Pasar al contenido principal
Miércoles, 14 Junio 2017

¿Las Farc manejarán su propia ‘platica’?

Por Óscar Felipe Agudelo B.

“El decreto 903 indica que los bienes de las Farc pasarán a manos de una fiduciaria, que será manejada por las mismas Farc”, afirmación imprecisa que fue difundida por el programa radial La Hora de la Verdad de Fernando Londoño.

La semana pasada el periodista D´mar Córdoba Salamanca, productor de contenidos en Radio Red RCN y quien ha trabajado con Fernando Londoño desde 2004, como lo certifica su perfil, sostuvo que “el Decreto 903 indica que los bienes de las Farc pasarán a manos de una fiduciaria, que será manejada por las mismas Farc”.

 

 

Para verificar su aseveración es necesario revisar el contexto ya que los bienes de las Farc ha sido un tema de gran controversia a lo largo del proceso de paz. En un principio las Farc dijeron no tener bienes, luego aceptaron poseer varios activos y después el papel protagónico en el asunto lo ha tomado el fiscal Néstor Humberto Martínez, quien hace dos semanas le dijo a Noticias Caracol que por primera vez la Fiscalía tiene el listado de los bienes y los testaferros de las Farc.

“Estamos hablando de miles de inmuebles urbanos, rurales, automotores, ganado, dinero, establecimiento de comercio que tenemos identificados (…) Estamos hablando de billones de pesos”, explicó Martínez.

El tema no es cosa menor porque, según quedó establecido en el decreto 903, antes que se acaben jurídicamente las Zonas Veredales de Transición y Normalización, Zvtn, las Farc deben entregar la lista de sus bienes y activos.

“Las Farc elaborarán un inventario definitivo de sus bienes y activos dentro del término o plazo que habrá de coincidir con la fecha de terminación de la existencia jurídica de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización, Zvtn, y Puntos Transitorios de Normalización, PTN”, dice el decreto.

Esa fecha es el 1 de agosto de acuerdo al cronograma que entregó el Mecanismo de Monitoreo y Verificación de la ONU, Mm&v.

Cronograma para la dejación de armas de las Farc

Respecto al asunto el Acuerdo Final en su página 186 es puntal: Bienes que no reporte las Farc pasarán a manos de la jurisdicción ordinaria (la Fiscalía) y por ende podrán ser llevados a un proceso de extinción de dominio.

“Los bienes y activos que no hayan sido inventariados una vez concluido el proceso de dejación de armas, recibirán el tratamiento que establece la legislación ordinaria”.

Sobre la recepción y manejo de dichos bienes y activos, el Gobierno nacional por medio del decreto 903, al que hace referencia el periodista Córdoba Salamanca, decidió que se irán para el Fondo de Víctimas, es decir, para la reparación de las personas que hayan sido víctimas del conflicto armado.

Dice el decreto que se creará “un patrimonio autónomo del Departamento Administrativo de la Presidencia que servirá de receptor de todos los bienes y recursos patrimoniales monetizados y no monetizados inventariados. En contrato fiduciario se indicará los términos de administración del mismo, el destino que habrá de dársele al patrimonio a su cargo, y los criterios que deberá tener en cuenta para monetizar los bienes y acciones que reciba”.

La aseveración del periodista Córdoba Salamanca fue encaminada a expresar que dicha fiducia, o contrato fiduciario como lo señala el decreto 903, en la que estarán los bienes de las Farc sería “manejada por las mismas Farc”.

La afirmación, según pudo establecer Colombiacheck, es inflada porque de acuerdo al mismo decreto las Farc sí tendrán incidencia en dicho contrato fiduciario pero no serán autónomas para manejar los recursos que se obtengan de dichos bienes y activos. El decreto explica que: “El Fondo referido será gobernado por un Consejo Fiduciario cuya administración será decidida y constituida por el Gobierno nacional, por recomendación de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo Final (Csivi). La administración del fondo fiduciario la hará la entidad que defina el Gobierno nacional conforme a la normativa aplicable. Facúltese al Gobierno nacional para reglamentar el mecanismo y los términos para permitir la transferencia de los bienes al patrimonio autónomo”.

Respecto a esto la gran pregunta es: ¿quiénes conforman la Csivi que recomendará al Gobierno nacional sobre la administración del Consejo Fiduciario que recibe los bienes y activos farianos?

La respuesta la tiene el decreto 1995 de diciembre de 2016 que en su artículo 2 establece que la Csivi “estará integrada por tres representantes del Gobierno Nacional y tres representantes de las Farc en proceso de reincorporación a la vida legal, o del partido político que surja de su tránsito a la vida legal. Los representantes del Gobierno Nacional serán de alto nivel y serán designados por el Presidente de la República”.

Como ha sido de público conocimiento, y como Colombiacheck verificó con la Oficina del Alto Comisionado para la Paz (Oacp), los tres representantes de alto nivel por el lado del Gobierno son Sergio Jaramillo, Rafael Pardo y Juan Fernando Cristo, éste último saldría de la Csivi en caso de ser candidato presidencial en 2018, así lo confirmaron de la oficina de prensa y comunicaciones de la Oficina del Alto Comisionado.

Es decir, tres personas afines al Gobierno recomendarán al mismo Gobierno como administrar el Consejo Fiduciario al que llegarán los bienes y activos de la guerrilla que se tendrán que usar para reparar a las víctimas.

Por el lado de las Farc, los tres representantes en la Csivi son Victoria Sandino, Jesús Santrich e Iván Márquez.

La información sobre quién recomendará respecto a la administración de la fiducia es clara, la mitad serán personas afines al Gobierno y la otra mitad representantes de las Farc. Es decir, sí habrá una incidencia de la guerrilla en cuanto a la administración de sus propios bienes y activos pero no tendrán autonomía total como lo aseveró el periodista y abogado de La Hora de la Verdad, D´mar Córdoba Salamanca.

Colombiacheck contactó a D´mar Córdoba Salamanca quien explicó que en el tuit que se publicó en el programa La Hora de la Verdad en definitiva sí debió hacerse más claridad que los fondos no solo los manejarían las Farc. Córdoba añadió que en el programa él explicó con más detalles el tema pero que igual queda claro que las Farc sí tendrán incidencia en el manejo de sus propios recursos.

Martes, 21 Febrero 2017

Cristo echa mano del pacto de La Habana para sustentar su reforma política

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Aunque no es exacto decir que la reforma política que presentó Juan Fernando Cristo, ministro del Interior, es un mandato del Acuerdo Final pactado en La Habana con las Farc, una interpretación laxa del punto dos permite sostener ese argumento.

Luego de múltiples acusaciones, retractaciones y opiniones respecto a uno de los mayores escándalos de corrupción en el continente: el caso Odebrecht, Juan Fernando Cristo, ministro del Interior, dio a conocer a los medios de comunicación varias propuestas para una eventual reforma política.

Los planteamientos de Cristo, en buena medida, lograron un viraje del discurso público y que la opinión pública dejara de hablar de los sobornos de Odebrecht que han salpicado a las campañas por la presidencia de Colombia en 2014, tanto la de su jefe político, el presidente Juan Manuel Santos, como la de su mayor contendor, Óscar Iván Zuluaga del Centro Democrático.

Varios de los miembros del Centro Democrático, partido de oposición, señalaron que las propuestas de Cristo eran cortinas de humo para tapar el escándalo que tocó las fibras del presidente.

 

 

Anticipando las críticas, el Ministro Cristo dijo que la reforma se basa en un mandato del Acuerdo Final de La Habana que quedó explícito en el punto dos de participación política el cual “plantea que hay que reformar el sistema político colombiano”. Colombiacheck no encontró una referencia literal en el Acuerdo Final pero sí halló un párrafo que permite sustentar su tesis, por eso califica su afirmación como aproximada.

Y aunque no podemos determinar la intención del Ministro al hacer tan importante y polémico anuncio, por la complejidad de sus planteamientos es indiscutible que abrió otro frente de debate en el discurso público colombiano sobre cómo debería ser la próxima reforma política.

 

¿Cuestión de maquillaje?

Cristo propuso eliminar la figura del vicepresidente, permitir que el voto electoral sea desde los 16 años y obligatorio, ampliar a un año más el periodo presidencial (eliminando la reelección), listas cerradas al Congreso, volver a a la figura de la Constitución de 1886 del designado por el Congreso de la República, que el Estado se ocupe de financiar las campañas electorales, entre otras iniciativas.

El principal argumento que dio Cristo para lanzar su propuesta fue que el punto dos del Acuerdo Final negociado en La Habana, el de la participación política, “plantea que hay que reformar el sistema político colombiano”, una tesis que respaldó al enfatizar que “el proceso de paz no puede servir única y exclusivamente en materia política para crear el partido de las Farc o financiarlo. Tenemos que ser conscientes que hay que ir más allá".

 

 

Colombiacheck buscó al Ministro del Interior para conocer en qué parte del punto dos del Acuerdo Final se plantea una reforma al sistema político colombiano y una de sus voceras nos indicó que lo argumentado por él lo podíamos encontrar en las páginas 36, 37 y 38 del texto negociado en La Habana.

Este medio buscó en dichas páginas y no encontró ningún párrafo que de forma literal indique que el sistema político colombiano debe ser reformado. Es más, Colombiacheck buscó la palabra “reforma” en todo el texto del Acuerdo Final y dicha palabra (sumando reforma y reformas) solo aparece una vez en el punto dos. Está en la página 53 bajo el título: “Reforma del régimen y de la organización electoral”.

Por lo demás, la palabra “reforma” está 65 veces en el Acuerdo Final pero en cuanto al punto dos solo aparece una vez, lo que representa un 1.5% del número de veces que la palabra se registra en el acuerdo.

Apariciones de la palabra "reforma" por cada punto del Acuerdo de Paz

¿Por qué sustenta Cristo que su reforma política viene de La Habana?

Es evidente que el punto dos del Acuerdo Final no plantea explícitamente “que hay que reformar el sistema político colombiano”, sin embargo, hay un párrafo que le sirve de salvavidas al Ministro y que aparece en unas de las páginas que refirió su vocera, la número 37.

“Para cumplir con todo lo anterior, se harán las revisiones y los ajustes institucionales necesarios que conduzcan a una plena participación política y ciudadana de todos los sectores políticos y sociales, y de esa manera, hacer frente a los retos de la construcción de la paz”.

Vale la pena acotar que “todo lo anterior” se refiere a un conjunto de consideraciones e ideas que el Gobierno y las Farc acordaron sobre materia de participación política y apertura democrática en las páginas 35 y 36.

En síntesis, el texto no es específico en cuanto a que es imperioso hacer una reforma política pero sí exhorta a hacer revisiones y ajustes institucionales para una plena participación política. Además, el punto dos dio los primeros pasos de una reforma política porque aborda temas como el estatuto de garantías para la oposición, garantías de seguridad, una participación ciudadana en los medios comunitarios y demás, una promoción del pluralismo político, control y veeduría ciudadana, reforma al régimen de organización electoral, entre varios temas.