Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Viernes, 27 Marzo 2020

Las vacunas genéticas están en prueba y no se conocen los efectos específicos en ADN

Por Sania Salazar

Hay una empresa norteamericana que está probando estas vacunas para Coronavirus, pero no se sabe si, específicamente, para el Covid-19.

Una publicación de Facebook asegura que “hay una nueva generación de vacunas genéticas lista para ser inoculada en la población mundial”. 

La publicación dice además que “la nueva generación de vacunas genéticas inyectarán genes sintéticos, moléculas de ADN artificiales que modificarán la estructura del ADN de nuestros cuerpos, con las consecuencias imprevisibles a largo plazo que ello conlleva” y asevera, por último que “la empresa de ingeniería genética Greffex, financiada por el departamento de salud de los Estados Unidos, ya tiene lista su vacuna genética experimental contra el coronavirus”.

Colombiacheck califica la información como cuestionable porque la comunidad científica todavía realiza estudios para conocer los efectos reales de este tipo de vacunas en el ser humano.

Sergio Pulido, doctor en  microbiología molecular de la Universidad de Graz, Austria, e investigador asociado del Programa de estudio y control de enfermedades tropicales, Pecet, de la Universidad de Antioquia, le dijo a Colombiacheck que se trabaja en vacunas genéticas hace más de 20 años y que, por ahora, se han probado en animales y en humanos. No se han comercializado porque faltan pruebas para saber, precisamente, cuáles son los efectos en el ADN y por ende calificó de irresponsable asegurar que estas vacunas modificarán para bien o para mal el ADN.

Indicó que la Organización Mundial de la Salud, OMS, y otras entidades internacionales han publicado documentos sobre la seguridad y la eficacia de dichas vacunas.

“Una vacuna de ADN es meter material genético que finalmente va a modificar tu propio ADN”, explicó Pulido, quien agregó que estas vacunas ya tienen un nivel de aceptación en el mundo clínico y se están perfilando como los medicamentos del futuro. 

Indicó que las pruebas en humanos de vacunas como estas están supervisadas por entidades regulatorias que garantizan su seguridad.

“Hay un tabú alrededor de esto porque la gente le tiene miedo al asunto a raíz de películas y la ciencia ficción misma se ha encargado de mostrar la modificación del ADN como un demonio, pero no hay que tenerle tanto miedo, es una de las opciones que tenemos para llegar a curas de enfermedades que hasta el momento ha sido imposible curar y de tratar por cualquier otro medio”, indicó Pulido.

Por último, Pulido dijo que es factible que una vacuna como estas se esté probando contra el Covid-19, pero recalcó que hay que tener cuidado, pues si bien es cierto que la compañía Greffex está produciendo vacunas contra Covid- 19, no se debe juzgar este hecho negativamente porque es factible que se haya podido adelantar el desarrollo de la misma antes de la aparición de la pandemia a partir del conocimiento de eventos anteriores como la epidemia de SARS y MERS. "Actualmente hay muchos desarrollo farmacéuticos (vacunas y medicamentos) contra agentes infecciosos que no han causado pandemias pero que mantienen en alerta a las autoridades de salud".

Sara María Robledo Restrepo, profesora de la facultad de medicina de la Universidad de Antioquia, coordinadora del comité central de ética de la misma universidad y directora de la Corporación de Innovación para el Desarrollo de Productos contra Enfermedades tropicales, Cidepro, explicó que “las vacunas recombinantes (genéticas) sí alteran el ADN, pero no para causar deformaciones o nuevos genes, simplemente se inserta el pedazo del gen de la vacuna y el organismo crea la inmunidad”.

Es decir que, aunque es cierto que hay vacunas genéticas (para varias enfermedades) en prueba, estas aún no están listas para ser usadas y faltan estudios para conocer qué efectos podrían tener.

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Jueves, 19 Marzo 2020

Estados Unidos, Australia y China prueban vacunas contra el coronavirus (Covid-19)

Por Sania Salazar

Ante una emergencia como la actual los pasos para crear una vacuna pueden demorarse menos, pero no se pueden suprimir. Es poco factible que la vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 se demore menos de 18 meses.

Una publicación de Facebook asegura que Estados Unidos, Australia y China tienen vacunas contra el Coronavirus listas para ser probadas. 

Colombiacheck califica la afirmación como verdadera ya que entidades de esos países anunciaron que están empezando a probar en humanos tres posibles vacunas. Aunque esto es diferente a que estén listas para su uso masivo. Una experta explicó que ante la gravedad del virus las fases para la producción de una vacuna pueden acortarse, pero aclaró que no se pueden saltar los pasos.

Como lo contamos en otro chequeo, China anunció que empezará a probar en humanos una posible vacuna contra el virus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad Covid-19). 

En el caso de Estados Unidos la firma de biotecnología Moderna anunció en su página web que empezó a probar en humanos una posible vacuna. La Universidad de Queensland, en Australia, anunció también a través de su página web que un equipo de investigadores tiene una posible vacuna, pero aclaró que “el grupo continúa trabajando con un cronograma muy acelerado para mantenerse en el camino de las pruebas clínicas de investigación después de mediados de año”.

Sara María Robledo Restrepo, profesora titular de la facultad de medicina de la Universidad de Antioquia, coordinadora del comité central de ética de la misma universidad y directora de la Corporación de Innovación para el Desarrollo de Productos contra Enfermedades tropicales, Cidepro, le dijo a Colombiacheck que en términos normales el proceso para desarrollar una vacuna sigue las mismas fases que la producción de un medicamento, proceso que ya habíamos explicado en Colombiacheck.

“Por ser una enfermedad en la que tantas personas están en riesgo y porque la probabilidad de complicación y de muerte es tan alta a nivel global hay premura y por eso se acepta que se acorten los pasos, no que se eliminen. Por ejemplo, en este caso fue una fase muy rápida en modelos de ratón para mirar que sí se producen anticuerpos, entonces rápidamente se pasa a probarlo en humanos en pocos individuos y eso acelera el proceso. De todas maneras hay que hacer las siguientes fases”, explicó.

Robledo Restrepo indicó, además, que los permisos para aprobar los protocolos son un poco más laxos en estos casos dada la gravedad de la situación, así que aseguró que es perfectamente factible que ya haya vacunas en desarrollo.

“En este momento hay muchas personas tratando de entender la enfermedad, que están tratando de saber cómo prevenir y cómo inmunizar, por eso es que sale tanta información tan rápido, pero hay que tener cuidado con las fuentes de esa información”, aseguró.

La profesora recordó, por último, que hay que continuar tomando todas las medidas de precaución porque aunque se está acelerando el proceso todavía toma su tiempo y es prematuro afirmar que se logre  tener la vacuna antes de 18 meses.