Pasar al contenido principal
Miércoles, 20 Marzo 2019

La resiembra de cultivos ilícitos es menor con sustitución

Por Sania Salazar

La información actualmente disponible indica que el porcentaje de resiembra de cultivos ilícitos es menor cuando se hace sustitución voluntaria de los cultivos, pero los datos son aún limitados para sacar conclusiones.

La senadora del partido Farc, Sandra Ramírez, participó en el programa Voces de RCN Radio, donde dijo que, según datos de la ONU, la resiembra de cultivos ilícitos es del 35 por ciento con la erradicación forzada con glifosato mientras que es del 0,6 por ciento con la sustitución voluntaria.

Después de revisar los datos disponibles y de consultar a expertos, Colombiacheck califica la frase como cuestionable,  pues aunque las cifras a las que la senadora se refirió coinciden con las actualmente disponibles, no son suficientes para sacar conclusiones definitivas sobre la resiembra y además hay dudas sobre la fiabilidad de esas cifras.

El Informe Ejecutivo consolidado Número 16 del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos, PNIS, de la Oficina de Nacionas Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus cifras en inglés) calcula en 0,6 por ciento la resiembra o rebrote de las áreas donde revisó el cumplimiento de los compromisos suscritos en el acuerdo individual entre las familias y el PNIS.

“Pasado un año de la realización del primer pago en 7 municipios de igual número de departamento, a 31 de enero de 2019 UNODC verificó 1.615 hectáreas de cultivos ilícitos erradicados voluntariamente y evidenció la persistencia de 9,6 hectáreas, correspondiente al 0,6%”, indica el informe.

Pero Juan Carlos Garzón Vergara, Director del Área de Dinámicas del conflicto de la Fundación Ideas para la Paz, asegura que estos datos hay que manejarlos con cuidado porque son indicativos, pero se reducen a siete municipios. “Es una selección de municipios en los que se concluye que el porcentaje de resiembra en los lotes que han sido registrados en el PNIS es del 0,6 por ciento, eso es distinto a decir que la resiembra en la sustitución tiene ese valor, porque hay que tener en cuenta que la información de campo da cuenta de que la gente no siembra en el mismo lugar, entonces es difícil estimar. Textualmente no hay resiembra en los lotes verificados por Unodc, pero ahí hay que tener en cuenta nuevas siembras en otros lugares”, señaló.

En el artículo “A Duque no le cuadran las metas de reducción de la coca ¿cómo ayudarle a ajustarlas?” Garzón Vergara indica que el Ministerio de Justicia y la UNODC estiman la resiembra luego de la erradicación manual en un 37 por ciento y que aunque hay pocas estimaciones disponibles sobre la resiembra en el caso del desarrollo alternativo en la sustitución de cultivos, los actores involucrados afirman que es muy baja. “En el caso del programa ‘Familias Guardabosques’, según los reportes de la Agencia Presidencial para la Acción Social y UNODC, la tasa de resiembra fue del 1 por ciento”, señala el artículo.

Según estimaciones de Dejusticia, “la tasa de resiembra con la aspersión aérea es cercana al 35%”.

La UNODC evalúa el comportamiento de los cultivos de coca en las áreas con erradicación manual forzosa. En 2016 estimó que el consolidado de la resiembra fue del 28 por ciento, tres puntos porcentuales más que en 2015.

Para Garzón Vergara, en general, se puede ver que el nivel de resiembra es mucho mayor en la forzada y, con la poca información que hay, que es bajo cuando se hace sustitución, quien concluyó que  cada metodología tiene limitaciones.

El análisis “Aspersión aérea de cultivos en Colombia, una estrategia fallida”, de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, WOLA, hace énfasis en lo que para muchos expertos es la clave del éxito de la sustitución, las medidas complementarias que garanticen la sostenibilidad de los cultivadores. “Depende en gran medida de alternativas reales que se ofrezcan a los campesinos para evitar el desplazamiento de los cultivos a nuevas áreas más alejadas (efecto globo)”.

Sin embargo, Daniel Mauricio Rico, investigador en temas de economías criminales y desarrollo rural, asegura que el país adolece de un sistema autónomo y fiable para medir las principales variables de la lucha contra las drogas, entre ellas la resiembra, porque las cifras dependen de los contratistas del Estado o de los funcionarios responsables de las mediciones y que necesitan presentar resultados.

Rico indica que investigaciones propias no le han dado menos del 84 por ciento de resiembra, pero aclara que ese resultado tiene que ver mucho con la metodología. “No hay una cifra que uno puede decir que sea oficial y verídica.

Lunes, 24 Julio 2017

Uribistas dejan atrás rumor sobre salario de $1.8 millones a las Farc

Por Óscar Felipe Agudelo B.

La congresista Thania Vega del Centro Democrático dice que el gobierno va “a pagar 90% de salario mínimo a guerrilleros”, afirmación cierta pues el Acuerdo Final dice que recibirán menos de $700.000

La senadora del Centro Democrático Thania Vega, esposa del coronel retirado Luis Alfonso Plazas Vega, en su cuenta de Twitter el pasado 12 de julio realizó una encuesta sobre un tema que ha causado rechazo al interior del uribismo, los sueldos para los exguerrilleros de las Farc.

 

 

La aseveración de la congresista uribista, planteada como pregunta, es verdadera pues según la página 75 del Acuerdo Final los exguerrilleros “recibirán una renta básica mensual equivalente a 90% del salario mínimo, siempre y cuando no tengan un vínculo contractual que les genere ingresos (un trabajo estable)”.

Dicho monto, específica el mismo acuerdo, será pagado desde la terminación de las Zonas Veredales Transitorias y de Normalización, Zvtn, y durante 24 meses.

La encuesta, además de medir la opinión de sus seguidores en relación a los salarios de los exguerrilleros, también sirvió para conocer que los uribistas siguen oponiéndose a que las Farc reciban cualquier tipo de ayuda del Estado, tal como en plena campaña lo aseveró falsamente el expresidente Álvaro Uribe, cuando dijo que las Farc tendrían un salario mensual de $1.8 millones durante cinco años.

Ese fue un rumor que durante la campaña por el plebiscito se convirtió en un mito urbano y buena parte de la opinión pública colombiana creyó. En realidad solo el 17% de los exintegrantes de las Farc podrían ser los que obtengan dicho salario pues integrarán los esquemas de seguridad de los líderes de esa agrupación.

Para saber cómo desmentimos al expresidente hace más de un año lea El Cuentazo de Uribe.

Queda claro que la senadora Vega desestimó la tesis de campaña que tuvo su jefe político, un rumor que nunca fue cierto, pero que aprovecharon Uribe y sus seguidores para difundirlo y causar estupor entre los votantes.

Así las cosas, los exguerrilleros, al igual que otras personas que han abandonado grupos armados ilegales, recibirán además del 90% de un salario mínimo otros auxilios como $2 millones de una asignación única de normalización y también podrían recibir $8 millones, por una sola vez, como capital semilla para iniciar sus emprendimientos, estos proyectos serán canalizados por medio de Ecomún, una organización de economía solidaria creada por las Farc.

Los exmiembros de las Farc que se acojan a los acuerdos tendrán pago de seguridad social por un periodo determinado de 24 meses para las personas que no se encuentren vinculadas a actividades remuneradas. Además, dice el Acuerdo Final, los excombatientes tendrán acceso a programas de educación, vivienda, recreación y deporte, de la misma forma como sucede con los demás desmovilizados de otros grupos armados que han dejado las armas.

Es decir, el gobierno sí realizará los aportes a su pensión, como lo aseveró la senadora Vega.

Falso ofrecimiento de empleo

En síntesis, los exintegrantes de las Farc tendrán auxilios similares a los que han tenido otras personas que han dejado las armas y que se han reintegrado la sociedad por medio de la Agencia Colombiana para la Reintegración, ACR, ahora denominada Agencia para la Reintegración y Normalización, ARN. Claro, podrán acceder a esos auxilios siempre y cuando cumplan a cabalidad lo estipulado en el acuerdo de paz.

La ANR ha sido encargada de acompañar en los procesos de reintegración a las personas que han dejado las armas. Esta misma agencia fue objeto de falsas noticias el 18 de julio pasado, por medio de mensajes de Whatsapp que referían que esta entidad y la Upra (Unidad de Planificación Rural Agropecuaria) estaban haciendo convocatorias para recibir personal.

Falsa oferta de empleo de la ARN por WhatsApp

Pocas horas después la ARN desmintió la información mediante un comunicado: “Como respuesta al aviso en redes sociales, el cual expresa que la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) busca profesionales y recibe hojas de vida para proveer empleos o contratos relacionados con las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN), la entidad comunica a la ciudadanía que no ha hecho publicación oficial de dicha información”.