Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 14 Diciembre 2021

Pfizer no patentó un medicamento que clona a la Ivermectina

Por Alexander Campos Sandoval

Si bien la compañía avanza en el desarrollo de un fármaco que prevenga las consecuencias mortales del Covid-19, este no tiene nada qué ver con el antiparasitario como se afirma en publicaciones de redes sociales.

Desde principios de diciembre circulan por Facebook y Twitter mensajes en los que se asegura que la multinacional Pfizer está produciendo un medicamento idéntico a la Ivermectina, rebautizado con otro nombre, con el fin de venderlo a un precio más alto. 

El mensaje, con datos adicionales, circula en  WhatsApp:

PARA QUIENES NO CREÍAN EN ELLA. Pfizer LANZA IVERMECTINA. Hace 4 meses les dije a mis amigos que Pfizer estaba buscando patentar IVERMECTINA para vender con otro nombre y vender más caro. Y no hubo otro. Problema solucionado, Pfizer lanza Pfizermectine para Covid Profilaxis (también conocido como tratamiento temprano) A partir del lanzamiento de este clon patentado de Ivermectina el tratamiento temprano de covid-19 cambiará Milagrosamente de un remedio Demonizado a Alentado. Quien viva verá".

Tras el texto, el mensaje cierra con un enlace a un artículo del portal Zerohedge. Un sitio web que, según FactCheck.org, en el pasado ha contribuido a diseminar numerosas noticias falsas y teorías de conspiración como que el nuevo coronavirus fue una obra de bioingeniería o que la enfermedad fue enviada a Estados Unidos por un espía desde Canadá

Uno de nuestros lectores nos pidió verificar esta cadena.
 
De nuevo la Ivermectina

La Ivermectina, un antiparasitario de uso humano y animal, se convirtió en el centro de atención en 2020, a raíz de la búsqueda global de remedios para la pandemia de COVID-19. Líderes como el presidente de Brasil Jair Bolsonaro a nivel internacional y el alcalde Jorge Iván Ospina en Colombia, recomendaron abiertamente su uso. Desde entonces, se han publicado múltiples desinformaciones asociadas a este medicamento y varias de ellas han sido verificadas por Colombiacheck.

Aunque se han adelantado estudios para verificar la idoneidad del medicamento, aún no existe evidencia científica que sustente una acción eficaz contra el Covid-19. De hecho, su uso para este fin ha sido rechazado y desaconsejado por la Organización Mundial de la Salud, la European Medicines Agency (EMA), la Food and Drug Administration (FDA) en Estados Unidos, la farmacéutica Merck, la Sociedad Argentina de Infectología a nivel latinoamericano y el Ministerio Nacional de Salud en Colombia.

La más reciente desinformación sobre la Ivermectina y su supuesto vínculo con la farmacéutica Pfizer se ha difundido de forma masiva en varios países y ha sido desmentida por Aos Fatos, Associated Press, FactCheck.org, AFP Factual, Yahoo noticias, La Verdad, Chequeado y Univisión.

El medicamento de Pfizer

Es verdad que la compañía estadounidense trabaja en el desarrollo de un antiviral en forma de píldora para combatir los efectos más graves del COVID-19. Los avances del fármaco se han reportado en los pasados meses de julio, septiembre y noviembre. Según el último informe, los estudios preliminares arrojarían que la acción de la píldora generó una reducción del 89% en el riesgo de hospitalización y muerte a causa del Covid-19.

Sin embargo, el fármaco que desarrolla la compañía se llama PF-07321332 y no Pfizermectine, como anuncia la desinformación. De hecho, consultamos en la base de datos de PatentScope, un portal que aloja 100 millones de documentos de patentes aprobadas y en trámite de aprobación a nivel mundial. La búsqueda de ‘Pfizermectine’, como supuestamente se llamaría el medicamento, no arrojó ningún resultado. Así pues, no es cierto el nombre atribuido ni que Pfizer lo haya patentado, como se asegura en los mensajes.

También es mentira que la compañía estadounidense haya realizado ya el lanzamiento de su fármaco, como lo asegura el mensaje de desinformación. Según el portal ClinicalTrials, que recoge las investigaciones médicas en curso de 220 países, la investigación sobre prevención sintomática obtenida con el medicamento de Pfizer terminaría aproximadamente en marzo de 2022. Es decir, que lejos de haber sido lanzado el producto, se encuentra aún a varios meses de conseguir la base científica que requiere.

Al buscar en ClinicalTrials las palabras “Pfizer” y “Covid-19”, la base de datos arroja 121 investigaciones en curso (con corte al 14 de diciembre de 2021). Ninguna de ellas incluye menciones a la Ivermectina.

Finalmente, frente a la supuesta similitud que estos mensajes aseguran que existe entre la Ivermectina y el fármaco PF-07321332 de Pfizer, la información alojada en el National Center for Biotechnology Information, donde se guardan características pormenorizadas de sustancias biomédicas, evidencia que la composición química de uno y otro medicamento son muy distintas.

En un comunicado emitido por Pfizer para el medio Aos Fatos, la compañía aseguró que las sustancias que investigan “no presentan ninguna semejanza con la ivermectina”. 

La acción del fármaco en el que trabaja Pfizer produciría una inhibición de la proteasa, la enzima que el virus necesita para replicarse e infectar nuevas células, por lo cual parece aproximarse a un tratamiento exitoso contra el Covid-19. Un estudio sugería que la ivermectina haría lo mismo, pero la fiabilidad es mucho menos en tanto no se trata de un examen clínico sino de una serie de simulaciones por computador.

Mientras este mecanismo de acción se encuentra ya reportado en la ficha del fármaco de Pfizer en Drugbank, una de las bases de datos de medicamentos más completa a nivel mundial, la ficha de la Ivermectina presenta un mecanismo de acción distinto que implica adherirse a las células de los parásitos, causando una hiperpolarización que deriva en su muerte.

Por todo lo anterior, calificamos como falsa la información sobre el lanzamiento y patente de una supuesta sustancia de la compañía Pfizer que clonaría a la Ivermectina.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 05 Mayo 2020

Tabla de pruebas Covid-19 por países de Suramérica es cuestionable

Por José Felipe Sarmiento

La mayoría de datos en el cuadro son ciertos, pero se la atribuyen a la OMS, que no es la fuente real. Además, la información de Venezuela tiene inconsistencias y hay errores en la de Brasil.

Una tabla que circula en Facebook y otras redes usa la imagen de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para validar su contenido: un supuesto informe del 9 de abril con el número de pruebas para diagnosticar Covid-19 que ha aplicado cada país o territorio de Suramérica, donde Venezuela lidera de lejos con 139.282, seguida por Chile con 68.353 y Brasil con 62.985; luego, Perú con 48.435 y Colombia con 34.910.

Supuesta tabla de la OMS con pruebas de Covid-19 por países de Suramérica

La tabla también incluye datos de casos confirmados, personas fallecidas a causa de la enfermedad y pacientes recuperados. En Colombia, fue compartida y viralizada por el exdiputado vallecaucano Sigifredo López.

Colombiacheck encontró que la mayoría de las cifras de la tabla son ciertas. Sin embargo, hay dudas sobre la confiabilidad de las estadísticas oficiales venezolanas, en especial para un periodo que incluye esa fecha. Pero sobre todo es cuestionable porque usa la imagen de un organismo internacional que nada tiene que ver con el reporte.

A pesar de tener el logo de la OMS, la misma imagen incluye una cuenta de Twitter ajena a esa entidad: @COVID19_ES. Esta se presenta a sí misma como la de un “medio de periodismo independiente”. Fue allí donde se publicó la tabla por primera vez, con base en el portal Worldometer, según informa otro trino en respuesta al primero.

El registro de esa página el 9 de abril en el archivo de internet WayBack Machine, un cuarto de hora antes de la publicación del trino, da cifras cercanas a las que aparecen en la tabla. Pero el sitio informa que parte de fuentes oficiales de cada país o, en ocasiones, toma la información de medios de comunicación confiables. Es decir que sus datos no vienen de la agencia de Naciones Unidas, como lo aparenta el reporte en Twitter.

En el caso de Colombia, por ejemplo, coincide con el informe que publicó ese día el Ministerio de Salud. El país llevaba 2.223 casos confirmados, entre ellos 174 recuperados y 69 pacientes muertos. Según el Instituto Nacional de Salud (INS), hasta ese momento se habían procesado 33.138 pruebas.

El problema es que las cifras oficiales de Venezuela presentaron varias inconsistencias en las primeras semanas de abril, por lo que estaban siendo cuestionadas, como contamos en otro chequeo. Es más, el portal de verificación de ese país EsPaja, integrante de las alianzas internacionales #DatosCoronavirus y LatamChequea, ya había desmentido otro mensaje en esa red social en el que se decía que “la OMS destruye las noticias falsas sobre Venezuela” con base en el mismo cuadro.

El medio venezolano aclaró que los reportes oficiales del ente internacional nunca incluyen datos de pruebas por países y encontró una diferencia de 321 casos y 16 muertos con respecto a la información del Ministerio de Salud de Brasil. Pero también reportó, igual que Cotejo y Efecto Cocuyo (otros aliados de Colombiacheck en ese país) las inconsistencias en los datos del gobierno de Nicolás Maduro entre el 31 de marzo y, justamente, el 9 de abril.

Los hallazgos revelaron falta de claridad sobre la cantidad y proporción de las llamadas “pruebas rápidas” (no recomendadas para diagnóstico) y las PCR (más confiables) sobre el total, aumentos vertiginosos en las cifras que exceden la capacidad de procesamiento del único laboratorio de Venezuela para hacer las segundas y contradicciones entre pronunciamientos públicos del vicepresidente de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, y un reporte de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés).

De modo que el cuadro es cuestionable porque incluye información cierta en su mayoría, pero también los datos dudosos de Venezuela y un error sobre Brasil, además de usar la imagen de la OMS sin que esta sea la verdadera fuente de las cifras.

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus