Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 03 Agosto 2020

Tradujeron mal frase de Tedros sobre solución a la pandemia de COVID-19

Por José Felipe Sarmiento

Varios titulares en español han replicado unas supuestas declaraciones del director de la OMS que en realidad son producto de una mala traducción.

“No hay solución y quizás nunca la haya”, son las supuestas declaraciones del director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, sobre la pandemia de COVID-19 que se hicieron virales en la mañana del lunes 3 de agosto, luego de que múltiples medios de comunicación las pusieran en sus titulares.

Al buscar la cita textual en Google, aparece en portales como el del diario El Tiempo, los españoles Marca y El Periódico, los argentinos La Nación y Página 12, el ecuatoriano El Universo, el peruano RPP Noticias, el dominicano Listín Diario, la cadena de televisión latina estadounidense Univisión e Infobae. La mayoría de estos artículos le dan crédito a la agencia AFP por la información.

Pero Colombiacheck califica la cita atribuida al doctor Tedros como cuestionable, pues la traducción es inexacta frente a sus declaraciones originales en inglés.

Las palabras de apertura del director de la OMS en la rueda de prensa de este lunes están disponibles en el portal de esa entidad internacional y el video de la transmisión en vivo está en su canal de YouTube. La frase textual es: “There is no silver bullet at the moment and there might never be”. La traducción literal sería: “No hay una bala de plata en este momento y puede que nunca la haya”.

¿Qué es una bala de plata? Los diccionarios de las universidades de Cambridge y Oxford coinciden en que esta expresión se refiere a una “solución simple a un problema complicado” [énfasis añadido], el segundo agrega que esta es “aparentemente mágica”.

De acuerdo con el portal The Phrase Finder, fundado en 1997 por el ingeniero experto en lingüística computacional Gary Martin para documentar el origen de este tipo de modismos, su uso se deriva de la creencia popular en las balas de ese metal como las únicas capaces de matar hombres lobo u otros seres sobrenaturales. Esta idea existe al menos desde hace 200 años, pero la frase adquirió su sentido actual a principios del siglo XX.

Así que lo que dijo Tedros es que “no hay una solución simple [a la pandemia] en este momento y puede que nunca la haya”. En contexto, estaba hablando de las múltiples vacunas contra el COVID-19 que están en ensayos clínicos. “Todos esperamos tener un número de vacunas efectivas que pueda ayudar a prevenir que las personas se infecten”, había sido su frase anterior. Lo que hizo fue aclarar que no es un problema sencillo de resolver como por arte de magia.

“Por ahora, detener los brotes se reduce a las bases de la salud pública y el control de enfermedades: pruebas, aislamiento y tratamiento a los pacientes, y trazado y aislamiento de sus contactos. Hay que hacerlo todo”, agregó enseguida el director de la agencia de salud de las Naciones Unidas.

De modo que las citas entrecomilladas son cuestionables, pues cambian el sentido de lo que dijo el funcionario internacional. De hecho, El Tiempo publicó otra nota con la traducción correcta y una explicación de lo que quiso decir Tedros: “que el enfoque con el que se tiene que abordar este problema de salud pública tiene que ser el control de la pandemia y no la erradicación de la enfermedad”.

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Viernes, 20 Marzo 2020

Covid-19 sí tiene síntomas similares a la gripa, pero es mucho más contagiosa

Por José Felipe Sarmiento

Frase del MinSalud es correcta: coronavirus puede producir síntomas parecidos a los de la gripa, pero Covid-19 es más peligroso por su grado de contagio.

Durante una entrevista el pasado 10 de marzo en la emisión de la mañana de Noticias RCN, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, dijo que la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2, bautizada como Covid-19, “es como una gripa normal, pero con mayor compromiso pulmonar” y enseguida explicó que este último es la razón por la que puede derivar en afecciones más severas, como la neumonía.

No es el único espacio en el que el Gobierno ha hecho pronunciamientos similares. La página sobre la pandemia en el portal del ministerio dice que los coronavirus, como familia, “causan Infección Respiratoria Aguda (IRA), es decir gripa, que puede llegar a ser leve, moderada o grave”.

El pasado 8 de marzo, dos días después de que se confirmó el primer caso en Colombia, un comunicado de Presidencia también señaló que “los síntomas del coronavirus son similares a los de una gripa”. Quien hizo esa comparación ese día fue la directora del Instituto Nacional de Salud (INS), Martha Ospina, como quedó registrado en la cuenta de Twitter de MinSalud y en medios.

El símil, sin embargo, ha sido puesto en duda por las medidas que se han tomado en todo el mundo para contener el virus.

Como contamos en otro chequeo, incluso han circulado cuadros comparativos para diferenciar esta enfermedad de la gripa y el resfriado. Pero estos son cuestionables porque “no existen síntomas que puedan diferenciar de forma confiable el Covid-19 de otras infecciones respiratorias víricas”. Esta fue la explicación que le dio el infectólogo Mario Bárcena al portal de verificación español Newtral, de donde tomamos esa nota como parte de la alianza internacional #DatosCoronavirus.

En efecto, tras hablar con varios expertos, Colombiacheck califica la afirmación de Ruiz como ‘verdadera pero…’ porque, en términos generales, tiene razón en que hay un parecido. Lo que pasa es que el “compromiso pulmonar” del que habla no se presenta en todos los casos. El verdadero problema, según los especialistas, es que se trata de una enfermedad muy contagiosa, que puede colapsar el sistema de salud aunque afecte de forma grave a un porcentaje aparentemente bajo de personas.

Los parecidos

Justamente los síntomas son lo más parecido entre una gripa “normal” y la infección por coronavirus. “Son exactamente iguales a los resfriados comunes, como tos, moco, molestia en la garganta”, le dijo el médico infectólogo Carlos Álvarez a la revista Semana, entre otros medios.

Por supuesto, no es el único que hace esa afirmación. La Escuela Médica de la Universidad de Harvard también señala ese parecido en su página de actualización permanente sobre el coronavirus de la actual pandemia, igual que la epidemióloga Lisa Lockerd Maragakis, profesora de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, en el portal de esta institución.

El médico Francisco Sarmiento, también epidemiólogo con máster en salud pública, dice que “se puede categorizar” al coronavirus como una gripa, aunque aclara que “siempre hay un nivel de detalle” entre los diferentes tipos de gripas y de coronavirus. De acuerdo con las fuentes consultadas por Colombiacheck, el ‘pero’ a la afirmación del ministro es que trató de hacer la diferenciación con un enfoque desacertado.

El internista y neumólogo Gonzalo Prada considera que centrar la comparación en el “compromiso pulmonar”, como lo hizo Ruiz, es un error. Reconoce que síntomas como la fiebre y el malestar general son similares en ambos casos, pero señala que la afectación de los pulmones “es variable de acuerdo a cada organismo”, o sea que puede presentarse en unos pacientes y en otros no; cuando lo hace, “es muy grave”.

La epidemióloga Sonia Alejandra Milanés comparte que la diferencia “no es tanto el compromiso pulmonar”. La especialista explica que el desarrollo de neumonía a partir de la infección con Covid-19, en la mayoría de los casos, es antecedido por una condición que predispone a que el paciente llegue a ese punto. Algunos factores son la edad por encima de los 60 años, tener otras enfermedades, como hipertensión o diabetes, o estar bajo un tratamiento que debilita las defensas del cuerpo, como el que tienen que hacer quienes han recibido trasplantes.

Además, Prada destaca que la influenza (gripa) también puede complicarse y dañar los pulmones en algunos pacientes. Así, más que la diferencia entre ambos tipos de enfermedades, es otro punto en común. Pero este sí las aparta de otra confusión, que es con el resfriado común, porque este “no presenta esas condiciones”.

El rector de la Universidad de los Andes, Alejandro Gaviria, que fue ministro de Salud y tuvo a Ruiz como viceministro, también asegura que los síntomas son el principal parecido entre la “gripa normal” y el nuevo coronavirus. Otras similitudes señaladas por el exfuncionario son algunos medios de transmisión de la enfermedad y los métodos de prevención (lavado de manos con agua y jabón, aislamiento social, etc.). En esto coinciden, en su mayoría, las demás fuentes consultadas por Colombiacheck, en particular las publicaciones de instituciones académicas estadounidenses ya citadas.

¿Entonces por qué tanto alboroto?

La diferencia clave entre el SARS-CoV-2, que ha causado la pandemia de Covid-19, y diferentes virus gripales tiene más que ver con su novedad y su alto grado de contagio.

Las diferencias

El diario estadounidense The New York Times resumió bien el problema en un artículo del pasado 2 de marzo: aunque la tasa de mortalidad exacta de la Covid-19 todavía es desconocida y, según las estimaciones científicas, podría ser similar a la de una gripe estacional severa, “incluso una enfermedad con una tasa de mortalidad relativamente baja puede tener un costo enorme si un gran número de personas la contraen”.

Según Prada, “el riesgo es el mismo”. La diferencia en este caso es que “la propagación ha sido muy rápida y ha producido muchas muertes en poco tiempo, pero la influenza también mata”. El neumólogo incluso recuerda que el año pasado tuvo tres pacientes jóvenes que murieron hospitalizados por esta causa. El exministro Gaviria también hace énfasis en que la gripa produce muchas muertes y el problema en este caso es el contagio.

“El problema es que, como nadie tiene inmunidad contra este nuevo virus, los volúmenes de personas que se enferman son mucho más altos”, explica el epidemiólgo Sarmiento. Si todos se contagian al mismo tiempo, esto es lo que puede hacer inmanejable la cantidad de enfermos para el sistema de salud, en especial los que requieren hospitalización, aunque estos sean, en teoría, alrededor de 5 por ciento (las cifras aún no están claras).

Aquí hay que recordar que la mayoría de las personas infectadas es asintomática, como 
explicó Ruiz en el noticiero. La proporción estimada es de 80 por ciento de los casos. Sin embargo, esto no evita que esas personas puedan contagiar a otras y, según los expertos, la tasa de transmisión de este virus podría ser muy superior a una gripa normal.

Por supuesto, la falta de inmunidad también tiene que ver con la inexistencia de una vacuna, que a su vez se debe a la novedad del virus. Por el contrario, sí hay una vacuna contra la influenza.

Estas diferencias son más claras que la planteada por el ministro. Sin embargo, la comparación que hace de la Covid-19 con la gripa es acertada en términos generales. Por eso Colombiacheck califica la afirmación como ‘verdadera pero…’.
 

Especial mentiras y verdades del coronavirus