Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 28 Mayo 2018

La voltereta de Petro con el posible fraude de la Registraduría

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Con el cupo a la segunda vuelta, el candidato de la Colombia Humana dijo confiar en los resultados de la Registraduría. Días antes denunció que no había garantías para unas elecciones transparentes. Chequeamos su cambio de discurso.

A Gustavo Petro ahora sí le convencen los resultados entregados por la Registraduría Nacional para las elecciones de primera vuelta presidencial. Anoche, en su discurso de victoria. Horas después dijo: “Hoy llega a su final [la primera vuelta] con unos resultados concretos. Coinciden con los datos de la Registraduría con los de la auditoría que el movimiento puso”.

Cambió el tono de su discurso que había tenido durante la última semana cuando había alertado sobre un posible fraude.

El 20 de mayo, Petro citó a una rueda de prensa en la cual dijo que existía la posibilidad de que se hiciera un fraude en las elecciones del 27 de mayo. Esto porque, según él, el software con el que la Registraduría contabiliza los votos “presenta alteraciones de algoritmos que no dan garantía y que pueden generar un fraude masivo”.

Pero además, que la Misión de Observación Electoral de Expertos técnicos de la Unión Europea que venía a acompañar las elecciones, fue “desmantelada a pesar de que ya habían hecho invitaciones a diversos expertos”.

La denuncia de Petro entonces se enmarcó dentro de una investigación realizada por la Fundación Paz y Reconciliación que evidenció “irregularidades en los comicios electorales del 11 de marzo”. Así como en la decisión del Consejo de Estado, a través de una sentencia, de devolverle tres curules al partido Mira, que había puesto una demanda ante esta entidad por fraude en las elecciones al Congreso de 2014.

Como conclusión de la rueda de prensa, Petro convocó a la ciudadanía a servir como testigos electorales en todos los puestos de votación del país para vigilar que las elecciones se hagan con transparencia. También a que sus seguidores salieran a las plazas de las ciudades para defender

Ese mismo día, al anochecer, Petro hizo su cierre de campaña en Barranquilla y su discurso empezó con ese mismo tema: advirtiendo de la posibilidad de un fraude y alentando a que se inscribieran 100 mil ciudadanos como testigos electorales. “Desde el 27 de mayo debemos inundar de votos todas las mesas de todos los puestos de votación en Colombia. El fraude será mucho más difícil si hacemos eso. Y necesitamos 100 mil testigos electorales. A todo ciudadano que quiera acompañarnos, lo estamos convocando a que nos ayude”, dijo Petro en su discurso de cierre.

Llegado el día de las votaciones el tema siguió en el aire. Petro llegó a su puesto de votación en Puente Aranda sobre las 11:30 de la mañana y minutos antes de depositar su voto se refirió al ataque de hackers que había denunciado su fórmula vicepresidencial, Ángela María Robledo, a través de su cuenta de Twitter.

“Efectivamente quedó confirmada, no hubo auditoría de ningún tipo, de carácter técnico al software, a la programación de los computadores. Sabemos que es atacable desde afuera, desde adentro, y en esa medida lo que nos corresponde es, a partir de 60.000 testigos que este domingo están todas las mesas a lo largo y ancho del país y con la ayuda de la ciudadanía, cuidar, vigilar el voto, evitar el fraude electoral", dijo Petro en Puente Aranda.

 

Gustavo Petro en votación de primera vuelta presidencial 2018

Más adelante, a través de comunicados difundidos por las redes sociales, Petro mantuvo en su discurso un tufillo a fraude. En uno de sus ellos señalaba: “En Santander de Quilichao (Cauca) se acreditaron solo 70 testigos de 145 inscritos por la Campaña Petro Presidente”.

Incluso, horas antes de que se cerraran las urnas, a través de su cuenta de Twitter, el candidato denunció que la Registraduría Nacional de la Nación no entregó 9.000 credenciales de testigos electorales que había inscrito.

 

 

Apenas se cerraron las urnas el el Registrador Nacional, Juan Carlos Galindo, dio una rueda de prensa en la cual dijo “el parte es de plena normalidad de la jornada. La logística funcionó sin inconvenientes”. Y afirmó que no poseía información sobre la denuncia de Petro en Santander de Quilichao, pero que “todas las credenciales que se expidieron fueron entregadas”.

Colombiacheck.com consultó a la campaña de Gustavo Petro para indagar sobre la cifra de los 9.000 testigos no acreditados, pero al momento de publicar este artículo no había tenido respuesta.

Finalmente, a las 7:30 de la noche Gustavo Petro hizo su aparición en el antiguo centro de eventos Downtown Majestic para dar su discurso de victoria.

Seguidores de Petro reciben los resultados de la primera vuelta 2018

“Ha culminado una etapa bastante dura”, comenzó diciendo, y ante la expectativa de muchos que esperaban que se refiriera al tema que había copado todos los debates, entrevistas y redes sociales durante la última semana, no nombró la palabra fraude. Dijo estar de acuerdo con los resultados y durante más de una hora que duró su discurso no volvió a referirse al tema.

Disminuye la brecha

Otra frase que llamó la atención durante el discurso de victoria de Petro fue que dijo que “matemáticamente la ventaja que Duque y sus aliados tomó sobre nosotros ha disminuido completamente en 10 puntos porcentuales”.

Durante las elecciones parlamentarias del 11 de marzo los resultados de las consultas interpartidistas arrojaron los siguientes resultados. En la Gran consulta por Colombia Iván Duque sacó 4’038.101 votos, Marta Lucía Ramírez 1’537.790 y Alejandro Ordóñez 384.721. Para un total de 5’960.612.

Por otro lado, en la consulta Inclusión Social para la Paz, Gustavo Petro obtuvo 2’693.347 votos y Carlos Caicedo 486.168, lo que que les dio un total de 3’179.515 votos. La diferencia de votos entre la consulta del Centro Democrático y la de Colombia Humana fue de 2’781.097 votos.

Ahora, en las elecciones presidenciales de este 27 de mayo, tanto Duque (7’569.693 votos) como Petro (4’851.254) aumentaron su votación, con una diferencia entre ellos de 2’718.439 votos. Es decir que, tal y como mencionó el candidato Petro, la ventaja disminuyó 62.658 votos. Pero es falso decir que lo hizo en 10 puntos porcentuales, cuando en realidad corresponde al 2,3%.

 

Conozca la ruta del chequeo
  1. 1

    Chequeo:

    1. Frase: “Matemáticamente la ventaja que Duque y sus aliados tomó sobre nosotros ha disminuido completamente en 10 puntos porcentuales”
    2. Autor de la frase: Gustavo Petro
    3. Fuentes consultadas y expertos: Registraduría Nacional del Estado Civil, resultados elecciones 11 de marzo de 2018 y 27 de mayo de 2018.
    4. Contexto: Discurso de victoria en primera vuelta de la Colombia Humana.
    5. Calificar la afirmación: Inflada

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 16 Marzo 2018

“Dejaron la erradicación y la sustitución voluntaria”: Iván Duque

Por Sania Salazar

La frase del candidato presidencial por el Centro Democrático es falsa, pues la lucha contra los cultivos ilícitos tiene un componente de sustitución voluntaria, pero si las comunidades se niegan, el Gobierno erradica. Chequeo Express.

Un día después de resultar elegido candidato presidencial de la coalición de los expresidentes Uribe y Pastrana, Iván Duque dijo una frase falsa en entrevista con RCN radio sobre la sustitución y erradicación de cultivos ilícitos pactada en el Acuerdo Final entre Gobierno y Farc.

Duque, candidato del Partido Centro Democrático, criticaba varios de los acuerdos a los que se llegó con la antigua guerrilla y aseguró que “dejaron la erradicación y la sustitución voluntaria”.

En el Acuerdo Final se pactó la creación del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS).

Aunque ese programa se basa en “procesos de construcción y desarrollo participativos a través de asambleas comunitarias” y la idea es que las comunidades sustituyan voluntariamente, el Acuerdo Final indica que en el caso en que no lo quieran hacer o incumplan los compromisos “sin que medie caso fortuito o fuerza mayor a pesar de los esfuerzos del Programa y de las comunidades de persuadirlos”, el Gobierno erradicará manualmente, previa socialización con las comunidades.

El Acuerdo también indica que cuando no sea posible la sustitución, el Gobierno erradicará manualmente donde se pueda, pero “no renuncia a los instrumentos que crea más efectivos, incluyendo la aspersión para garantizar la erradicación de los cultivos de uso ilícito”.

En el chequeo titulado Plazas Vega confunde cifras de erradicación y sustitución de cultivos ilícitos, que publicamos el pasado 5 de marzo, contamos que la estrategia del Gobierno para acabar con los cultivos ilícitos tiene dos componentes: la erradicación, que es forzosa, y la sustitución, que es voluntaria.

Según el Ministerio de Defensa, en 2017 se erradicaron manualmente 52.001 hectáreas y en enero de 2018 el conteo iba en 1.615, lo que da un total de 53.616, cifra que supera la meta de 50 mil hectáreas erradicadas.

En ese chequeo también contamos que según el director de Sustitución de Cultivos Ilícitos de la Alta Consejería para el Posconflicto, Eduardo Díaz Uribe, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) ha certificado la sustitución de 16.754 hectáreas de coca.