Pasar al contenido principal
Lunes, 06 Febrero 2017

“La mayoría de las Zvtn están cerca de cultivos de coca”

Por Sania Salazar

La afirmación la hizo un columnista de El Heraldo, quien se basó en una comparación que a simple vista puede parecer ligera, pero un informe de la Fundación Ideas para la Paz le da la razón.

En su columna del pasado 15 de enero en El Heraldo titulada La reincorporación de las Farc Indalecio Dangond aseguró que la mayoría de las 19 zonas veredales transitorias de normalización (Zvtn) y 7 puntos donde se concentrarán las Farc para su desmovilización están cerca de cultivos de coca.

Esa afirmación llama la atención debido a que el Gobierno había dejado claro desde que anunció la ubicación de las mismas que estas no podían estar ubicadas en áreas de cultivos ilícitos. Basados en varios informes periodísticos y en una investigación de la Fundación Ideas para la Paz en Colombiacheck calificamos la frase de Dangond como verdadera.

Hablamos con Dangond para saber en qué basaba su afirmación y él explicó que buscó en Google el mapa de cultivos ilícitos en Colombia (del estudio de la ONU) y el mapa con la ubicación de las Zvtn y los imprimió. “Cuando tú pones un mapa encima del otro te das cuenta de que las 20 zonas y los 7 campamentos quedaron en las mismas zonas donde están los corredores geográficos de los cultivos ilícitos. No sé con qué intenciones han hecho eso las Farc, porque ellos fueron los que exigieron esas zonas”, aseguró.

El Director de sustitución de cultivos de la Presidencia de la República, Eduardo Díaz, aseguró que los cultivos no podían estar dentro de las Zvtn y que en los casos en los que se presentó esa situación, que fueron alrededor de 8, los cultivos ya se retiraron.

“Hay unas zonas que tienen cultivos ilícitos a un kilómetro, hay otras donde están más distantes, eso depende de la región, estamos trabajando en programas de sustitución voluntaria y son de los programas prioritarios para el Gobierno, pero eso no quiere decir que lo que dice el señor de El Heraldo sea cierto”, afirmó Díaz.

El funcionario recordó que las Zvtn tampoco pueden estar cerca de grandes poblados ni de carreteras, donde por lo general, no hay cultivos ilícitos, y que es precisamente en las zonas distantes, donde operan normalmente los grupos armados, donde hay actividades ilícitas como cultivos de coca.

Díaz indicó que en el caso de La Cominera, Cauca, no dieron resultados los diálogos con las comunidades para retirar los cultivos, por lo que desistieron de instalar allí Zvtn.

Otras miradas

Algunos medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales nacionales hicieron radiografías de las Zvtn y de los puntos. La Silla Vacía asegura que hay cultivos de coca en 12 zonas. La Fundación Paz y Reconciliación publicó un informe en el que indica que hay cultivos de coca en tres de las Zvtn: Buenos Aires, (Cauca); Puerto Asís, (Putumayo); y Cartagena del Chairá, (Caquetá).

En una entrevista con María Isabel Rueda para El Tiempo Daniel Rico, criminólogo con tesis de doctorado sobre cultivos de droga, habló sobre la situación de los cultivos de coca en el país e indicó que cuando se llegó a los sitios seleccionados para las Zvtn “se dieron cuenta de que se habían cundido (extendido, llenado) de coca algunas de estas zonas, con todas las dificultades adicionales que esto genera”.

La Fundación Ideas para la Paz, FIP, acaba de publicar el informe titulado Entornos y riesgos de zonas veredales y los Puntos Transitorios de Normalización en el que utilizó cinco variables para ponderar el grado de riesgo que presenta cada zona, entre ellas la continuidad de economías criminales (narcotráfico y minería ilegal).

“Llama la atención, según se aprecia en el cuadro, que la mayor concentración de cultivos coincide con las regiones donde se ubican la gran mayoría de zonas y puntos de concentración, con contadas excepciones. Tal es el caso de los departamentos de Nariño, Cauca, Putumayo, Caquetá y Norte de Santander, que suman el 81% de los cultivos ilícitos de todo el país”, indica el informe.

 

Según el estudio, hay cultivos de coca en 15 de las 19 veredas donde hay Zvtn y hay rutas de narcotráfico que pasan por 15 de las 19 zonas.

En cuanto a los puntos de concentración, hay cultivos de coca en 5 de las 7 veredas y 5 rutas del narcotráfico pasan por allí.

“Con pocas excepciones, todas las zonas y puntos de concentración están ubicados en regiones estratégicas donde por años han funcionado corredores de narcotráfico y, en general, de otros bienes que alimentan economías criminales. La continuidad de otros grupos armados y las presiones para que estas economías sigan operando debe ser un motivo de alerta para las poblaciones, miembros de las Farc en proceso de desmovilización y entrega de armas, así como para los miembros del MM&V (Mecanismo de Monitoreo y Verificación)”, resalta el informe.

“Un claro ejemplo es el corredor de más de 1.500 kilómetros que va desde el departamento del Guaviare hasta las fronteras con Brasil y Venezuela. Esta región del país sería, en teoría, la que se vería afectada por la disidencia del Frente 1 que, aunque tiene un radio de acción alejado de las dos zonas veredales de San José del Guaviare, ya ha demostrado que puede alterar el orden público como lo hizo en ese municipio el pasado 2 de octubre, día de la votación del plebiscito por la paz. De hecho, se cree que esta disidencia habría hecho contactos con miembros de las AGC o “Clan del Golfo” para repartir el control y las ganancias sobre este corredor”, señala el informe.

Lunes, 30 Enero 2017

¿A las Farc les prometieron crear una EPS para la atención de sus guerrilleros?

Por Sania Salazar

Colombiacheck revisó el Acuerdo Final entre Gobierno y Farc y no encontró el compromiso de crear una EPS, pero Mauricio Jaramillo, miembro del secretariado de las Farc, dice que sí.

“Esperamos que el Gobierno cumpla lo que se acordó. Nos dijeron que iban a crear una EPS para nosotros, y nada”. La frase es de Jaime Alberto Parra, miembro del secretariado de las Farc más conocido como Mauricio Jaramillo o “el Médico”, y hace parte de una entrevista que le hizo El Espectador y que se publicó el pasado 22 de enero.

Colombiacheck le solicitó a las Farc, a través de correo electrónico enviado el domingo 22 de enero una entrevista con Parra para saber dónde quedó consignado ese compromiso de crear una EPS, nos dijeron que estaban tramitando la entrevista, pero hasta la publicación de este artículo no hemos recibido respuesta.

Entonces buscamos ese compromiso en el Acuerdo Final, donde está todo lo pactado entre Gobierno y Farc. Encontramos que para la reincorporación económica y social de los excombatientes está previsto que las Farc creen una organización de economía social y solidaria que se llamará Ecomún, que tendrá cobertura nacional y a la que podrán afiliarse voluntariamente los miembros de esta guerrilla, en la que recibirán asesoría para la afiliación a salud.

“Las sumas correspondientes a los pagos por concepto de seguridad social en salud y pensiones de acuerdo con la normatividad vigente para quienes no se encuentren vinculados a actividades remuneradas, serán garantizadas por el Gobierno Nacional, quien constituirá un encargo fiduciario para la realización de los pagos durante 24 meses. Ecomún, por su parte, asesorará a sus integrantes en la selección de las entidades de seguridad social prestadoras de estos servicios.

Para enfermedades graves de alto costo y para la rehabilitación de lesiones derivadas del conflicto, el Gobierno establecerá un sistema especial con la cooperación nacional e internacional, en el marco del Consejo Nacional de Reincorporación, CNR, para su atención durante 36 meses” reza el Acuerdo Final en la página 76.

No encontramos en el Acuerdo los términos Empresa Prestadora de Salud o su sigla, EPS, por eso calificamos la frase de Parra como falsa.

También consultamos al Ministerio de Salud por medio de la oficina de prensa, sobre la supuesta EPS, pero prefirieron no pronunciarse al respecto.

Lo que se sabe

En un comunicado del Ministerio de Salud del 28 de noviembre pasado se informa que “los excombatientes de las Farc serán afiliados al sistema de salud mediante un proceso similar al utilizado para la afiliación de las poblaciones especiales prioritarias. En este sentido, no les será aplicada la encuesta del Sistema de Selección de Beneficios (Sisbén) e ingresarán al Régimen Subsidiado en Salud”.

El comunicado explica que la condición de población especial prioritaria permite agilizar el ingreso de poblaciones como desmovilizados, víctimas y desplazados, entre otros, al sistema de salud.

“La permanencia de los miembros de las Farc en el Régimen Subsidiado se mantendrá mientras no alcancen las condiciones para ingresar al Régimen Contributivo”, indica el comunicado, en el que además señalan que la Nueva EPS, donde están afiliando a los integrantes de las Farc, “tiene participación de la Nación y suficiente cobertura en el territorio para garantizar el servicio”.

En rueda de prensa realizada el pasado 18 de enero en la que se rindió informe sobre el avance de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (Zvtn) el Ministro de Salud, Alejandro Gaviria, recordó, en primera instancia, que el 30 de noviembre de 2016 el Gobierno emitió un decreto que permite la afiliación a la seguridad social de los guerrilleros de las Farc.

“Se necesita un decreto que de alguna manera nos permita, por medio de lo que se conoce como listados censales, incorporar a los miembros de las Farc al régimen subsidiado sin tener un puntaje del Sisbén, sin que se hiciera la clasificación socio económica que hoy en día es una precondición para ingresar al régimen subsidiado”, explicó el ministro.

Gaviria indicó que después de expedido el decreto se afiliaron, con una primera lista, 2.500 miembros de las Farc y que el pasado 13 de enero recibieron una lista adicional de 3.700 guerrilleros.

“Esperamos a más tardar la próxima semana incorporar a estas 3.700 personas adicionales para tener afiliados a la seguridad social, al Régimen Subsidiado en Salud, a 6.200 personas, con eso completaríamos esta primera etapa, quedarían afiliadas todos los miembros de las Farc a la Nueva EPS, que es la EPS que está cumpliendo estas labores”, puntualizó.

En la página de la Presidencia de la República informaron el pasado 25 de enero que ya estaban afiliados al sistema de salud 6.247 integrantes de las Farc.

En la misma rueda de prensa el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, explicó que ante la situación de salud de los guerrilleros de las Farc en los puntos de preagrupamiento buscaron, con el Ministerio de Salud, un mecanismo para afiliar a los guerrilleros a una EPS para asegurar la atención, pero que solo cuando los combatientes entren a las Zvtn se sabrá cuántos son en total.

El ministro de Salud aseguró además, que se habían atendido hasta ese momento 59 urgencias en el contexto de esa afiliación a seguridad social.

Gaviria anunció que en cada zona habrá un puesto de salud con médico permanente, un auxiliar de enfermería, insumos básicos y algunos equipos biomédicos, una ambulancia y un equipo de comunicaciones e hizo énfasis en que “esta atención es complementaria al aseguramiento”, concluyó.

La pregunta que queda es de dónde salió la versión de la creación de la EPS para las Farc, pero más importante que eso es que a los guerrilleros se les garantice la adecuada y oportuna atención médica a la que todos los seres humanos tienen derecho.