Pasar al contenido principal
Jueves, 08 Septiembre 2016

Van más de tres años sin tomas guerrilleras... ¡y nadie se dio cuenta!

Por Sania Salazar

Según el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, Cerac, hasta el 19 de julio pasado se contaban 1.234 días sin tomas de poblaciones por este grupo subversivo. Tres años y cuatro meses.

Tres años y cuatro meses se escriben rápido y caben en una sola línea. Pues tres años y cuatro meses se cumplieron el pasado 19 de julio, desde el último registro que tiene el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, Cerac, de una toma de las Farc a una población en Colombia. De hecho, el día de publicación de esta nota, 8 de septiembre de 2016, la cuenta va en tres años y cinco meses sin tener noticia de tomas guerrilleras de las Farc.

En tres años y cinco meses un ser humano aprende a caminar y a hablar. Un alcalde cumple casi totalmente su periodo y se hace más de la mitad de una carrera universitaria.

Gracias al silencio de fusiles, cilindros bomba y tatucos, Arnulfo Parra Peña, el alcalde de San José del Fragua, Caquetá, pudo ver tranquilamente el partido de fútbol entre Venezuela y Colombia el 1 de septiembre pasado. Los tiempos en que las Farc hostigaban casi a diario a su población son una pesadilla del pasado.

“Vivir sin miedo es una delicia, cuando estaba la guerrilla se escuchaba un tiro y todo el mundo cerraba las puertas, ahora el Ejército hace polígono y la gente sigue tranquila”, afirma el mandatario.

 

 

El pasado 7 de agosto, cuando el Presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, publicó este trino, se completaban más exactamente 1.253 días.

Las cuentas salen del informe de Cerac del 20 de julio pasado (con corte a 19 de julio) en el que daba cuenta del tiempo que ha pasado en Colombia sin tomas de poblaciones. Cerac tomó como referencia la fecha en la que se registró el último de estos hechos atribuido a las Farc.

Colombiacheck llamó varias veces a Lizcano para precisar de dónde había tomado la cifra, pero no nos respondió. Presumiendo que el senador tomó como referencia al Cerac, calificamos la frase como verdadera, aunque Lizcano olvidó sumar los días que habían pasado desde el anuncio del informe.

Arnulfo calcula 13 años de calma en su población, de la que ha sido alcalde dos veces y que sufrió los embates del frente 39 de las Farc y de los paramilitares.

“Mi casa colindaba con la estación de Policía por la parte de atrás. A veces me tocaba amanecer debajo del mesón de la cocina, que me protegía porque es una plancha de concreto. Eso es como una película, es muy berraco”, relata.

Según el Observatorio del delito de la Dijín, entre 2003 y lo corrido de 2016 se registraron 24 asaltos a poblaciones. En ese lapso, el 2003 fue el año en el que más acciones de este tipo se presentaron, con nueve.

Estas acciones son definidas en el Libro blanco de estadísticas del sector seguridad y defensa como una “acción violenta cometida por grupos subversivos, en la que atentan contra instalaciones públicas y/o privadas, cometen delitos como hurto a entidades financieras, secuestros, homicidios y daño en bien ajeno, entre otros, con el fin de causar destrucción total o parcial en la población y sus habitantes”.

Ahora Arnulfo puede visitar la zona rural y ver las necesidades de la comunidad, supervisar obras, estar al tanto de lo que hacen sus funcionarios en las veredas. “Las tierras se valorizaron. Ahora vivimos contentos y relajados. Es algo muy bonito. Volvemos a ser una sociedad normal”, concluye el mandatario.

Los responsables y los motivos

Según el informe ¡Basta ya! del Centro Nacional de Memoria Histórica, en los 5.137 casos de daños contra bienes civiles documentados por el GMH (Grupo de Memoria Histórica) entre 1988 y 2012 las guerrillas fueron responsables de 4.322, que corresponde al 84%.

Esto teniendo en cuenta que por daño a bienes civiles se refieren a ataques a propiedades, quema de viviendas, destrucción de infraestructura y robo de ganado, así como a acciones de sabotaje contra la infraestructura eléctrica, energética y vial, y a los ataques contra instituciones privadas. También se cuentan las viviendas y bienes averiados en los ataques a poblaciones por cilindros bomba, la quema de vehículos en retenes ilegales y los bienes afectados por atentados terroristas.

Según el mismo informe, la violencia contra los civiles, antes que un daño colateral ha sido un recurso premeditado de los actores armados. “Cuando la población civil es contemplada como un apoyo determinante en el resultado final del conflicto, los actores armados usan la violencia para lograr la subordinación. Pero cuando la población civil es vista como una prolongación del enemigo, el objetivo de la violencia es el exterminio y la desestabilización”, señala el documento.

El informe indica, además, que entre los delitos que caracterizan el accionar de las guerrillas están atentados terroristas y ataques a centros urbanos, cuyos efectos colaterales los sufren en su mayoría los civiles.

Domingo, 07 Mayo 2017

Exsecretaria de Uribe publica trino con cifras falsas sobre el conflicto

Por Sania Salazar

Alicia Arango publicó un trino en el que señala a las Farc como único grupo responsable por la totalidad de los delitos cometidos durante el conflicto armado en Colombia y, para darle veracidad, dice que la fuente es el Centro Nacional de Memoria Histórica.

 

 

Este trino lo publicó en su cuenta personal Alicia Arango, exsecretaria privada de la Casa de Nariño durante la presidencia de Álvaro Uribe. La misma a la que en un perfil publicado por El Tiempo describen así:

“Confronta al que sea. "¡Mentira!, eso no es verdad", les replica a altos funcionarios del gabinete, para controvertir una cifra o reprochar una excusa sobre metas sin cumplir”.

Ella, a la que en el perfil describen como una delatora de mentiras y quien según su cuenta de Twitter es la actual jefe de debate de Iván Duque, el precandidato presidencial por el Centro Democrático, publicó el trino con información errada atribuida al Centro Nacional de Memoria Histórica.

Colombiacheck: Usted publicó un trino el pasado 30 de abril con cifras de delitos cometidos por las Farc, ¿de qué parte del Centro Nacional de Memoria las tomó?

Alicia Arango: Ahhh ¿el trino mío?

C: Sí.

A.A: No, es que, la verdad, ese dato me lo mandaron.

C: ¿Quién?

A.A: O sea ese me lo mandaron, unos estudios sobre el tema, yo sugiero que llamen a Alfredo Rangel…

C: ¿Por qué a Alfredo Rangel?

A.A: No me acuerdo si él, pero estoy segura que él tiene esa información.

C: Bueno, muchas gracias.

A.A: Con mucho gusto, el que tiene la información más condensada es Alfredo Rangel.

C: Usted no tomó la información del Centro de Memoria Histórica directamente, ¿se la mandaron?

A.A: Exactamente. Revisen el Twitter de Alfredo Rangel. ¡Pero la información es cierta!

Colombiacheck habló con Arango cuando ya por lo menos cuatro twitteros, entre ellos la Representante a la Cámara por el Partido Alianza verde, Angélica Lozano, le habían advertido el “pequeño” error: las cifras corresponden a delito atribuidos a todos los actores del conflicto, no solo a las Farc.

Colombiacheck comparó las cifras del trino con las del informe Basta Ya, del Centro Nacional de Memoria Histórica y confirmó que, efectivamente, son los consolidados de los delitos cometidos durante el conflicto armado en Colombia por todos los actores del conflicto. Esas cifras no son de delitos cometidos únicamente por las Farc. Por eso calificamos la información como falsa.

 

 

Hasta el pasado 4 de mayo el trino tenía 209 retweets, 19 respuestas y 86 “Me gusta”. ¿Cuántas personas habrán visto la información errada y habrán creído que es cierta? Arango tiene 20. 800 seguidores en Twitter.

La verdad sobre las cifras

Asesinados

“El informe permite confirmar que entre 1958 y 2012 el conflicto armado ha ocasionado la muerte de por lo menos 220.000 personas”: Basta Ya, página 20. Queda claro que la cifra es de las personas que han muerto por cuenta del conflicto armado en el país, cuyo único actor armado no son las Farc.

Desaparecidos
El informe toma las cifras de desaparecidos del Registro Único de Víctimas (de la Unidad para la atención y reparación integral a las víctimas) y, efectivamente, se calculan en 25.007 casos, pero se desconocen los autores de la totalidad de los hechos.

“El RUV no reporta autoría presunta en 21.423 de los 25.007 casos de desaparecidos, lo que equivale a un 85,6% del total”: Basta Ya, página 64.

Desplazados

Según las cifras publicadas por Arango, los desplazados por las Farc suman 5. 712.506 colombianos, en el informe las calculan en 5.700.000 como consecuencia del conflicto armado y dejan claro que las cifras están fragmentadas en diversas fuentes y distintos periodos de estudio.

“Según CODHES (la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento), en los diez años comprendidos entre 1985 y 1995 fueron desplazadas de manera violenta 819.510 personas. De acuerdo con el RUV, en solo seis años, entre 1996 y 2002, la cifra llegó a 2.014.893 víctimas. De acuerdo con el RUV, entre el 2000 y el 2003, el número anual de personas en situación de desplazamiento forzado superó las 300.000 personas”: Basta Ya, página 71.
“La cifra de desplazados podría acercarse a las 5.700.000 personas, lo que equivaldría a un 15% del total de la población colombiana”: Basta Ya, página 34.

Asesinatos selectivos

La cifra difundida por Arango sobre este delito tiene un pequeño error, pues dice que las víctimas fueron 16.340 y según el Centro de Memoria fueron 6 más.

“Entre 1981 y 2012, 16.346 acciones de asesinato selectivo que produjeron 23.161 víctimas. De este total, 8.903 personas fueron asesinadas selectivamente por grupos paramilitares, lo que corresponde al 38,4%; 6.406, es decir el 27,7% de las víctimas fueron asesinadas por grupos armados no identificados; 3.899 o el 16,8% fueron víctimas de las guerrillas; 2.339, correspondientes al 10,1% del total de asesinatos selectivos, los causaron miembros de la Fuerza Pública; 1.511, es decir el 6,5% de las víctimas fueron asesinados por desconocidos, 83 asesinatos, o el 0,4% del total, fueron el resultado de acciones conjuntas de grupos paramilitares y miembros de la Fuerza Pública; y finalmente 13 asesinatos fueron perpetrados por otros grupos”: Basta Ya, página 36.

Masacres

Según la imagen publicada, las Farc cometieron 1.982 masacres, pero según el estudio, hubo más grupos armados responsables.
“De las 1.982 masacres documentadas por el GMH entre 1980 y 2012, los grupos paramilitares perpetraron 1.166, es decir el 58,9% de ellas. Las guerrillas fueron responsables de 343 y la Fuerza Pública de 158, lo que equivale al 17,3% y 7,9% respectivamente”: Basta Ya, página 36.

Secuestrados

Los 27.023 secuestros tampoco los cometió solo las Farc.

“El trabajo de Cifras & Conceptos para el GMH reporta 27.023 secuestros asociados con el conflicto armado entre 1970 y 2010”: Basta Ya, página 33.
Además, el informe agrega que “de los 27.023 secuestros reportados entre 1970 y 2010,19 las guerrillas son autoras de 24.482, lo que equivale al 90,6%. Los paramilitares han realizado 2.541 secuestros, correspondientes al 9,4%. Lo anterior significa que de cada diez secuestros, aproximadamente, las guerrillas son responsables de nueve y los grupos paramilitares de uno”. Página 37.

Violencia sexual

En la sección “Estadísticas”, de la versión en internet del informe Basta Ya, aparecen las 1.754 víctimas de violencia sexual a las que hace alusión el trino de Arango, pero fueron varios los grupos armados responsables de ese delito.
“El RUV (Registro único de Víctimas) reporta presunta autoría en 748 de los 1.754 casos registrados. Entre estos, 370 fueron perpetrados por las guerrillas (49,5%), 344 por los grupos paramilitares (46%), 8 por miembros de las Fuerza Pública (1,1%), 7 por más de un autor y 19 por otros. Esta distribución pone de manifiesto que la violencia sexual perpetrada por las guerrillas pudo haber sido menos visible que la de otros actores armados”: Basta Ya, página 80.

Reclutamiento Forzado

Colombiacheck no encontró el número 6.421 en el Basta Ya. Según la imagen trinada por Arango, ese es el número de reclutados a la fuerza por las Farc, delito que en el informe llaman “reclutamiento ilícito”:
“El Programa Especializado de Atención a Niños, Niñas y Adolescentes que se desvinculan de grupos armados al margen de la ley del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar – ICBF reportó la atención de 5.156 niños, niñas y adolescentes desvinculados durante el periodo comprendido entre el 10 de noviembre de 1999 y el 31 de marzo del 2013”, Basta Ya, página 84.

El informe, en la misma página, indica además que “a partir de los testimonios de los niños, niñas y adolescentes cobijados por el Programa, se identificó como principales reclutadores a las FARC, con 3.060 casos (60%), luego a las AUC, con 1.054 casos (20%), y por último al ELN, con 766 casos (15%)”.

Un trino que manipula una investigación de año y medio

Las cifras que aparecen en el trino de Arango son el resultado de un informe del Centro Nacional de Memoria Histórica titulado Basta Ya. Para llegar a esos números, durante año y medio 10 personas cruzaron bases de datos de diferentes organizaciones, recopiladas con diferentes metodologías y en distintos periodos de tiempo con el objetivo de unificar la información. Además, el equipo revisó caso a caso para alcanzar una mayor precisión.
“Cruzar todos estos datos fue una tarea difícil, es un trabajo dispendioso, pero es una tarea que va a contribuir al esclarecimiento de la verdad”, dice Carolina Rojas, investigadora del Observatorio de memoria y conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica.

Actualmente están actualizando el Basta Ya para saber qué le pasó a cada una de las víctimas, para ir más allá de las cifras y saber quiénes eran esas víctimas, para conocer su historia.

Año y medio. Un equipo de 10 personas. Un trino.