Pasar al contenido principal

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Miércoles, 15 Agosto 2018

Las imágenes virales de la Revista Semana: ¿cuál es verdadera y cuál falsa?

Por Sania Salazar

Los lectores de la revista Semana se han visto ante la encrucijada de detectar la información falsa que circula en redes con los logos y la imagen gráfica de la revista. Aquí, claves para detectar las publicaciones falsas.

 

 

Aunque en la Revista Semana ya habían notado que en redes sociales circulaban piezas gráficas muy similares a las que produce el medio, pero con información falsa, tienen el fin de semana del 20 de julio como la fecha en la que estas imágenes empezaron a ser virales. Los lectores se preguntan cómo identificar las falsas.

{/source}

 

 

Tatiana Jaramillo, jefe de redes sociales de Semana, reconoce que las imágenes falsas son muy parecidas a las verdaderas, por lo que es difícil diferenciarlas. Pero para identificar las piezas falsas recomienda fijarse en el tipo de letra, que es distinto al que usa Semana (las letras de las imágenes falsas son serifadas, tienen “colitas” en los extremos de las letras) y en la manera como está organizado el texto en el espacio de la imagen, pues Semana no suele ponerlo centrado.

Además, señaló que antes de compartir esos contenidos es importante verificar las cuentas de redes sociales de donde salen las imágenes, pues las piezas originales de Semana solo salen de las cuentas del medio. Los lectores también pueden consultarles, a través de las redes sociales, sobre la veracidad de las piezas gráficas.

Jaramillo resaltó también que los mensajes falsos, por lo general, generan indignación y que, aunque en las imágenes de la revista a veces salen frases polémicas de los personajes, esto no es tan común.

Para contrarrestar el efecto de estas imágenes con información falsa, la revista ha publicado notas aclaratorias poniendo en evidencia las falsedades.

Jaramillo indicó que aunque son varias las cuentas desde las que se distribuyen estas imágenes con información falsa, en la Revista Semana han detectado que estas se publican, principalmente, en la cuenta de Twitter @Pelicolombianas.

Esta cuenta tiene 21 mil seguidores y, aunque en su perfil advierte que dice “verdades a punta de mentiras” y que tiene “elevados niveles de sátira”, hay varios incautos que creen las mentiras que publican y las replican en sus redes sociales. Algunos líderes de opinión o tuiteros con miles de seguidores también comparten estas imágenes con citas falsas, lo que facilita que se viralicen.

 

 

“Coger una marca que no es tuya para promocionar tu contenido está mal hecho y no lo debería hacer nadie ni en Twitter, ni en Facebook, ni en la vida real. A algunas personas les parece chistoso, no les parece tan grave, no entienden que está mal hecho, que desinforma”, indicó Jaramillo.

Para ella, cada usuario, al tener una cuenta de Twitter o de Facebook, tiene que pensar que es parte de ese mundo y que lo que comparta contribuye tanto a informar como a desinformar. Debe decidir si hace parte del problema de las noticias falsas o de la solución.

La portada de la revista no se salva

En redes sociales también han circulado portadas falsas de la revista, lo que pasó, sobre todo, durante la campaña electoral, a lo que Semana ha tenido que reaccionar, también, con notas que desmienten la información.

Para detectar las portadas falsas Jaramillo recomienda fijarse, de nuevo en la letra y en la ortografía. Además, indica que las portadas falsas suelen tener demasiado texto o demasiados elementos gráficos. Recomienda buscar las portadas en la página web del medio, donde están todas, aunque son las más recientes las que por lo general modifican.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 30 Abril 2019

Foto de carne con verrugas sí es de tuberculosis bovina, pero Colombia no está en alerta por contagios

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

En Facebook se ha hecho viral una foto que alerta sobre el consumo de carne infectada con tuberculosis animal. Sin embargo, la foto corresponde con un brote en Estados Unidos.

Esta imagen se ha compartido 2,4 millones de veces en Facebook y ha tenido más de 23.000 “me gusta”.

Esta imagen puede herir la sensibilidad de algunas personas

Ver imagen

Carne con verrugas

Sin embargo, contiene información que genera pánico poco fundamentado para el caso colombiano.

Colombiacheck consultó al Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), al Instituto Agropecuario Colombiano (ICA) y a la Asociación Colombiana de Infectología (ACI) y las tres instituciones confirmaron que la foto sí se corresponde con tuberculosis bovina.

No obstante, al hacerle búsqueda inversa a la foto que aparece en la publicación, encontramos que la primera vez que fue utilizada fue para ilustrar un artículo del portal digital Noticias Ya (perteneciente a la empresa Entravision, una cadena de medios para la comunidad de habla hispana en Estados Unidos) el 10 de octubre de 2018.

También encontramos que, al día siguiente, la misma foto fue utilizada en otro artículo pero esta vez para el canal elnueve.com de Argentina.

Ambas noticias advierten sobre una brote de tuberculosis bovina en Estados Unidos por un contagio de vacas a venados. “Autoridades de salud advierten sobre la presencia de ‘burbujas’ en la carne de venado contaminada con bacterias. El Departamento de Recursos Naturales de Michigan (DNR, por sus siglas en inglés), advierte a los cazadores mantenerse alertas a ciervos infectados con tuberculosis bovina (TB)”, dice la nota de Noticias Ya.

La tuberculosis bovina, de acuerdo con el ICA, “es una enfermedad infectocontagiosa crónica, producida por bacterias de morfología bacilar pertenecientes al género Mycobacterium, incluyendo las especies bovis, tuberculosis (la de los humanos) y avium, que guardan una estrecha relación como las bacterias causantes de la tuberculosis humana y aviar”.

Es una enfermedad zoonótica (que se contagia fácilmente entre animales y personas) y se ha establecido que “puede afectar a todos los mamíferos, en los que provoca en términos generales un deterioro del estado general de salud”, según el ICA.

La vía más común de contagio al ser humano, de acuerdo con Ricardo Martínez, líder del comité de tuberculosis de la ACI, es la respiratoria, “por inhalación de goticas infectadas con la microbacteria que el animal expulsa al toser o estornudar”. Por eso es que el ICA señala que es “una enfermedad muy importante en salud pública y una zoonosis de alto riesgo de salud ocupacional”, pues “las personas que manipulan ganado, operarios, inspectores oficiales en plantas de beneficio y médicos veterinarios están en mayor riesgo de contraer la enfermedad”, de acuerdo con una comunicación que el Invima envió a Colombiacheck.

Pero también es posible que se contagie a través del consumo de leche (o productos lácteos) sin pasteurizar de animales infectados. En términos de ingesta, esta es la vía más común de contagio, de acuerdo con el ingeniero de alimentos Luis Carlos Suárez, pues “si una vaca llega al matadero con las condiciones que muestra la foto, todo el lote es decomisado”.

Según la comunicación del Invima, “durante el año 2018 realizó inspección a 3’309.165 bovinos sacrificados en plantas de beneficio animal, donde se decomisaron 225 canales (aproximadamente 60.750 kilogramos) que presentaron lesiones compatibles con tuberculosis de tipo granulomatoso”.

Y de acuerdo con Suárez “normalmente esas enfermedades tan graves nunca llegan a consumidor final”.

En cualquier caso, el porcentaje de contagios a humanos es mínimo. De acuerdo con Martínez (quien cita información del ICA que no pudimos contrastar porque hasta el momento de publicar este artículo no nos dieron respuesta), del total de pacientes con tuberculosis en Colombia, solo el 0,05 por ciento tiene tuberculosis bovina. “Sin embargo esa cifra puede ser un poco mayor, teniendo en cuenta que no en todas partes hay técnicas para establecer qué tipo de tuberculosis sufren las personas”.

La tuberculosis humana es una enfermedad muy común en nuestra especie. De acuerdo con la Organización Mundial para la Salud (OMS), “se calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente; es decir, esas personas están infectadas por el bacilo pero (aún) no han enfermado ni pueden transmitir la infección”. Y es muy difícil determinar si se trata de tuberculosis humana o bovina en caso de que alguien resulte contagiado a menos que se utilicen técnicas de diagnóstico molecular.

No obstante, es posible establecer que la cifra no está más allá del 1 o del 2 por ciento. Pues, de acuerdo con Martínez, “en países como Argentina, que tiene una producción ganadera mucho más grande que la de Colombia, se estima que puede ser hasta del 1,5 o 2 por ciento. En Brasil se tienen estadísticas del 1,7 a 2,5 por ciento, pero no es lo usual”.

Además, porque desde 2017 el ICA ha venido trabajando (de acuerdo con la Resolución 17463) en la erradicación total de la tuberculosis bovina en bovinos y búfalos de Colombia, y desde entonces, ya se cuenta con municipios libres de la enfermedad.