Pasar al contenido principal
Miércoles, 08 Mayo 2019

Fracking no está en el articulado del PND pero sí en documento base

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Aunque la práctica del fracking no ha sido aprobada todavía en Colombia, el gobierno Duque sí abrió la posibilidad de estudiar la viabilidad de explotar yacimientos no convencionales.

Un lector de Colombiacheck nos pidió revisar un trino publicado por la revista Semana, que replica un artículo de Dinero (revista económica de la misma casa editorial). El trino y el artículo hablan sobre lo que establece el proyecto de Plan Nacional de Desarrollo aprobado en el Congreso recientemente frente a la explotación de hidrocarburos a través de la técnica comúnmente conocida como ‘fracking’ (en este artículo le explicamos ¿Qué es el fracking?).

Este es el trino de Semana:
 

La consulta del usuario está dirigida a si es cierto que “en ninguna parte del articulado [del PND] se establece que el fracking esté aprobado”, como dice la imagen que acompaña el trino de Semana.

Colombiacheck revisó y encontró que esto es parcialmente cierto, y por eso lo calificamos como “Verdadero, pero”, pues aún no está aprobado, pero la hoja de ruta para estudiar su viabilidad está clara.

El pasado 3 de mayo el Congreso de la República aprobó el Plan Nacional de Desarrollo “Pacto por Colombia, pacto por la equidad” 2018-2022 y solo falta que el presidente Iván Duque lo sancione para que se convierta en ley de la República. Por lo cual, mientras tanto, nos referiremos a lo que dice el texto que fue aprobado en el legislativo.

Buscamos dentro del documento las palabras “fracking” y “yacimientos no convencionales” y no obtuvimos ningún resultado.

Consultamos a Carlos Andrés Santiago, miembro de la Alianza Colombia Libre de Fracking, quien nos confirmó que efectivamente no hay ningún artículo dentro del PND que hable explícitamente sobre el fracking. No obstante, aunque el plan de gobierno no da vía libre a la explotación de yacimientos no convencionales, sí deja una ventana entreabierta para estudiar la posibilidad de hacerlo.

El Artículo 2 del PND dice que “el documento denominado ‘Bases del Plan Nacional de Desarrollo 2018 - 2022 (...) es parte integral del Plan Nacional de Desarrollo, y se incorpora a la presente ley como un anexo”.

Y el documento base, en el capítulo “IX Pacto por los recursos minero-energéticos para el crecimiento sostenible y la expansión de oportunidades”, en la página 639 dice:

“El reto del Gobierno nacional es incrementar las reservas para preservar la autosuficiencia de hidrocarburos en el mediano y largo plazo. En este sentido (...) existen dos grandes oportunidades: (1) proyectos costa afuera y (2) yacimientos no convencionales (YNC). (...) Sobre los segundos, es necesario adelantar un diálogo nacional con la participación de expertos de alto nivel, y realizar investigaciones y exploraciones piloto, con el fin de identificar los principales riesgos asociados con el desarrollo de estos recursos y determinar si la regulación e institucionalidad actuales pueden garantizar su explotación de una manera responsable con el medio ambiente y las comunidades.

Más adelante, en la página 642 del mismo documento, dice que el Ministerio de Minas y Energía “estudiará la viabilidad de la exploración y producción de yacimientos no convencionales. (...) Así mismo, la ANH [Agencia Nacional de Hidrocarburos] establecerá las zonas para la exploración y producción de los yacimientos no convencionales y el MinEnergía y el MinAmbiente actualizarán, de ser necesario, la regulación técnica y ambiental específica para su exploración y producción”.

Julio César Vera, expresidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet), le dijo a Colombiacheck que “todo lo que está en las bases del PND se entiende como incorporado” dentro del PND, “porque las bases del plan son el documento base de la política nacional de los próximos cuatro años”.

Le consultamos si, a través de este documento es posible interpretar que el PND le abre una ventana al fracking en este gobierno y su respuesta es: “sí, absolutamente. Se entiende que es una obligación para el gobierno adelantar las actividades que se señalan en el documento base”.

Miércoles, 15 Agosto 2018

Las imágenes virales de la Revista Semana: ¿cuál es verdadera y cuál falsa?

Por Sania Salazar

Los lectores de la revista Semana se han visto ante la encrucijada de detectar la información falsa que circula en redes con los logos y la imagen gráfica de la revista. Aquí, claves para detectar las publicaciones falsas.

 

 

Aunque en la Revista Semana ya habían notado que en redes sociales circulaban piezas gráficas muy similares a las que produce el medio, pero con información falsa, tienen el fin de semana del 20 de julio como la fecha en la que estas imágenes empezaron a ser virales. Los lectores se preguntan cómo identificar las falsas.

{/source}

 

 

Tatiana Jaramillo, jefe de redes sociales de Semana, reconoce que las imágenes falsas son muy parecidas a las verdaderas, por lo que es difícil diferenciarlas. Pero para identificar las piezas falsas recomienda fijarse en el tipo de letra, que es distinto al que usa Semana (las letras de las imágenes falsas son serifadas, tienen “colitas” en los extremos de las letras) y en la manera como está organizado el texto en el espacio de la imagen, pues Semana no suele ponerlo centrado.

Además, señaló que antes de compartir esos contenidos es importante verificar las cuentas de redes sociales de donde salen las imágenes, pues las piezas originales de Semana solo salen de las cuentas del medio. Los lectores también pueden consultarles, a través de las redes sociales, sobre la veracidad de las piezas gráficas.

Jaramillo resaltó también que los mensajes falsos, por lo general, generan indignación y que, aunque en las imágenes de la revista a veces salen frases polémicas de los personajes, esto no es tan común.

Para contrarrestar el efecto de estas imágenes con información falsa, la revista ha publicado notas aclaratorias poniendo en evidencia las falsedades.

Jaramillo indicó que aunque son varias las cuentas desde las que se distribuyen estas imágenes con información falsa, en la Revista Semana han detectado que estas se publican, principalmente, en la cuenta de Twitter @Pelicolombianas.

Esta cuenta tiene 21 mil seguidores y, aunque en su perfil advierte que dice “verdades a punta de mentiras” y que tiene “elevados niveles de sátira”, hay varios incautos que creen las mentiras que publican y las replican en sus redes sociales. Algunos líderes de opinión o tuiteros con miles de seguidores también comparten estas imágenes con citas falsas, lo que facilita que se viralicen.

 

 

“Coger una marca que no es tuya para promocionar tu contenido está mal hecho y no lo debería hacer nadie ni en Twitter, ni en Facebook, ni en la vida real. A algunas personas les parece chistoso, no les parece tan grave, no entienden que está mal hecho, que desinforma”, indicó Jaramillo.

Para ella, cada usuario, al tener una cuenta de Twitter o de Facebook, tiene que pensar que es parte de ese mundo y que lo que comparta contribuye tanto a informar como a desinformar. Debe decidir si hace parte del problema de las noticias falsas o de la solución.

La portada de la revista no se salva

En redes sociales también han circulado portadas falsas de la revista, lo que pasó, sobre todo, durante la campaña electoral, a lo que Semana ha tenido que reaccionar, también, con notas que desmienten la información.

Para detectar las portadas falsas Jaramillo recomienda fijarse, de nuevo en la letra y en la ortografía. Además, indica que las portadas falsas suelen tener demasiado texto o demasiados elementos gráficos. Recomienda buscar las portadas en la página web del medio, donde están todas, aunque son las más recientes las que por lo general modifican.