Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Miércoles, 19 Febrero 2020

El error que apuntó al pangolín como posible transmisor de coronavirus

Por José Felipe Sarmiento

Siempre se supo que faltaba evidencia para confirmar la relación entre el animal y la epidemia de Covid-19 pero, además, los autores hicieron un anuncio equivocado que reconocieron después.

[Actualización 28 de febrero de 2019, 4:00 p.m.]

El pasado 20 de febrero fue publicado el estudio completo de la Universidad Agricultural del Sur de China sobre coronavirus en pangolines. Según el artículo, la coincidencia entre diferentes genes de las muestras de virus tomadas de estos animales y el SARS-CoV-2 (antes llamado 2019-nCoV), la variante responsable de la actual epidemia de Covid-19, varía entre 90,4 y 100 por ciento. Esto es distinto a la similitud general de 99 por ciento que había anunciado la institución tres semanas antes.

El parasitólogo Xiao Lihua, uno de sus autores, le aclaró a la revista científica Nature que este fue “un vergonzoso error de comunicación entre el equipo de bioinformática y el del laboratorio del estudio”, según una nota del pasado 26 de febrero. Esto quiere decir que no hay evidencia para señalar a los pangolines o cualquier otro animal de haberle contagiado a la especie humana el virus que brotó en Wuhan, China, en diciembre pasado.

Esto no se sabía cuando Colombiacheck publicó este chequeo. Por eso agregamos esta actualización y le cambiamos tanto el título, que antes era ‘Pangolín sí podría ser transmisor de coronavirus, pero falta evidencia’, como el sumario, que decía que “una universidad china informó la posibilidad de que ese mamífero sea transmisor de la Covid-19, pero aún se desconocen detalles del estudio y se necesita más investigación”.

Sin embargo, la calificación se mantiene en ‘verdadera pero..’ porque esta es información nueva que la nota revisada tampoco podía tener. Además, siempre se supo que la evidencia no era concluyente por varias razones que contamos aquí y este fue el principal argumento para la asignación.

Finalmente, el artículo científico sí establece que los pangolines tienen “potencial” como huéspedes intermedios entre los murciélagos y los humanos para diferentes tipos de coronavirus. Pero esta es una familia amplia y esto no necesariamente le aplica al tipo particular que ha causado 2.747 muertes en China y 57 más en el resto del mundo en este emergencia, según el reporte más reciente de la Organización Mundial de la Salud.

[Texto original]

Usuarios de Facebook han reportado como posiblemente falsa una nota que señala al pangolín chino, un tipo de mamífero con escamas, como “nuevo posible animal transmisor del coronavirus”. Colombiacheck encontró que es ‘verdadera pero…’ porque faltan detalles sobre la evidencia que apunta en ese sentido.

Nota sobre la relación entre el nuevo coronavirus y el pangolín chino

Según la publicación, estudios científicos recientes indican que el virus SARS-CoV-2 (hasta hace unos días conocido como 2019-nCoV), causante de la epidemia de la enfermedad conocida oficialmente como Covid-2019, habría podido hacer un salto intermedio de los murciélagos, sus huéspedes originales, a los pangolines antes de contagiarse a la especie humana.

La referencia que enlaza es una noticia de un solo párrafo que publicó la agencia estatal china Xinhua en su portal en español. Todo lo que dice el reporte es que “las secuencias genómicas de la nueva cepa del coronavirus separadas de los pangolines resultaron un 99 por ciento idénticas a las de las personas infectadas, lo que indica que estos animales podrían ser un hospedador intermedio del virus, de acuerdo con un estudio”. No da más detalles.

Pero hay una versión más larga. Esta especifica que la investigación fue realizada en la Universidad Agricultural del Sur de China, donde un equipo analizó 1.000 muestras de material genético de animales salvajes para determinar la incidencia de coronavirus en diferentes especies (cabe recordar que se trata de una familia de virus que causan distintas enfermedades, como ya explicó la alianza mundial #DatosCoronavirus, en la que participa Colombiacheck).

Xinhua también cuenta lo que el grupo encontró. Primero, que el betacoronavirus (género taxonómico al que pertenece el patógeno causante de la actual epidemia) tenía una incidencia de 70 por ciento en los pangolines. Segundo, que la cepa que infecta a estos mamíferos corresponde en un 99 por ciento de sus genes a la que se ha presentado en humanos desde mediados de diciembre pasado.

La nota en inglés de la misma agencia da más detalles porque incluye declaraciones de quienes participaron en la investigación. Shen Yongyi aclaró que lo usual es que haya más de una especie “puente” y el pangolín, en este caso, podría ser apenas una de ellas. También advirtió que es necesario seguir investigando cuál fue el recorrido de exacto del virus específico que originó la actual epidemia.

Su colega Feng Yaoyu agregó que los primeros análisis se hicieron con base en cadenas genéticas disponibles en internet y bases de datos, mientras que la comparación final fue con un pangolín vivo. Sin embargo, este individuo no tiene relación con el mercado de Wuhan donde se empezó a esparcir la infección. “Como no analizamos muestras relacionadas con el brote actual, no podemos asegurar que fueron los pangolines los que les transmitieron el virus a los humanos”, concluyó.

Es decir, la evidencia se acerca a esa hipótesis pero no está probada con certeza y otras especies de animales también podrían ser transmisoras, incluso si hubiera evidencia definitiva para relacionar al pangolín. Por eso, los investigadores expresaron en rueda de prensa su intención de compartir su trabajo completo con la comunidad científica mundial. Sin embargo, el resultado todavía no aparece en bases de datos especializadas donde Colombiacheck hizo diferentes búsquedas el 19 de febrero.

Casi dos semanas antes, cuando la universidad publicó el comunicado sobre los hallazgos del equipo liderado por Shen y el parasitólogo veterinario Xiao Lihua, expertos de tres continentes advirtieron en la revista Nature sobre la necesidad de conocer mayores detalles para determinar mejor el alcance de los hallazgos, aunque rescataron que la conclusión general concuerda con datos aportados por otras fuentes. El Science Media Centre (SMC), una organización británica dedicada a la divulgación científica, también publicó respuestas similares de académicos del Reino Unido.

En ambos casos, recordaron el caso de otra enfermedad similar: el síndrome respiratorio agudo y grave (SARS, por su sigla en inglés). Este mal, derivado de otro tipo de coronavirus, también era propio de los murciélagos pero fue contagiado a la especie humana en 2003 por las civetas de las palmas, otro mamífero carnívoro asiático, como huéspedes intermedios. Fue así como se convirtió en epidemia y mató a 800 personas alrededor del mundo, como también relató Nature en 2017.

Por la falta de antecedentes, en ese caso fue mucho más difícil establecer que el origen de la enfermedad estaba en los murciélagos. Las civetas fueron las primeras sospechosas y, finalmente, se concluyó que “desempeñaron un papel importante” en el contagio a humanos, según escribieron el bioquímico chino Linfa Wang, quien fue clave en ese descubrimiento, y Bryan Easton, con quien trabajó en el Laboratorio Australiano de Salud Animal de la Organización Científica e Industrial de la Mancomunidad de Naciones.

Argumentaron que “su alta susceptibilidad al SARS-CoV y su amplia distribución en mercados y restaurantes las hicieron un huésped de amplificación ideal”. Las citas son de ‘Bats, Civets and the Emergence of SARS’ (‘Murciélagos, civetas y el surgimiento del SARS’), su capítulo del libro Wildlife and Emerging Zoonotic Diseases: The Biology, Circumstances and Consequences of Cross-Species Transmission (‘Fauna silvestre y enfermedades zoonóticas emergentes: la biología, circunstancias y consecuencias del contagio entre especies’, Springer, 2007).

No obstante, Wang e Easton también mencionaron otros carnívoros afectados por ese coronavirus que pudieron transmitirlo a las personas: los perros mapaches y los tejones turones chinos. Sobre todo los primeros, que también son comercializados vivos en mercados como el de Wuhan donde comenzó la actual epidemia, aunque en menor medida que las civetas.

Los estudios citados en el texto demostraron desde hace más de 15 años que los animales adquieren las enfermedades y estas se esparcen con mayor facilidad en esos espacios, debido a las múltiples oportunidades para el contacto entre especies. Entre tanto, los individuos de las mismas especies tienden a permanecer sanos cuando están en las granjas o en estado silvestre.

El director científico de la Sociedad Zoológica de Londres, Andrew Cunningham, también le dijo al SMC que “es muy posible que virus relativamente promiscuos puedan saltar de los murciélagos a los pangolines ‒u otras especies– en un mercado mojado [como se les conoce a los que venden animales vivos] u otras situaciones que no son naturales”. Por esta razón, recomendó prohibir ese tipo de espacios y regular cualquier otra forma de comercio con animales.

Es decir que la publicación reportada en Facebook es mayoritariamente verdadera, pero le falta claridad sobre el alcance de la investigación que apunta al pangolín como transmisor del nuevo coronavirus. Por un lado, porque no menciona que el estudio completo todavía es desconocido. Además, porque señala a una especie que podría no ser la única y, sobre todo, que tiende a contagiarse en unas circunstancias específicas, no en su hábitat natural, donde debe ser protegida porque está bajo amenaza.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 22 Diciembre 2020

Las vacunas para prevenir el COVID-19 no inciden en la fertilidad ni fueron digitadas en el Evento 201

Por Ana Prieto, AFP Argentina

Una mujer asegura en un video difundido en redes que “las vacunas de ARNm nos esterilizarán y matarán a más de 500 millones de personas” y que fueron digitadas en el “Evento 201”. Esto es falso.

Usuarios de ColombiaCheck nos pidieron verificar un video que ha circulado desde el pasado noviembre en redes sociales , en el que una mujer con acento español, habla por 10 minutos sobre las vacunas para prevenir el COVID-19. 

La mujer afirma que “las vacunas de ARN mensajero,  esterilizarán a quienes se las apliquen y matarán a “más de 500 millones de personas”. Además, señala que las vacunas son obligatorias en España y, como sustento de sus palabras, reproduce un audio en el que un hombre, quien según la publicación en facebook sería un periodista llamado Nicolás Mora, habla también sobre estas vacunas. 

En chequeos previos hemos aclarado desinformación similar que ha circulado sobre  las vacunas de ARNm para prevenir el COVID-19, pues éstas no modificarán nuestra información genética, y tampoco hay pruebas de que producirán esterilidad ni exterminio masivo

Colegas de AFP Argentina verificaron el viralizado video de la mujer y concluyeron que las afirmaciones difundidas son falsas. En Colombia Check replicamos la publicación por una alianza en la lucha contra la desinformación Latam Chequea. 

“Somos millones y millones de personas que no nos queremos vacunar”, dice la mujer en el video compartido en Facebook (1, 2, 3). “Sabemos lo peligroso que es vacunarse: podemos ser estériles, pueden acabar con la humanidad porque de hecho es su propósito, matar más de 500 millones de personas”, agrega.

En el video, que llegó también al WhatsApp a la AFP para su verificación, la mujer agrega que la vacuna será obligatoria en España y que en Perú la están imponiendo los militares en las calles. 

A continuación, reproduce un audio en el que un hombre que no se identifica explica que las vacunas de ARN mensajero (ARNm) “circulan en la sangre hasta encontrar un receptor de enzima ACE2, que existe principalmente en los testículos”. Según la grabación, “el ARN penetra en la célula y reinscribe su código genético”, con lo que esta “ya no sirve para lo que la naturaleza la creó”. Además, asegura el hombre, “el 97% de los varones inoculados quedarán estériles”, así como “el 45% de las niñas”. 

El audio explica que todo esto es un plan urdido en el “Evento 201”.

pantallazo del video vacunas fertilidad

Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 25 de noviembre de 2020

 Al 8 de Diciembre, habían 52 vacunas candidatas para prevenir el COVID-19 en fase clínica y 162 en fase preclínica, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). De las 11 que están en la fase 3 de ensayos en seres humanos, dos han sido fabricadas en base a ARN mensajero. De éstas la candidata a vacuna de Pfizer/BioNTech fue aprobada el 2 de Diciembre para uso de emergencia en Reino Unido.

A continuación, la verificación de las principales afirmaciones del video viral.

Obligatoriedad de vacunarse contra el covid-19 en España y Perú: Falso

La mujer afirma que a las vacunas “sí o sí las quieren imponer en todos los países” y que ya es obligatoria en España y en Perú.

Pero el ministro de Sanidad de España, Salvador Illa, descartó el pasado 23 de noviembre que esta vaya a ser obligatoria y afirmó que espera que unos 30 millones de ciudadanos se den la vacuna de manera voluntaria.

En Perú, donde la mujer asegura que la vacuna “se está imponiendo con militares en la calle”, tampoco se ha decretado la obligatoriedad de la vacuna contra el COVID-19, como ya verificó AFP Factual.

Desde principios de noviembre circulan fotografías del país andino con la afirmación de que muestran una vacunación a la fuerza. En realidad, Perú se encuentra en alerta por un brote de difteria, enfermedad erradicada desde hacía 20 años.

Por ese motivo, las autoridades sanitarias pusieron en marcha el 7 de noviembre pasado una doble jornada nacional de vacunación gratuita contra varias enfermedades, entre ellas la difteria. La campaña se realizó con apoyo de patrullas militares para evitar aglomeraciones y contagios de COVID-19.

soldados en perú

Trabajador sanitario toca la puerta de una casa junto a soldados durante una campaña de vacunación preventiva contra la difteria en Lima, el 28 de octubre de 2020 (Luka Gonzales / AFP).

La vacuna ARNm nos “cambiará la genética”: Falso

Las vacunas basadas en el llamado ARN mensajero en estudio y proceso de aprobación  para prevenir el COVID-19, como la mRNA-1273, de Moderna/NIAID, y la vacuna BNT162, de BioNTech/Pfizer, son novedosas en tanto utilizan ingeniería genética para generar una respuesta inmunitaria en el organismo, a diferencia de las vacunas tradicionales, que emplean virus atenuados o inactivos, o toxinas inactivadas, como también lo explicamos en un explicador sobre estas vacunas en ColombiaCheck  

Las vacunas de ARN mensajero aprovechan el proceso natural que usan las células para producir proteínas, en el cual una molécula ARNm lleva información genética desde el ADN (que se encuentra en el núcleo de la célula) al citoplasma (la parte de la célula que se encuentra entre el núcleo y la membrana plasmática). Allí esa información es descifrada para producir proteínas determinadas según las características indicadas.

La doctora María Victoria Sánchez, investigadora del Laboratorio de inmunología y desarrollo de vacunas del argentino Instituto de Medicina y Biología Experimental de Cuyo, explicó a AFP Factual que las vacunas ARNm para prevenir el covid-19 llevan instrucciones para que las células fabriquen la proteína “espiga” del nuevo coronavirus. Una vez fabricada, nuestro sistema inmunológico la reconocerá como “extraña”, induciendo una respuesta de defensa.

En ese proceso, señaló la especialista, el genoma no se ve afectado. “El proceso de traducción del código genético en una proteína se lleva a cabo en el citoplasma, no en el núcleo de la célula”, sostuvo Sánchez. “El ARN mensajero no puede ‘meterse’ en nuestro ADN”. 

 Por su parte, la médica infectóloga de la Universidad de Chile Jeannette Danbach Peña dijo a la AFP que es “absolutamente falso” que estas vacunas modifiquen nuestros genes: “Sólo están diseñadas para que expresen determinadas proteínas y nuestro organismo logre identificarlas y producir las defensas necesarias. Por lo demás, esto es lo que naturalmente hace un virus, y no manipula nuestros genes: expresa proteínas”.

Kenneth Witwer, profesor de patología y neurología molecular y comparativa en la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, concuerda: “El ARNm simplemente se traduce en proteína y se degrada rápidamente, sin incidencia en el ADN”, dijo a AFP Factual.

Así mismo, en un chequeo previo en ColombiaCheck desmentimos que estas vacunas no modificarían nuestra información genética , Pablo Ortiz, biólogo colombiano con PhD en biología molecular de la Universidad de Puerto Rico y estudios posdoctorales en la Universidad de Massachusetts y Yale,reafirmó: “Es completamente falso que las vacunas de ARNm (Ácido RiboNucleico mensajero) interactúen de forma directa con el genoma (ADN).”


La vacuna de ARNm provocará infertilidad: Falso

De acuerdo con el audio que la mujer retransmite, la vacuna de ARNm “circula por la sangre hasta encontrar un receptor de enzima ACE 2, que existe principalmente en los testículos”. Por ello, se afirma, “el 97% de los varones inoculados van a quedar estériles”, lo mismo que “el 45% de las niñas”.

La enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2) mencionada en el audio es un receptor que facilita el ingreso del nuevo coronavirus a las células. Y no es cierto que se encuentra “principalmente en los testículos”; también se encuentra en los pulmones y otros órganos, como el hígado, los riñones y el corazón. “La ACE2 es una proteína importante para las células humanas. Se encuentra en numerosas células de todo el cuerpo y contribuye a funciones vitales como la regulación de la presión arterial”, explicó Witwer.

Javier Farina, director del Comité de Infectología Crítica de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, concuerda. “El SARS-CoV-2 utiliza el receptor ACE2, que está en múltiples órganos del cuerpo humano, no solo en los testículos, para ingresar a la célula”, indicó a AFP Factual.

“Pero las vacunas no actúan sobre el receptor ACE2 ni tampoco actúan en las células sexuales masculinas ni femeninas. El objetivo de las vacunas es generar anticuerpos frente al covid-19 a partir de un fragmento del virus”, añadió Farina.

La doctora María Victoria Sánchez, a su vez, explicó a la AFP que no hay bibliografía alguna que avale la idea de que una vacuna pueda afectar la reproducción. 

“Las células que procesan los antígenos de las vacunas -en este caso la proteína ‘espiga’ del nuevo coronavirus- para lograr la respuesta inmune, se llaman células presentadoras de antígenos”, explicó. “Los testículos no son órganos del sistema inmune capacitados para montar la respuesta inmune; las células presentadoras de antígeno se dirigen a los órganos linfoides para esto; no intervienen de ninguna manera con la espermatogénesis”, indicó la especialista.

Farina, a su vez, enfatizó que “cualquier evento adverso asociado a vacunas se determinará con mucha rigurosidad en el estudio de fase 3 de las mismas, que para eso está”.

En ColombiaCheck también verificamos en otro chequeo desinformación que relacionaba las vacunas para prevenir el COVID-19 con la esterilidad, el biólogo colombiano Pablo Ortiz, nos explicó: “Una vacuna que busque prevenir la infección por el SARS-CoV-2 buscaría evitar la infección de las células del cuerpo humano por el virus y el consecuente desarrollo de la COVID-19. Esto lo lograría haciendo que el cuerpo cree defensas o anticuerpos que le permitan estar listo cuando se enfrente o exponga al virus, por lo cual no podría crearse una vacuna que ataque la ECA2, porque estaría atacando al mismo cuerpo y no generando defensas contra el virus”, señaló Ortíz.  

El “Evento 201”es parte de un plan de dominación: Falso

En el video se asegura que la vacuna es la “fase tres” de un plan organizado por el “descarado Evento 201”. La fase uno, según la publicación viral, fue el miedo y el aislamiento, y la dos la imposición del uso de mascarillas.

La idea de que el “Evento 201” es la “prueba” de que la pandemia ha sido digitada por un grupo de poderosos entre los que se encuentra el cofundador de Microsoft, Bill Gates, no es nueva y ya ha sido verificada por AFP Factual.

El evento mencionado efectivamente ocurrió en octubre de 2019 con apoyo del Centro de Seguridad de la Salud de la Universidad Johns Hopkins, y fue co-organizado por el Foro Económico Mundial y la Fundación de Bill y Melinda Gates. Según lo detallado en su sitio web, consistió en un simulacro de respuesta a “pandemias graves” con la finalidad de “minimizar sus consecuencias económicas y sociales a gran escala”.

En comunicados de prensa publicados al momento del encuentro, el Centro de Seguridad de la Salud explicó que el Evento 201 era “un ejercicio multimedia de pandemia en el que participan líderes gubernamentales, de la política, la salud pública, y empresas globales que pertenecen a industrias clave en la respuesta a pandemias y para que las economías y las sociedades se mantengan activas durante un brote intercontinental grave y de rápida transmisión”.

El 24 de enero pasado, la institución rebatió las afirmaciones que circulaban en redes sociales sobre el papel del evento en la actual pandemia: “Para ser claros, el Centro para la Seguridad de la Salud y sus socios no hicieron una predicción durante el ejercicio de simulación. Para el escenario, diseñamos un modelo de pandemia de coronavirus ficticia, pero declaramos explícitamente que no se trataba de una predicción.”

Además, en ese comunicado, rechazaron específicamente cualquier vinculación con el nuevo coronavirus: “Aunque nuestro ejercicio de simulación incluía un nuevo coronavirus simulado, las entradas que usamos para modelar el impacto potencial de ese virus ficticio no son similares a las del nCoV-2019”.

imagen de notificación Jhon Hopkins evento 201

 

Captura de pantalla realizada el 26 de noviembre de 2020 del comunicado de Johns Hopkins

Al finalizar el audio, el hombre aconseja a los oyentes escuchar a los “médicos por la verdad” como Chinda Brandolino, una médica legista argentina que ha sido verificada por AFP Factual y que también ha difundido desinformaciones respecto de la eventual vacuna para prevenir el covid, las medidas de prevención recomendadas y más.

En conclusión, todas las afirmaciones del video viral son falsas: no es cierto que al momento de esta publicación se haya impuesto de manera obligatoria en España y Perú. Tampoco es cierto que las vacunas basadas en ARN mensajero tengan incidencia en el genoma humano y en la fertilidad, ni que éstas sean un “plan” del Evento 201, que fue un ejercicio de simulación organizado por varias instituciones en 2019 para estudiar la manera de minimizar el impacto económico y social de una eventual pandemia.