Pasar al contenido principal

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Viernes, 20 Diciembre 2019

Fico le incumplió a Medellín en homicidios y tranvía de la 80

Por Morada Noticias

En la administración del alcalde Federico Gutiérrez, aumentaron los asesinatos, se embolató el sistema férreo para la 80 y hubo avances en vivienda pero muy por debajo de la meta.

Al iniciar su alcaldía en 2016, Federico Gutiérrez Zuluaga prometió para los medellinenses “una ciudad segura y legal, equitativa y sostenible”, con la base de recuperar la confianza ciudadana en las instituciones. Sin embargo, a diciembre de 2019, se destacan dos propuestas con las cuales Gutiérrez incumplió sus promesas consignadas en el plan de desarrollo de su cuatrienio de Gobierno (una de ellas porque se embolataron los recursos de la Nación) y otra que avanzó mucho menos de lo planteado.

 

Reducir la tasa de homicidios

No cumplida

Gutiérrez se comprometió a cumplir con el objetivo número 16 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible reduciendo “significativamente todas las formas de violencia y las correspondientes tasas de mortalidad” en Medellín, como sugiere la Organización de las Naciones Unidas

Para lograrlo, se propuso una reducción en las tasas de los delitos de homicidios y hurto a personas, y la cantidad de hurtos a viviendas y establecimientos comerciales. Sin embargo, encontramos que no cumplió con este compromiso, de acuerdo con un pronunciamiento de la Veeduría Ciudadana al Plan de Desarrollo de Medellín. Estas metas no se cumplieron durante los tres primeros años de gestión y la tendencia en el cuarto no era cercana al cumplimiento. 

Llama la atención el comportamiento de la meta y los resultados reales en el homicidio, debido a que, frecuentemente y a través de redes sociales y medios de comunicación, el alcalde destaca la reducción este delito como un logro importante de su gestión.

Este resultado es disminución en la lógica de comparar cuatrienio con cuatrienio, pero haciendo un acercamiento a los últimos cuatro años, la tasa de asesinados por cada 100.000 habitantes ha aumentado de manera consecutiva: “544 muertes violentas durante el año 2016; 582 en 2017, y finalmente, la cifra pasó a 632 en el año 2018”, dice el pronunciamiento de la Veeduría.  

La meta del plan de desarrollo 2016-2019 se planteaba una reducción concreta de 5 puntos respecto a la tasa de 20,5 entregada por Aníbal Gaviria en 2015 (p.152). Sin embargo, de acuerdo con el informe del viernes 13 de diciembre de 2019 del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (SISC), la tasa de homicidios se acerca este año a los 23 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Aunque al 13 de diciembre de 2019 han ocurrido 30 homicidios menos que para la misma fecha del 2018, esta reducción no es la meta global planteada en el plan de desarrollo en 2016.

“Hay que tener una perspectiva muy realista: el alcalde puede contribuir, pero no puede hacer todo para la disminución o el aumento de los homicidios”, afirma Camila Uribe Villa, investigadora de Casa de las Estrategias, el centro de estudios que contribuyó a formular el Protocolo “Nada Justifica El Homicidio” que puede activarse desde el 123 y busca atender a jóvenes en riesgo de ser asesinados. 

“Hay dinámicas propias del crimen que influyen en que los asesinatos aumenten o disminuyan: en algunos casos hay claramente pactos o control territorial con otras formas de violencia. Sin embargo, el alcalde contribuye en la política de seguridad que decida implementar y hay políticas que están científicamente probadas que pueden producir más homicidios en el corto y el mediano plazo, por ejemplo, las políticas de mano dura”, explica Uribe refiriéndose al plan choque “El que la hace la paga” de la Policía Nacional. 

De acuerdo con Uribe, es decisoria la labor del alcalde como jefe de la Policía, para que esta sea protectora y tenga el respeto a la vida como función fundamental. Las políticas de mano dura, por el contrario, pueden endurecer mucho más a los criminales y dar paso a una lucha frontal contra el Estado y contra la ciudadanía. 

“La ausencia de profesionales de la Alcaldía en los territorios, acompañando a los ciudadanos y llevando justicia cercana de lucha contra la impunidad, pero también de fortalecimiento de la base social; aporta al aumento del homicidio”, puntualiza. 

 

Construir 19.000 viviendas, 5.000 en el centro

En proceso

Cuando era candidato, Federico Gutiérrez mencionó en su programa de gobierno (p.142) la necesidad de suplir el déficit de 48.000 viviendas que tiene Medellín y su intención de recuperar el centro (la comuna 10) y habitarlo de nuevo para evitar que la ciudad continuara su crecimiento en las laderas.

En la presentación del Plan de Desarrollo de Medellín, realizada en junio de 2016, esta alcaldía prometió la construcción de 19.000 nuevas viviendas, 5.000 de ellas en el centro (diapositiva 39). 
  
Aunque las 5.000 viviendas del centro están en la página 395 del plan, no representan un indicador concreto en el “Proyecto: Re-habitación del Centro”. No obstante, la cifra de 19.000 sale de la sumatoria aproximada de dos indicadores del “Proyecto: Vivienda nueva”, a cargo del Instituto Social de Vivienda y Hábitat de Medellín- ISVIMED: número de viviendas de interés social construidas, con una meta de 3.864, y número de viviendas de interés social promovidas en alianza con el sector privado, con una meta de 15.000. 

Respecto a este compromiso, encontramos que hubo avances. En su rendición de cuentas 2019, el ISVIMED reportó un cierre de cuatrienio con 9 proyectos de vivienda entre fases de diseño y construcción final que equivalen a 2.057 viviendas nuevas, casi 17.000 por debajo de la meta inicial. 

Los nueve proyectos ya completaron sus fases de estudio de suelo, prefactibilidad y anteproyecto; 6 de ellos ya cuentan con licencia de construcción, una está en trámite y en dos el proceso de licenciamiento no se ha iniciado. Ninguno de estos nueve proyectos está ubicado en la comuna 10.

Gráfico de viviendas en ejecución según rendición de cuentas de ISVIMED

De acuerdo con la consulta que hicimos a Isvimed, a través de un correo electrónico a la oficina de comunicaciones de la entidad, dos proyectos (Colinas de Occidente y La Colinita) se realizan actualmente en alianza público privada con Comfenalco y Comfama, dos cajas de compensación familiar. 

Ante la pregunta por los factores impidieron que se cumpliera la meta del plan de desarrollo en vivienda, el instituto respondió: “gran parte de las dificultades para la construcción de vivienda VIS y VIP han sido la falta de suelo disponible en la ciudad y las dificultades presentadas para la adopción de los instrumentos que viabilizan el POT, como los Macro Proyectos de Ciudad, los Planes de Legalización y Regularización Urbanística y Planes Parciales; demoras en trámites con entidades externas; costos en los materiales que afectan los topes de los proyectos VIS y VIP; el desarrollo de las zonas comunes de los proyectos habitacionales que encarece la unidad de vivienda, pues hay subsidio de vivienda pero no para el hábitat asociado”.

También consultamos por qué no fue posible la formulación de proyectos de vivienda en el centro. “El extenso proceso de formulación y adopción de los instrumentos de planificación de segundo y tercer nivel determinados por el Acuerdo 048 de 2014 para el Área de Intervención Estratégica - AIE MED Rio Centro y el alto costo del suelo y falta del mismo en la zona centro que permitiera atender la población objeto”, contestó el instituto.

Respecto a la transformación urbanística y la recuperación del centro de la ciudad, se realizaron obras en la carrera Bolívar y los bajos de la estación San Antonio y Parque Berrío del Metro, como lo reportó el alcalde en su cuenta de Twitter.

Pero más allá, en el tramo entre la estación Parque Berrío y la estación Prado, zona que todavía pertenece a la comuna 10, la ciudad luce así: 

 

Hacer el tranvía de la 80

Se embolató

El programa de gobierno de Federico Gutiérrez prometía expresamente iniciar la ejecución del proyecto Tranvía de la 80, adelantando su primera fase en el norte de la ciudad (p. 93). Encontramos que esta promesa se embolató. 

En el Plan de Desarrollo Medellín 2016-2019, está planteado “empezar la ejecución del corredor de la 80, diseñando a punto, revisando los diseños frente al POT y evaluando con rigor todos los componentes del mismo para iniciar construcción de una primera fase en el norte de la ciudad, donde permite integrar gran parte de la oferta de educación superior al sistema integrado de transporte público” (página 335).

En este proyecto, denominado “Revisar y ajustar los diseños y desarrollar la primera fase del corredor de transporte de la 80”, no se especifica que será un sistema tipo tranvía. Sin embargo, en la presentación del plan, en junio de 2016, la diapositiva 31 ejemplifica un sistema de este tipo. Además, Gutiérrez anunció su intención de iniciar la construcción de un tranvía para este corredor vial en medios locales el 18 de abril de 2018.

En esta declaración pública, el alcalde afirmó que, en 2018, sacaría a licitación diseños fase 3 y construcción de la obra y a partir de enero o febrero de 2019 se empezaría a construir. Sin embargo, solo hasta el 16 de agosto de 2019 se convocó a contratistas para la “construcción, mantenimiento y adecuación de paraderos de buses en el corredor de la Avenida 80, entre la estación La Palma del sistema Metroplús y la Terminal de Transportes de Medellín”, poniendo así en ejecución, realmente, un corredor de buses y no un tranvía, con la adquisición de 64 buses eléctricos. 

La construcción de las estaciones inició el 6 de noviembre de 2019 de acuerdo con el SECOP 1, la plataforma en la cual las entidades estatales deben publicar los documentos de un contrato público, desde su planeación hasta su liquidación. El 15 de noviembre de este año, la Alcaldía y el Metro de Medellín anunciaron la entrada en operación de la línea O del sistema Metroplús, una línea de buses eléctricos que se convertiría en el corredor vial prometido en el plan de desarrollo.

En la presentación del corredor, el alcalde afirmó que se cubriría la ruta de la 80 con buses mientras el Gobierno nacional aprueba los recursos para la construcción de un tren ligero. La ruta se encuentra actualmente en operación con paraderos provisionales, ya que los licitados aún no han sido entregados.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 09 Noviembre 2021

Foto de capturados en el robo de El Poblado con gorras de la campaña de Gustavo Petro es falsa

Por El Armadillo

La imagen real de los detenidos fue alterada digitalmente y compartida en Twitter.

En redes sociales circula una fotografía de varios hombres capturados, siete motocicletas y seis armas de fuego decomisadas; junto a tres gorras bordadas con logos de la campaña Petro Presidente y del movimiento Colombia Humana.

“Una imagen dice más que mil palabras..esto es lo que quieren para Colombia? La primera línea que delinque y acaba con los que hacen empresa,con los comerciantes sometidos por estos criminales patrocinados por Petro...esas gorras son evidencia”, dice el mensaje que acompaña la imagen y que se compartió en Twitter. 

Dos de nuestros lectores nos solicitaron en Twitter verificar la información y explicar porqué se trataba de un montaje.

La imagen corresponde a la captura de 11 personas acusadas del robo a una empresa de fundición de oro en el barrio Manila, de El Poblado, en Medellín, pero tiene señales de edición: las gorras presentan colores más intensos y una mejor resolución que las armas que están a su lado, y las sombras tampoco coinciden con la luz que se proyecta sobre la mesa. 

La fotografía original fue compartida por el director de la Policía, general Jorge Luis Vargas Valencia, a través de su cuenta de Twitter, casi cinco horas después del asalto, con un mensaje en el que confirmaba lo sucedido: 

“Nos sentimos orgullosos de nuestros #HéroesDelCuadrante de @PoliciaMedellin, ejemplo de valentía, arrojo y compromiso con la seguridad de los ciudadanos. Su reacción inmediata permitió frustrar el asalto a un establecimiento de procesamiento de metales preciosos en #Medellín”, escribió el general Valencia.

 

Foto real

Foto con el montaje

Como se observa en la mesa, las gorras son montadas encima de una de las pistolas, que aparece en la foto real. 

El hurto ocurrió el pasado 4 de noviembre, pasado el mediodía, y quedaron múltiples registros en decenas de videos que se hicieron virales en redes sociales.

La búsqueda inversa de la fotografía original en Google mostró que fue usada por varios medios de comunicación para informar sobre el atraco que empezó con un bloqueo en la Avenida Las Vegas, una de las vías más concurridas del sur de Medellín, y que terminó con un tiroteo en el que tres personas, dos policías y un supuesto ladrón, resultaron lesionadas. 

Entretanto, la imagen de la que fueron extraídas las gorras fue ubicada por otro usuario y pertenece a una empresa de estampación y bordados que la compartió, el 13 de abril de 2018, en Facebook e Instagram.

El día del atraco el alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, anunció las 11 capturas y dijo que se trató de un robo frustrado. “(La Policía) acaba de dar un golpe certero en un intento de robo de una banda criminal organizada que preparó, al parecer, este robo durante meses”, dijo. Además, el mandatario ofreció una recompensa de hasta $10 millones por información que permitiera la captura de los implicados. 

 

Sin embargo, durante las audiencias de legalización de captura se conoció que uno de los detenidos no tenía nada que ver con el hecho, pues se trataba del socio de una empresa de repuestos que a la hora del robo estaba haciendo una diligencia en una empresa de mensajería cercana a la fundidora. La Fiscalía informó además que los asaltantes alcanzaron a sustraer del lugar 3.148 gramos de oro sin procesar, cuyo valor se estima en $550 millones.

Durante esas audiencias, ninguno de los detenidos fue vinculado con la primera línea, mencionada en el trino que publicó la imagen alterada, ni con alguna agrupación o movimiento político.

Con esas evidencias calificamos como falsa la publicación.