Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 13 Abril 2022

Senador electo Jota Pe Hernández presenta encuesta presidencial cuestionable como “verdadera”

Por José Felipe Sarmiento

El youtuber, que obtuvo la tercera votación más alta en las legislativas y la primera de su partido y coalición, cuestiona los resultados de otros estudios de opinión con su sondeo de redes.

En sus perfiles oficiales de YouTube, Facebook, Instagram y Twitter, el senador electo más votado del partido Alianza Verde y la coalición Centro Esperanza, Jonathan Pulido Hernández, divulgó una supuesta encuesta el 6 de abril de 2022 sobre la intención de voto para la primera vuelta de las elecciones presidenciales a celebrarse el 29 de mayo.

Más conocido como Jota Pe Hernández, el futuro congresista llegará al cargo tras obtener reconocimiento por su influencia política en redes sociales. Consiguió la tercera posición entre las candidaturas individuales al Senado. Solo fue superado por Miguel Uribe Turbay, exsecretario de Gobierno de Bogotá, y la senadora reelecta María Fernanda Cabal, ambos integrantes del Centro Democrático.

Los resultados que muestra en el video ponen al candidato presidencial del Pacto Histórico, Gustavo Petro, en el primer lugar con 106.000 “votos”. Le sigue el aspirante por firmas de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, Rodolfo Hernández, con 70.080 apoyos. Mucho más rezagados aparecen el de la coalición Centro Esperanza, Sergio Fajardo, con 1.616 y el del Equipo por Colombia, Federico Gutiérrez, con 1.520.

Captura de pantalla de los resultados publicados por Jota Pe en Instagram

Colombiacheck ya publicó un explicador sobre cómo entender las encuestas e identificar si son confiables. Además, ha verificado montajes de supuestos resultados y análisis sesgados de estudios poco fiables. En este caso, la publicación del influenciador es cuestionable, pues asegura que las cifras que obtuvo demuestran que los datos de firmas reconocidas son “mentira”, a pesar de que su propio sondeo no cumple requisitos mínimos.

El nuevo parlamentario ya ha desinformado antes. Previo a entrar a la arena electoral, en el Paro Nacional de 2021, presentó un comunicado de una organización vinculada al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) como una solicitud “oficial” de arresto contra el presidente, Iván Duque, a pesar de que el documento estaba plagado de imprecisiones e incoherencias, como se detalló en un chequeo al respecto.

Así fue la “encuesta” de Jota Pe

“Esperábamos 100.000 votos y la verdad fue que superamos esta cifra”, dice Pulido mientras aparece una captura de pantalla de las 12:02 a. m. (sin fecha) en la que se cuentan 179.712 reacciones a una publicación de Facebook: 106.000 ‘me encanta’, 70.080 ‘me gusta’, 1.616 ‘me importa’ y 1.520 ‘me divierte’. Cada opción corresponde con la “votación” por un candidato: respectivamente, Petro, Hernández, Fajardo y Gutiérrez.

“Fueron más de 1 millón de visitas a esta encuesta y fue compartida por más de 30.000 personas”, continúa. Esta afirmación está acompañada por otra imagen más amplia de la publicación en la que hizo su sondeo.

Ese otro video mostraba las fotos de los cuatro candidatos ya mencionados con el emoji de una reacción distinta para cada uno. La voz en off del youtuber invitaba a usarlos según la intención de voto de cada usuario.

Captura de pantalla del video en el que Jota Pe pedía "votar" con reacciones en Facebook

“Esta encuesta está dirigida a más de 2 millones de seguidores del senador de la República de Colombia Jota Pe Hernández. Tiene un alcance 100% comprobado a nivel nacional y estará disponible durante 3 días. Las reacciones se contabilizarán hasta el día martes 5 de abril a las 11:59 p. m., publicando el resultado oficial el día miércoles 6 de abril a las 9 a. m.”, anunciaba el 3 de abril a las 9:26 de la mañana.

En el video de resultados, Pulido explica a qué se refiere con el “alcance totalmente nacional”. Lo sustenta así: “Yo, como senador de la República, recibí votos en casi todos los municipios de Colombia; así que hasta esos municipios llegó esta encuesta a través de nuestras redes sociales”.

Según sus propios datos, el 10% de los votos habrían provenido de “colombianos en el exterior” (aunque la situación geográfica de los usuarios de Facebook no permite saber su nacionalidad) y el resto, sin datos concretos pero liderados de mayor a menor por Bogotá, Valle del Cauca, Santander, Antioquia y Cundinamarca.

Captura de pantalla de gráfica por países presentada por Jota Pe. La gran mayoría es de Colombia y el resto se reparte entre España, Estados Unidos, México, Chile, Ecuador, Perú, Argentina, Venezuela y Brasil con valores iguales (no se ven las cifras).

Captura de pantalla de gráfica por departamentos que mostró Jota Pe: no se ven las cifras, pero las barras de mayor a menor son las de Bogotá, Valle, Santander, Antioquia, Cundinamarca, Huila, Atlántico, Nariño, Meta y Bolívar

El 62% de los votantes habrían sido hombres y el 38%, mujeres. En ambos casos la mayoría aparece entre los 25 y los 44 años, pero incluso registra personas menores de 18 años, que es la edad mínima para participar en estos comicios.

Captura de pantalla de gráfica por grupos de edad y sexo mostrada por Jota Pe

“A diferencia de las encuestas normales, donde dicen que Federico Gutiérrez, el candidato del uribismo, está ya en la segunda vuelta, nosotros demostramos que esto es mentira”, deduce Pulido. Enseguida lanza un cuestionamiento: “¿A cuántos de ustedes, que me están viendo en este momento, esas encuestadoras los han llamado? ¿A cuántos les han preguntado lo que ellos muestran en sus encuestas?”.

Luego, el senador electo hace una crítica a un video de un acto de campaña del aspirante del Equipo por Colombia en Bogotá, en el que se ve a un grupo de personas a su alrededor que corean “Fico, Fico, Fico”. Jota Pe asegura que “es gente paga” porque lleva prendas de vestir y hasta banderas alusivas a la candidatura. “Si gritan y apoyan es por los 20.000 pesos que usted les prometió”, afirma sin más pruebas.

Finalmente, insiste en que “queda claro que, si hay dos candidatos que podrían llegar a la segunda vuelta, son Gustavo Petro indiscutiblemente y el ingeniero Rodolfo Hernández” y vuelve a hablar del sondeo en los mismos términos en los que cerró el video de las votaciones. Reconoce que “no somos una medición nacional certificada”, pero asegura que es una “encuesta del pueblo” y “verdadera”, “donde su voto no es pago y no se lo roban”.

La mayoría de los comentarios le dan credibilidad. “Excelente amigo j p ésas son las verdaderas encuestas así no nos pueden robar el botó” (sic), dice una usuaria. “Me parece muy bien la encuesta, creo que es más objetiva, verás. Abarca a muchas más personas de diferentes clases sociales y partes del país. Felicitaciones!!! Pobres las encuestadoras de bolsillo, quedarán muy mal paradas de ahora en adelante” (sic), señala otro.

Ni encuesta, ni nacional

El 7 de abril por la tarde, la publicación en la que Pulido pedía “votar” todavía estaba recibiendo reacciones. Iban 187.000 en total: 110.000 ‘me encanta’ por Petro, 73.000 ‘me gusta’ por Rodolfo Hernández, 1.600 ‘me importa’ por Fajardo, 1.500 ‘me divierte’ por Gutiérrez y 513 sin candidato (254 ‘me entristece’, 158 ‘me enoja’ y 101 ‘me sorprende’).

Captura de pantalla de las reacciones al video del sondeo el 7 de abril de 2022

Este sistema de recolección de datos, según las definiciones oficiales del Consejo Nacional Electoral (CNE), corresponde más a un sondeo que a una encuesta. La razón es que no surge de una planeación técnica, es simplemente una pregunta lanzada sin estudiar las probabilidades de que una persona al azar sea entrevistada.

Para la entidad, una encuesta es “un producto técnico de base científica que consiste en aplicar un conjunto de técnicas y procedimientos mediante los cuales, sobre la base de un cuestionario específico, se obtienen datos e información respecto a la opinión de un grupo representativo de consultados y cuyos resultados pueden ser generalizados al conjunto de la población”. En cambio, los sondeos “se caracterizan por no ser preparados ni planeados antes de su realización, sin ninguna fundamentación técnica ni probabilística”.

Cabe recordar que el grupo de participantes compone lo que se denomina la muestra y, para que una encuesta sea fiable, esta debe ser representativa del universo que se pretende analizar: en este caso, el censo electoral. Así, la composición de este subconjunto debe ser similar a la del total.

“Las encuestas tratan de traducir la opinión pública. Para eso, tienen que hacer un instrumento que trate de reflejar la diversidad y la representatividad de ciertos grupos poblacionales”, explica la analista política Cristina Vélez Vieira, directora ejecutiva de Linterna Verde, una organización que se dedica a la investigación y la formación sobre el debate público en línea.

“Cómo se hacen ese tipo de mecanismos estadísticos de muestreo es lo que explica la ficha técnica”, continúa la experta. La publicación detallada de esa información es uno de los requisitos que deben cumplir las encuestadoras formales registradas ante el CNE.

Pulido no cumple con estas normas. Ni siquiera cuenta con el cálculo del margen de error, una información básica para analizar los resultados de un trabajo profesional.

Tabla del CNE sobre el contenido mínimo que deben tener las fichas técnicas: persona natural o jurídica que realizó la encuesta, la que la encomendó, fuente de financiación, tipo de muestra y procedimiento utilizado para seleccionar las unidades muestrales, tamaño de la muestra, tema o temas de estudio, preguntas concretas que se formularon, personajes por quienes se indagó, área (universo geográfico y universo de la población), técnica utilizada para la selección de la muestra, fecha de recolección, margen de error y estadístico que diseñó la investigación

“Cuando respondes encuestas en Facebook, puedes estar respondiendo en una burbuja partidista. La gente que sigue a Jota Pe muy seguramente ya se sintoniza con lo que él piensa o por lo menos con su visión de país; no solo sigue su página sino que tiene unas pautas de consumo de medios muy similares”, dice Vélez. Es el efecto del algoritmo y, en consecuencia, “a esas personas hubo más probabilidades de que les llegara esa encuesta”.

La forma de evitar esto, señala la politóloga, hubiera sido publicar el sondeo como un anuncio con un público objetivo que cubriera el “punto ciego” que le impedía ver a quienes tienen posiciones políticas distintas a la del creador de contenido. Sin embargo, en la biblioteca de anuncios de Meta, propietaria de la red social, no hay ninguno a nombre de la página del senador electo en el periodo de recolección de los datos, del 3 al 6 de abril.

Esto tiene otra implicación. Diferentes fuentes, como la estratega digital Cielo Bernate y la comunicadora Maria Paula Higuera, coinciden en que, al ser un contenido orgánico, no promocionado, Pulido no tiene acceso a informes de la plataforma sobre la demografía de quienes reaccionaron al video con la “encuesta” (o por lo menos lo vieron) con el nivel de detalle que muestra junto a los resultados.

El influenciador explicó que las estadísticas son de Google para el vídeo específico. “Como creador de contenido, me permite ver el público, su edad y sexo, países y regiones a las cuales llegó”, afirmó.

Sin embargo, los gráficos que usa no se ven como los de Google Analytics sino que tienen el formato de Creator Studio, la plataforma de administración de contenido para creadores de Facebook e Instagram. El problema es que sus estadísticas tienen desglose demográfico para los seguidores de la página, a los que se refieren como el “público” (igual que en las capturas de pantalla del sondeo), pero no para cada video en específico.

Higuera asegura que “esas gráficas son sacadas de Facebook, no de Google”. También hace notar que Analytics puede rastrear cuando el tráfico de una web viene de un enlace en la red social, pero no rastrear contenido dentro de la plataforma. “No son compatibles entre ellos”, resume la comunicadora, especialista en mercadeo digital. “Nunca he escuchado de esa posibilidad”, confirma nuestro community manager, David Lara.

Pese a esto, al ser consultado para este chequeo, Pulido insistió en que el alcance de su “encuesta” está demostrado por esas gráficas y por su propia votación. “Mi campaña fue en un 70% de redes, así que esos casi 200.000 votos fueron recogidos en todo el país. A nivel nacional llegan mis videos y a nivel nacional llegó ese sondeo que hicimos”, escribió.

En realidad, esto no le da mayor validez a los resultados que publicó frente a los del trabajo profesional de una encuestadora. “Él puede decir: ‘mucha gente votó por mí en muchas partes del país’, ¿pero tiene suficiente representación de mujeres, de personas que están en esa mismas regiones pero que no hubieran votado por usted?”, pregunta Vélez Vieira.

Por ejemplo, frente a los datos del censo electoral disponibles en la página de la Registraduría con corte a enero de 2022, las propias estadísticas que da Jota Pe muestran una sobrerrepresentación de hombres. Estos no son el 68%, como en su muestra, sino 48% de las 38’819.901 personas habilitadas para votar.

Los departamentos con más personas inscritas en el registro oficial, después de Bogotá con casi 6 millones, son Antioquia (5 millones), Valle del Cauca (3,7 millones), Cundinamarca (2,1 millones) y Atlántico (2 millones). Este orden es muy diferente al del público que, según el youtuber, tuvo su encuesta, en especial porque Santander está apenas en el puesto 7 con 1,8 millones de potenciales votantes.

Diagrama de barras del censo electoral por departamentos tomado de la página de la Registraduría

El exceso de participación santandereana en el sondeo no es casual. Pulido es oriundo de ese departamento y vive allá. También fue allí donde obtuvo más votos: 42.843, que son el 22,6% de los 189.291 que sacó en total, según el preconteo de la Registraduría.

Después de su departamento natal, donde obtuvo más apoyo fue en el Valle del Cauca (26.717 votos), Bogotá (18.953), Antioquia (17.999), Cundinamarca (14.195) y Nariño (9.750). Así, por ejemplo, la participación valluna y antioqueña en su sondeo se parece más a la que hay entre sus votantes que en el censo electoral.

 

A esto se suma el hecho de que el candidato que aparece de segundo en la “encuesta”, Rodolfo Hernández, también es santandereano y fue alcalde de Bucaramanga, la capital departamental. No es la única coincidencia entre los dos políticos.

El aspirante presidencial incluso dijo que votó al Senado por el youtuber “porque es de Santander, de Piedecuesta, y es un muchacho que ha puesto en evidencia la tanda de ladrones politiqueros que están robándose los sueños e ilusiones de los colombianos”. El discurso anticorrupción de los dos es parecido, señala un breve perfil del portal Vorágine.

En septiembre de 2021, Jota Pe publicó una entrevista con el entonces precandidato en plena recolección de firmas. Esta también está alojada en el canal oficial de Hernández en YouTube.

Aparte de él, Pulido solo hizo lo mismo tres semanas después con Camilo Romero, su copartidario en la Alianza Verde, que luego se unió al Pacto Histórico de Petro. No obstante, el desempeño en Facebook del video con Rodolfo fue ligeramente superior, según pudo comprobar Colombiacheck al buscar en CrowdTangle, una plataforma de monitoreo de redes sociales.

Captura de pantalla de la búsqueda en CrowdTangle por las entrevistas de Jota Pe con candidatos, donde solo aparecen Rodolfo Hernández y Camilo Romero

Además, Jota Pe le dedicó otro video al exalcalde con un fragmento en el que le preguntó si le da miedo que “esa mafia que está detrás del politiquero lo mate, le quite la vida como lo hicieron con [Luis Carlos] Galán”, el candidato liberal asesinado por el narcotráfico en 1989. El título, con parte de la respuesta de Hernández, es: “No me da mledo que me maten! Si me dan pl0m0 lo unico que les pido es que realmente me muera!!” (sic).

Vélez identifica otro problema del sondeo: que “no tiene ningún tipo de control sobre quién responde”. En las encuestas de intención de voto, la pregunta por los candidatos viene antecedida de otras que permiten corroborar si la persona entrevistada efectivamente está habilitada para participar en elecciones.

En este caso, no existe ese filtro. Como ya se detalló, la gráfica por edades que muestra el senador electo indica que hubo participantes menores de edad, por ejemplo. Asimismo, pudieron haber reaccionado al video personas extranjeras o militares, solo por mencionar dos grupos que no están habilitados constitucionalmente para votar en las presidenciales.

“Ahí es donde se puede meter la interferencia de otros países o de otro tipo, porque alguien se puede meter y decirle a un montón de gente equis que vote [en el sondeo]. ¿Cómo sabemos que esas personas reflejan al electorado colombiano?”, cuestiona Vélez, de Linterna Verde.

La politóloga también señala que el solo hecho de que la pregunta se haga por Facebook también genera un sesgo por el acceso a la red. Según el reporte Digital 2022 para Colombia de la consultora sobre tendencias en línea Kepios, con base en una encuesta global de usuarios de internet de la firma GWI, Facebook es la segunda red más usada del país por personas de 16 a 64 años con el 91,7% (la primera es WhatsApp con 94%), pero eso no basta.

Incluso en 2020, con al aumento de la virtualidad por las medidas para enfrentar la pandemia de COVID-19, la Encuesta de Tecnología de la Información y Comunicaciones en los Hogares del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) encontró que 30% de las personas mayores de 5 años nunca usaron internet. Del 70% restante, casi la quinta parte (18%) no lo usó para entrar a redes sociales.

El acceso, además, es desigual. El uso de internet cae a 43% fuera de las cabeceras. En Guainía, Vichada y Vaupés es menor o igual al 30%. En Amazonas, Chocó, Córdoba, La Guajira, Putumayo y Sucre a lo sumo alcanza a la mitad de la población. Solo llega a más del 70% en Antioquia, Atlántico, Bogotá, Cundinamarca, el Eje Cafetero, Meta, San Andrés, Santander y Valle del Cauca.

Mapa de uso de internet por departamentos, ENTIC Hogares 2020, DANE. Además de los mencionados en el texto, los datos son los siguientes: Del 50,1 al 60% están Guaviare, Caquetá, Nariño, Cauca, Bolívar y Magdalena. Los 7 restantes están del 60,1 al 70%.

“Por eso existen las encuestas y por eso valen plata, porque el instrumento tiene que tener un mecanismo de balanceo de la muestra. Tienen que ir activamente a buscar gente para balancear la muestra de Colombia. Como esta es una encuesta que no va, por eso es gratuita, porque no hace nada activamente, la muestra está desbalanceada per se”, destaca Vélez Vieira.

Mala comparación

Pulido le dijo a Colombiacheck que, en contraste con la suya, “siempre quedan muchas dudas” de las encuestas tradicionales. “La mayoría de Colombianos afirman que nunca los han llamado y nunca han sido encuestados. Segundo, siempre el candidato que las encuestas muestran como ganador, resulta siendo el menos votado”, afirmó y puso como ejemplo, precisamente, el caso de Rodolfo Hernández al ganar en Bucaramanga.

Como ya se explicó, el tamaño de la muestra de una encuesta no lo es todo. Lo importante es que sea representativa.

Es cierto que a las encuestadoras les fue mal en las regionales de 2015. “Ninguna vio venir la victoria de Rodolfo Hernández en Bucaramanga”, registró un análisis de La Silla Vacía sobre los perdedores de la jornada. Invamer-Gallup, a la que el portal calificó como “la menos descachada” a nivel nacional en esa ocasión, había puesto de último en la capital santandereana a quien resultó ganador.

No obstante, ese dato es insuficiente para generalizar. De hecho, el más opcionado en ese entonces según el último resultado de esa misma firma antes de los comicios era el liberal Carlos Arturo Ibáñez; contrario a lo dicho por el senador electo, este candidato no fue el último sino el segundo por apenas 1,6% de los votos, de acuerdo al escrutinio.

En las presidenciales de 2018, según el semáforo de encuestadoras de La Silla, Invamer y el Centro Nacional de Consultoría (CNC) acertaron tanto en el orden como en el porcentaje aproximado de votación de cada aspirante. La segunda solo se equivocó en el resultado del voto en blanco.

Otro detalle es que, ya en 2022, firmas como el CNC y Yanhass preguntan por las ocho candidaturas que hay en el tarjetón, además del voto en blanco. De formas diferentes, cuentan también a la población indecisa. El sondeo de Pulido no contempla ninguna de esas posibilidades, aún teniendo reacciones de sobra a su disposición en Facebook.

“Lo más conflictivo de todo esto es que las encuestas tienen que ser instrumentos independientes que quieran informar a diferentes sectores políticos. No puede ser uno construido por un influenciador que fue elegido por un partido específico y que está utilizando la misma encuesta para sumar o mantener el engagement de sus propias audiencias”, plantea la politóloga Vélez.

La organización que dirige, Linterna Verde, publicó un boletín el 7 de abril de 2022 en el que también se refiere al uso parcializado de las encuestas para manipular en el contexto electoral. Sobre las que se hacen por redes, aunque con especial énfasis en Twitter, dice:

“Además de estar desprovistas de contexto y partir de una muestra sesgada, la velocidad y la viralidad en redes sociales hace que los sondeos alimenten el afán de los electores por tener conclusiones sobre la contienda. En ese sentido, los sondeos pueden generar percepciones erradas, que fracasan estrepitosamente al representar un nicho o que inciden en la idea de que uno u otro candidato es inviable”.

Sobre el sesgo intrínseco por falta de aleatoriedad en la selección de la muestra para estas encuestas virtuales, el profesor Paulo César Sepúlveda también tiene un video explicativo en su canal La Falacia del Día. “Aunque la muestra sea de cientos de miles, la conclusión jamás podrá representar a la población”, afirma. Además, advierte que una persona puede votar varias veces desde distintos usuarios.

“Tomen estos sondeos como meras anécdotas sin ningún poder predictivo o explicativo de la realidad. Diviértanse, participen, pero no les den un alcance mayor”, recomienda. De acuerdo con él, “en muchos casos, es simple márketing para ganar visibilidad”.

En resumen, la presentación de los resultados que hace el senador electo Pulido sobre su sondeo de intención de voto es cuestionable. Si bien aclara que no es una encuesta certificada, insiste en presentarla como “verdadera” y descalificar a las de firmas especializadas a pesar de que la suya, por el método que usó, tiene muchos más problemas técnicos que impiden usarla para predecir resultados como lo hizo él.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 17 Febrero 2022

De nuevo, no existe la ‘Ley Barreras’ que le quita a los pensionados para darle a los excombatientes

Por Juan Sebastián Lozada

En el pasado ya hemos verificado que nadie ha radicado el supuesto proyecto en el Congreso que reforma las mesadas pensionales, es un rumor que circula desde el 2016.

Una vez más, en redes sociales reapareció una cadena desinformativa sobre una supuesta ley cuya proposición se le endilga al senador Roy Barreras, electo por el Partido de la U y quien ahora busca una curul avalado por la Alianza Democrática Amplia, antes Afrocolombiana (ADA).

La información falsa circula en Facebook como un pantallazo de una cadena de WhatsApp, como la del enlace, que se publicó el 15 de febrero de 2022, y también se encuentra en varios mensajes de Twitter, que se viralizaron en octubre y noviembre de 2021. El texto dice que la ley “acaba de pasar en el Congreso de Colombia (...) y queda solo un debate pendiente” y asegura que se le recortará la mesada a los pensionados para dársela a las bases guerrilleras.

Una búsqueda de publicaciones de Facebook arroja que varias cuentas habían difundido la desinformación entre noviembre y diciembre del 2021, antes del inicio del año electoral. La desinformación resurge cuando el senador Roy Barreras está en campaña como senador dentro de la lista de la coalición del Pacto Histórico.

En 2020, en Colombiacheck publicamos esta verificación en la que explicamos que este mensaje sobre la ‘ley Barreras’ era falso. En esa nota contamos que el senador Barreras no ha presentado ningún proyecto de ley que reforme las pensiones en las pasadas legislaturas.

Además, no es cierto que esta ley, que no existe, haya pasado en el Congreso y le falte un debate para su aprobación, pues como explicamos acá, solo a partir de marzo de este año se pueden saber los proyectos de ley que se debaten en el Congreso. Asimismo, estos deben ser aprobados primero por un debate en sus respectivas comisiones legislativas.

En la nota anterior mencionamos que el Congreso tiene un plazo de dos legislaturas para dar trámite a una iniciativa ordinaria, según la Constitución y su propio reglamento. Para actualizar la información, Colombiacheck consultó nuevamente las bases de datos de los proyectos en trámite en el Senado (2019-2020, 2020-2021 y 2021-2022) y Cámara de Representantes.

En ninguno participó Barreras como proponente ni tampoco hablan de un recorte pensional, la mayoría ya están archivados. También buscamos los proyectos del senador en este periodo legislativo y el anterior pero no se puede hallar nada sobre una reforma a la mesada pensional para dársela a excombatientes de la guerrilla.

El mismo senador ha desmentido esto a través de sus redes sociales. Inclusive en 2019, le pidió un certificado al Secretario General del Senado que dice que no hay en trámite ningún proyecto de Barreras relacionado con descuentos en la mesada pensional.

Por último, uno de los primeros chequeos de Colombiacheck en el 2016, ‘El rumor contra los pensionados, ¿un mito originado en el Uribismo?’, comprobó que esta mentira surgió desde el uribismo y realizó un trabajo de minería de datos, con un aliado, para conocer la cuenta que le dió origen.

A través de un ‘robot’ programado en Python se pudo establecer que la primera mención de este rumor se hizo el lunes 19 de septiembre de 2016 desde la cuenta de Twitter @manuelpcabrales. Al respecto, la nota dice:

Dicho usuario podría corresponder a Manuel Prisciliano Cabrales, a quien no fue posible contactar. Lo cierto es que en ese perfil se publica información de (...) Daniel Cabrales del Centro Democrático”, quien actualmente es embajador de Colombia ante República Dominicana y fue senador para el periodo 2014-2018.

Por los elementos anteriores, calificamos otra vez como falsa la desinformación sobre la ‘Ley Roy Barreras’, que resucitó en época electoral.