Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 31 Agosto 2020

No se puede saber si COVID es 9 veces más virulento en Medellín, como aseguró Quintero

Por Laura Bayer Yepes - RedCheq

Hasta ahora no hay un estudio específico para saber qué tan contagiosa o virulenta es la cepa del virus que circula en la ciudad, con respecto a la que se originó en China.

El alcalde Daniel Quintero Calle afirmó en Mañanas Blu el 28 de julio que el virus que genera los casos de COVID-19 tiene mayor posibilidad de contagio que el que había surgido en Wuhan, China, el año pasado.

“El virus que hoy circula en Colombia, y estamos muy seguros por las cifras hoy en Medellín, es 9 veces más virulento que el que tuvieron en Wuhan, China, y en Europa. Por eso, cada vez es más complejo evitar el contagio”, dijo Quintero para la emisora Blu Radio. 

Colombiacheck califica esta afirmación como falsa, pues es imposible saber con exactitud cuáles cepas circulan en la capital antioqueña y cuál es la capacidad de afectación de las mismas. 

Si bien Blu Radio se refiere en su cubrimiento que lo expresado por el alcalde es su opinión, al consultar con la oficina de prensa de la Alcaldía de Medellín en qué basaba Quintero sus afirmaciones, nos refirieron un artículo de la revista Semana publicado el 3 de julio de 2020, donde se cita un estudio del Laboratorio Nacional de Los Álamos en Nuevo México, la Universidad de Duke en Carolina del Norte, Estados Unidos, y el grupo de investigación COVID-19 Genomics UK de la Universidad de Sheffield, Inglaterra.

Los investigadores hallaron una cepa del virus llamada G614 que es más infecciosa que la cepa que surgió en Wuhan y de acuerdo con ellos, ahora es la cepa dominante a nivel mundial. 

“En los estudios realizados en laboratorio, los científicos señalan que el SARS-CoV-2 ha mutado en una nueva variante y puede ser 10 veces más eficiente para infectar a las células humanas por mayor capacidad de replicación, mayor transmisibilidad y potencialmente más infeccioso, pero es de aclarar que es una hipótesis como resultado de un estudio y se requiere seguimiento", dijo el infectólogo pediatra de la Subdirección de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud y Protección Social José Alejandro Mojica. 

El doctor Carlos Álvarez, médico epidemiólogo y experto elegido en Colombia por la Organización Panamericana de la Salud para la investigación de COVID-19, afirmó para Colombiacheck que “sí es posible conocer si el virus ha mutado, pero ninguna de estas mutaciones hasta ahora ha demostrado que el virus sea más virulento”. 

Para el epidemiólogo, solo se ha demostrado hasta ahora que es posible que el virus se transmita más, pero no es cierto que sea más virulento. 

Según le explicó a Colombiacheck la médica infectóloga Diana Moncada Bonilla, del Hospital San Vicente Fundación de Medellín, un virus es más o menos contagioso dependiendo de “qué tanto se disemina entre las personas, en el ambiente, y cuántas de estas personas desarrollan enfermedades”. Mientras que es más o menos virulento según cuánta capacidad tiene de hacer daño. “La virulencia es qué tan agresivo puede ser un germen, qué tan lesivo para el cuerpo”, dijo la doctora. 

De igual forma, cuando el grupo de Inmunovirología, adscrito a la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, logró aislar y cultivar el virus SARS-CoV-2, patógeno causante de la COVID-19, determinaron que era de alta patogenicidad, es decir, de “alta capacidad de enfermar, pero no necesariamente de generar una enfermedad grave”, según la doctora Moncada. 

Por otro lado, de acuerdo con María Angélica Maya, infectóloga y asesora técnica de la Secretaría Seccional de Salud de Antioquia, la mortalidad o la letalidad por el virus varía dependiendo de las situaciones de cada territorio: disponibilidad de camas, tasa de contagios, comportamiento social, grupo etario de la población del territorio y comorbilidades. 

“Hasta ahora no hay evidencia científica de que exista un virus más virulento en la región de las Américas”, afirmó la infectóloga. La asesora le explicó a Colombiacheck que es cierto que el virus ha mutado desde el inicio de la pandemia y esas mutaciones se han estudiado por el método de secuenciación, en el que se lee el genoma del virus. 

Según la infectóloga Maya, existen estudios en América que siguen la secuenciación de los virus en este territorio y esto permitió saber que en Colombia circulan cepas provenientes de España y Alemania, principalmente, y de Brasil en el caso de la región de la Amazonía. “Pero esto no quiere decir que estos virus tengan mayor o menor virulencia, para eso habría que hacer otro tipo de estudios y eso no es fácil de realizar”, puntualizó. 

Por eso, calificamos esta afirmación de Daniel Quintero como falsa, pues no se sabe si la cepa que circula en Medellín es más virulenta, incluso, más transmisible que la de Wuhan, pues hasta el momento de publicación de este chequeo, no existen estudios concluyentes que determinen la particularidad del SARS-CoV-2 de la capital antioqueña.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 24 Agosto 2020

Aún no hay pruebas de que la moringa cure el COVID-19

Por Gabriela Casanova Semma, Nicoll Tatiana Miranda Medina y Juan Felipe Murillo Rivera - Universidad de Ibagué

El consumo excesivo de esta planta, conocida por sus propiedades inmunológicas, puede generar reacción alérgica, acidez gástrica, diarrea y aumento de la cantidad de glóbulos rojos.

Al igual que el limón y la panela, el té de Moringa se ha convertido en uno de los míticos remedios caseros populares para contrarrestar el gran virus (ya hemos verificado algunas de esas supuestas mezclas milagrosas). Durante estos días de agosto se encuentran en circulación, a través de distintas plataformas (páginas web, YouTube y Facebook), numerosos contenidos informativos sobre la planta ‘Moringa oleifera’ y cómo esta ha ayudado supuestamente a combatir el COVID-19 en las cárceles de Colombia. Incluso en los noticieros Red+ y Noticias Caracol se ha afirmado que los internos de las cárceles reconocen que la moringa “cura” el Coronavirus. 

Sin embargo, aún no hay evidencia científica que pueda confirmar que esta planta medicinal combate o cure el COVID-19.  

La moringa en noticias

Por medio de la plataforma Facebook, un usuario publicó el 4 de agosto un video que contiene un fragmento del noticiero Red+, que habla sobre el consumo de Moringa en las cárceles de Colombia. La publicación ya cuenta con más de 155.000 reproducciones y 7.000 compartidos. 

La noticia recibe el título de ‘Milagro en la celda’ y cita lo siguiente: “Más de 1.000 internos y guardianes contagiados aseguran que una bebida de moringa los sanó de la Covid y la cura fue tan efectiva que ahora la usan en otras 10 cárceles de todo el país”. 

Por otro lado, el video también se encuentra en la página web del “ Canal 7 Salta” , un medio argentino de la provincia Salta:  “En Colombia descubrieron la planta ´Moringa Oleifera´ que ayudó a curar de Coronavirus a presos”.

Otro video de una transmisión en vivo de Noticias Caracol publicado en YouTube llamado “El milagro de la moringa en Caracol”, sostienen en su emisión que “internos y reclusos del INPEC [Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario] de varias cárceles del país (Meta, Tolima, Antioquia y Leticia, entre otros) aseguran que esta planta llamada moringa tiene beneficios especiales que curan el Coronavirus”. El usuario que subió el video a la plataforma indicó que ''ya no es un secreto el milagro que está haciendo la Moringa en las cárceles del país”. 

A comienzos de abril, el COVID-19 afectó a los internos de los centros penitenciarios en Villavicencio. Y los cultivadores de moringa comenzaron a proveerlos con esta planta, ya que era conocida por fortalecer el sistema inmunológico. El té de Moringa, junto con el agua de panela con limón, es tomado por los presos. Después de recibir este “tratamiento”, varios reclusos se recuperaron. Debido a la mejoría, decidieron implementar el mismo método en otras 10 cárceles del país, entre ellas, la cárcel de Picaleña en Ibagué, en el departamento del Tolima. Actualmente, esta cárcel recibe donaciones de moringa líquida desde el Meta, además de donaciones de panela y limón en el departamento. 

Por otro lado, en Cuba encontramos informaciones que manifiestan la inclusión de la moringa para combatir los efectos de la COVID-19. El medio América TeVé emitió: La moringa se usará para pacientes con Coronavirus en la isla. En el audiovisual se evidencia que la moringa será producida y distribuida en forma de tabletas para los enfermos de COVID-19. 

Pero las fuentes consultadas por Colombiacheck son precavidas en afirmar lo que sostienen todos estos ejemplos por la falta de resultados concluyentes y evidencias científicas. Los expertos en el área de salud aseguran que debe haber un estudio o investigación antes de afirmar que la Moringa es un tratamiento o cura para el Coronavirus. 

¿Es cura o tratamiento para el COVID?

De acuerdo a una publicación compartida por BBC Mundo titulada ¿Qué es y para qué sirve la moringa que se recetan los políticos en Venezuela?, la moringa es una planta que tiene varias propiedades curativas: “De acuerdo con la FAO, los productos derivados de la moringa tienen propiedades antibióticas, contra el tripanosoma y la hipotensión o tensión baja. También cura los espasmos, las úlceras y las inflamaciones, y tiene propiedades hipocolesterolémicas e hipoglucémicas ”. No obstante, se menciona que a pesar de que la creencia popular diga que esto cura más de 300 enfermedades, no hay estudios al respecto.

“Como tratamiento para el COVID, la moringa no puede servir porque ni los medicamentos de síntesis química ahora están garantizados. Es necesario un estudio de prevalencia y con datos de base que permitan valorar la utilidad. Para poder decir que la moringa sirve para el COVID debe realizarse una fase de estudios con una población, con un estudio estadístico a ver cuál es la tendencia y se tiene que determinar por grupos etarios (edad, sexo, enfermedades pre-existentes) para poder garantizar que sirve”, comenta Frank Álvarez, químico farmacéutico del Centro de Medicina Nuclear del Tolima (en Colombiacheck ya habíamos publicado un artículo que explica cómo se producen los medicamentos). 

Álvarez comenta, además, que si se toma como medicina preventiva puede que sí haga que el sistema inmune sea menos vulnerable ante el COVID-19,  pero no quiere decir que a todas las personas les vaya a funcionar de la misma manera. En esta línea se manifestó la Organización Mundial de la Salud, OMS, tal y como recogió La Silla Vacía.

“Lo que pasa es como todo lo que está en investigación, no hay datos certeros de que eso sirva. Eso tendría que entrar a estudios directamente para ver si las personas que toman eso de alguna forma se están mejorando o simplemente es el sistema inmunológico propio de cada persona que está trabajando y está mejorando la sintomatología. El Invima, que es la parte del Estado que reconoce algunos estudios de medicamentos, no lo tiene avalado”, manifestó Armando Sánchez, médico general con especialización en Administración Hospitalaria y Auditoría de la Calidad en Salud, en respuesta a Colombiacheck. 

Intentamos comunicarnos con el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, para saber si está estudiando la moringa como tratamiento para el COVID-19 y hasta el momento no obtuvimos respuesta. 

Lo que encontramos en su página web es que este instituto se encuentra desarrollando seis ensayos clínicos para poder autorizar medicamentos con fines terapéuticos que alivien los síntomas del Coronavirus. Algunos son  la cloroquina, ruxolitinib y la ivermectina (molécula D11AX22); pero dentro de estos objetos de estudio no se encuentra aún la moringa. 

El médico inmunólogo José Vicente Silva afirma que aún no hay estudios ni ensayos clínicos que apunten a que la moringa sea efectiva contra el coronavirus según expresó en el periódico Q'hubo de Bogotá el pasado 8 de Agosto del 2020.

Por su parte, el médico internista Alexander Javier Maceneth Miranda, señala que es posible que lo que paso con los presos de las cárceles de Colombia fue que les comenzaron a suministrar la moringa justo cuando ya estaban saliendo del periodo de la enfermedad. “Cuando tú empiezas una enfermedad que puede durar de siete a 14 días y empiezas a tomar un medicamento al décimo díaa no quiere decir que el medicamento haya hecho efecto, simplemente estás saliendo de la enfermedad”, afirma Maceneth Miranda. 

Diego Mauricio Rodriguez, Médico general de Salud Total en la sucursal medicall afirma: “Tomen moringa o no siempre va a pasar lo mismo, los síntomas van a ir desapareciendo ya que es el curso de la enfermedad. La moringa no hace ninguna diferencia en la mejora de esta enfermedad, en la recuperación de esta tienen que ver más bien factores como la edad y las enfermedades base”. 

A partir de las fuentes consultadas y las aseveraciones que contienen las publicaciones virales, concluimos que no está científicamente comprobado la eficacia de la moringa como tratamiento para el COVID-19. 

Estas publicaciones pueden dar a entender a la población que este puede ser un remedio contra el virus, ya que las personas se ven influenciadas por los testimonios de los internos. Por lo tanto, la información puede ser tergiversada y generar creencias erróneas. A causa de esto, algunas personas recurren a la automedicación antes de consultar con un médico en caso de presentar síntomas similares a los del coronavirus y esto puede tener contraindicaciones para la salud del individuo.

Jordi Cebrián (periodista especializado en plantas medicinales) en su artículo “Moringa, el árbol milagro”, explica que esta planta genera, por su uso desmedido, reacción alérgica y acidez gástrica, además de producir un efecto laxante, que provoca diarrea, y aumentando excesivamente la cantidad de glóbulos rojos, causando policitemia. 

De acuerdo a todas las evidencias encontradas en testimonios y publicaciones, determinamos que aún no hay estudios que permitan sostener que la Moringa sea un tratamiento eficaz y por tanto, los contenidos que afirman que la moringa cura el virus son falsos.