Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 16 Enero 2020

Camión botando basura a un río de la Amazonía fue grabado en 2015

Por José Felipe Sarmiento

Una nota que circula por Facebook presenta las imágenes fuera de contexto. Además, es inexacta sobre el afluente que recibe los residuos de la volqueta.

Según una supuesta noticia publicada el pasado 27 de diciembre, que circula por Facebook en México y Colombia, un “camión fue filmado tirando toneladas de plástico y basura al río Amazonas”. El artículo solo presenta fotogramas del video, no toda la grabación, tampoco da mayores detalles sobre el lugar de los hechos.

Captura de pantalla de la nota sobre camión tirando basura a un río

Colombiacheck encontró que la información es cuestionable porque el video es viejo y el contexto es inexacto.

Las fuentes de la nota son dos publicaciones en inglés en otras páginas, que dicen más o menos lo mismo, pero sí presentan el video. Una es del día anterior, 26 de diciembre, y la otra es de octubre de 2019. Pero al entrar al enlace de YouTube se puede ver que su contenido fue subido a esa red en 2015.

Una búsqueda inversa en Google, con la herramienta InVID, llevó a otra publicación de 2017 sobre contaminación de ríos en general, que usa una captura del vídeo como ilustración. Según el pie de foto, el río que recibe la carga de desechos es el Huallaga, en Perú, no el río Amazonas. Además, le da el crédito a Wikimedia Commons.

En este banco de imágenes aparece la foto con las coordenadas donde fue tomada. La descripción señala que es cerca de Tingo María, una ciudad peruana de unos 50.000 habitantes y capital de la provincia Leoncio Prado, en el centro del país. Al consultar la ubicación exacta en la vista satelital de Google Maps, la orilla del río se ve sin vegetación y con lo que parecen ser, en su lugar, los mismos montículos de basura que aparecen en el video.

El río Huallaga, en efecto, es el que pasa por ahí. No obstante, sus aguas van al río Marañón, más de 800 kilómetros abajo, que a su vez conforma el Amazonas al unirse con el Ucayali otros 350 kilómetros más adelante.

Esta imprecisión, junto con la fecha equivocada, hacen que la publicación que circula en Facebook sea cuestionable.

La Defensoría del Pueblo de Perú le pidió a la ciudad que cierre el botadero de basura La Muyuna, que queda en ese lugar, desde abril de 2018. El Ministerio de Ambiente firmó un convenio con la Alcaldía un año más tarde con ese propósito y abrió una licitación en agosto pasado para construir una celda transitoria de residuos sólidos en la zona para que fuera posible clausurar el basurero a más tardar en diciembre pasado.

Colombiacheck le escribió a la Alcaldía de Tingo María y su Gerencia de Gestión Ambiental y Defensa Civil para averiguar si se había cumplido con la meta en ese plazo y qué otras acciones se habían tomado para descontaminar el río y sus riberas. Sin embargo, no ha recibido respuesta.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 16 Julio 2020

Falta incluir factores para estimar reducción de carbono en ciclobanda de Manizales

Por Sania Salazar

La administración de la ciudad estimó la reducción de carbono lograda por el uso de la bicicleta durante la pandemia. Expertos dicen que les faltaron datos y coincidieron en destacar la reducción, aunque es mínima.

En un video publicado en la página de Facebook de la Alcaldía de Manizales, esa administración destacó el funcionamiento de lo que han llamado “Ciclo banda temporal”, una cicloruta que habilitaron en la Avenida Santander, la principal de la ciudad, para que los ciclistas se movilicen en esta época de pandemia en la que es más seguro hacerlo en ese medio de transporte.

En el video se asegura que en los primeros 37 días de funcionamiento de la Ciclobanda “la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero equivalen a 62 toneladas de CO2 en el medio ambiente”.

#Manizales

#CicloBandaTemporal Este es el balance de los 37 días del ciclo banda dispuesta en la ciudad como medio de transporte alternativo para evitar el contagio por coronavirus 🚴🏻‍♂️

Publicado por Alcaldía de Manizales en Jueves, 25 de junio de 2020

Colombiacheck califica la información como cuestionable porque expertos en el tema señalaron que, aunque la estimación puede ser acertada, faltó tener en cuenta varios factores en el análisis y porque para una ciudad como Manizales es más importante medir la reducción del material particulado. En todo caso, los expertos coincidieron en que aunque la reducción es poca, es importante haberla logrado.

Jaime Gómez, secretario de tránsito de Manizales, le explicó a Colombiacheck que en esos 37 días registraron 65.000 viajes en bicicleta, lo que multiplican por 4, pues estiman que ese es el número de kilómetros de cada viaje, ya que eso es lo que mide la ciclobanda, que va desde El Batallón hasta el sector de Fundadores.

“Estamos considerando transporte público y vehículos particulares, ambos estarían en el rango de 240 y 280 gramos por kilómetro recorrido, la bicicleta es 25, ¿de dónde sale? Tomamos 260 como valor promedio y le restas 25, te da alrededor de 240 gramos la diferencia entre ambos. Ese es el diferencial de emisiones entre esos modos de transporte, multiplicado por la longitud de kilómetros sale de la cuenta de 65.000 viajes por 4 kilómetros, 260 mil kilómetros por 240 gramos de diferencial de emisiones daría alrededor de 62 millones y medio de gramos, convertido en toneladas daría 62 toneladas”, indicó el funcionario, quien aclaró que estas son las cifras de la operatividad normal del transporte público, que actualmente no son las mismas debido a que este debe tener una menor ocupación y por lo tanto una mayor emisión de CO2 por cada pasajero que transporta.

Gómez aclaró que la estimación se basa en datos referenciales del Banco Mundial, pero que hay otras metodologías con rigurosidad metodológica más detallada.

Carlos César Parrado, doctor en contaminación y recursos naturales de la Universidad Politécnica de Catalunya, explicó en primera instancia que el CO2 o dióxido de carbono es uno de los gases que se producen al quemar combustible y uno de los principales gases de efecto invernadero. Este se produce cuando los vehículos queman el combustible.

A Parrado la estimación le da 61,36 toneladas en los 37 días, muy cerca de la cifra que da la Secretaría de Tránsito. Pero señaló que la huella de carbono por día en Manizales se estima en 4.278 toneladas, “así que si vemos que la reducción por la ciclobanda fue de 1,65 toneladas CO2 por día, aún hay mucho trabajo por hacer, pero se está en el camino”.

Darío Hidalgo, experto en movilidad, explicó que para hacer esta estimación habría que establecer en qué se transportaban antes estas personas, pero también saber cómo está actualmente la movilidad del transporte público, los vehículos particulares y las motos. Dejó claro que este dato solo se puede estimar, pues no hay cómo hacer un cálculo preciso.

Hidalgo resaltó los múltiples efectos positivos del carril para las bicicletas, como los ambientales y los relacionados con el incremento de actividad física de quienes lo utilizan, “pero estimar específicamente el valor de la reducción de emisiones debe tener en cuenta varias consideraciones, una estimación no puede ser ciento por ciento precisa, en este caso puede ser sensata, pero depende de si las personas que ahora usan ese carril antes viajaban o no, de si iban a pie y ahora van en bicicleta, casos en los que no había reducción, o de si se movían en transporte público, moto o carro”, precisó.

Para Hidalgo muy posiblemente es un valor menor de reducción, pero es un valor positivo. Según él, se puede pensar que hay una reducción tanto de gases de efecto invernadero como de material particulado. “A la larga el material particulado es de más interés para los manizaleños porque afecta su salud, el cambio climático es al planeta entero, es positivo, pero Colombia le aporta muy poco a las emisiones globales, cuando uno dice que está ahorrando toneladas de gases de efecto invernadero, realmente Colombia es muy poco lo que contribuye, aunque hay que hacerlo, no podemos exigirle a otros países que lo hagan si no hacemos nuestra parte, pero el corazón de los cálculos de impacto en este caso no deberían ser los gases de efecto invernadero, sino el material particulado”.

Por último, Hidalgo coincidió con Parrado en que una reducción de 62 toneladas de CO2 es poco, pero recalcó que es positivo.