Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 09 Julio 2018

¿Duque no ganó las elecciones presidenciales?

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Desde hace tres semanas circula en las redes sociales una noticia que afirma que las elecciones estuvieron arregladas para favorecer al candidato del Centro Democrático. Encontramos que es Falsa.

Después de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el portal de noticias modonoticia.com publicó una información en la que señala que Iván Duque, el presidente electo, “no ganó las elecciones”, pues “todo estuvo arreglado”.

Noticia falsa sobre fraude en elecciones presidenciales

La noticia se difundió por las redes sociales y se ha seguido compartiendo después de tres semanas de entregados los resultados electorales.

Colombiacheck verificó la información publicada por este portal y encontró que es Falsa. En primer lugar, porque el título hace una afirmación tendenciosa que no se explica ni justifica en el cuerpo de la noticia.

Noticia falsa asegura que Duque no ganó la Presidencia
 

En el primer párrafo de la nota se señala que: “Se presentó una denuncia al Tribunal Superior de Justicia, para investigar el proceso de la primera vuelta y segunda vuelta en Colombia, donde se declaró como ganador a Ivan Duque”.

Lo primero que hay que aclarar es que en Colombia no existe un “Tribunal Superior de Justicia”, existen los Tribunales Superiores de Distrito Judicial que hacen parte de la jurisdicción ordinaria y se encargan de resolver los conflictos entre personas (naturales o jurídicas).

“Las instituciones que dirimen controversias electorales son el Consejo Nacional Electoral (CNE) y la Sección Quinta del Consejo de Estado”, explica Fabián Hernández de la Misión de Observación Electoral (MOE).

La primer instancia electoral para hacer denuncias es el CNE, que recibe las reclamaciones y es competente para decidir sobre estas, de acuerdo con el artículo 192 del Código Electoral.

Mientras que la Sección Quinta del Consejo de Estado es la última instancia en todos los temas del proceso electoral. “Es la rama de justicia electoral”, agrega Hernández.

Más adelante, el artículo de modonoticia.com asegura que la campaña de Gustavo Petro, excandidato presidencial de la Coalición Petro Presidente, presentó 27 reclamaciones ante el CNE “concernientes a 1.706 mesas de votación repartidas en 17 departamentos del país. Según las denuncias, se habrían presentado diferencias en los resultados inscritos en los formularios E14, es decir, las actas de escrutinio de mesa, y en los formatos E24, que corresponden las actas de las comisiones escrutadoras” (sic).

Las reclamaciones, supuestamente, harían parte de un alegato de fraude en las elecciones de primera vuelta por parte de la campaña progresista.

Sobre este asunto, el CNE expidió la resolución 1412 del 8 de junio de 2018, “por la cual se resuelven las reclamaciones y/o verificación de escrutinios presentadas por Luis Alfredo Escobar, apoderado sustituto del candidato Gustavo Francisco Petro Urrego, en el escrutinio nacional con ocasión a las votaciones celebradas el 27 de mayo de 2018”.

La resolución cuenta que el pasado 5 de junio se hizo la lectura de las actas de escrutinio de las Comisiones Escrutadoras Departamentales para los resultados de las elecciones de primera vuelta. Y que ese mismo día, y ante el CNE, el apoderado de Petro presentó reclamaciones respecto a 30 circunscripciones correspondientes a 29 departamentos y la ciudad de Bogotá.

Pero, de acuerdo con el ente electoral, “no se sustentaron las reclamaciones frente a las votaciones” de tres departamentos, por lo cual el CNE decidió evaluar únicamente 27 reclamaciones.

Según el documento del CNE, estas 27 reclamaciones alegaban inconsistencias entre los formularios E-14 de delegados y los formularios E-24 en 1.705 mesas examinadas por la campaña de Gustavo Petro. “Los reclamantes manifiestan a esta Corporación [el CNE] haber detectado diferencias no justificadas en algunos formularios E-24 municipales…, diferencia que resulta de su cotejo con los formularios E-14 con destino a los Delegados”.

De modo que la información presentada por el portal modonoticia.com es, en este punto, parcialmente acertada, en tanto que los números de las reclamaciones y los motivos para hacerlas coinciden con lo presentado por la campaña de Gustavo Petro.

El CNE, sin embargo, efectuó el proceso de verificación de los formularios interpelados por la campaña de Petro y encontró que los reclamantes tomaron como base los formularios E-14 elaborados con destino a los delegados, mientras que para los efectos de la verificación de los escrutinios, el CNE solo considera los datos consignados en el formulario E-14 de claveros. (En este video la Registraduría explica cuál es la diferencia entre los formularios).

Adicionalmente, el ente electoral, “atendiendo a las 27 reclamaciones presentadas… sobre un total de 1.705 mesas examinadas”, encontró que solo en 77 de ellas (correspondiente al 4,51% de las mesas reclamadas) hubo recuento de votos en las comisiones escrutadoras. “Luego entonces las diferencias entre los formularios E-14 de Claveros y E-24 se encuentran debidamente justificadas”, dice la resolución expedida por el CNE.

Otro de los hallazgos es que en 1.619 mesas (equivalentes al 94,05% de las reclamadas) no se encontró irregularidad alguna, “coincidiendo plenamente la votación consignada en los formularios E-14 de Claveros con los respectivos formularios E-24”.

Y, por último, solo se encontraron diferencias en un total de 84 mesas, las cuales corresponden solamente a un 4,9% del total de mesas reclamadas por la campaña de Gustavo Petro.

Estas diferencias determinan que se le debía sumar 238 votos a Gustavo Petro y restarle 257 a Iván Duque. Los números corresponden, según el CNE, al 0,0012% y 0.0013%, respectivamente, de la votación nacional.

Ante esto, la conclusión final del documento del CNE es que las diferencias encontradas no tienen la capacidad de variar el resultado de la decisión adoptada por el pueblo colombiano.

Por su parte, la MOE coincide con la conclusión dada por el CNE, pues considera que el orden en que quedaron los candidatos en la primera vuelta no está en entredicho. De modo que anunciar que las irregularidades encontradas en los formularios electorales constituyen un fraude masivo es falso.

“Sabemos que sí hubo errores en los resultados. Sabemos que hay cambios entre el E-14 y el E-24. Sabemos que esas conductas son irregulares y que deben ser sancionadas.

Pero eso no quiere decir que se cambió la voluntad popular y que se cambiaron los resultados electorales”, concluye Hernández.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Sábado, 22 Agosto 2020

Trino de Duque sobre número de masacres tiene comparaciones no válidas 

Por Ana María Saavedra

El Presidente trinó un cuadro comparando las masacres entre 2010 y 2018, (en el gobierno de Santos) con las de 2019 y 2020 (en su gobierno). Pero el cuadro incluye datos inexactos y la comparación no es la correcta.

En la mañana de hoy, antes de su visita al barrio Llano Verde de Cali, donde fueron masacrados cinco jóvenes, y momentos antes de que se conociera otra masacre en Tumaco, Nariño, el presidente Iván Duque publicó el siguiente trino:

“Nos duelen los muertos que deja la violencia producto de narcotráfico y terrorismo. Entre 2010 y 2018, nuestro país vivió 189 homicidios colectivos, y entre 2019 y 2020, 34 hechos de esa naturaleza. Seguiremos combatiendo a disidencias FARC, ELN, Clan del Golfo, carteles y otros”.

Este gráfico no incluye a las por lo menos 17 personas que fueron asesinadas en tres nuevas masacres ocurridas en varios puntos de Colombia entre el viernes y hoy en El Tambo, Cauca; Arauca y Tumaco.

De todas maneras verificamos los datos y el gráfico compartido por Duque y calificamos su trino como cuestionable por varias razones: las cifras no incluyen las tres nuevas masacres, los datos del gráfico son diferentes a los del propio mensaje del trino y, por otro lado, no es válido hacer la comparación entre un período de nueve años y otro de un año y siete meses y 17 días.

Para este chequeo nos comunicamos con el equipo de prensa de Presidencia para preguntar por las cifras de ese gráfico y aclarar qué meses de 2020 incluye. Hasta la publicación de esta nota no hemos tenido una respuesta.

Precisamente, en un chequeo del discurso de Duque del 7 de agosto pasado verificamos cuatro afirmaciones del Presidente frente a sus logros en seguridad. En ese chequeo citamos un informe del Ministerio de Defensa en el que se daban cifras de diferentes delitos y resultados operacionales.

Entre las cifras se encontraban las de homicidios colectivos y el número de víctimas de estos hechos. Los cuadros incluían la comparación de los casos desde 2010 hasta junio de 2020.

Número de masacres

Homicidios colectivos

Número de víctimas

Víctimas de masacres

Aparte de esto, nos comunicamos con el equipo de prensa del Ministerio de Defensa y nos enviaron este cuadro con las cifras de masacres desde 2010 hasta el 17 de agosto de 2020.

Cifras de masacres

Al revisar los años de la tabla del trino de Duque con los años del mensaje que la acompaña encontramos que son diferentes: en uno habla de 2010-2018, 2018-2020 y en su mensaje asegura que las comparaciones son entre 2010 y 2018 y 2019 y 2020.

En la tabla de trino de Duque se da la cifra de 34 masacres con 173 víctimas entre 2018 y 2020, pero al sumar los datos del Ministerio de Defensa sería 46 con 232 víctimas, desde el 2018 hasta el 17 de agosto de este año.

Una comparación no válida

El trino de Duque generó una serie de críticas de diferentes analistas. Álvaro José Pretel, excoordinador del Observatorio de Seguridad de Cali, indica que en el trino Duque está comparando dos periodos de tiempo diferentes, lo que no es una buena práctica estadística. Segundo, no especifica qué hechos analiza. Por lo cual, el universo del periodo más largo es indeterminado.

A su turno, Katherine Aguirre Tobón, investigadora del Instituto Igarapé de Brasil, aclara que “de entrada, la gráfica está errada porque compara períodos que no son los mismos. Bajo ninguna lógica son comparables dos periodos de tiempo que no tienen el mismo número de años o meses”.

Juan Carlos Garzón, experto en temas de seguridad de la Fundación Ideas para la Paz, publicó un trino al respecto, en el que indicó que, según las cifras de MinDefensa, el gráfico de homicidios colectivos (corrigiendo la comparación, con periodos iguales de tiempo) se vería como en la imagen más abajo. 

“Tenemos casi el doble de las víctimas y esto no tiene en cuenta las últimas masacres. El deterioro existe. Negarlo no lo va a solucionar”, dice Garzón.

Asimismo, en este gráfico que realizamos basados en los datos del Ministerio de Defensa, vemos cómo, a partir de 2014, el número de masacres en el país descendió, pero el año pasado se incrementó de nuevo.

Masacres

Esa realidad también la evidenció la twittera Daniela Lozano y el exmagistrado Iván Velásquez, quienes compartieron un gráfico que tiene como fuente la Oficina del Alto Comisionado para la Paz. 

Estas cifras, efectivamente, fueron entregadas por la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, como se ve en este trino.

Los números de esta tabla no coinciden con los datos de Duque. Mientras que para el Gobierno este año, hasta el 17 de agosto, iban 12 masacres, en 2019 fueron 22, en 2018 fueron 12, y en 2017 fueron 13; los datos de la ONU dan cuenta de 33 casos este año, 36 en 2019, 20 en 2018 y 11 en 2017. 

La ONU, en un comunicado, expresó su preocupación por lo que está ocurriendo en Colombia: “estos hechos violentos, con serios impactos humanitarios, están ocurriendo en territorios con presencia de grupos armados ilegales y otras organizaciones generadoras de violencia, de economías ilegales, pobreza y caracterizado por una limitada presencia del Estado. Por lo tanto, es crucial avanzar y profundizar la implementación integral del Acuerdo de Paz especialmente su capítulo 3.4 sobre garantías de seguridad que ofrece mecanismos e instrumentos de prevención, protección y seguridad”.

Es que desde el 11 de agosto a la fecha, los medios de comunicación han registrado cinco masacres en Cali, Samaniego, Arauca, El Tambo y Tumaco.

La Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU ya había alertado de la violencia en el país el año pasado. “En 2019 se registraron en el país 36 masacres que implicaron la muerte de 133 personas, la cifra más alta registrada por esta oficina desde 2014”, se indicó en una noticia de El Tiempo en la que citaban a ese organismo.

En un documento de la ONU se explica que una masacre ocurre cuando tres o más personas son asesinadas en el mismo hecho (mismo lugar y momento) y por el mismo presunto perpetrador. Este concepto es similar al del Ministerio de Defensa, como nos aclararon en la oficina de prensa, pero cambia en el número de víctimas, pues el gobierno colombiano considera una masacre* un homicidio colectivo de cuatro o más víctimas.

Así que calificamos el trino de Duque como cuestionable, pues no incluye las últimas tres masacres (dos de ellas ocurridas antes de su trino), los datos del mensaje y de los gráficos son diferentes y, finalmente, porque está comparando períodos de tiempo muy diferentes.

[Aclaración del 24 de agosto de 2020:] En el texto utilizamos el término "masacre", con su definición de la Real Academia de la Lengua: "Matanza de personas, por lo general indefensas, producida por ataque armado o causa parecida", pero los datos del Ministerio hablan de "homicidio colectivo". Para el Ministerio de Defensa se entiende como "homicidio colectivo" un hecho que resultan muertos cuatro o más personas en estado de indefensión en el mismo lugar, la misma hora y por los mismos actores.

Así que aclaramos que el concepto dado por prensa del Ministerio era de "homicidio colectivo" y no "de masacre", pues ellos no han utilizado esa palabra. Sin embargo la ONU sí utiliza el término "masacre".