Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 13 Agosto 2020

Colombia no es el país que registra la mayor tasa de muertes, como dijo Cepeda citando a Bloomberg

Por Antonia Zapata y Óscar Felipe Agudelo - Zona Franca

El senador Cepeda, del Polo Democrático Alternativo, sacó la información del prestigioso medio estadounidense Bloomberg que fue el epicentro de la desinformación.

Zona Franca es un medio aliado de la Red Regional de Chequeadores, RedCheq, que lidera Colombiacheck. Este chequeo surge en el marco de esta alianza.

El pecado de Iván Cepeda, senador del partido Polo Democrático Alternativo, y otros varios más que replicaron la desinformación fue no corroborar la alarmante referencia, cuando el pasado 12 de agosto publicó un trino en el que afirmó: “Según Bloomberg, Colombia es el país que registra la mayor tasa de muertes por millón de habitantes relacionadas con la pandemia”.

Dos días antes (el 10 de agosto), Bloomberg publicó que Colombia “tiene el mayor brote del mundo, en cifras per cápita”, acompañado de una tabla que mostraba los países del mundo con más fallecidos por COVID-19 durante los últimos siete días. 

Luego, la tabla compartida por el senador en su trino desapareció del artículo. 

No es un aliciente pero la realidad es que siete países más tienen una mayor tasa de mortalidad per cápita por COVID-19 respecto a Colombia, según Johns Hopkins, con datos correspondientes al 12 de agosto. Los países son: Reino Unido, Perú, Chile, Estados Unidos, Brasil, México y Bolivia. 

La anterior gráfica toma  en cuenta el número de muertos por cada cien mil habitantes; Colombia tiene una tasa de 27. Si se quiere hacer la comparación por millón de habitantes solo es agregarle un cero a la cifra de 27, lo que da una tasa de 270 fallecidos por millón de habitantes en Colombia. 

Bloomberg hizo un análisis de los datos de muertes por COVID-19 en los últimos siete días y estableció que en ese rango de tiempo Colombia es el país con más fallecidos. Recordemos su conclusión “Nation has world’s deadliest outbreak, in per-capita figures”, párrafo que refería a Colombia y que traduce: Colombia “tiene el mayor brote del mundo, en cifras per cápita”. 

Pero una cosa es que en los últimos siete días al país le esté yendo muy mal en fallecidos (en la foto de la semana) y otra cosa es que Colombia sea “el país que registra la mayor tasa de muertes por millón de habitantes”, como trinó Iván Cepeda. 

La afirmación de Cepeda la calificamos como Cuestionable porque Bloomberg y otros que replicaron, mezclaron una información real (la cifra de fallecidos de los últimos siete días) pero llegaron a una conclusión errónea. 

Otros que replicaron la desinformación fueron el representante César Pachón y la revista Semana, medio de cobertura nacional. 

Además de las cifras de Johns Hopkins, Our World Data establece que Colombia no es el país con la mayor cifra de mortalidad por millón de habitantes. Esta segunda fuente a diferencia de Johns Hopkins abarca un mayor número de países (Johns Hopkins solo toma los países más afectados) y en ese ranking Colombia está en el puesto 13 de fallecidos por millón de habitantes. Los datos son con corte al 12 de agosto. Por encima de Colombia están Bélgica, Reino Unido, Perú, España, entre otros.

Zona Franca, medio aliado de RedCheq (la Red regional de chequeadores liderada por Colombiacheck) buscó a Bloomberg pero hasta el momento del cierre de este chequeo no hubo respuesta. 

En relación a la importancia de saber interpretar de manera fidedigna los datos Jorge Galindo, analista de datos del diario El País de España, explicó que “hacer comparativas en una epidemia sin un gráfico de evolución no es buena práctica porque te lleva a sacar conclusiones de momento como si fuese conclusiones absolutas”. Y coincidió en que la interpretación del senador Cepeda fue errónea.

Galindo añadió que Colombia “en las últimas semanas es el país al que peor le va, en el sentido que es el que más se acelera, pero en el pasado es el que mejor le ha ido y que, además, no es el único en la región que tiene un ritmo que se ha acelerado en las últimas semanas”. 

Asimismo, el analista de datos nos compartió la gráfica que diseñaron en El País que muestra la evolución de fallecidos en el continente americano.

Gráfica de El País de España

Por todas esas razones, calificamos la frase del senador Cepeda como Cuestionable.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 18 Agosto 2020

No se ha anunciado que Venezuela será el ‘primer país occidental en recibir la vacuna rusa contra el COVID-19’

Por Laura Rodríguez Salamanca

Con base en unas declaraciones del ministro de salud ruso sobre la vacuna del coronavirus, se difunde, falsamente, que a partir del 5 octubre el país euroasiático compartirá su desarrollo con Venezuela. Pero las publicaciones incluyen datos errados.

Desde hace algunos días se difunde en Colombia, a través de cadenas de WhatsApp y publicaciones de Facebook, que Venezuela será “la primera nación del mundo occidental en que se suministre la vacuna contra el COVID-19”.

Este tipo de publicaciones parten de un anuncio de “Mijail Murashko” [nombre a veces también escrito en el alfabeto latino como Mikhail Murashko], ministro de salud de Rusia, sobre el registro de la vacuna para sostener que, a partir del lunes 5 de octubre de 2020, ese país empezará a facilitar el desarrollo a “sus socios más allegados”, y que, por ende, “todo el pueblo venezolano gratuitamente comenzará a ser vacunado” a partir de la misma fecha.

Cadena vacuna rusa Venezuela

Pero en Colombiacheck verificamos esta información y encontramos que es falsa: incluye datos inexactos sobre las palabras de Murashko y agrega asuntos a los que él no se refirió y de los que tampoco hay rastro que hayan publicado Nicolás Maduro o el gobierno ruso. 
 
Revisamos el video original [que hace parte del archivo de Ruptly, la agencia de video de Russian Television] de las declaraciones del ministro del 1 de agosto en el que anunciaba, efectivamente, el inicio del proceso de registro sanitario de la primera de las vacunas desarrolladas en el país, en la que trabajaron el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya y el Ministerio de Defensa Ruso [como contamos en otro chequeo, este registro no implica que la vacuna esté lista para usarse y, además, la comunidad científica ha criticado fuertemente el anuncio]. 

Pero hallamos que algunos de los datos de este video no concuerdan con lo que se difunde en redes sociales. 

Primero, en la cadena se dice que “a partir del 10 de Agosto [la vacuna contra el coronavirus se empezaría a suministrar] a colectivos especiales Rusos (Médicos, Maestros, funcionarios de salud, Policías y demás órganos de seguridad, y aquellos trabajadores de industria y comercio esenciales, miembros y funcionarios del ejecutivo nacional)” (sic). 

Pero esto tiene varias imprecisiones. Los colectivos a los que se refirió el funcionario solo fueron los médicos y los maestros, no todos los que se enumeran falsamente. Así mismo, Murashko no estableció una fecha para el inicio de la vacunación de estos grupos, sino que dijo: “después de recibir la autorización de comercialización, las vacunas comenzarán a usarse. Paralelamente, cambiaremos los principios del sistema regulador, y comenzaremos en paralelo con la vacunación de grupos especiales”. Como explicamos en otro artículo, hasta el 11 de agosto Putin anunció la conclusión del registro. 

Además, la única vez a la que se refirió al 10 de agosto lo hizo para explicar que ese día empezaría un programa de vacunación, pero no contra el coronavirus, sino contra la influenza. “Paralelamente, nos estamos preparando para la temporada de gripe. Vladímir Vladímirovich Putin estableció la tarea de comenzar la vacunación oportuna contra la influenza y, a partir del 10 de agosto, comenzará el suministro de la vacuna contra la influenza a las regiones”, dijo casi al final del video. 

Segundo, en la cadena también se difunde que, de acuerdo con las mismas declaraciones del ministro, “a partir del lunes cinco de octubre de 2020 comenzará la vacunación masiva y gratuita a toda la población, momento en la cual se prevé igualmente que será facilitada a sus socios más allegados, y para el Mundo entero para aquellos que así le soliciten a partir del lunes 02 de noviembre (que casualidad vale, un día antes de las elecciones en los EEUU)” (sic). 

Pero ni el funcionario habló del 5 de octubre ni se refirió de ningún modo a la posibilidad de compartir la vacuna con sus socios o al resto del mundo justo para el momento de los comicios de su rival geopolítico. Dijo que planean que “la vacuna entre en un uso más amplio en el mes de octubre”. Pero no especificó el día. Y no habló más sobre el tema. Ni siquiera mencionó los términos socios o aliados. Las elecciones presidenciales de Estados Unidos sí se llevarán a cabo el 3 de noviembre, pero el resto de la información que se atribuye al mensaje es falso. 

De hecho, como explicamos en otro artículo, Kirill Dmitriev, el director del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RFPI por sus siglas en ruso) dijo el pasado 11 de agosto que Rusia ya ha vendido más de 1.000 millones de dosis a 20 países del mundo, pero no dio una lista de esos países, ni tampoco pista alguna de sus compradores.

También hallamos un artículo de la agencia de noticias rusa Tass fechado el 12 de agosto en que se explica que, de acuerdo con el embajador ruso en Venezuela, Sergei Melik-Bagdasarov, el país sudamericano podría ser uno de los países en donde se hagan los ensayos clínicos de la vacuna rusa. 

“Incluso antes de que se registrara Sputnik V (el nombre de la vacuna rusa - TASS), habíamos recibido una oferta de nuestros socios para participar en los ensayos clínicos de la vacuna contra el coronavirus”, dijo el diplomático, según el medio. Pero también aclaró que “es demasiado pronto para discutir las fechas concretas para el suministro de medicamentos y vacunas COVID-19 a Venezuela”. 

Para confirmar la existencia de algún anuncio sobre este tema por parte del gobierno de Venezuela o Rusia, hicimos una búsqueda avanzada en Google con los términos ‘vacuna, Rusia, Venezuela’. Solo encontramos unas declaraciones de Maduro del 17 de agosto, que fueron replicadas por decenas de medios, en las que felicitaba a Rusia por haber registrado la vacuna y por planear ser el primer país en vacunar masivamente a su población, y anunciaba que sería el primer venezolano en ponérsela “para dar ejemplo” al resto de la población. 

Luego hicimos la búsqueda avanzada, pero esta vez en la cuenta de Twitter de Nicolás Maduro. Lo único que arrojó el buscador fue un mensaje del 12 de agosto con la felicitación de Maduro a Rusia, en el que se adjuntaba un comunicado de prensa en el que él mismo “agradece (...) este nuevo aporte a la humanidad”. 

También consultamos sobre el tema a nuestros colegas verificadores de Efecto Cocuyo, en Venezuela, y nos respondieron que aunque el país recibe donaciones de pruebas PCR y otros insumos de Rusia para manejar la pandemia, nos podían asegurar que Maduro no había hecho ningún anuncio respecto a una fecha para la distribución de la vacuna rusa. 

Finalmente, contactamos a un asesor de prensa del Ministerio de Salud de Venezuela. Pero nos respondió a través de WhatsApp: “no estamos autorizados a dar información alguna. Los voceros principales son el presidente y el vicepresidente de la República”. 

Entonces calificamos como falsa la cadena de WhatsApp, que también ha rotado en Facebook, según la cual todo el pueblo venezolano “comenzará a ser vacunado gratuitamente con la vacuna rusa contra el coronavirus el 5 de octubre de 2020 y será el primer país de occidente en recibir el desarrollo científico”. Esta información se basa en frases falsamente atribuidas al ministro de Salud de Rusia y en datos inexactos.