Pasar al contenido principal

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Lunes, 25 Enero 2021

Claudia López comparó sin rigor cifras de UCI de Bogotá, Nueva York y otros lugares

Por José Felipe Sarmiento

La mayoría de las cifras era cierta o aproximada, pero no estaba claro el criterio con el que escogió las contrapartes, casi todas las comparaciones eran inapropiadas y su conclusión resultó falsa.

Un gráfico presentado por la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, muestra a la capital colombiana con más unidades de cuidados intensivos (UCI) en total y frente a su población que las ciudades de Los Ángeles (Estados Unidos), Buenos Aires (Argentina), México (México) y Lima (Perú); dos países enteros, Chile y Perú, y las comunidades de Madrid y Cataluña, en España. Además, aparece por debajo, pero muy cerca, de Nueva York.

Trino de Claudia López con gráfico sobre UCI de Bogotá frente a otros lugares

La mandataria distrital enfatizó en ese dato durante una transmisión en vivo por sus redes sociales el pasado 18 de enero, cuando dijo que esto convertía a Bogotá en “la segunda ciudad en América que más creció” en disponibilidad de estas camas. Sus afirmaciones incluso fueron citadas en Twitter por la concejala Andrea Padilla, que pertenece a su mismo partido político, la Alianza Verde, y en medios de comunicación que también recopilaron algunas dudas sobre la información.

Trino de Andrea Padilla con cita de Claudia López sobre comparación de UCI

Por petición de una lectora, Colombiacheck se puso a la tarea de verificar el contenido del gráfico y la frase de López. El resultado fue que el diagrama es cuestionable porque hace una comparación poco rigurosa con una mezcla de cifras correctas, inexactas y dudosas sin criterios claros de inclusión; mientras que la conclusión que sacó la funcionaria al aire es falsa, puesto que el crecimiento de otras ciudades en el continente es superior.

El gráfico

CUESTIONABLE

De acuerdo con los datos del Ministerio de Salud hasta el 20 de enero, Bogotá tiene 2.411 camas de cuidados intensivos, 30 más que las presentadas por López dos días antes. Con la proyección de población para la ciudad en 2021 hecha por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), que es de 7,8 millones de personas, la tasa es de 30,9 camas por cada 100.000 habitantes. Hasta ahí, acierta la mandataria.

El panorama se complica al revisar las otras ciudades, los países y las regiones mencionados. Y la Alcaldía Mayor no le contestó a Colombiacheck. El 19 de enero le preguntó a su jefa de prensa, Katherine Santos, por la fuente de los datos y la forma como fueron seleccionadas las contrapartes de la comparación.

“¿Qué hace ahí Chile? ¿Por qué mezclamos países con ciudades? Lo hacen para poder decir: ‘mira, incluso más que un país entero per cápita’, pero eso en realidad carece de sentido. Lo normal es que tenga menos UCI por persona que una capital porque esta asume casos de otras ciudades, el país no lo hace con los de otros países”, explica el analista de datos Jorge Galindo.

El diagrama cuenta 26 camas más que las 2.200 reportadas por el gobierno chileno una semana antes en medios (aunque la iniciativa de verificación Fact Checking Cuenta Pública ha encontrado antes inconsistencias que hacen inchequeable la cifra oficial, que en julio hablaba de 3.114 unidades). Entre tanto, la población actual del país pasa de los 19 millones de personas, por lo que la tasa por 100.000 habitantes sería de 11,7 y no de 13.

Frente al otro país que aparece completo, Perú, los datos del portal Open COVID muestran que había 1.826 camas UCI para la fecha del trino. La diferencia en el número es igual a la de Chile y, con su población de 32,6 millones de habitantes, la proporción es de 5,6 por cada 100.000 que el gráfico redondeó a 6. Pero las razones por las que la comparación es inadecuada también son las mismas.

En cuanto a su capital, Lima, la misma fuente dice que tenía 922 unidades, 20 más que en el diagrama. Dados 9,7 millones de habitantes, son 9,5 por cada 100.000 que la Alcaldía dejó aproximadas a 9.

Para seguir en Latinoamérica, Ciudad de México reportaba tener 2.132 “camas con capacidad de intubación para atención a COVID-19” el 19 de enero. El número se acerca al que le atribuyó la alcaldesa bogotana, que se descacha en 15 por debajo. Sin embargo, de entrada hay una diferencia que afecta la comparación porque el gráfico de López incluye todas las UCI de la ciudad, no solo las destinadas a la atención de la pandemia.

Esto también afecta la tasa. A pesar de que el cálculo de 23,7 por cada 100.000 de sus 9 millones de habitantes sí se puede redondear al 24 del diagrama, al incluir las unidades no-COVID debe ser más alto. Esa sería la cifra correcta para comparar con el dato de Bogotá, pero Colombiacheck no pudo encontrarla.

La capital argentina, por su parte, dio un reporte oficial de 2.158 UCI en octubre de 2020 (no apareció una base de datos actualizada). La cifra es igual a la que presentó la alcaldesa. El problema es que corresponde al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que integra a 24 municipios vecinos, pero el cálculo de la tasa está hecho con base en la población que sale en Google para la provincia homónima, que no incluye la ciudad porque es autónoma y que corresponde a 2015.

La proyección actualizada solo para el AMBA es de 14,5 millones de personas (3,1 de la ciudad y 11,4 de los partidos aledaños). Por tanto, la tasa por 100.000 habitantes sube a 14,8 frente al 13 del gráfico.

Con Madrid, que además se sale del continente, pasa algo similar porque las cuentas están hechas con toda la comunidad y no solo con su capital homónima, que tiene menos de la mitad de la población. Las 1.369 camas que cuenta la región en noticias recientes son 110 más que las presentadas por López. Así la tasa por 100.000 personas da 20,1 y no el 19 que está en el gráfico.

Cataluña, que tampoco es ciudad, registra 1.521 UCI en la misma fuente de prensa. Son 132 más que en el diagrama. Con 7,8 millones de habitantes, da 19,5 por cada 100.000, frente a 18 que aparecen en el gráfico.

En cuanto a Los Ángeles, el censo de los Estados Unidos calcula que 4 millones de personas viven en la ciudad, pero la presentación de López está hecha con los 10 millones de todo el condado. Los datos de este último cuentan cerca de 2.500 unidades, 300 más que en la diapositiva. Por tanto, son 25 por cada 100.000 habitantes; no 21.

Pero el mayor énfasis de la alcaldesa estuvo en la cercanía entre Bogotá y Nueva York, que además tiene una población similar (8,3 millones). Las camas UCI para el 19 de enero eran 2.518, de acuerdo con información oficial. Aunque son 68 más que en el gráfico, la tasa por 100.000 habitantes es de 30,3 y se puede redondear en 30 como lo hizo López.

No obstante, esta comparación tiene otro tipo de problemas, sobre todo de contexto. “Listo, las dos ciudades están iguales en ese indicador. ¿Pero en el personal que maneja las UCI? ¿De eso qué sabemos? No tenemos datos, que yo sepa”, señala Galindo. Es probable, según él, que la norteamericana esté mucho mejor en este aspecto.

Además de las comparaciones inadecuadas y la descontextualización, el analista le hace un tercer cuestionamiento al gráfico: no están claros los criterios para incluir o no a ciertas ciudades. De modo que se trata de una mezcla de datos ciertos o aproximados (la mayoría) con algunos inexactos, todos manejados sin rigor y puestos ahí para que Bogotá se vea bien. Por eso, la calificación es cuestionable.

Además, esta falta de criterios de inclusión tiene mucho que ver con la conclusión errónea de la mandataria local.

“La segunda ciudad de América que más creció”

FALSO

De acuerdo con cifras de la propia Secretaría de Salud, Bogotá tenía entonces 935 camas UCI en abril de 2020. Esto quiere decir que las 1.400 nuevas representan un aumento del 150 por ciento. Pero esto no convierte a Bogotá en la segunda ciudad del continente que más ha crecido en capacidad de cuidados intensivos durante la pandemia.

Entre las ciudades más pobladas de América, Los Ángeles pasó de 600 camas en marzo de 2020 a la reciente cifra de 2.500, un crecimiento del 316 por ciento (aunque los datos son de todo el condado, para no perder la costumbre). México, por su parte, tenía una capacidad de apenas 400 en ese entonces y las ha cuadruplicado. Ya con eso, Bogotá es la tercera a lo sumo en términos absolutos.

En cuanto a la proporción, además de las ciudades fuera de Colombia, Medellín también ha sacado pecho por triplicar sus unidades de cuidado intensivo. Incluso al comparar con departamentos, Boyacá y Caquetá se quintuplicaron; Norte de Santander también multiplicó por tres su capacidad y varios más se duplicaron igual que Bogotá, como lo ha reconocido incluso la prensa internacional.

De modo que no solo el gráfico es cuestionable sino que la conclusión a la que llegó López en su presentación y en el trino es falsa. De hecho, el mensaje fue borrado de la cuenta después de que La Silla Vacía verificó que, aparte de todo lo anterior, otras grandes ciudades latinoamericanas tienen más UCI en total y per cápita, en particular Sao Paulo y Río de Janeiro.

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Viernes, 12 Junio 2020

Post de Facebook que celebra ‘logros’ de Donald Trump mezcla de verdades a medias y datos imprecisos

Por Adolfo Ochoa Moyano

En el mensaje que se ha viralizado se enumeran nueve ‘triunfos’ del Presidente de Estados Unidos. Aunque algunas de las afirmaciones parten de hechos reales, se mezclan con datos falsos para inflar los supuestos logros. Aquí los verificamos uno a uno.

En Facebook, un mensaje de nueve puntos, que se ha viralizado entre las redes sociales colombianas, enumera supuestos ‘logros’ del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. “Si bien los medios convencionales trabajan incansablemente para difundir la imagen de Donald como un bufón, durante la última semana el Presidente Donald Drumpo (sic) ha hecho lo siguiente”, dice el mensaje que enlista los nueve supuestos logros de Trump.

El post ha sido visto por más de 27.000 personas y compartido 478 veces en Colombia y Perú, desde el 1 de junio pasado, según una herramienta a la que tenemos acceso en Colombiacheck al hacer parte del programa de Third-Party Fact-Checking

Entre las personas que lo compartieron, según el reporte de la plataforma, se encuentra un hombre que se identifica como pastor cristiano en su perfil. Solo el post del pastor ha tenido 68 mensajes, 237 me gusta y ha sido compartido 192 veces.

El mensaje de apoyo a Trump, en el que se resalta su labor frente a las vacunas y a la pandemia del COVID-19, se da mientras aumentan las críticas, incluyendo la del expresidente Barack Obama, por su gestión en la pandemia. Actualmente, Estados Unidos ocupa el primer puesto de contagios y muertes por el virus.

En Colombiacheck verificamos cada una de las afirmaciones hechas en la red social y se las presentamos a continuación los resultados de nuestros hallazgos. 

1. ‘Hacer que las vacunas sean voluntarias, no obligatorias. Los militares verificarán la pureza y distribuirán vacunas’.

Falso

Este es el primer logro que atribuyen a Trump en el post de Facebook, pero en Colombiacheck hicimos una búsqueda de las declaraciones públicas que Trump ha hecho sobre vacunas y no encontramos ninguna referencia a que las haya hecho voluntarias.

Lo que sí encontramos es que Trump aseguró que sí está planeando desde ya una movilización de militares, pero para distribuir la vacuna contra el coronavirus, una vez sea aprobada para consumo humano.

“Estamos movilizando a nuestros militares y otras fuerzas, pero estamos movilizando a nuestros militares sobre la base de que tenemos una vacuna. Sabes, es un trabajo masivo administrar esta vacuna. Nuestro ejército ahora está siendo movilizado, así que a fin de año podremos dárselo a mucha gente muy, muy rápidamente.", dijo Trump durante una entrevista en Fox Business, el 14 de mayo pasado.

Por otro lado, en Estados Unidos, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, CDC, tiene parámetros de vacunación obligatoria para los niños que están matriculados en escuelas públicas y privadas y también para algunos empleados de la salud. Pero al mismo tiempo permite excepciones que varían de acuerdo a cada estado. Algunos estados permiten que no se vacune a un niño por razones médicas, mientras que otros permiten excepciones por razones religiosas y filosóficas. 

En ese caso, es falso que Donald Trump haya hecho voluntarias las vacunas. Para los adultos no son obligatorias, y para los niños se permiten excepciones. 

Lo que sí es cierto es el anuncio de que en caso de ser encontrada una vacuna, el Presidente de Estados Unidos anunció que usaría al Ejército para distribuirla, pero esa información se saca de contexto en el post de Facebook al decir que verificarán la pureza de la vacuna, algo que Trump no ha dicho, ya que la aprobación de la vacuna es potestad de la Administración de Alimentos y Medicamentos, FDA.


‘2. Trump retiró el financiamiento a la Organización Mundial de la Salud para siempre y quiere una investigación sobre sus operaciones’.

Cuestionable

En esta afirmación hay una mezcla de verdad y mentira. Trump no ha retirado el financiamiento a la Organización Mundial para la Salud “para siempre”. Actualmente, los fondos para la OMS están suspendidos.

La historia es así: todo empezó el pasado mes de abril, cuando Trump dijo que las autoridades estadounidenses iniciarían una revisión de la labor de la OMS por su "papel en el mal manejo severo y encubrimiento de la propagación del coronavirus". Trump hizo este anuncio justo en medio de críticas porque una investigación periodística del New York Times reveló que expertos científicos habían advertido a la Casa Blanca de los impactos de un virus antes de que se convirtiera en pandemia y esas advertencias habían sido ignoradas.

El pasado 18 de mayo, Trump informó a través de su cuenta oficial de Twitter que la revisión ya había concluido y dio como resultado que, según él, la OMS favoreció a China, país en donde se habría iniciado el contagio, al no actuar a tiempo en contra del virus. Trump publicó en Twitter una carta dirigida al doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS, en la que resume los supuestos hallazgos y justifica que haya suspendido el traslado de fondos.

“La Organización Mundial de la Salud ignoró sistemáticamente los informes creíbles del virus que se propagaba en Wuhan a principios de diciembre de 2019 o incluso antes, incluidos los informes de la revista médica Lancet. La Organización Mundial de la Salud no investigó de manera independiente los informes creíbles que entraban en conflicto directamente con las cuentas oficiales del gobierno chino, incluso las que provenían de fuentes dentro del propio Wuhan”, escribió Trump en su misiva, a la que, por cierto, le hicieron verificación a los datos en el Washington Post.

En la comunicación, Trump dice que Estados Unidos ya se aproximó a la OMS para avanzar en una reestructuración interna, pero al tiempo le dio 30 días a la Organización para que se hagan “mejoras sustantivas“ bajo pena de que se suspenda de manera definitiva el traslado de recursos de Estados Unidos y su retiro oficial como país miembro. 

Esto significa que es falso que Trump haya quitado la financiación para siempre a la OMS. Además, como lo indica la carta que el mismo mandatario envió a la entidad internacional, no es que él quiera una investigación, esta ya se hizo y ya se concluyó.

Asimismo, por el momento al menos, no existe una decisión oficial de dejar de trasladar recursos desde Estados Unidos hacia la entidad de manera permanente, por esa razón calificamos esta afirmación es cuestionable.

3. 'Se canceló el proyecto de ley HR 6666, conocido como la Ley Covid19TRACE que fue la base del proyecto de diagnóstico y seguimiento de Bill Gates, que también se canceló’.

Falso

Vamos por partes. Para empezar, el proyecto de ley HR 6666 no tiene nada que ver con Bill Gates. La iniciativa parlamentaria conocida como Ley COVID-19 de Pruebas, Alcance y Contacto con Todos (TRACE, por sus siglas en inglés) fue presentada en pasado 1 de mayo por un congresista demócrata del estado de Illinois llamado Bobby Rush. Hicimos una búsqueda avanzada en Google para saber si existía algún vínculo público entre el congresista y el filántropo Bill Gates, pero no encontramos registro alguno.

Según un comunicado de prensa emitido por el propio Rush, con esta ley se “establecería un programa de subvenciones dirigido por el CDC para movilizar plenamente las pruebas de coronavirus y los esfuerzos de localización de contactos. Los beneficiarios incluirían centros de salud comunitarios, centros de salud basados ​​en la escuela, centros médicos académicos, organizaciones sin fines de lucro y otras entidades que contratarían y capacitarían a personas para operar unidades de pruebas móviles, así como actividades de extensión en puntos críticos y áreas médicamente desatendidas”.

Y añade que: "La Ley COVID-19 TRACE nos permitirá hacer esto mediante la creación de un programa de subsidios de $ 100 mil millones de dólares para que las organizaciones locales contraten, capaciten y paguen a las personas y compren suministros para ejecutar unidades de prueba móviles y alcance puerta a puerta como es. seguro y necesario, con especial preferencia a aquellos que operan en puntos críticos y comunidades con servicios médicos insuficientes, así como a aquellas entidades que se comprometen a contratar en estos vecindarios” (sic).

En el post de Facebook también aseguran que Trump “canceló el proyecto de ley HR 6666, conocido como la Ley Covid19TRACE”, sin embargo, la Constitución de Estados Unidos otorga poderes exclusivos sobre la creación de leyes al Congreso, por lo que es constitucionalmente imposible que el Presidente pueda cancelar una iniciativa legislativa y, además, el proyecto apenas fue radicado en la corporación legislativa el pasado 1 de mayo. Trump solo tendría potestad de veto a una ley una vez haya surtido su proceso aprobatorio en las cámaras legislativas.

Bill Gates ha sido el blanco de varias desinformaciones alrededor del coronavirus. Una de las más extendidas es que implantaría microchips de rastreo a humanos en la vacuna contra la COVID-19. Esto, sin embargo, es falso, cómo lo contamos en este chequeo anterior sobre ese tema.

4. 'Canceló el proyecto de Bill Gates conocido como ID2020’

Falso

Como ya lo habíamos explicado en otro chequeo, este proyecto aboga por la protección de la privacidad en la identificación digital.

En la publicación dicen que ID 2020 es un “proyecto de Bill Gates”, lo que es falso. La iniciativa es una alianza de varias organizaciones internacionales entre las que se encuentran la Fundación Rockefeller, y Microsoft, esta última, una compañía confundada por Gates, además de Gavi, una entidad que investiga vacunas para repartirlas en los países más pobres del mundo y que también recibe apoyo del multimillonario, pero más allá de eso no encontramos ninguna vinculación directa de Gates con ID 2020. 

Hicimos búsquedas avanzadas en Twitter, donde el presidente Trump suele informar sobre sus decisiones, y en Google, para buscar noticias acerca de la supuesta orden de cancelar ID 2020, pero no hubo resultado en ninguna. Trump ni ha hablado de eso ni lo ha trinado. 

De hecho, lo que sí encontramos fueron artículos que desmienten que esa información sea cierta, como en la página de nuestros colegas de Africa Check, quienes chequearon esta misma frase y la encontraron, igual que nosotros, falsa. Ellos incluso encontraron que la página oficial de ID 2020 no solo sigue activa sino que todavía está recibiendo solicitudes de aplicantes.

5. 'Abrió una plataforma de quejas para denunciar la censura en Facebook, Twitter y YouTube. Estaba lleno de quejas. Ellos obtuvieron la evidencia’.

Cuestionable

Esta afirmación no es del todo precisa. El presidente Trump sí abrió una plataforma para recibir quejas de usuarios que sintieran que debido a sus posturas políticas habían sido bloqueados de redes sociales como Twitter, Facebook y Youtube. Eso fue el 15 mayo del 2019, es decir hace poco más de un año, y fue tema de discusión en portales de noticias de Estados Unidos.

Y aquí es donde viene la imprecisión: desde entonces, el portal, que estaba vinculado a la página de la Casa Blanca, dejó de recibir las quejas de los usuarios. Es decir que aunque sí existió, fue en el año 2019 y no en días pasados como lo indican en la publicación de Facebook.

Aunque la página sigue activa, ahora al ingresar a ella se lee un mensaje que dice: “Este formulario no acepta nuevas respuestas. Las plataformas de medios sociales deben promover la libertad de expresión. Sin embargo, muchos estadounidenses han visto sus cuentas suspendidas, prohibidas o informadas de manera fraudulenta. por "infracciones" poco claras de las políticas del usuario. El 15 de mayo, el presidente Trump pidió a los estadounidenses que compartan sus historias de presuntos prejuicios políticos. La Casa Blanca recibió miles de respuestas. ¡Gracias por prestar su voz!”

6. 'Orden ejecutiva para reabrir los Estados: los gobernadores que se nieguen a reabrir serán demandados’.

Falso

Esto es falso. No existe una orden ejecutiva que demande que las economías de los estados abran por orden del Presidente. Revisamos el portal de información pública sobre estos documentos y no encontramos ninguna que obedezca a esa naturaleza.

Juan Federico Pino, profesor de ciencias políticas y relaciones internacionales de la Universidad Javeriana, nos explicó que “en Estados Unidos el sistema de pesos y contrapesos incluye muchos balances frente al poder presidencial. En la Constitución está redactada la Décima Enmienda que permite la autonomía de los estados frente al gobierno federal. Por eso, él no tiene ninguna opción de ordenar una reapertura de territorios que son independientes. Él solo tendría atribución si se trata de un tema de seguridad nacional”.

El profesor agregó que, según la Décima Enmienda, “los poderes no delegados a los Estados Unidos por la Constitución, ni prohibidos por él a los Estados, están reservados a los Estados respectivamente, o al pueblo”. 

Pino nos explicó que eso significa que lo que no esté expresamente consignado en la Constitución que es responsabilidad del estado federal, automáticamente es responsabilidad de los estados individuales. Eso, en otras palabras, significa que Trump está invalidado constitucionalmente para imponer su voluntad como abrir la economía en medio de una pandemia.

7. 'Orden ejecutiva de la Casa Blanca para hacerse cargo de todas las redes eléctricas: que incluirán servidores de Internet, sistemas de radiodifusión, sistemas electrónicos’.

Cuestionable

Es cierto que existe una orden ejecutiva impartida por Trump que tiene que ver con regulación de energía eléctrica en su país. Se trata de una determinación que tomó el 1 de mayo de este 2020 y que nombró “Orden ejecutiva sobre la seguridad del sistema de energía a granel de los Estados Unidos”, la cual prohíbe la adquisición, importación, transferencia o instalación de cualquier equipo proveniente de un país que Estados Unidos considere rival.

Para su creación, el Presidente argumentó que existen “adversarios extranjeros están creando y explotando cada vez más vulnerabilidades en el sistema de energía masiva de los Estados Unidos, que proporciona la electricidad que respalda nuestra defensa nacional, servicios de emergencia vitales, infraestructura crítica, economía y estilo de vida”.

Esta orden se restringe específicamente al sistema de energía masiva, nada tiene que ver con servidores de internet o sistemas de radiodifusión.

8. 'Declara los lugares de culto como 'Servicios esenciales’. Algunos alcaldes están multando a las personas por ir a la iglesia’.

Verdadero

El pasado 22 de mayo, el presidente Trump hizo un llamado a los gobernadores del país para que “de inmediato” permitan la apertura de lugares de culto como iglesias, templos, y sinagogas y los CDC emitieron parámetros para congregaciones religiosas, por lo que calificamos de verdadera esta afirmación.

Sin embargo, pese a esa solicitud, es responsabilidad de cada estado y, en algunos como el caso de California, de cada ciudad, presentar los parámetros de seguridad para reabrir. 

En cuanto a las multas, sí encontramos reportes de sanciones por no respetar las órdenes de distanciamiento social que fueron dadas de acuerdo con los parámetros de cada estado. También hallamos un caso específico en Mississipi de personas que iban a la iglesia y fueron multadas, pero la sanción fue por violar el toque de queda impuesto por el alcalde de la ciudad.

9. 'Aplaudió a Australia y a 116 países por insistir en una Investigación de China en la difusión del coronavirus Covid19, a pesar de las varias amenazas de China de rechazar exportaciones críticas’.

Verdadero

Desde abril pasado, un grupo de países que hacen parte de la Organización Mundial de la Salud, entre ellos Australia, ha venido pidiendo una investigación sobre los orígenes del coronavirus y el manejo que entidad le dio al brote mundial

Australia, que ha sido una de las naciones que más ha hecho este llamado, fue respaldada por países de Europa, África y América Latina en su petición de una investigación independiente del papel de la OMS en el control e información de la pandemia. 

La misma OMS votó por adelantar este procedimiento en su reunión anual, que se llevó a cabo el 18 de mayo pasado. Su director, el doctor Tedros Adhanom, dijo que lanzaría una evaluación independiente de la respuesta de la OMS "lo antes posible".

Y sí es verdad que Donald Trump aplaudió que se haga la investigación. Lo hizo a través de un trino en su cuenta personal de Twitter, en el que compartió la noticia de que ya 116 naciones respaldaban la propuesta de una investigación independiente. “Estamos con ellos”, escribió el mandatario de los Estados Unidos en su mensaje.

La segunda parte dice que “China amenazó a Australia con rechazar exportaciones críticas por apoyar la investigación sobre el origen del coronavirus”. 

Lo cierto es que China sí tomó medidas económicas duras contra Australia después de que pidiera la investigación. 

Vamos a los hechos: en abril pasado el gobierno australiano encabezado por el primer ministro Scott Morrison, pidió una investigación sobre el origen del coronavirus, como lo hemos venido contando. 

Días después, el 26 de abril, el embajador de China en Sydney (Australia) Cheng Jingye, dio una entrevista al diario local en la que no solo rechazó la iniciativa de Morrison, si no que planteó que su país veía esas acciones como hostiles y dijo que podrían afectar las relaciones comerciales entre ambos países.

Cheng dijo en la entrevista con The Australian Financial Review frases como “la sociedad china está frustrada y se siente decepcionada por lo que está haciendo Australia”, "Si esto va a ir a peor, la gente va a plantearse si vale la pena acudir a un país que no es tan amigable con China como parece", y "Quizá se planteen por qué deben beber el vino australiano o comer su carne”.

Todo pudo haberse quedado allí, pero el 11 de mayo China ordenó suspender todos las importaciones de carne provenientes de las cuatro procesadoras más grandes de Australia. Oficialmente, China dijo que la prohibición tenía que ver con el empacado.