Pasar al contenido principal

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Jueves, 11 Agosto 2016

“Las mujeres son la mitad del país y han sido las principales víctimas de la guerra”, Andrés Gil

Por Sania Salazar

Son un poco más de la mitad de los colombianos y son mayoría en el Registro Único de Víctimas. La Corte Constitucional considera que el conflicto las afecta de manera agudizada y diferencial. Colombiacheck verificó lo que dijo el vocero de Marcha Patriótica.

Andrés Gil, líder campesino y vocero de Marcha Patriótica, movimiento político de izquierda, publicó ese mensaje el pasado 25 de julio, un día después de que las delegaciones del Gobierno y las Farc anunciaron públicamente desde La Habana la inclusión del enfoque de género en los acuerdos alcanzados hasta ese momento en la mesa de negociaciones.

 

 

Colombiacheck llamó a Gil el lunes 1 de agosto para ampliar la información y saber en qué basa su afirmación, pero pidió que lo llamáramos una hora más tarde. Lo hemos llamado en varias ocasiones, pero hasta la publicación de esta nota no nos hemos podido volver a comunicar.

Sin embargo, verificamos lo que el vocero de la Marcha Patriótica dijo y encontramos que su afirmación es cierta.

Para saber si las mujeres son la mitad de la población colombiana revisamos las proyecciones de población del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, que para 2016 calcula un total de 48.747.708 habitantes.

Las mujeres están calculadas en 24.678.673. Los hombres en 24.069.035. Esto quiere decir que hay 609.638 mujeres más y que ellas son el 50.6% de la población total colombiana.

¿Son las mujeres las principales víctimas?

La respuesta es sí y para comprobarlo acudimos a las cifras del Registro Único de Víctimas (RUV), donde encontramos que hay 4.024.214 mujeres reportadas como víctimas, frente a 4.006.122 hombres. 18.092 mujeres más, lo que significa un 50,1% de mujeres víctimas sobre el total de las personas registradas como afectadas por el conflicto en el país.

Acá hay que aclarar que las cifras de afectados por género resulta de la suma de declaraciones administrativas y por vía judicial, las dos formas que hay para registrar víctimas en el RUV.

También hay que anotar que al buscar en el Registro de Víctimas por género, además de las categorías de hombre y mujer, hay una “LGBTI” (1.902) y una titulada “No informa” (60.156). Al buscar por edades se encuentra que hay 1.570.737 menores de 0 a 17 años registrados como víctimas.

Más allá de los números

Jorge Iván Cuervo, profesor de la facultad de finanzas, gobierno y relaciones internacionales de la Universidad Externado de Colombia, recuerda además, que la Corte Constitucional, en el auto 092 de 2008 declaró a la mujer como sujeto especial de protección.

“Ahí está definido todo lo que es la condición de mujer víctima del conflicto armado. La mujer sufre distintos tipos de violencia, no solo la que se aplica contra ellas directamente, por ejemplo la sexual, el desplazamiento, sino que muchas veces la violencia que sufre el hombre termina afectándola porque ella se vuelve cabeza de hogar. La mujer tiene dos vectores de victimización”, enfatiza Cuervo.

“El primer hecho probado con amplitud y total claridad ante la Corte Constitucional es que la violencia ejercida en el marco del conflicto armado interno colombiano, en sus distintas manifestaciones, afecta de manera diferencial y agudizada a las mujeres.

Esta afectación diferencial y agudizada se explica, por dos grupos de factores: en primer lugar los riesgos y vulnerabilidades específicos de la mujer en el contexto del conflicto armado –que a su turno generan patrones particulares de desplazamiento de mujeres-, y en segundo lugar las distintas cargas materiales y psicológicas extraordinarias que se derivan para las mujeres sobrevivientes de los actos de violencia que caracterizan dicho conflicto armado. Cada uno de estos dos grupos de factores, que a la vez son la causa del impacto desproporcionado del desplazamiento forzado sobre las mujeres”, se lee en el Auto de la Corte.

A pesar de que se sabe que puede haber un déficit en la denuncia de las víctimas, las cifras y el concepto de la Corte Constitucional dejan en claro que las mujeres son más de la mitad de la población colombiana y que han sido especialmente golpeadas por la guerra en Colombia.

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Domingo, 28 Agosto 2016

“No van a pagar un solo día de cárcel quienes han cometido delitos de lesa humanidad”, Zuluaga

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Óscar Iván Zuluaga, excandidato presidencial por el Centro Democrático, acierta en esta afirmación pero es impreciso cuando agrega: "Se les va a premiar a quienes han cometido esos delitos con elegibilidad política para aspirar a cargos de elección popular".

Respecto a las dos afirmaciones del excandidato presidencial del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, hay que decir que en la primera se acerca bastante a la verdad y en la segunda le asiste toda la razón.

 

 

Es cierto que las Farc no pagarán cárcel, así quedó establecido en el numeral 60 del punto 5.1.2. del Acuerdo Final que aborda el tema de justicia y que creó la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, el cual “...determinará las condiciones de restricción efectiva de libertad que sean necesarias para asegurar el cumplimiento de la sanción, condiciones que en ningún caso se entenderán como cárcel o prisión ni adopción de medidas de aseguramiento equivalentes”.

Claro está, el anterior apartado se refiere a quienes reconozcan sus responsabilidades. Para quienes no reconozcan ni digan la verdad si habrá cárcel, eso también quedó claro en el Acuerdo Final.

“Las sanciones ordinarias que se impondrán cuando no exista reconocimiento de verdad y responsabilidad, cumplirán las funciones previstas en las normas penales, sin perjuicio de que se obtengan redenciones en la privación de libertad, siempre y cuando el condenado se comprometa a contribuir con su resocialización a través del trabajo, capacitación o estudio durante el tiempo que permanezca privado de libertad. En todo caso la privación efectiva de libertad no será inferior a 15 años ni superior a 20 en el caso de conductas muy graves”, señala el Acuerdo Final.

El tema de elegibilidad política es un poco más sencillo. Los exguerrilleros sí van a poder participar en política, no importa si tienen delitos amnistiables o no. El numeral 36 del punto que ya hemos mencionado anteriormente, el 5.1.2. de la JEP, sostiene que “la imposición de cualquier sanción en el Sistema Integral de Verdad, Justicia Reparación y No Repetición, no inhabilitará para la participación política ni limitará el ejercicio de ningún derecho, activo o pasivo, de participación política, para lo cual las partes acordarán las reformas constitucionales pertinentes”.