Pasar al contenido principal
Jueves, 10 Noviembre 2016

Pavimentación vía Cúcuta-Ocaña, un sin fin de mentiras oficiales

Por Rafael Camperos

Para verificar una afirmación del senador Juan Manuel Corzo reconstruimos la accidentada historia detrás de la pavimentación de esta importante carretera, una promesa incumplida durante seis periodos presidenciales.

No es de extrañar que sea falsa la frase “Vía Conpes del Catatumbo (3739 enero 2013), se logró pavimentar Cúcuta-Sardinata-Sardinata-Ocaña”, pronunciada por el senador conservador Juan Manuel Corzo, en el Foro Norte de Santander Puerta al Desarrollo, Panel II, Catatumbo, fuente de Desarrollo económico, realizado en Cúcuta por la revista Semana y el Congreso de Colombia, el pasado jueves 6 de octubre 2016.

Una de las conclusiones de dicho foro es que a raíz de la falta de vías como Cúcuta-Ocaña, que conecta con la vía al mar caribe colombiano, y de políticas sociales, han aumentado los problemas socioeconómicos de esa región.

Pero no solo se pifió el senador Corzo en los datos de la pavimentación, la falsedad y el incumplimiento saltan a la vista ya que recién se están terminando los últimos metros de pavimento. Pero ambos embustes vienen de mucho más atrás: durante seis periodos presidenciales entre 1992 y 2014, Cesar Gaviria, Ernesto Samper, Andrés Pastrana, Álvaro Uribe (dos veces) y Juan Manuel Santos (en el primer periodo).

La histórica mentira, una oda al despilfarro estatal, se cuenta a partir del 17 de mayo 1993, cuando el entonces “ministro de Obras Públicas y Transporte, Jorge Bendeck Olivella, anunció una inversión de $7.500 millones para la terminación de la carretera Cúcuta-Ocaña, que comenzó a construirse hace más de treinta años”, según publicó el periódico El Tiempo.

Un lustro después, 4 de mayo 1998, el mismo periódico tituló “Sin carretera”, una breve nota donde detalla que “la terminación de los trabajos de pavimentación de la carretera entre Cúcuta y Ocaña no se dará este año según informó el Instituto Nacional de Vías, Invías. Según la agenda de inversiones del instituto, estos culminarán en el próximo año (1999)”.

Los anuncios del Ministerio de Obras (1993) e Invias (1998), igualmente se incumplieron, porque el 16 de julio 2003, el mismo periódico capitalino indicó: “Plata para vía a Ocaña”. Otro texto que relata un aumento en el presupuesto, aunque no aclara la nueva fecha de entrega: “recursos por $29.000 millones anunció el Gobierno Nacional para el cuatrienio del presidente Álvaro Uribe, con los cuales se terminará la carretera Cúcuta-Ocaña”.

Pero tampoco el expresidente Uribe, aquel que pasó a la historia por ser un microgerente, le cumplió a esta región y para marzo de 2009, con el sol a las espaldas tras su cuestionada relección y con el escándalo de la Yidispolítica (2008) a todo vapor, solo logró alborotar el avispero con el anuncio de un polémico peaje para vehículos de carga en la vía Cúcuta-Ocaña, que aun no estaba lista ni pavimentada.

El Ministerio de Comercio Industria y Turismo, estableció al comienzo del segundo periodo Uribe (2006-2010) el programa Rutas “Vive Colombia. En la Guía Turística Norte de Santander, aparece señalada la vía Cúcuta Ocaña, como pavimentada. Registro ISSN 2248 8200. Pero la realidad puede más que la ficción, aunque esta emane del Estado, y la vía de herradura entre Cúcuta y Ocaña volvió a quedar en evidencia por la complicación que vivió con la ola invernal 2010-2011, cuando se registraron 50 derrumbes, uno de los cuales dañó gravemente la banca y dejó incomunicadas a las dos ciudades.

Finalmente se empezó a allanar el camino al concluir el primer periodo del presidente Santos cuando por fin se concretaron las grandes obras, no solo en pavimentación sino estructural con cuatro puentes nuevos, ejecutado por la Unión Temporal ICESGA 3, quien presentó una propuesta por valor de $35.155.887.333. El viaducto más destacado es el de La Curva, con 72 metros e inaugurado por ministra de trasporte Cecilia Álvarez en febrero 2013.

* Este chequeo es resultado del tercer reto periodístico propuesto por Plataforma de Periodismo y CdR en alianza con Colombiacheck.
Miércoles, 18 Julio 2018

¿Quién quemó los votos de Iván Duque en Convención?

Por José Felipe Sarmiento Abella

En Facebook circula todavía un titular de internet que tergiversa un incidente ocurrido en la primera vuelta presidencial en Norte de Santander para acusar a la exguerrilla.

Ha pasado mes y medio desde la primera vuelta presidencial y ya también pasó la segunda, en la que fue elegido Iván Duque, candidato del Centro Democrático. Pero todavía circula por redes sociales un titular engañoso sobre la “trampa” que supuestamente le hicieron las Farc a él en las elecciones del 27 de mayo.

Según una publicación hecha el 2 de junio en Vanguardia 24, un portal de noticias de Colombia y Venezuela, “disidencias de las Farc quemaron varios votos a favor del candidato del uribismo”. Y aunque el título promete “+DETALLES” (sic), los únicos datos adicionales que da el texto son los nombres de las veredas de Convención (Norte de Santander) donde supuestamente ocurrieron los hechos.

Es verdad que se reportó un incidente de quema de tarjetones en ese municipio, pero a esa historia le faltan varias aclaraciones.

Noticia engañosa sobre quema de votos de Duque en Convención

La primera es con relación al título. Al decir que “las Farc” fueron las responsables, mete en el mismo saco a la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), el partido político que surgió tras la desmovilización de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia con el Acuerdo de Paz, y a los disidentes responsables de la acción, que se separaron de ese grupo para continuar la lucha armada.

Esos frentes que han seguido operando ya no le responden a sus antiguos altos mandos que están en proceso de reintegración. Las mismas Farc, cuando apenas empezaban su proceso de desarme, apartaron de sus filas a los primeros comandantes que se declararon en abierta oposición al proceso de paz.

Un informe de la Fundación Ideas para la Paz (FIP) confirmó que “no se puede hablar por ahora de una gran estructura” porque, aunque coordinan entre ellos algunas acciones, ya no dependen de una misma jerarquía conjunta. La revista Semana reveló en su más reciente edición que algunas disidencias tienen planes para reunificarse, pero hasta el momento no se ha concretado esa posibilidad.

Por otro lado está la imprecisión sobre lo ocurrido. El registrador delegado en Norte de Santander, Henry Peralta, sí denunció la quema de votos en medios de comunicación como lo afirma la nota. Lo que omite la autora es que el mismo funcionario aclaró que los votos de Duque no se perdieron porque los tarjetones ya habían sido contabilizados y registrados en los formularios E-14 que llenan los jurados, y estos últimos no sufrieron ningún daño.

De hecho, la acción de la disidencia no se dio, como dice la nota, en varias veredas sino en un punto del recorrido entre estas y el casco urbano del municipio, cuando la delegación de la Registraduría llegaba de regreso con los votos ya contados y el resto de la documentación de la jornada electoral. Así mismo se lo confirmó a Colombiacheck Fernando Jaramillo, jefe de prensa de la Alcaldía, días después. La personera municipal, Karen Cristina Duarte, le dio la misma versión a otros medios.

De hecho, Duque ganó ambas vueltas presidenciales en Convención. En la primera obtuvo 1.884 votos (41,61 %) y en la segunda 2.943 (56,9 %).

Duarte le dijo a Colombiacheck que, fuera del episodio de la quema de votos, la población no ha recibido amenazas ni otro tipo de retaliaciones por parte del grupo disidente después de las elecciones. “Solo (sigue) el conflicto entre el ELN y el EPL, pero eso es un tema aparte”, explicó.

Jaramillo, por su parte, dijo en su momento que la violencia en el municipio se ha mermado a raíz de la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las Farc.