Pasar al contenido principal
Lunes, 03 Septiembre 2018

Trino engañoso anuncia baja del IVA y subida del mínimo en 2019

Por Sania Salazar

El mensaje aclara que se habla de México, pero no dice que apenas son propuestas del presidente electo de ese país que deben ser aprobadas.

Alrededor de 3.500 retweets tiene un trino que ilusiona a desprevenidos con una reducción del IVA y aumento del salario mínimo a partir de enero de 2019, pero en México, no en Colombia.

Aunque el trino aclara que está hablando de México, es engañoso porque no dice que ambas medidas hasta ahora son solo propuestas del presidente electo de México.

 

 

Estas propuestas de Andrés Manuel López Obrador en campaña deben presentarse ante el Congreso mexicano para su aprobación, por lo que sus próximos secretarios (lo que en Colombia se conoce como ministros) han indicado que no necesariamente se pondrán en marcha en 2019, le explicó a Colombiacheck Roberto Arrechedera, Director de Bursar Banca de Inversión (México).

La segunda aclaración es que las dos propuestas están pensadas para aplicarse en los estados ubicados en la zona de frontera con Estados Unidos, aunque el periódico El Economista informó que, según López Obrador, el aumento del salario mínimo empezaría a regir el 1 de enero de 2019 “en los municipios del norte de la frontera, y en el país de forma gradual”.

El trino confunde porque en Colombia se ha hablado en las últimas semanas de aumentar el IVA en los productos de la canasta familiar y de aumentar el salario mínimo.

Alejandro Barrera, economista de la Cámara de Comercio de Manizales por Caldas, resaltó que la economía de cada país tiene sus propias dinámicas, realidades y necesidades (distinto nivel de salario mínimo, distinto costo del IVA y diferente porcentaje del PIB de déficit fiscal, por ejemplo) . “A pesar de ser un país de la región, México tiene una economía mucho más grande que Colombia y con características macroeconómicas diferentes”, indicó.

Barrera resaltó, además, que los efectos de medidas como la reducción de los impuestos y el alza del salario mínimo son únicas para las diferentes economías nacionales, a pesar de que desde la teoría se esperen resultados determinados.

Barrera explicó que no es lo mismo bajar impuestos en un país con un déficit fiscal (exceso de gasto del Estado) alto que en un país con déficit bajo, así como no tiene

los mismos efectos en la economía subir el salario una mínima parte o la mitad del (total de bienes y servicios producidos en un país durante un período de tiempo determinado).

Así que aunque a muchos de los tuiteros que comentaron el mensaje les parece que Colombia debería tomar estas medidas, hay que dejarles claro que, aunque suena atractivo para el bolsillo de los colombianos, esas no son, necesariamente, las medidas que necesita el país.

 

Viernes, 07 Julio 2017

¿El impuesto al uso de bolsas plásticas financiará la política de las Farc?

Por Sania Salazar

La teoría es del diputado del Magdalena Alex Velásquez Alzamora, quien la hizo pública en su cuenta de Twitter y tuvo eco en varios medios de comunicación nacionales. Verificamos y resultó totalmente falsa.

Críticas, exigencia de pruebas y hasta burlas han sido las respuestas que el diputado conservador del Magdalena, Alex Velásquez Alzamora, ha recibido a un trino en el que asegura que el impuesto al uso de bolsas plásticas que se empezó a cobrar en Colombia es para financiar la participación en política de las Farc.

 

 

Después de revisar la Ley que reglamenta el impuesto al uso de bolsas plásticas, el decreto donde se definen los gastos del Presupuesto General de la Nación para 2017 y de contrastar varias fuentes, Colombiacheck califica la afirmación de Velásquez Alzamora como falsa.

Colombiacheck habló con el diputado. “Es un tributo que está colocando el Congreso de la República y los tributos o impuestos no tienen destinación específica, van al Presupuesto General de la Nación, los recursos que está destinando ese presupuesto son para la implementación de los acuerdos”, aseguró.

El diputado fue enfático al afirmar que “toda” la política nacional está destinada a la implementación del Acuerdo Final, “no existe otra destinación, así de sencillo, es mi criterio”, y añadió que se basó en el Plan Nacional de Desarrollo (ley 1753 de 2015) y en la destinación de los rubros del presupuesto.

La paradoja del impuesto a las bolsas plásticas

A diferencia de otros tributos, este es un impuesto que no busca recaudar mucho dinero sino desestimular el uso de las bolsas plásticas para disminuir la contaminación ambiental. Dicho concepto o espíritu de la norma fue confirmado por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quien dijo a la W Radio que ese impuesto tiene la “única vocación de que la gente no lo pague, es decir, que no compren bolsas plásticas”, e indicó que es una medida que Colombia estaba en mora de implementar porque existe en muchos países.

En el ABC del impuesto, que se puede descargar de la página del Ministerio de Ambiente, indican también que el objetivo es “desestimular el uso de la bolsa plástica en los puntos de pago”.

En la oficina de prensa del Minhacienda explicaron que, efectivamente, el dinero del impuesto irá al Presupuesto General de la Nación, pero que no hay un cálculo exacto de lo que se pueda recoger, porque, enfatizaron, la idea es que la gente no lo pague, que usen bolsas de papel, tela u otros elementos. Además, aseguraron que el impuesto puede ir a cualquier programa del Gobierno.

El diputado tiene razón en que el impuesto no tiene destinación específica, pero por la misma razón que plantea, no se puede afirmar que vaya a ser utilizado puntualmente para la implementación del Acuerdo Final y mucho menos, que vaya a financiar la participación en política del partido que saldrá de la desmovilización de las Farc.

Revisamos también el Presupuesto General de la Nación, pero en ese documento no hay ninguna destinación específica para la participación política de las Farc. Allí se detallan inversiones relacionadas con la terminación del conflicto como atención a víctimas y reintegración de personas y grupos alzados en armas o justicia transicional, pero también hay destinaciones en sectores tan variados como la soberanía territorial y desarrollo fronterizo, hasta la calidad y fomento de la educación superior.

En septiembre de 2016, cuando se aprobó el Presupuesto General de la Nación para 2017, el ministro Cárdenas resaltó que con ese dinero se debían cubrir, entre otros, gastos del posconflicto.

“Este impuesto no tiene destinación específica, sino que entra a una bolsa general del Gobierno y ninguna parte de esa plata está atada a un gasto en particular. En el presupuesto general hay un porcentaje que va para la implementación del acuerdo de paz, pero hay otra parte para muchas más cosas. Como el diputado lo está diciendo, entonces cualquier impuesto es para eso, desde el IVA, el predial, hasta el impuesto a la renta”, concluyó Andrés Castro, investigador del Centro de estudios de derecho, justicia y sociedad, Dejusticia.

Hay que recordar que la financiación de la actividad política de las Farc ha causado polémica en las últimas semanas, por lo que Colombiacheck publicó recientemente dos chequeos sobre el asunto, pero en el Acuerdo Final quedó establecido que el movimiento político que resulte de esa guerrilla, ya desmovilizada, recibirá una suma equivalente al 7% anual de la apropiación presupuestal para el funcionamiento de los partidos y movimientos políticos entre la fecha del registro y el 19 de julio de 2022”, indica el Acuerdo Final. Ese dinero contribuirá a la financiación del Centro de pensamiento y formación política así como a la difusión y divulgación de su plataforma ideológica y programática, explica el texto.