Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Sábado, 23 Mayo 2020

New York Times no afirmó que ‘Soros y Clinton pagaron a mujeres para acusar a Trump’

Por Ana María Saavedra

María Fernanda Cabal y José Félix Lafaurie compartieron en sus cuentas de Twitter esta desinformación que un portal en español reencauchó, pero que ya ha sido desmentida varias veces en inglés. 

El portal Mr.Capacho tituló una de sus notas así: “El New York Times revela que Soros y Clinton pagaron a las mujeres para acusar a Trump” (sic). La nota, publicada el pasado 12 de mayo, ha sido compartida en Facebook más de 600 veces y vista por más de 16.000 personas.

Asimismo, el 17 de mayo pasado, la senadora del Centro Democrático María Fernanda Cabal publicó en su Twitter la misma desinformación. Su esposo, el presidente de Fedegan, José Félix Lafaurie, retuiteó esta información.

Pantallazo del trino de María Fernanda Cabal

 

El trino de Cabal hacía referencia a la nota publicada por el portal missesreport, en la que también aseguraban que 'El New York Times revela que Soros y Clinton pagaron a las mujeres para acusar a Trump'. 

Pero esta información es falsa. El New York Times no ha hecho ninguna afirmación similar a la que le endilgan en el portal. 

En los artículos de Mr.Capacho y Misesreport se acusa tanto a Hillary Clinton, excandidata demócrata a la presidencia de EE.UU., como al millonario George Soros, creador de la fundación Open Society*. Ambos han sido blanco de desinformaciones difundidas por medios de derecha y en algunos casos relacionados con la trama rusa, como lo ha revelado The New York Times.

Según el portal Mrcarcpacho, la revelación del periódico estadounidense había sido publicada “el domingo pasado”, es decir el 10 de mayo. Pero realizamos una búsqueda avanzada de Google por contenidos del New York Times con las palabras “Soros” y “Clinton”, entre el de 1 y el 13 de mayo pasado. No apareció nada. 

Luego, realizamos la misma búsqueda sin fecha, pero ninguna de las notas que aparecieron hablaban de los supuestos pagos de los que habla Mr.Capacho.

Al buscar en Google en general, encontramos que la misma información había sido publicada en noviembre del año pasado por un portal de derecha de Estados Unidos, The Red Pilled News. Este portal, que ya no está al aire, publicó una nota titulada “The New York Times Affirms: ‘Soros & Clinton Paid Woman To Accuse Trump Of Sexual Attack’” (o “El New York Times afirma: ‘Soros y Clinton le pagaron a una mujer para acusar a Trump de un ataque sexual’”).

Nuestros colegas verificadores de Snopes y PolitiFact verificaron y desmintieron esta nota. PolitiFact concluyó que el portal “tergiversa una historia del New York Times para crear una conspiración sobre George Soros y Hillary Clinton”.

La nota del New York Times a la que se refiere es “Partisans, Wielding Money, Begin Seeking to Exploit Harassment Claims” (o “Grupos partidistas, con dinero, comienzan a intentar aprovecharse de las acusaciones de abuso sexual”).

Trump fue acusado por varias mujeres de acoso sexual antes de su elección en 2016, pero en el artículo, publicado en diciembre de 2017, se hablaba sobre cómo grupos partidistas estaban aprovechando el momento creado por el movimiento #MeToo (gracias al cual varias mujeres comenzaron a hablar de los abusos que habían sufrido y a acusar a sus abusadores) para apoyar con dinero a quienes “presentan cargos contra el presidente Trump y miembros del Congreso”. Pero no sugería que las acusaciones fueran falsas.

Además, en ninguna parte de este artículo se mencionaba a George Soros. Hillary Clinton sí aparece en el artículo, pero no se le acusa de haber pagado a mujeres para que acusaran a Trump. En cambio, el New York Times especifica que no logró encontrar alguna instancia en la que se pudiera probar que esto haya sucedido.

De otro lado, en las desinformaciones (tanto la de Red Pilled News como la de Mr.Capacho) mencionan “al reportero de investigación John Solomon, periodista de The Hill”.

Efectivamente, Solomon es reportero de ese medio estadounidense y en 2017 publicó el artículo “Exclusive: Prominent lawyer sought donor cash for two Trump accusers” (o “Exclusivo: Prominente abogado buscó conseguirles dinero de donantes a dos acusadoras de Trump”). En este artículo tampoco se menciona a George Soros, ni un pago de Clinton a las mujeres.

En un artículo de PolitiFact se revela que ‘el dominio de Red Pilled News se creó a fines de septiembre (2016), según los datos de Who.Is. Muchos de sus artículos contienen errores gramaticales, y el sitio incluye un botón de compartir para VKontakte, un sitio de redes sociales ruso que ha sido un foco de desinformación

Asimismo, indican que no pudieron “confirmar quién o qué hay detrás del sitio Red Pilled News. Pero un análisis de Hoaxy, una herramienta que detecta cuentas de Twitter automatizadas, muestra que una cantidad considerable de cuentas similares a bots han amplificado el contenido del sitio”.

Por su parte, el portal Mr.Capacho se define como “un espacio para estar bien informados con los hechos que van sucediendo día a día en economía, finanzas, misterio, conspiración, geopolítica, reinicio financiero global o reseteo económico y mucho más”.

Al buscar información de su dominio en Who.is encontramos que este fue registrado el 30 de noviembre, pero el resto de su información está oculta.

En cuanto a Mises Report, este portal fue registrado en septiembre de 2018 y al igual que Mr.Carpacho el resto de su información está oculta. 

Pero, en definitiva, es falso que The New York Times haya dicho que “Soros y Clinton pagaron a las mujeres para acusar a Trump”.

*En sus inicios en 2016, Colombiacheck estuvo parcialmente financiado por Open Society Foundations. En la sección Sobre nosotros puede conocer más información sobre nuestros financiadores actuales.

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 06 Noviembre 2020

Es falso que los votos legítimos son los que está contando la Guardia Nacional y que éstos tengan marcas de agua

Por Mónica Ospino Orozco

Esta es una nueva teoría de la red conspirativa QAnon que circula en redes sociales desde que se inició el conteo de votos en Estados Unidos. Pero no, no es cierto que los votos tengan alguna marca especial puesta para asegurar su legalidad.

Tres días después de finalizadas las votaciones para la elección del nuevo presidente de Estados Unidos, aún no se sabe el resultado definitivo, lo que se ha convertido terreno fértil para las teorías conspirativas que hablan de fraude y corrupción en el proceso electoral en ese país y que han sido alentadas por el propio presidente Donald Trump.

Una de las teorías que más ha cobrado fuerza en estos días y que ha rotado por redes sociales como Facebook y Twitter es la que asegura que la Guardia Nacional está contando las verdaderas papeletas (votos) que contienen una marca de agua y que las que no la tengan son una “burda fotocopia”.

Así apareció por ejemplo en esta página de Facebook que se denomina ‘Esclavos de la matrix’ y que ya cuenta con más de 708 compartidos. Al hacer una revisión del contenido de esta página encontramos que en su contenido cotidiano distribuye información de la teoría conspiracional QAnon, que ya hemos chequeado en otras notas. (1, 2, 3 y 4)

Sobre la impresión de los votos

Ahora, en relación la legitimidad de los votos y la teoría de que los verdaderos o ‘legales’ tienen una secreta marca de agua cabe decir que aunque si bien algunas comisiones electorales de algunos estados en Estados Unidos, como California, exigen una marca de agua en los votos que mandan a imprimir, no solo los que son legítimos son los que tienen dicha marca.

Los votos emitidos y enviados a los ciudadanos en cada uno de los 51 estados del país norteamericano son responsabilidad de las comisiones electorales estatales, proceso que fue puesto bajo la lupa por el Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés).

Según lo registra esta nota de The Hill, el 22 de agosto pasado, la directora del DHS, dicha entidad, Kirstjen Nielsen pidió a los estados asegurarse de que las papeletas de votación sean “auditables”.

"No sé si estamos interesados ​​en exigir cómo lo harán, solo me interesa asegurarme de que cada estado pueda explicar a sus ciudadanos lo que han hecho para verificar el recuento de votos", dijo Nielsen.

Nuestros colegas de Politifact, también chequearon esta cadena y en en su indagación, encontraron que “los estados  generalmente contratan a varias empresas de impresión y trabajan con el Servicio Postal de EE. UU. Para la aprobación del diseño. Varias organizaciones de noticias han publicado historias que detallan el proceso de impresión, incluida la mayor demanda de boletas por correo en medio de la pandemia de COVID-19”.

Es así como Politifact cita un reportaje hecho por NPR en el que el el presidente de la empresa de servicios electorales Runbeck, Jeff Ellington, asegura que, 

 "Los estados deben decidir cómo lucirán sus boletas y obtener la aprobación del Servicio Postal de los Estados Unidos para el diseño de los sobres. Una vez asegurados estos sobres, intervienen empresas como Runbeck".

El mensaje que se ha hecho viral entre los seguidores de QAnon, de acuerdo con esta verificación de nuestros colegas de Fact Check, en relación con una supuesta marca de agua en los votos legítimos, se pudo rastrear que proviene de una publicación del 2018, hecha por “Q” “el seudónimo utilizado por la persona o personas que publican mensajes crípticos en los foros de mensajes de Internet que son la base de la teoría de la conspiración de QAnon.

De dónde vino la ‘marca de agua’

Agrega Fact Check, que “no está claro por qué los seguidores de QAnon señalan este mensaje de hace dos años como apoyo a una afirmación sobre marcas de agua ficticias en las boletas electorales de 2020, pero muchas de las pistas publicadas por "Q" son vagas (como, "mire el agua ”) o equivocadas, como la sugerencia en 2017 de que Hillary Clinton pronto sería arrestada”.

Por lo que de nuevo está claro que la teoría no tiene sustento alguno y que son las comisiones estatales las que se encargan de todo el proceso electoral, con el apoyo del Servicio Postal de Estados Unidos, en lo que tiene que ver con el envío y recepción de los votos.

La Guardia Nacional si está contando votos

La única afirmación cierta de la publicación, objeto de este chequeo, es la que dice que la Guardia Nacional está contando votos, sin embargo, esto ha sido en el marco de un apoyo a algunas comisiones electorales que se han visto desbordadas ante la avalancha de votos que fueron enviados a través del correo.

Es el caso, por ejemplo, del estado de Nueva Jersey en donde miembros de la Guardia Nacional fueron desplegados en los centros de reconteo de votos para sumarse al proceso, en aras de agilizar la entrega de resultados, como lo registró esta nota de NBC Filadelfia.

También en el estado de Wisconsin, veinte miembros de la Guardia Nacional fueron convocados en dos condados para ayudar en el conteo de los votos, según lo detalla este artículo publicado por The Hill.

Sin embargo, el despliegue de la Guardia Nacional en diez estados ha sido más con un propósito preventivo en caso de que se desaten desórdenes en la medida que se conocen los resultados electorales, que siguen favoreciendo, en el momento de escribir esta nota a Joe Biden, quien lidera con 253 votos electorales la contienda frente a Donald Trump, con 213.

Reporta el portal especializado Armytimes.com que al menos 2.600 tropas de la Guardia Nacional han sido desplegadas en 10 estados, a manera de prevención.

Así que tras estas indagaciones concluimos que es falso que los votos legítimos son los que está contando la Guardia Nacional y mucho menos que éstos tienen una marca de agua para demostrar su legalidad. Ambas afirmaciones no tienen sustento alguno y sí hacen parte de la teoría conspirativa QAnon.