Pasar al contenido principal
Jueves, 02 Mayo 2019

Por lo menos la mitad de colombianos ganan un salario mínimo o menos

Por Sania Salazar

La informalidad laboral puede ser más alta de lo que dice el director de Fedesarrollo.

Luis Fernando Mejía, director ejecutivo de Fedesarrollo, aseguró en el programa Semana en Vivo que “cerca de la mitad de la población está por debajo de un salario mínimo” y añadió que “hay una gran cantidad de personas informales ganándose menos de un salario mínimo que por supuesto nunca van a poder acceder a una pensión en el régimen actual”.

 

En el equipo de prensa de Fedesarrollo le dijeron a Colombiacheck que la frase de Mejía está basada en estudios de ese centro de investigación económica.

Colombiacheck califica la afirmación de Mejía como “verdadera, pero”, pues si bien las cifras oficiales le dan la razón, académicos y otras organizaciones tienen cifras que indican que la informalidad laboral es más alta, aunque hay que anotar que las maneras de medición son distintas.

Según el Informe mensual del mercado laboral, productividad y salario mínimo de Fedesarrollo (enero de 2018), “actualmente, el salario mínimo del país representa aproximadamente el 86,2% del salario mediano y el 57,3% del promedio de los salarios de las personas ocupadas en el país. Estos porcentajes indican que muchos trabajadores reciben remuneraciones inferiores al mínimo legal establecido”, datos que corroboran la frase de Mejía.

El artículo Trabajadores colombianos: pobres por ingresos, de la Corporación Viva la Ciudadanía, se basa en datos de la Gran Encuesta Integrada de Hogares del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, para asegurar que, en efecto, más de la mitad de la población ocupada que informa sobre sus ingresos, el 54.28%, tenía ingresos que apenas llegaban, en el mejor de los casos, al equivalente de un salario mínimo.

Iván Daniel Jaramillo, profesor de Derecho de Trabajo y Seguridad Social de la Facultad de Jurisprudencia e Investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, le explicó a Colombiacheck que es preocupante que al menos la mitad de los 23 millones de ocupados en Colombia ganen por debajo del mínimo, como indican las cifras del Dane.

Para Jaramillo la solución está en encontrar la manera de que la gente tenga trabajos formales, para que el salario mínimo sea mayor y la gente contribuya a la seguridad social y se fortalezca la reserva para que sobre eso se construyan derechos y las personas tengan capacidad adquisitiva que incentive el consumo interno y haya crecimiento económico.

El profesor está de acuerdo con Mejía en que si la gente está en la informalidad y gana menos del mínimo, no va a poder construir una pensión “lo que va a construir es una respuesta que no es seguridad social, sino que está por debajo que se llaman los Beneficios Económicos Periódicos (BEPS), que es la estrategia en la que se está centrando el aumento de la cobertura del sistema. No podemos estar de acuerdo con eso, lo que nosotros pensamos es que sería deseable buscar la forma de incentivar la formalidad para que la gente contribuya al sistema, no que tenga un ahorro sin ninguna disciplina cuando quiera para que luego se lo devuelvan, eso es un sistema de ahorro, no un sistema de seguridad social”, aseguró.

Jaramillo indicó además que, mientras que para el Dane la informalidad es del 48% (47,3 en la más reciente medición), para el Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, para la escuela sindical y para otros, es del 65% porque lo miden de manera distinta.

“Para nosotros, si alguien no tiene acceso al menos a pensiones es informal, entonces como solo el 35% de la población ocupada cotiza a pensiones se supone que el  65% ni siquiera tiene la cobertura, luego está en la informalidad”, concluyó Mejía.

Viernes, 21 Diciembre 2018

[Actualización] No hay consenso de que el de 2019 sea el aumento real más significativo del salario mínimo en 25 años

Por Sania Salazar

Expertos coinciden en que hay varias formas de hacer el cálculo y que solo la que usa el Gobierno da el resultado anunciado por Duque.

Al anunciar que el salario mínimo en Colombia para 2019 subirá un 6% el presidente Iván Duque aseguró que es “el aumento real del salario mínimo más significativo de los últimos 25 años”.

Calificamos esta afirmación como Cuestionable, pues no es posible saber el verdadero impacto sin las cifras completas de la inflación de 2018 y las de 2019.

 

Colombiacheck consultó a tres expertos que nos dieron diferentes visiones del asunto. El primero, Alejandro Barrera, de la Cámara de Comercio de Manizales, explicó que hay que diferenciar entre el aumento nominal (que es el incremento del salario mínimo de un año a otro) y el aumento real del que habla Duque (que es la diferencia entre el incremento del salario mínimo y la inflación, es decir qué tanto cambia el poder adquisitivo de quienes reciban un salario mínimo).

Juan David Arias, analista de mercado de capitales en Hunter Green Institutional Broking en Australia, le explicó a Colombiacheck que el Gobierno de Duque calculó la cifra del aumento salarial del 2019 con una proyección del IPC (Índice de Precios al Consumidor) al cierre del año en curso (2018), método con el cual las cifras cuadran. Con esta metodología, el aumento real del salario mínimo para 2019 se calculó en 2,64%, efectivamente el más alto en los últimos 25 años.

Pero Arias llamó la atención sobre este cálculo. Explicó que, a pesar de ser técnicamente correcto, el efecto concreto en los bolsillos de los colombianos puede dar sorpresas en 2019, especialmente con el número de reformas tributarias en curso, que pueden disminuir drásticamente el valor real del aumento del salario mínimo.

Esta metodología, que resulta en una proyección, es la que utilizan la mayoría de los países.

Aumento salario minimo real

 

Por otra parte, los datos de la inflación de 2018 no están completos (puesto que el año no ha terminado y no están los datos finales de diciembre), por lo que no se puede hacer una comparación directa con años anteriores. Si bien, por lo general, el cálculo se hace con el aumento del salario mínimo del año que se termina y la inflación del año siguiente, los dos economistas que consultamos nos aseguraron que “no es incorrecto hacerlo de esta manera, sobre todo en años, como en el actual, donde la expectativa de inflación para el próximo año es muy similar a la inflación del año que está concluyendo”, indicaron.

Así que decidimos explorar otra metodología válida, pero menos usada por los economistas, para ver el efecto práctico en los bolsillos de los colombianos de la inflación sobre el aumento del salario mínimo año a año.

Esta metodología compara el aumento nominal del salario mínimo de un año con el IPC del mismo año, para ver cómo fueron afectados cada año quienes reciben un salario mínimo por su aumento y por la inflación.

Miramos entre 2017, último año para el que hay cifras disponibles de inflación del año completo, y 1993 (los últimos 24 años). Encontramos que, con esta metodología, el aumento del salario mínimo real más alto se registró en 1999, con un 6,77%.

Óscar Andrés Jiménez, director de investigaciones económicas de la Cámara de Comercio de Pereira, le explicó a Colombiacheck que hay varias formas de hacer el cálculo, todas válidas, pero que la afirmación de Duque no es del todo cierta, porque no todas las fórmulas concluyen que es el salario mínimo real más alto de los últimos 25 años.

Jiménez nos recomendó otra fórmula, dividir el aumento del salario mínimo entre la inflación anual y restarle 1. Ese método arroja que el mayor incremento real de la tasa del salario mínimo fue de 2,84 veces y se dio en 2009. 

En los últimos 25 años los aumentos nominales más altos fueron de 25,00% para 1994 y 21,10% para 1995 (hay que recordar que en estos años la inflación también fue muy alta, por eso los incrementos altos también).

En 2016 y 2017, el aumento nominal fue de 7%. En 2018 de 5,9%

Hay que aclarar que en el análisis Colombiacheck no tuvo en cuenta el aumento del auxilio de transporte por la dificultad de acceder a datos históricos al respecto.

En la tabla a continuación se pueden ver los resultados de los cálculos relacionados en este artículo.

calculos salario

Actualización (diciembre 22 de 2018)

Este artículo originalmente calificó la afirmación de Iván Duque como “Falsa”. Sin embargo, tras mensajes de nuestros usuarios que nos hicieron ver fallas en nuestros cálculos originales, consultamos con Juan David Arias, analista de mercado de capitales en Hunter Green Institutional Broking en Australia, y con Óscar Andrés Jiménez, director de investigaciones económicas de la Cámara de Comercio de Pereira, para hacer varias aclaraciones. Actualizamos esta nota con otra metodología matemática para analizar la frase de Duque y con los nuevos resultados encontrados, cambiamos nuestra calificación. Ofrecemos disculpas a nuestros lectores por nuestra equivocación y les agradecemos por sus precisiones.