Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 19 Marzo 2019

Claudia López, víctima de volante falso

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

La precandidata no ha propuesto aumentar el impuesto predial en los estratos más bajos, ni se ha opuesto al Metro, como se ha difundido en un falso volante a su nombre.

En los barrios Siete de Agosto y La Soledad, en la ciudad de Bogotá, han dejado en las casas unos supuestos volantes de la campaña de Claudia López, exsenadora y actual precandidata a la alcaldía por el partido Alianza Verde.

Panfleto falso

La publicidad utiliza los mismos colores, logos y etiquetas de la campaña de la precandidata, pero es falso.

Así se lo confirmó a Colombiacheck el equipo de prensa de López. Nos aseguraron que este volante no hace parte de las piezas informativas oficiales de la campaña. Además, verificamos que este falso volante difunde propuestas que no tienen que ver con el programa de la exsenadora.

Publicidad oficial

Esta es la imagen oficial que se está manejando para la campaña de Claudia López y que aparece en su página web www.claudia-lopez.com:

Captura página web Claudia López
 

Dentro de esa página, en la pestaña “Nuestra Ciudad” hay un video en la portada que muestra en algunas escenas a Claudia López entregando unos volantes. De acuerdo con su equipo de prensa se trata del volante que se ve más abajo (y que es muy diferente del volante falso):

Volante Claudia López by Anonymous PlhYbUE on Scribd

Desde el fin de semana pasado está circulando también, de manera oficial, este periódico con más información sobre las propuestas de la precandidata:

Periódico campaña by Anonymous PlhYbUE on Scribd

Esas son las únicas dos piezas visuales que se están utilizando hasta el momento de manera oficial para la campaña de Claudia López.

Las propuestas

El panfleto falso contiene cinco supuestas propuestas de la precandidata:

1. Ampliaré los días de pico y placa par vehículos de placa pública.

2. Aumentaré el impuesto predial en los sectores de estrato 1 - 2 -3 y 4 para garantizar ingresos importantes para equilibrar el gasto público.

3. Acabaré con los comedores comunitarios.

4. No más espacio público a vendedores ambulantes.

5. No al Metro en Bogotá.

De estas cinco, los temas de las tres primeras no aparecen por ningún lado en el programa de gobierno de Claudia López. Mientras que los temas de las dos últimas (vendedores ambulantes y metro) sí aparecen, pero con propuestas contrarias a lo que señala el panfleto falso.

Todas las propuestas de López, se encuentran disponibles en www.claudia-lopez.com/alcaldesa/ciudad/, sin embargo, Colombiachek habló con Felipe Jiménez, integrante de la campaña de López, para aclarar el tema y lo que nos dijo al respecto es que ampliar los días de pico y placa nunca ha hecho parte de las propuestas de la precandidata “y mucho menos para transporte público”, según Jiménez.

De igual manera, tampoco se contempla dentro del programa de gobierno el aumento del predial. Y de hecho, no es algo que se pueda hacer tan fácilmente, pues está regido por el artículo 8 de la Ley 44 de 1990 (modificado por el artículo 6 de la Ley 242 de 1995) que dice que el valor de los avalúos catastrales se reajustará anualmente a partir del primero de enero, en un porcentaje determinado por el Gobierno Nacional y el CONPES, y que, en todo caso no podrá ser superior a la meta de inflación para el año en que se define el incremento. Es decir, no puede modificarse simplemente porque un alcalde o alcaldesa lo propone.

Acabar los comedores comunitarios no es una propuesta de López, “de hecho los vamos a fortalecer”, dice Jiménez.

Ahora bien, lo que dicen las verdaderas propuestas de López sobre los vendedores ambulantes es que la orden para la Policía ”será capturar atracadores, violadores de niños y mujeres, y traficantes de ollas; no perseguir y multar a ciudadanos y a trabajadores ambulantes”.

Y sobre el metro, “vamos a completar la primera línea del metro hasta Suba y Engativá”, dice el programa de gobierno de López.

Las fotos

Finalmente, el volante falso utiliza fotos que relacionan a López con las pasadas campañas de Enrique Peñalosa, actual alcalde de Bogotá y quien ha estado inmerso en varias polémicas que han desembocado en una mala percepción hacia él por parte de la ciudadanía. De esta manera, el volante pretende relacionar a López con Peñalosa e insinuar de una especie de continuismo entre los dos personajes.

Aunque es cierto que existe una relación de amistad entre López y Peñalosa (que López ha dejado clara en varias entrevistas a medios), no fue su primera opción para hablar de apoyos políticos de cara a las distintas elecciones que se dieron en los últimos cinco años.

Enrique Peñalosa fue candidato a la presidencia en 2014, cuando resultó elegido Juan Manuel Santos para un segundo mandato. En ese entonces, Peñalosa se lanzó por la Alianza Verde y compitió con otros personajes por la candidatura única del partido: los senadores John Sudarsky y Antonio Navarro Wolff (nuevamente precandidato a la alcaldía en esta ocasión).

López apoyó a Sudarsky (y era reticente a apoyar a Peñalosa) pero quien ganó la consulta interpartidista fue Peñalosa; por lo cual López terminó haciendo campaña junto a Peñalosa.

En 2015, tras la derrota en las presidenciales, Peñalosa se lanzó para la Alcaldía de Bogotá y lo hizo a través de firmas. La Alianza Verde, por su parte, decidió apoyar a Rafael Pardo y fue con quien trabajó y a quien impulsó López como candidato.

López + Pardo
 

Incluso, en enero de 2017, López trinó que no votó por Peñalosa para la alcaldía en las elecciones de 2015.

 

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Martes, 15 Octubre 2019

La desnutrición infantil sí ha aumentado en Bogotá pero Claudia López se equivoca al decir que es la más alta del país

Por Diana Ampudia y Angélica Latorre – Zona Franca

Los datos disponibles muestran que la desnutrición infantil ha aumentado en Bogotá. Pero la candidata de la Alianza Verde se equivoca al decir que el fenómeno es más alto en Bogotá que en el resto del país.

En diálogo con Al Punto de Red+ Noticias, la candidata a la Alcaldía de Bogotá por la Alianza Verde, Claudia López, aseguró el pasado 22 de agosto que “los indicadores de salud pública empeoraron. La desnutrición infantil es más alta en Bogotá que en el resto del país, increíblemente.”

Esta afirmación fue uno de los ejemplos que utilizó la aspirante para indicar que pese a las mejoras frente a corrupción y manejo financiero que ha tenido el sistema distrital de salud, los indicadores de salud pública no mejoraron durante la administración de Enrique Peñalosa. 

Un miembro de la campaña de López le dijo a RedCheq que la afirmación está sustentada en una nota de Caracol Radio del pasado 11 de junio de 2019. La noticia señala que, de acuerdo a cifras entregadas por la Secretaría de Salud de Bogotá, hubo un aumento del 61 por ciento en casos de desnutrición crónica en menores de 5 años y un aumento del 65 por ciento en los casos de desnutrición aguda entre 2016 y 2018, según Patricia Arce, Subsecretaria de salud de Bogotá.

Aunque este deterioro coincide con el que se muestra en otras cifras, la nota no presenta indicadores de desnutrición infantil a nivel nacional que sostengan o permitan concluir que el fenómeno es más alto en la ciudad de Bogotá que en el resto del país. 

Por otra parte, al hacer los cálculos tomando el número de casos que aparecen en un documento de rendición de cuentas del Distrito, los porcentajes de incremento serían de 62 por ciento  en desnutrición crónica (Arce la fijó en un punto porcentual menos) y 52 por ciento en desnutrición global.

Aún así, la conclusión es la misma, el problema sí ha crecido en los últimos tres años.

Tabla 1

Cálculos propios con información del Distrito.
*http://old.integracionsocial.gov.co/anexos/documentos/2019documentos/30072019_Informe_gestion_RPC_Infancia_Juventud_2019.pdf#page=191 
**http://old.integracionsocial.gov.co/anexos/documentos/2019documentos/30072019_Informe_gestion_RPC_Infancia_Juventud_2019.pdf#page=193 
***http://old.integracionsocial.gov.co/anexos/documentos/2019documentos/30072019_Informe_gestion_RPC_Infancia_Juventud_2019.pdf#page=392 

 

Así que calificamos esta parte de la afirmación de López como verdadera.

Verdadero

Por otra parte, los datos sobre Bogotá mencionados en la nota de Caracol corresponden a lo registrado mediante el Sistema de Vigilancia Alimentaria y Nutricional, Sisvan, que maneja el Distrito, con la dificultad de que esta información de la capital no se presenta en comparación con cifras a nivel nacional o de otras regiones del país.

Sin embargo, revisamos cifras del Instituto Nacional de Salud, INS, recopiladas en el informe “Desnutrición aguda moderada y severa en menores de cinco años”, que sólo presenta cifras del año 2018. 

Esto, por un lado, hizo imposible chequear las presentadas en 2016 y hacer el cálculo de variación en los últimos tres años. Pero, por otro lado, sí pudimos hacer una comparación nacional. Además, sólo pudimos acceder a información de casos de desnutrición aguda, no las de desnutrición crónica o global. 

Esto ocurre porque estas dos últimas se miden cada cinco años en la Encuesta Nacional de Situación Nutricional, Ensin (la última fue en 2015), mientras que la desnutrición infantil aguda sí se registra anualmente a nivel departamental, distrital (Bogotá, Barranquilla, Santa Marta, Cartagena, Buenaventura) y nacional desde 2016, por ser un evento de interés en salud pública. Es decir, porque está dentro del grupo de enfermedades a las que se debe hacer vigilancia rutinaria por su frecuencia, riesgo que representa para la vida, posibilidades de prevención y efectividad de intervenir. 

Esta información se integra en Sivigila, que es el sistema de vigilancia de enfermedades del país que administra el Instituto Nacional de Salud. Este se alimenta con información de los entes territoriales y corresponde a menores atendidos identificados en clínicas y hospitales, mientras que la Ensin se lleva a cabo en hogares, de modo que sus resultados no son comparables.

En el documento del INS relativo a desnutrición aguda en 2018, los datos se presentan por número de casos y prevalencia o proporción de la población que registra el indicador. 

tabla 2

Aunque Bogotá sí tiene el mayor número de casos, la prevalencia es el dato para entender el comportamiento de la desnutrición infantil en cualquier de sus tres indicadores (aguda, crónica o global). Como le explicó a Redcheq Jannet Arismendi, Directora Ejecutiva de la de la Asociación Colombiana de Facultades de Nutrición y Dietética, Acofanud, es la prevalencia y no el número de casos el que permite entender la situación nutricional, porque indica variación del comportamiento en un momento o periodo de tiempo dado, teniendo en cuenta el tamaño de la población.

En el mismo sentido, Sara Eloísa del Castillo, coordinadora del Observatorio de Seguridad y Soberanía Nutricional de la Universidad Nacional, aclaró en el programa UN Radio el 2 de julio pasado, en relación con las cifras presentadas por el Distrito para Bogotá: “lo que identificamos es un aumento de la notificación y un aumento de la información, más no de la prevalencia como tal del problema de la situación de desnutrición aguda y crónica. (...) Esta información de los casos se refiere más a aumento de la notificación  y a ese reporte que pudo haber sido del mismo niño que aparece evaluado en dos eventos en el sistema”.

Según el INS, Bogotá en 2018 presentó la mayor cantidad de casos (1.942). Esto representa el 0,32% de la población menor de cinco años. Exactamente esta misma proporción se registró a nivel nacional. Mientras que en Vaupés, este porcentaje fue el mayor de todo Colombia (1,63%), es decir, casi dos de cada 100 niños presentaron bajo peso para su estatura. 

Por lo anterior, considerando que aún no hay un dato consolidado de desnutrición infantil aguda en 2019; que, además, los datos de desnutrición global y crónica más recientes son del 2015; no se puede decir que actualmente la desnutrición infantil sea mayor en Bogotá que en el resto del país, por lo que esta afirmación de la candidata López es falsa.

Falso