Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 07 Julio 2021

En el gobierno de Petro sí hubo denuncias por muertes a manos del ESMAD

Por Mónica Ospino Orozco

Dos casos de jóvenes asesinados en Bogotá en los disturbios presentados durante el paro agrario el 29 de agosto de 2013 fueron atribuidos al Esmad durante la alcaldía del hoy senador Gustavo Petro.

Cuando hay situaciones de protesta social, las actuaciones del Escuadrón Móvil Antidisturbios, ESMAD, en varias de las grandes ciudades del país, han desatado todo tipo de debates entre quienes apoyan su accionar como forma de controlar la protesta social y aquellos que piden su desaparición como cuerpo especial de la Policía Nacional.

Una de las personalidades más críticas con este escuadrón, durante lo que va del Paro Nacional de 2021, que comenzó el 28 de abril, ha sido el senador y ex alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, quien el pasado 26 de junio, aseguró desde su cuenta de Twitter que en su gobierno el Esmad no había matado a nadie.

 

 

Un día antes, el 25 de junio, ya había asegurado también que una cifra que había dado la senadora del Centro Democrático Paloma Valencia, acerca de las veces que en su Gobierno se había usado el Esmad era falsa y que, además, “lo cierto es que el Esmad no mató a ningún ciudadano o ciudadana en mi administración, Duque lleva 70 (sic)”.

 

 

Sin embargo, en la propia cuenta de Twitter del Senador el 29 de agosto de 2013, él, entonces alcalde de Bogotá, contradice sus aseveraciones recientes: ese día a las 9:12 p.m. trinó: “Un fallecido en La Gaitana de Suba, menor de 16 años. 'Bogotá Humana' se enluta”.

Aunque en esa ocasión no ofreció más detalles de aquella jornada del Paro Agrario de 2013, que ese día ya completaba 10 días, el diario El Tiempo reseñó, el 30 de agosto, la noche de violencia que acababa de vivirse en Bogotá.

“Jhonny Velazco Galvis, el joven que murió de un balazo en la cabeza, en la noche del jueves en las manifestaciones del barrio La Gaitana de la localidad de Suba, había cumplido 18 años el pasado 17 de agosto, y apenas hace una semana había conseguido trabajo en una empresa instaladora de techos”, aseguró entonces El Tiempo.

La mencionada nota cita, más adelante, el testimonio del padre de la víctima, José Velazco, quien aseguró: “Los vecinos que vieron y escucharon la balacera me dijeron que al muchacho lo había matado un policía, que estaba a pocos metros de él, con un tiro en la cabeza. También me dijeron que el uniformado se había volteado el chaleco para evitar que lo reconocieran”.

Ya nuestros colegas de La Silla Vacía habían verificado estas afirmaciones del senador Petro, y en su chequeo titulado: Detector: durante la alcaldía de Petro hubo denuncias de dos asesinatos por el Esmad, sobre el caso de Jhonny Velazco encontraron que, “el abogado de su familia asegura que la bala perdida que mató al joven era de la Policía”. 

 La Silla Vacía cita esta nota del Noticentro CM& en la que el jurista que lleva el caso por la muerte del joven, precisa que “la Industria Militar que nos certifican a quién pertenecían las vainillas encontradas en el sitio de los hechos, nos contestaron que correspondían a la Policía Nacional. Nos informaron que actas de entrega y a través de qué facturas se hizo el procedimiento de suministrárselas a la Policía Nacional (sic)”.

Además encontramos que en esta investigación hecha por el Centro de Investigación y Educación Popular, Cinep, y la Liga contra El Silencio se documentaron 43 muertes atribuidas al Esmad antes del 21 de noviembre de 2019.

En dicha investigación se incluye una base de datos que reseña la muerte de Velazco Galvis y de Christian Johan Delgado, de 24 años, el mismo 29 de agosto de 2013 en Bogotá. La muerte de Velazco ocurrió en el barrio La Gaitana y la de Delgado, en la localidad de Engativá.

 

Fuente: Las 43 muertes que involucran al ESMAD antes del #21N. Liga contra el Silencio.

Sobre el fallecimiento de Delgado, el diario El Tiempo aseguró que Cristian Delgado, “murió en medio de los disturbios de la noche del jueves en Engativá, era un soldador de 24 años que al llegar de su trabajo, todos los días, sacaba a pasear a Ádix, un perro de seis meses, de raza pitbull. En la noche del 29 de agosto, cuando llegó a su casa, salió con su mascota a pesar de los disturbios, pero fue impactado por un disparo. Pocos minutos después de haber sido trasladado al Hospital de Engativá murió”.

Y precisa más adelante que “la familia de Delgado quiere interponer una demanda contra el Estado para establecer por qué el joven terminó en medio del fuego cruzado. Según aseguran, él nada tenía que ver con los revoltosos. Luis Delgado, padre del joven asesinado, afirmó que quienes le dispararon fueron miembros de la Policía de Engativá. Según Luis Guillermo, Cristian no estaba en las manifestaciones. Aún no sabemos ni cómo ni por quién fue asesinado”.

Y en esta nota del informativo del Canal Capital, del 12 de septiembre de 2013, el hermano de Cristian, Luis Guillermo, aseguró que “lo certifico, lo aclaro, lo repito y lo sostengo, el tiro fue del Esmad”, y agrega que “en los videos que tenemos se ve cuando cae mi hermano, Hay testimonios de muchísima gente que dice que fue el Esmad, hay testimonios de tres personas que dicen yo vi cuando le dispararon, el tiro fue a unos tres o cuatro metros”.

Sin embargo, aunque de acuerdo con el chequeo hecho por La Silla Vacía, “la justicia no ha condenado a algún miembro de la Policía por esos hechos, eso no quiere decir que no hayan ocurrido, como dice el exalcalde”.

Pues, de hecho, según las declaraciones del general de la Policía Metropolitana de Bogotá, Luis Eduardo Martínez, “si bien el Escuadrón Móvil Anti Disturbios no emplea armas de fuego, investigará a los uniformados que participaron en la intervención para acabar con los desmanes que se vivieron. La Fiscalía encontró al hacer el levantamiento del cuerpo tres vainillas y una ojiva que confirmarían el uso de armas en las refriegas”, según se recoge en este informe de la ONG Cinep, titulado Panorama de derechos humanos y violencia política en Colombia, julio - diciembre de 2013.

Contactamos a la oficina de prensa del senador Gustavo Petro para preguntarle en detalle  sobre las afirmaciones hechas frente a las actuaciones del Esmad en su alcaldía, sin embargo, no obtuvimos respuesta.

Tras estas evidencias calificamos como cuestionables las afirmaciones del senador y líder de la Colombia Humana acerca de que en su periodo como alcalde de Bogotá el Esmad no mató a ninguna persona, pues hay al menos dos casos documentados como posibles homicidios cometidos por este escuadrón el 29 de agosto de 2013.

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 13 Marzo 2019

Petro no ha quedado fuera del Senado por “hacerse el loco”

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

En Facebook se ha estado difundiendo una publicación que afirma que supuestamente el excandidato presidencial Gustavo Petro salió del Congreso luego del escándalo que se generó por la incapacidad psiquiátrica que presentó.

La página Vanguardia 24 publicó una nota el pasado 28 de febrero que se ha hecho viral en redes sociales. Esta se titula “#ULTIMAHORA Por hacerse el ‘loco’ Gustavo Petro queda fuera del Senado (+DETALLES)” (sic.).

Captura de pantalla

Aunque en el cuerpo del artículo no se menciona nada de lo reseñado en el título, calificamos la publicación como falsa, pues el excandidato presidencial y actual senador Gustavo Petro no ha sido removido de su curul en el Congreso.

La nota usa unos hechos del mes pasado para confundir a sus lectores. El 26 de febrero,  Petro y la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, estaban citados a una audiencia de conciliación en la Corte Suprema de Justicia por un trino que el senador publicó en el que asegura que Ramírez tuvo responsabilidad en el resultado de la Operación Orión durante su gestión como Ministra de Defensa

El senador no acudió al juzgado y envió con su abogado una incapacidad médica de cuatro días (a partir del 24 de febrero) firmada por un psiquiatra, que dice: “El paciente en mención valorado por mí se encuentra incapacitado por enfermedad médica bajo mi responsabilidad y cuidado por cuatro días a partir de la fecha y hasta el próximo 27 de febrero de 2019. Salvo complicaciones”.
 

Esto no tiene ninguna relación con que Petro haya quedado, supuestamente, “fuera del Senado”.

Cuando un congresista es separado de su cargo, porque se considera que no merecen ejercer las funciones de representante del pueblo, se le llama “pérdida de la investidura”.

Beatriz Gil, coordinadora del programa Congreso Visible, explica que la pérdida de investidura para un congresista solo se puede dar por violación al régimen de inhabilidades e incompatibilidades, entre otras razones, estipuladas en el artículo 289 de la ley 5 de 1992.

En ninguna de ellas se incluye motivos de salud. A este respecto, el artículo 276 de la misma ley habla sobre la incapacidad física permanente y señala que en ese caso: “cada una de las Cámaras, observados los informes médicos certificados por el Fondo de Previsión Social del Congreso, podrá declarar la incapacidad física permanente de alguno de sus miembros”. Pero este no es el caso, pues para Petro se trató de una incapacidad de cuatro días nada más.

Sobre la incapacidad que presentó Petro, Álvaro Rodríguez, profesor de psiquiatría de la Universidad Nacional, afirma que en las enfermedades psiquiátricas la mayor parte de las incapacidades son transitorias, y en ese sentido, como todas las incapacidades leves, pueden ser otorgadas por un médico no especialista. “Enfermedades más graves, sin embargo, incapacitan por más tiempo y se salen del manejo de los médicos, por eso toca remitirlas a medicina laboral”, según el profesor.

Por otro lado, una incapacidad psiquiátrica no implica locura, “ese es uno de los problemas y estigmas que tiene la psiquiatría”, dice Rodríguez y señala que los psiquiatras atienden muchas situaciones de ansiedad, depresión, conflictos de pareja o trastornos en el sistema nervioso como epilepsia. “Sí hay enfermedades psiquiátricas graves, como esquizofrenia. Pero la acción del psiquiatra es muy amplia y sirve incluso para dar orientación a parejas, familias y comunidad”, concluye el profesor.

En cualquier caso, ningún empleado puede ser despedido en estado de incapacidad sea cual sea la causa de esta, como ha quedado en la sentencia T-320 de 2016 de la Corte Constitucional y en la resolución 0244 del 27 de diciembre de 2013 del Ministerio de Trabajo. Por lo cual, a Petro no habrían podido “sacarlo” del Senado por la incapacidad.