Pasar al contenido principal
Jueves, 06 Junio 2019

Cadena de intento de secuestro a una mujer en centro comercial de Colombia es de una denuncia en México

Por Ana María Saavedra

Una cadena asegura que un hombre intentó secuestrar a una mujer haciéndose pasar por su pareja. Sin embargo, esto no ha sucedido en Colombia.

Tanto en Whastapp como en grupos de Facebook se ha publicado una cadena en la que se alerta de un supuesto intento de secuestro a la salida del centro comercial Estación, en el que un hombre se hace pasar por la pareja de una mujer para llevársela a la fuerza. Al verificar esta información, en Colombiacheck encontramos que es Falso que ese caso haya ocurrido en Colombia.

La siguiente es la cadena que ha sido compartida en grupos de Facebook de poblaciones como Bogotá, Cali, Mosquera (Cundinamarca) e Ibagué, entre otras.

“Niñas esto lo compartió una conocida que la paso a su amiga 

Buenas noches Grupo🙋🏼

Les voy a compartir algo que me pasó el día de hoy; no lo ví, no lo leí, me pasó a mí, lo viví en carne propia...

Fui a pagar mi tarjeta de Olímpica y a distraerme un rato al centro comercial La Estación; después de ser atendida por una de las cajeras, salí de la tienda Olímpica y me entré a una tienda de ropa, elegí unas prendas, unos  jeans, me los medí y todo pintaba normal.

A la salida del almacén,  un hombre alto, quizá de  1.85 mts aproximadamente, vestido de traje, unos 40 años, me tomó del brazo y con la naturalidad del mundo comenzó a decirme que debí comprar el segundo pantalón, que me lucía bien, etc....

Obviamente como no lo conocía me intenté safar, moviendo fuertemente mi brazo hacia Mi,  a lo que él comenzó a halarme el brazo más fuerte respondiendo extrañado ¿Qué tienes amor? ¿Estás enojada nena? ¿Qué pasó?

Comencé a gritarle que no lo conocía que me soltara y me halaba muy fuerte y lo empujaba y él se mostraba tranquilo sosteniendo firmemente mi brazo mientras seguía caminando hacia la salida.

Me safé y entonces me abrazó y me cargó mientras yo gritaba histéricamente que me soltara y pataleaba y le pegaba, mientras veía que toda la gente nos miraba y no hacía nada, pues el tipo actuaba como si me conociera, diciéndome "vamos para afuera mi amor,  estás haciendo aquí un drama, todos nos miran, qué vergüenza" la gente me miraba como si yo  estuviera loca.

Un guarda de seguridad del centro comercial se acercó, adivinen a qué...se acercó a él a preguntarle "¿Todo está bien, caballero?" Aún cuando yo gritaba que no lo conocía. 

El tipo le dijo "lo siento mucho, es mi novia  y está molesta haciendo show, pero ya salimos para que no haya problemas, no se preocupe" El tipo tuvo que bajarme en ese momento, al acercarse el vigilante,  y me volvió a agarrar  del brazo; 

Sentí tanta impotencia por que no podía safarme, ya me había quitado mi bolso, el guarda se alejó y la gente creía que la loca era yo, comencé a gritar más fuerte y estaba tan desesperada que dos chicos, ya casi en la salida abajo junto al paqueadero, se acercaron, me preguntaron si todo estaba bien y yo llorando les dije que no lo conocía que por favor me ayudaran, comenzaron a discutir con el tipo, quien les decía muy tranquilo y cordial "lo siento mucho, ella es mi novia  solo que esta molesta, ya saben cómo son ellas No?, pero es asunto de "dos" no hay problema, tranquilos, y gracias por la preocupación, eso está  muy bien, entonces uno de ellos le dijo que aunque yo fuera su pareja si no quería irme con él no tenía porque obligarme. Me halaron fuerte contra ellos y al ver que el tipo se resistía a soltarme se acercaron otros 3 chicos que venían con los que ya estaban ahí. 

Entre los 5 me separaron del tipo, quién tuvo que soltarme al ver que eran varios y que además mucha gente miraba y con la tranquilidad del mundo me dijo:

"Está bien mi amor, si eso deseas vete, mañana que se te pase el mal genio te llamo y hablamos  tranquilamente, te parece  mi vida?? cuídate, Te Amo", se dió media vuelta y salió. 

Los chicos me preguntaron si estaba bien, si lo conocía en verdad, les dije que no, que iba sola y que me había agarrado saliendo de una tienda. 

Entonces uno de ellos mirando hacia afuera dijo "ok entonces vamonos, te está esperando" voltee a mirar y en efecto había prendido un cigarro y estaba parado con una mano en el bolsillo mirándonos. Me entré  de nuevo, me acompañaron un rato, mientras me comuniqué con mi papá para que fuera por Mi,  esperaron a que me tranquilizara, yo temblaba de la ira, de los nervios, me hicieron preguntas, se aseguraron de que estuviera bien y se fueron (...). 

Por suerte dos almas me ayudaron a salir de la situación, pero les quise contar esto para que tengan cuidado, no se dejen, levantar la voz de nadie, luchen y si ven a alguien en una situación incómoda, acérquense, pregunten, ayuden, podrían estar salvando una vida, podrías ser tú, tus hijas o tu mamá, una amiga, tu hermana, tu primo o tu vecino el que ya no regrese a casa."

OJO: Esto puede ser una nueva forma de secuestro en cualquier Centro Comercial, no precisamente sea particular de La Estación.

Comparte con las mujeres que conozcas. 🙏

Los Quiero

 ave💋💋🐶".

Para verificar esta cadena, lo primero que hicimos fue intentar averiguar el lugar de los supuestos hechos, pues en ninguna parte se indicaba la ciudad en la que supuestamente había ocurrido.

Entonces, corroboramos que en las ciudades de Cali e Ibagué tienen centros comerciales llamados La Estación. Sin embargo, en Cali este lugar no cuenta con sede de la cadena de supermercados Olímpica. La ciudad que sí tiene un Olímpica dentro de un centro comercial La Estación es Ibagué.

Precisamente, la Policía de esa ciudad conoció de esa cadena y verificó si ese hecho había ocurrido allí.

A través de un oficial del Centro Cibernético de la Policía nos informaron que esta historia era falsa. No había ocurrido en esa ciudad.

Asimismo, nos enviaron este comunicado en el que el Centro Comercial desmentía los hechos relatados en la cadena. La nota de prensa fue publicada en su página de Facebook.

estac

Aparte de estas verificaciones, en Colombiacheck buscamos si esta cadena había circulado en otros países y encontramos que la cadena original provenía de México.

En ese país, incluso,  medios de comunicación como Univisión, Excelsior, Milenio y Vice, entre otros, denunciaron el caso tras conocer la denuncia de redes que se difundió el año pasado.

El relato es igual al que se difunde recientemente en Colombia, sin embargo en el caso mexicano aseguran que ocurrió en el centro comercial Santa Fe de Ciudad de México.

Los reconocidos medios de comunicación mexicanos reprodujeron la historia, junto a otras denuncias de una modalidad de secuestro denominada ‘Cálmate miamor’, que se está presentado en su mayoría en el Metro de Ciudad de México.

Los intentos de secuestros haciéndose pasar como una pareja

La información del supuesto secuestro fue publicada por los diferentes medios, pero ninguno entrevistó a la supuesta víctima del intento de plagio.

En Colombiacheck nos contactamos con el portal Animal Político, nuestros pares verificadores de México, quien publicaron una de Datacívica, una organización ciudadana que recopila datos acerca de violencia.   En el informe ¿Hay una epidemia de secuestros de mujeres en el CDMX? se hablaba del fenómeno de secuestros contra mujeres cerca de los metros de la ciudad, luego de conocerse varias denuncias en redes acerca de la mencionada modalidad de ‘Cálmate miamor’.

Este informe, a su vez, citaba a Serendipia Digital, una iniciativa de periodismo de datos, que había investigado este tema. Esta organización realizó 200 encuestas online, en las que mujeres relataron los intentos de secuestro que habían sido víctimas, especialmente en el Metro o cerca de este.

Sandra Barrón, quien participó en dicha investigación, nos explicó que aparte de las 200 encuestas verificaron 12 de los intentos de secuestros con la misma modalidad. Uno de ellos, según constataron con un testigo y la víctima, se presentó en el centro comercial  Pabellón Cuautémoc.

“El relato era muy similar al mensaje de las redes”, nos dijo, pero aclaró que no conoce del caso que circuló sobre el centro comercial Santa Fe.

Por estas razones, en Colombiacheck no podemos asegurar que la historia que también se difundió en México haya ocurrido en realidad en ese centro comercial. Pero lo que sí corroboramos es que en ese país sí están usando esa modalidad de hacerse pasar por una pareja, como lo constataron Datacivica y  Serendipia Digital en sus investigaciones.

Finalmente, para el caso de Colombia  consultamos con el Gaula de la Policía si en nuestro país se han presentado casos de ese tipo. El director de la institución, general Fernando Murillo, nos aseguró que en Colombia no se ha recibido ninguna denuncia de esa modalidad.

Es así como concluimos que la cadena que está circulando de un intento de secuestro en un centro comercial de Colombia es falsa.

Domingo, 12 Junio 2016

El conteo del horror

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Las cuentas sobre la cantidad de secuestrados en Colombia no cuadran. Hay diferencias entre las cifras del Ministerio de la Defensa con las de otras entidades. ¿Quién está mintiendo?

Días después del anuncio del presidente Juan Manuel Santos sobre el inicio de las negociaciones de paz con el ELN, el Ministerio de Defensa dijo que “4.590 personas habían sido secuestradas por ese grupo subversivo entre 1996 y 2016”. La cifra causó polémica y abrió el debate por el conteo de los rehenes en Colombia..

Los datos del Ministerio de la Defensa fueron publicados en Noticias RCN, luego se difundieron por las redes sociales y, finalmente, llegaron a oídos del periodista Herbin Hoyos, quien sin titubeos trinó que la información no corresponde a la realidad (vea aquí la información de Mindefensa).

 

 

La supuesta diferencia señalada por Hoyos ascendía, según su trino, a un total de 300 secuestrados, una cifra llamativa mucho más tratándose de vidas humanas que quedan suspendidas en medio de este delito considerado de lesa humanidad.

En apoyo al periodista, quien también se desempeña como presidente de la Federación Colombiana de Víctimas de las Farc (Fevcol), salió el tuitero Fabio Alberto López, un cibernauta quien en tono irónico aprovechó la oportunidad para criticar el gobierno Santos por la aparente despreocupación por los rehenes, aunque su trino es impreciso pues aumenta la cifra de la diferencia en 100 secuestrados.

 

 

Tras la polémica suscitada por las cifras divulgadas por la cartera de Defensa, Colombiacheck buscó a Hoyos, luego fue al Ministerio, acudió a otras entidades y finalmente obtuvo su propia conclusión: cifras de rehenes hay muchas y cada cual registra un número de acuerdo a su propia metodología. Por eso no se puede afirmar que alguno de los que llevan estás estadísticas del horror, esté mintiendo.

Herbin Hoyos manifestó que las cifras del gobierno no corresponden a la realidad porque sólo tienen en cuenta a las personas que denuncian sus casos ante alguna autoridad estatal. “Existe un gran número de secuestrados cuyas familias no denuncian y por esta razón el gobierno no los ha registrado como tales”, explicó.

La teoría respecto a que el número de rehenes es mucho mayor al que entregó el gobierno es reforzada también por el Observatorio Nacional de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica, Cnmh.

La información de dicho observatorio presenta “5.795 rehenes del ELN entre 1996 y 2015”, una brecha de 1.205 secuestrados, mucho mayor que la señalada por Hoyos y que representa un 21% más rehenes de los notificados por el Ministerio de la Defensa.

 

¿Cómo puede existir semejante diferencia entre dos entidades del Estado?

En cuanto a la metodología del Ministerio de Defensa, César Restrepo Flórez, director de Estudios Estratégicos de la entidad, explicó que los datos del Ministerio provienen exclusivamente de los registros de denuncias que emite la Fiscalía.

Restrepo Flórez argumentó que el conteo de los rehenes es un asunto complejo porque no en todas las ocasiones se sabe con claridad el autor del delito y no en todas las ocasiones se conoce ni se puede corroborar si en realidad son rehenes. “Luego de una investigación sobre si es o no un secuestro la Fiscalía nos remite la información y con eso construimos las estadísticas”, enfatizó Restrepo Flórez.

El director de Estudios Estratégicos de la cartera de Defensa recalcó que pueden existir otras formas de hacer el conteo de los rehenes diferentes al sólo hecho de tomar las denuncias, pero que el Ministerio de Defensa sólo se fía de las cifras que le remite la Fiscalía porque estas se dan luego de un complejo proceso de investigación.

Restrepo Flórez expresó que sus estadísticas son fiables y que de hecho varias organizaciones las usan como referentes (fuentes primarias) para emitir cifras de secuestrados.

 

Por el lado del Centro Nacional de Memoria Histórica, la metodología de medición de rehenes en bien distinta. Según la entidad, ellos realizan una contrastación de fuentes diversas para producir gran parte de la información que emiten, las cifras de rehenes no son la excepción.

Para establecer cuántos rehenes hay en Colombia, además de usar la base de datos del Ministerio de Defensa como fuente primaria, buscan otras bases de datos y maneras de obtener información. “La contrastación de fuentes diversas se hace con información de Mindefensa, Procuraduría, notas de prensa e información aportada por organizaciones de la sociedad civil, entre otras fuentes”, aseveró Claudia Báez, vocera del Observatorio de Memoria y Conflicto del Cnmh.

Colombiacheck también buscó a la fundación País Libre, entidad que al parecer tiene cifras de rehenes, pero hasta el momento de esta publicación no respondieron a nuestro llamado.

En síntesis, es un asunto complejo determinar cuál entidad maneja las cifras sobre número de secuestrados más precisas. Es fundamental entender que el Ministerio de Defensa sólo trabaja con la información que le remite la Fiscalía porque para ellos es mucho más fiable y menos proclive al error.

Acudir a otras fuentes de información para hacer el conteo de los rehenes como la prensa, los juzgados o la sociedad civil también es válido pero existe una mayor posibilidad de que esas fuentes de información sean mucho más imprecisas o se repitan, ya que no cuentan con el largo proceso de verificación que realiza la Fiscalía. "Con la información que produce nuestra oficina se planean varias operaciones militares, es por esto que debemos esmerarnos en que sea una información muy cercana a la verdad y lo más alejada a los márgenes de error", puntualizó Restrepo Flórez.