Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 03 Diciembre 2018

No, en Cali no están dando cédulas de extranjería a venezolanos a cambio de votos

Por Ana María Saavedra

Una cadena de audio asegura que el alcalde de Cali está entregándoles cédulas de extranjería a venezolanos a cambio de que voten por un candidato. Esto es falso. Explicamos por qué.

El ambiente preelectoral para las elecciones regionales de 2019 ya se empezó a caldear con noticias falsas. 

En Cali la semana pasada circuló un audio de Whatsapp en el que se acusa al actual alcalde, Maurice Armitage, de entregarles cédula de extranjería a 11.000 venezolanos, supuestamente para que hagan campaña a favor de Alejandro Éder, uno de los posibles candidatos. 

Colombiacheck le puso la lupa a esta cadena. Encontramos que es Falsa.

En el audio, un hombre con acento valluno dice:

“Te cuento la última Ricardo, cogete si no sabes Armitage ha acolitado con un señor Daza de Migración Colombia, si no estoy mal, la entrega de 11 mil cédulas de extranjería para venezolanos hasta ahora y el otro año 20 mil para que voten por [Alejandro] Éder y a cambio le van a dar puestos de trabajo a todos esos venezolanos en la Alcaldía”.

Primero, hay que aclarar que la Alcaldía no tiene facultades para emitir cédulas de extranjería, como nos ratificó Migración Colombia, a través de su oficina de prensa. Es, justamente, Migración la entidad que se encarga de expedirlas. Las cédulas de extranjería sirven como identificación para los extranjeros que planeen pasar períodos extendidos de tiempo en Colombia como, por ejemplo, quienes vengan a estudiar o a trabajar.

El vocero de Migración también aclaró que las cédulas de extranjería solo se expiden a quienes tengan visa. Las visas a las que pueden acceder los venezolanos en Colombia pueden ser de trabajo, negocios o de estudio. La cédula se da por el mismo tiempo de la visa.

Ahora, ¿un extranjero puede votar con su cédula de extranjería?

Según la Registraduría, “de acuerdo con la Ley 1070 de 2006, los extranjeros residentes en Colombia también pueden votar en las elecciones de Autoridades Locales”. Pero una de las condiciones es que “deberán presentar su cédula de extranjería como residente, vigente y contar con una visa de residente desde hace cinco años o más en Colombia”.

Como lo explicó el vocero de Migración, lo más probable es que los venezolanos que han llegado a Cali y a otras ciudades del país debido a la crisis de su país no tengan visa, ni cédula de extranjería.

Precisamente por esa razón, en Cali la Personería ha realizado jornadas para ayudar a los venezolanos a tramitar el Permiso Especial de Permanencia. Este permiso, sin embargo, no les permitiría votar.

Otro de los puntos que evidencia lo falso del mensaje es que “el señor Daza”, a quien mencionan en el audio, ya no trabaja en Migración Colombia. Aquí se hace referencia a Darío Daza, quien trabajó como director regional Valle en Migración hasta septiembre.

Otra falsedad se evidencia en la frase que asegura que “a cambio le van a dar puestos de trabajo a todos esos venezolanos en la Alcaldía”. El audio habla de un total de 31.000 venezolanos a los que les darían trabajo, sin embargo, la planta de personas de la Alcaldía tiene 2078 empleados.

A  esta cifra se le suman los contratistas que, según denunció el medio de comunicación Cali Escribe ascienden a 9363. Una cifra similar a la del Observatorio Cali Visible de la Universidad Javeriana que indicó que en la Administración de Cali por “cada empleado de planta hay cuatro contratistas”.

Una cifra que, en cualquier caso, no alcanzaría ni de cerca para dar más de 30.000 puestos nuevos.

Esta no es la primera vez que se utiliza a los venezolanos en noticias falsas. En las elecciones legislativas y presidenciales circuló en Cúcuta un audio en el que denunciaban que supuestamente estabancedulando a los venezolanos que llegan al país para que participen en las elecciones de 2018  y voten por los candidatos de la Fuerza Alternativa y Revolucionaria del Común (Farc) para el Congreso y la Presidencia de la República”.

 

En esa ocasión se aclaró que con una cédula de extranjería no es posible votar en las elecciones legislativas ni presidenciales (como lo explicamos más arriba, solo es posible votar en elecciones de autoridades locales).

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 28 Agosto 2019

Hollman Morris se equivoca al afirmar que inseguridad ha aumentado en el gobierno de Peñalosa

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

En términos generales el indicador de victimización directa en la ciudad se ha mantenido estable en los últimos quince años, de acuerdo con encuestas de percepción de seguridad.

Durante el Primer Gran Debate con candidatos a la Alcaldía de Bogotá, realizado el pasado 8 de agosto por la W Radio, el primer tema a discutir fue la seguridad en la capital.

Hollman Morris, candidato por los movimientos Mais y Colombia Humana, dijo sobre el tema: “bajo su administración, querido Miguel, y bajo su Secretaría de Gobierno, ha aumentado la inseguridad en la ciudad de Bogotá”, dirigiéndose hacia Miguel Uribe Turbay, el candidato que se perfila como el continuismo de la actual administración de Enrique Peñalosa.

Consultamos al equipo de prensa de Morris para saber en qué fuentes basaba su afirmación, y nos compartieron una captura de pantalla de la página 139 del último Informe de calidad de vida de la organización Bogotá Cómo Vamos.

Además, el equipo de prensa nos dijo que esos cuatro indicadores de seguridad que aparecen en la tabla (victimización directa, percepción de seguridad en el barrio y en la ciudad y el indicador de denuncia) “crecen bajo la secretaría de gobierno de Miguel Uribe, responsable de la seguridad del distrito en el primer año del gobierno de Peñalosa”.

Precisa que luego de ese año (2016) “se crea la Secretaría de Seguridad que entra a funcionar en 2017”. De igual manera, según el equipo de prensa, durante los cuatro años del Gobierno de Peñalosa estos cuatro indicadores siguieron creciendo.

La Secretaría de Gobierno de Uribe Turbay

Miguel Uribe Turbay fue Secretario de Gobierno de Enrique Peñalosa desde el 1 de enero de 2016 (día en que comenzó la administración del actual Alcalde) y hasta cuando renunció en octubre de 2018 (la renuncia se hizo oficial en la página web de la Alcaldía el día 22).

El 31 de marzo de 2016, de acuerdo con el acuerdo 637 de 2016 se crea el Sector Administrativo de Seguridad, Convivencia y Justicia, y la Secretaría Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia. El 30 de septiembre de 2016 en la página de la Alcaldía se presenta el nacimiento de esta entidad, anunciada por el alcalde Peñalosa como “una nueva e importante herramienta para seguir mejorando los indicadores de seguridad en Bogotá”. 

Ese mismo día es expedido el Decreto 411 que modifica las funciones de la Secretaría de Gobierno, encargada hasta ese día de los asuntos de seguridad de la capital.

Las cifras de inseguridad

Contactamos a la Secretaría de Seguridad para averiguar por las cifras de inseguridad en la capital y nos dijeron que por el cambio en la metodología de medición, implementada en 2017, las cifras son incomparables entre el gobierno de Gustavo Petro (2012-2015) y anteriores, y el de Enrique Peñalosa (2016-2019).

Como contamos en un chequeo anterior, en abril de 2018 la Alcaldía de Bogotá publicó una presentación de ‘Aclaración sobre las implicaciones de los cambios metodológicos introducidos por la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación en las cifra de criminalidad en Bogotá’. 

De acuerdo con esta presentación, el Sistema de Información Estadístico, Delincuencial, Contravencional y Operativo (Siedco) de la Policía Nacional (principal fuente de información para el análisis criminológico en el país) se fusionó con el Sistema Penal Oral Acusatorio (Spoa) de la Fiscalía General de la Nación, en marzo de 2017, “en un esfuerzo por unificar las cifras de criminalidad del país”, según dice la presentación.

Y en agosto de 2017 se implementó el canal de denuncia virtual “A denunciar” que permitió facilitar la recepción de las denuncias. De modo que la fusión de estas fuentes, más el canal virtual, pudieron haber generado un incremento en las denuncias dando la impresión de un aumento en la criminalidad. Asimismo, imposibilita la comparabilidad de las cifras desde el año 2015 hasta enero de 2018.

Para este chequeo recibimos la misma respuesta por parte de la Secretaría de Seguridad, pero en esta ocasión nos enviaron cifras de hurtos en fechas que son comparables, es decir, desde enero de 2018 hasta julio de 2019.

De acuerdo con cálculos propios del Siedco, el hurto a personas aumentó en un 19,9%, al pasar de 58.009 entre enero y julio de 2018, a 69.578 en el mismo periodo de 2019. El hurto a celulares pasó de 38.905 a 34.249 (12,2% menos); el hurto a bicicletas de 4.551 a 4.485 (1,5% menos), el hurto a comercio de 10.978 a 9.478 (13,7% menos) y el hurto a residencias de 6.087 a 5.370 (11,8% menos).

Ahora bien, claramente estas cifras muestran un periodo de tiempo muy específico, y habría que ver qué ocurre el resto del año para poder hacer afirmaciones más exactas sobre si la inseguridad en la capital ha aumentado o disminuido.

Sin embargo, de acuerdo con Hugo Acero, analista de seguridad ciudadana, las cifras de victimización obtenidas por la Encuestas de Calidad de Vida de Bogotá Cómo Vamos y la Encuesta de Percepción y de Victimización de Bogotá de la Cámara de Comercio de Bogotá, son las más confiable para hacer comparables los años.  

Esto porque, de acuerdo con el experto, las encuestas consultan a los ciudadanos si han sido víctimas de algún delito, y no tienen en cuenta la información que recoge la Policía y la Fiscalía. Es decir, están libres de las imposibilidades del cambio de metodología. 

La captura de pantalla que le entregó la campaña de Hollman Morris corresponde a la tabla que, efectivamente, permite ver cómo ha variado la victimización en los últimos 15 años.

Bogotá Cómo Vamos
 

De acuerdo con la línea de color azul oscuro, la victimización ha aumentado en el gobierno de Enrique Peñalosa al pasar del 14% al 17%, y tuvo su pico más alto, al pasar de 14 al 20% en el primer año de gobierno; fecha que se corresponde con la Secretaría de Gobierno de Uribe Turbay.

Sin embargo, lo que también permite ver la gráfica, y no dijo Morris durante el debate, es que la victimización aumentó más durante el gobierno de Gustavo Petro, que se duplicó al pasar del 7 al 14% (aumento de siete puntos porcentuales); que en el gobierno de Peñalosa (aumento de tres puntos porcentuales; seis durante el primer año).

Sobre este tema, la Encuesta de Percepción y Victimización de la Cámara de Comercio de Bogotá dice que para el segundo semestre de 2018 “la victimización directa (17%), indirecta (29%) y total (46%) se mantienen estables respecto a los resultados de 2017- II y a las mediciones correspondientes al gobierno del alcalde Enrique Peñalosa (2016, 2017 y 2018)”. 

Por su parte, la Encuesta de Percepción Ciudadana 2018 de Bogotá Cómo Vamos “proyecta que 3 de cada 10 ciudadanos han sido víctimas de algún delito en la ciudad. Con un porcentaje de victimización equivalente al 32%, este indicador se mantuvo estable frente a los últimos 2 años, no muy distante al ofrecido por la Cámara de Comercio de Bogotá, considerando que las metodologías de análisis son diferentes”.

En todo caso, en términos generales lo que dice Bogotá Cómo Vamos es que “el indicador de victimización directa en la ciudad se ha mantenido estable en los últimos quince años, resaltando unos picos bajos en el 2009 y 2011”. 

Por otro lado, la tasa de homicidios (cifra que no varía porque la fuente de información es Medicina Legal y nada tiene que ver con el cambio en la metodología de Policía y Fiscalía), de acuerdo con la Secretaría de Seguridad, está en 14 muertes por cada 100.000 habitantes. La tasa promedio durante el gobierno de Gustavo Petro fue de 17 muertes por cada 100.000 habitantes. Lo cual quiere decir que ha habido una disminución durante la actual administración.

Finalmente, de acuerdo con Acero, la inseguridad va en aumento en todo el país, pues “la criminalidad se ha hecho más profesional. Mientras las autoridades se pelean entre sí, los grupos criminales se organizan y perfeccionan”. 

De modo que concluimos que la afirmación hecha por Hollman Morris es cuestionable, pues tanto las cifras de la Secretaría de Seguridad, como la información recolectada por las encuestas de Bogotá Cómo Vamos y la Cámara de Comercio, dicen que la inseguridad en la ciudad se ha mantenido constante y no ha aumentado, como dijo el candidato. Pero además, porque no es posible comparar los gobiernos de Petro y Peñalosa con las cifras oficiales de la Secretaría de Seguridad por el cambio metodológico mencionado.

RedCheq