Pasar al contenido principal
Viernes, 09 Agosto 2019

“¿Te pagan más o te pagan menos?”: Comparación de precio del dólar entre 2009 y 2019 es incorrecto

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Un trino compara el salario mínimo de 2009 y de 2019 en relación al precio del dólar para cada momento. Sin embargo, no tiene en cuenta la inflación ni los productos importados de la canasta familiar.

El pasado 6 de agosto, una tuitera publicó un trino para criticar la economía naranja y el eslogan (mal reseñado) “El futuro es de todos”; banderas del gobierno del Presidente de Colombia, Iván Duque. El trino decía: 

“Dólar 2009 $1.911 vs Dólar 2019 $3.460

Salario mínimo año 2009 = $497.000 / $1.911 = 260 Dólares

Salario mínimo año 2019 = $828.000 / $3.460 = 239 Dólares

¿te pagan mas o te pagan menos?

¡Ahí tienen su economía naranja y un país mejor para todos!”.

Efectivamente el precio del dólar estuvo en algún momento del año 2009 en 1.911 pesos, como se puede ver en esta tabla del Banco de la República.

Asimismo, el precio del dólar para el pasado 6 de agosto alcanzó los 3.459,47 pesos, como muestra esta otra tabla de la misma entidad.

Es cierto, además, que el salario mínimo de 2009 estuvo en 497.000 pesos; y que el salario mínimo actual es de 828.116 pesos. Todos estos valores reseñados en el trino son correctos.

Lo que no es correcto, sin embargo, es la comparación que hace al enfrentar el salario mínimo de 2009 convertido a dólares, con el de 2019 para decir que actualmente los colombianos ganan menos.

De acuerdo con Diego Guevara, docente de la Escuela de Economía de la Universidad Nacional, quien dice que los salarios no pueden compararse en dólares, a menos que sean dólares PPA (paridad del poder adquisitivo).

Juan David Arias, analista de mercado de capitales, afirma, además, que la comparación hecha por la tuitera no tiene en cuenta tres elementos fundamentales. 

  1. El PPA, mencionado por Guevara, es decir, el poder adquisitivo relativo frente a las otras monedas.

  2. La inflación, que cambia anualmente. 

  3. Y la canasta familiar, que se ve afectada por el PPA dado que esta varía y los productos importados han cambiado a través de los años.

Pero además, el trino ignora que la devaluación de la moneda no se da solo por factores internos (como el gobierno de Duque, como ella señala), sino también por factores externos. Y para el segundo punto, la caída de los precios del petróleo sigue siendo un factor que afecta la economía de Colombia, sumado a la pelea actual entre Estados Unidos y China que está afectando los mercados de todo el mundo. 

Arias cuenta que una de las monedas más transadas es el dólar australiano y hace dos años, con la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, tuvo una caída de 30 centavos, cuando bajó del 0,90 al 0,30. “Con el peso hemos tenido una devaluación del 20 por ciento en un año”, dice Arias. Y aunque Duque pueda tener la culpa de algunas cosas, no es responsable de todo. “Es más un tema de macroeconomía”, concluye el analista.

Por lo cual, dado que los valores usados en el trino son correctos pero se utilizan para llegar a conclusiones equivocadas, calificamos las afirmaciones como cuestionables.

Viernes, 27 Abril 2018

Lo complejo de bajar el IVA

Por Carlos González

Que bajen el IVA es el deseo de la mayoría de electores. De la Calle y Petro prometen hacerlo. Duque dice que lo eliminaría seis días al año. Revisamos qué tan factible es reducirlo.

Humberto de La Calle, candidato del partido Liberal, y Gustavo Petro, del movimiento Colombia Humana, han coincidido en la necesidad de reducir la tarifa del IVA de 19% a 16%. Sin embargo, según varios expertos consultados por Colombiacheck.com, esta propuesta no es viable por el momento fiscal que atraviesa el país: habría una diferencia negativa mayor entre los ingresos y los gastos de la Nación.

Ambos candidatos proponen reducir el gravamen y reemplazar estos ingresos luchando contra la evasión y la elusión tributaria con instrumentos como la factura electrónica y fortaleciendo y reestructurando la Dian. Sin embargo, estas medidas no impactarían de inmediato en el recaudo y tendrían que pasar varios años antes de ver sus frutos, por lo que estos recursos no podrían ser sustituibles en el corto plazo.

La evasión consiste en no pagar impuestos, mientras que la elusión en pagar menos a través de figuras jurídicas legales.

Otro componente que dificulta reducir el IVA y que no depende solamente de la voluntad del nuevo Presidente, es que debe hacerse a través de una reforma tributaria en el Congreso. Para Carlos Arias, analista político de la Universidad Externado, va a ser muy difícil que el legislativo apruebe una propuesta de este tipo, sin contar que ninguno de los candidatos tiene aseguradas mayorías parlamentarias, más si se tiene en cuenta que cerca de 50% del Senado será controlado por el uribismo y los conservadores, estos últimos divididos.

Por su parte, los candidatos Iván Duque, Sergio Fajardo y Germán Vargas proponen, con un poco más de conciencia, mantener la tarifa, aunque con algunos incentivos para movilizar el consumo.

Fajardo ha dicho que sería irresponsable reducir el impuesto, ya que el Estado necesita estos ingresos. Duque se arriesga un poco prometiendo eliminar el IVA por un día cada dos meses, con el fin de apoyar el consumo interno. Y Vargas Lleras ofrece quitarle el impuesto a los bienes de capital.

(Consulte cuáles son los bienes exentos de IVA)

Para nadie es un secreto que la reforma tributaria de 2016, la quinta en menos de siete años, impactó negativamente en el comercio. Según estadísticas del Dane, a septiembre del año pasado, 9 de las 11 categorías del comercio minoristas tuvieron contracción, mientras que el total del indicador solo tuvo un avance de 0,2%.

Sin embargo, Nicolás Carrero, socio fundador de la firma Carrero & Asociados, no cree prudente volver a la tarifa de 16%, porque se generaría un hueco fiscal muy alto. Si bien es cierto que la subida contrajo el comercio y resintió el bolsillo de los colombianos, “un año después ya hemos superado este incremento, como lo demuestra el crecimiento del consumo y la economía en general”, dice.

Para Carrero, el recaudo fiscal se vería seriamente afectado de llegar a bajar la tarifa, pues a finales del año pasado el gobierno obtuvo más de $136 billones de pesos a través de la Dian, de los cuales el IVA aportó $31,9 billones.

Si se compara la cifra con la de 2016, tuvo un incremento de 24%; cobrando el 16%, el recaudo fue de $25,7 billones.

Para dimensionar lo que significa el IVA para el recaudo nacional, podría compararse con el presupuesto de Defensa, que es el segundo rubro al que el Estado destina más recursos.

No cabe duda de que bajar el IVA es una propuesta popular, pero más allá de proponer reducir impuestos, los candidatos tendrán que explicar y demostrar cómo van a recuperar los recursos que dejarían de ingresar. Aunque el IVA es un impuesto regresivo que afecta a las personas con menor poder adquisitivo y alto para el nivel de ingreso per cápita, son recursos que necesita la Nación para hacer inversión.

Vale mencionar que, en el panorama regional, Colombia tiene el cuarto IVA más alto de la región, después de Uruguay (22%), Argentina (21%) y Chile (19%).

Nota: En la plataforma Change.org circula una petición, “Justa Incorrupta” con más de 3.000 firmas que propone reducir el IVA a través de la lucha contra la evasión.