Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 18 Marzo 2021

Es falso que ‘el 99 % de los homicidios se producen por armas ilegales’, como dice María Fernanda Cabal

Por Ana María Saavedra

La senadora dio esta cifra en un video de su cuenta de Twitter para defender su propuesta de flexibilizar los permisos de porte de armas. Sin embargo, la cifra de homicidios con arma de fuego no coincide con la oficial y tampoco se puede establecer cuántos fueron cometidos con armas ilegales.

El tema de la regulación del porte legal de armas de fuego volvió estar en la agenda de los debates en medios de comunicación y en las redes sociales luego de que congresistas del Centro Democrático radicaran en el Congreso un proyecto de ley que busca implementar una nueva regulación en este tema. 

La iniciativa, presentada por los congresistas María Fernanda Cabal y Christian Garcés,  busca eliminar la figura del porte especial, flexibilizando el uso de las armas de fuego como un mecanismo de defensa personal.

En medio de esta propuesta, la senadora Cabal publicó este trino, en el que asegura que “el 99 por ciento de los homicidios se producen por armas ilegales”.

 

Precisamente, en 2019 el representante a la Cámara, Cristian Garcés, había publicado un trino en el que indicó que “según el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, de 2010 a 2016, 7 de cada 10 homicidios en Colombia fueron cometidos con arma de fuego, mayoritariamente ilegales”.

En Colombiacheck verificamos su afirmación y encontramos que aunque Garcés tenía razón en decir que alrededor del 70 por ciento de los homicidios en Colombia se cometen con arma de fuego, se equivocó al concluir que la mayoría de esas armas eran ilegales, pues no hay cifras que lo comprueben. Por esa razón calificamos su afirmación de Cuestionable.

En esa ocasión, revisamos los informes de Medicina Legal en los que se basó el Representante y encontramos que, efectivamente, el porcentaje de homicidios cometidos con arma de fuego entre 2010 y 2016 osciló entre el 69 y el 77 por ciento. Lo que es similar a decir que entre 7 a 8  de cada 10 homicidios se perpetraron con armas de fuego. Pero Medicina Legal no indicaba en los informes si esas armas eran mayoritariamente ilegales, como lo aseguraba Garcés.

Asimismo, en ese chequeo consultamos a Pedro Piedrahíta, profesor de ciencia política de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín y magíster en seguridad y defensa, quien le explicó a Colombiacheck que tanto las armas legales como las ilegales funcionan con los calibres aprobados por el Estado colombiano y distribuidos por la industria militar en el país, por lo que es prácticamente imposible saber qué porcentaje de los homicidios son cometidos con armas legales e ilegales.

Por su parte, Katherine Aguirre, investigadora del Instituto Igarapé de Brasil, nos aseguró que no hay estadísticas disponibles para determinar si las armas con las que se cometen los asesinatos son legales o ilegales. “Medicina Legal solo sabe con qué clase de mecanismo se cometió el delito, pero no tiene información sobre la procedencia o el permiso de porte del arma”, precisó.

Según la investigadora, esto solo se podría averiguar con una investigación de la Policía que determine de qué arma salió el proyectil y cuál es el estado de la misma. “El nivel de conocimiento del arma concreta de los actos de homicidio es muy bajo y requiere una investigación profunda que no se ha desarrollado mucho en Colombia”, concluyó.

Pese a no existir datos sobre si los homicidios se cometen con armas legales o ilegales, el representante Garcés publicó esta semana un nuevo trino en el que afirmó: 

“Respetados @katheaguirreCOL y @Rmayorga. La mayor parte de las armas implicadas en homicidios no sólo son ilegales, según datos de incautación de la @PoliciaColombia el 43% de las armas incautadas entre 2014-2016 eran hechizas (artesanales). El problema aquí es de ilegalidad vs. legalidad”.

Aguirre le contestó que “sería bueno conocer sus fuentes sobre relacionamiento de armas por tipo (con/sin permiso, hechizas, etc.) es un dato que no se encuentra disponible públicamente. Aparte, el % de las incautadas no dice nada sobre si asociación a los homicidios, ni tipo” (sic).

Al revisar las cifras de los homicidios dadas por Medicina Legal y la Policía encontramos que en 2019 se registraron en Colombia 11.880 homicidios, de los cuales 8.626 fueron cometidos con “proyectil de arma de fuego”, el 72 por ciento de los casos. En 2020 se presentaron 11.014 homicidios, 8.385 homicidios de ellos con arma de fuego, 76 por ciento de los casos. Estas cifras coinciden con el aproximado del 70 por ciento de los casos de los años anteriores.

También son similares a las que maneja la Policía, citadas en el informe Colombia: un gran mercado de armas sin incentivos para reducirlo de la Fundación Ideas para la Paz.  En otro informe de esta fundación indicaron que de 62.644 armas decomisadas por la Policía, el 24 por ciento eran legales.

Manuela Suárez, investigadora de la FIP, nos indicó que “en Colombia la información sobre tipo de arma que se utiliza en un homicidio (o en cualquier delito) sólo se obtiene por medio de la denuncia e investigación del caso. De acuerdo con la información de la Policía Nacional, actualmente entre el 70 y 80 por ciento de los homicidios se cometen con armas de fuego, pero no está la información si esa arma es legal o no”.

“El 24 por ciento de las armas incautadas por la Policía en Colombia entre el 2010 y el 2019 tenían algún tipo de permiso. La razón de la incautación no la dan, pero eso evidencia que tener permiso no es garantía que no se utiliza de manera ilegal o irregular”, agregó. 

En ninguno de los casos los datos dados por la senadora Cabal de que “el 99 por ciento de los homicidios se producen por armas ilegales” coinciden con las cifras oficiales. Por un lado, los homicidios cometidos con armas de fuego en el país son aproximadamente el 70 por ciento y por otro lado no se puede establecer de esta cifra cuántos fueron cometidos con armas ilegales.

Aunque contactamos al equipo de prensa de Cabal para preguntarle en qué datos basaba su afirmación, hasta el momento de publicar este chequeo no nos contestaron.

Así que con las evidencias anteriores calificamos su afirmación de falsa.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 03 Junio 2021

Es falso que incautación de munición sea en camioneta de indígenas caucanos para ataques terroristas en Cali 

Por Ana María Saavedra

El video del decomiso fue publicado en Twitter y retuiteado por la senadora María Fernanda Cabal con un mensaje en el que se indicaba que la camioneta era de los indígenas del Cauca. Sin embargo, es una operación de marzo en Bugalagrande y no tiene relación con indígenas.

En medio del Paro Nacional de 2021, que ya cumple más de un mes, en redes sociales circulan diversas desinformaciones en las que señalan a miembros de la Minga Indígena como guerrilleros de las Farc o como autores de ataques contra civiles, en una narrativa que no es nueva pero que ha aumentado recientemente (1, 2, 3). 

Un video de la incautación de munición de fusil en el motor de una camioneta circula en Twitter con el mensaje: “Camioneta de los indígenas Caucanos, con las FARC, llevaron municiones para los ataques terroristas en Cali. Munición viene en cananas (cintas) para ametralladoras. Esto no lo ven. @MisionONUCol @CIDH @OEA_oficial, CID, manejados por la izquierda internacional. @MariaFdaCabal”.

El mensaje fue publicado el miércoles 2 de junio de 2021 por un perfil con el nombre “Silva Jose”, que se unió a Twitter en febrero de 2021 y en su perfil se describe como “Mas fuerte (sic) y Uribista y que nunca. Derecha Republicana. Seguridad Democrática. Trabajar, Trabajar y Trabajar”. Además, la senadora del Centro Democrático retuiteó la publicación, que ha tenido más de 6.000 reproducciones, 649 retuits y 544 me gusta.

Pantallazo de retrino de Maria Fernanda Cabal

Por esa razón en Colombiacheck decidimos verificar si el video correspondía a una operación en la que la Policía decomisó una camioneta de “los indígenas caucanos” con la munición para “ataques terroristas en Cali”.

Sin embargo, al realizar una búsqueda en Google con las palabras: “camioneta, munición,  motor, policía” encontramos una publicación del periódico El Tiempo titulada “Hallan municiones de guerra en caleta del carro de pareja en el Valle”. En la nota publican una foto en la que se identifica que es la misma camioneta de placa HFX699, como la que sale en el video retuiteado por la senadora Cabal.

Además, en la nota aparece el mismo video:

En el texto se indica: “Cartuchos para armas de fuego, de procedencia sudafricana, de uso privativo de las Fuerzas Armadas, fueron detectados por uniformados de la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía Valle. El material bélico procedería del Caquetá o Huila con la intención de ser entregados a las organizaciones delincuenciales”.

En la nota se indica que el decomiso se dio en “un puesto de control de la carretera que lleva de  Andalucía a Cerritos, altura del kilómetro 12+300, inmediaciones del peaje Betania, jurisdicción del municipio de Bugalagrande”.

También se indica que “de acuerdo con la Policía Valle, los capturados, presentan anotaciones judiciales por los delitos de Fabricación, tráfico y/o porte de estupefacientes y fraude procesal, de los cuales ya cumplieron condena”.

Al realizar otra búsqueda en Google con las indicaciones del lugar del decomiso encontramos el boletín de la Fiscalía en el que se indica que un juez les dictó medida de aseguramiento con detención en establecimiento carcelario a los dos detenidos.

Nos comunicamos con la oficina de prensa de la Fiscalía Valle para preguntarle si el operativo tenía alguna relación con indígenas del Cauca y nos informaron que no hay ningún nexo con ellos.

Asimismo, la Policía Valle nos envió el boletín de prensa, en el que se indica que los capturados, un hombre de 35 años y una mujer de 43 años, son oriundos de Caquetá. Estas personas llevaban “3.800 cartuchos para fusil, calibre 7,62, eslabonados, munición de guerra PMP Sudafricana”.

En el reporte la Policía también indicó que “se presume que su procedencia sería la ciudad de Florencia (Caquetá) con destino final al norte de la ciudad del puerto en Buenaventura Valle del Cauca. La mujer capturada, intentó sobornar a mis uniformados para no ser judicializados, ofreciéndoles hasta 100 millones de pesos a cambio de que los dejara ir”.

Así que aunque el video sí es real, es falso que la camioneta sea de indígenas del Cauca y que la munición tuviera como destino Cali. Además, el decomiso fue reportado el 9 de marzo de 2021, más de un mes y medio antes de iniciarse el Paro Nacional de 2021.