiantes de instituciones públicas de educación superior tras el paro nacional universitario del año pasado.

A pesar de esto, la administración de Bogotá había planeado aumentar sus transferencias a la universidad en un monto insuficiente para compensar la situación. Fue un llamado de atención del rector, Ricardo García, lo que llevó a la aprobación en el Concejo de mayores recursos por parte de la ciudad para el ente educativo.

La calificación de ‘verdadera pero’ se debe, entonces, a que el presupuesto de la Universidad Distrital tiene diversas fuentes diferentes a la administración de la ciudad, aunque estos sean mayoría y el total sí haya aumentado desde 2015 en los montos que dice Uribe. Además, a que en el último año estuvo a punto de bajar por cuenta del proyecto de presupuesto que la Secretaría de Hacienda llevó al Concejo.

RedCheq