Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Viernes, 27 Marzo 2020

Las vacunas genéticas están en prueba y no se conocen los efectos específicos en ADN

Por Sania Salazar

Hay una empresa norteamericana que está probando estas vacunas para Coronavirus, pero no se sabe si, específicamente, para el Covid-19.

Una publicación de Facebook asegura que “hay una nueva generación de vacunas genéticas lista para ser inoculada en la población mundial”. 

La publicación dice además que “la nueva generación de vacunas genéticas inyectarán genes sintéticos, moléculas de ADN artificiales que modificarán la estructura del ADN de nuestros cuerpos, con las consecuencias imprevisibles a largo plazo que ello conlleva” y asevera, por último que “la empresa de ingeniería genética Greffex, financiada por el departamento de salud de los Estados Unidos, ya tiene lista su vacuna genética experimental contra el coronavirus”.

Colombiacheck califica la información como cuestionable porque la comunidad científica todavía realiza estudios para conocer los efectos reales de este tipo de vacunas en el ser humano.

Sergio Pulido, doctor en  microbiología molecular de la Universidad de Graz, Austria, e investigador asociado del Programa de estudio y control de enfermedades tropicales, Pecet, de la Universidad de Antioquia, le dijo a Colombiacheck que se trabaja en vacunas genéticas hace más de 20 años y que, por ahora, se han probado en animales y en humanos. No se han comercializado porque faltan pruebas para saber, precisamente, cuáles son los efectos en el ADN y por ende calificó de irresponsable asegurar que estas vacunas modificarán para bien o para mal el ADN.

Indicó que la Organización Mundial de la Salud, OMS, y otras entidades internacionales han publicado documentos sobre la seguridad y la eficacia de dichas vacunas.

“Una vacuna de ADN es meter material genético que finalmente va a modificar tu propio ADN”, explicó Pulido, quien agregó que estas vacunas ya tienen un nivel de aceptación en el mundo clínico y se están perfilando como los medicamentos del futuro. 

Indicó que las pruebas en humanos de vacunas como estas están supervisadas por entidades regulatorias que garantizan su seguridad.

“Hay un tabú alrededor de esto porque la gente le tiene miedo al asunto a raíz de películas y la ciencia ficción misma se ha encargado de mostrar la modificación del ADN como un demonio, pero no hay que tenerle tanto miedo, es una de las opciones que tenemos para llegar a curas de enfermedades que hasta el momento ha sido imposible curar y de tratar por cualquier otro medio”, indicó Pulido.

Por último, Pulido dijo que es factible que una vacuna como estas se esté probando contra el Covid-19, pero recalcó que hay que tener cuidado, pues si bien es cierto que la compañía Greffex está produciendo vacunas contra Covid- 19, no se debe juzgar este hecho negativamente porque es factible que se haya podido adelantar el desarrollo de la misma antes de la aparición de la pandemia a partir del conocimiento de eventos anteriores como la epidemia de SARS y MERS. "Actualmente hay muchos desarrollo farmacéuticos (vacunas y medicamentos) contra agentes infecciosos que no han causado pandemias pero que mantienen en alerta a las autoridades de salud".

Sara María Robledo Restrepo, profesora de la facultad de medicina de la Universidad de Antioquia, coordinadora del comité central de ética de la misma universidad y directora de la Corporación de Innovación para el Desarrollo de Productos contra Enfermedades tropicales, Cidepro, explicó que “las vacunas recombinantes (genéticas) sí alteran el ADN, pero no para causar deformaciones o nuevos genes, simplemente se inserta el pedazo del gen de la vacuna y el organismo crea la inmunidad”.

Es decir que, aunque es cierto que hay vacunas genéticas (para varias enfermedades) en prueba, estas aún no están listas para ser usadas y faltan estudios para conocer qué efectos podrían tener.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 07 Mayo 2020

No ha sido aprobado el ‘medicamento nosodes para COVID-19 desarrollado en Barranquilla'

Por Laura Rodríguez Salamanca

El supuesto médico que lo desarrolló no tiene acreditación para ejercer la profesión en Colombia. Y el supuesto laboratorio donde se “probó” la sustancia homeopática no existe.

Desde hace un par de semanas, se está compartiendo en WhatsApp una imagen publicitaria que invita a comprar un supuesto medicamento homeopático para el nuevo coronavirus, desarrollado en la ciudad de Barranquilla.

La imagen dice lo siguiente: “Este es el medicamento Nosode del virus SARS-2 (sic) (Covid-19). Desarrollado en Barranquilla, Colombia, por el Dr. Jairo Medina bajo un estricto método verificable, que a partir de secreciones patológicas de un paciente positivo, según pruebas del Laboratorio Nacional de Salud Pública, llevadas a un proceso de esterilización, dilución y dinamización, dio como resultado un medicamento Nosodes específico para Sars Cov-2 (Covid-19)”. 

Medicamento homeopático coronavirus

Como primera medida, después de consultar con varios infectólogos, Colombiacheck encontró que el Laboratorio Nacional de Salud Pública, donde supuestamente se realizaron las pruebas para el medicamento, no existe en Colombia. Pero también nos dimos cuenta de que Jairo Medina, el doctor que supuestamente desarrolló el producto, no tiene ni título profesional, ni acreditación para ejercer la profesión médica en Colombia. 

Primero hicimos diversas búsquedas avanzadas en Google con las palabras “doctor, Jairo Medina, Barranquilla”. Así encontramos la descripción del perfil de Facebook del usuario Fundación Mórphos, que se describe como una “compañía médica” y un “centro de apoyo ambulatorio para la auto transformación”. En la misma descripción se dice que el “Dr. Jairo Medina Zuleta [es el] Fundador y Director del Instituto Mórphos desde 1993 (sic)”. 

Pero, como en la búsqueda encontramos médicos homónimos de Jairo Medina en Bogotá y en Cali, confirmamos que se trata del mismo supuesto doctor porque el número de teléfono que aparece en la descripción del perfil de Facebook coincide con el que se está difundiendo como número de contacto para adquirir el supuesto medicamento contra el nuevo coronavirus.

En la descripción aparece que Medina Zuleta tiene los siguientes estudios: “Similopatia, Homeopatía, Unicista e Identicopatia (Medicina Centaurica) en ACONTAL (Asociación Colombiana de Terapias Alternativas Barranquilla, Colombia). Crecimiento Humano y Desarrollo Conciencial Eduardo Elías Lasprilla, Centro de Estudios, Barranquilla, Colombia. Conciencia Superior, en Prasanthi Milayam, India. Consejería en Abuso de Sustancias, en la Universidad de Miami y la Federación Mundial de Comunidades Terapéuticas, en New York. Entrenamiento básico en Psiquiatría y Ciencias de la Conducta EDUCOM (Universidad de Guadalajara). Y Médico Cirujano (Universidad de Guadalajara)”. 

Así mismo, en el mismo perfil de la Fundación Mórphos encontramos fotografías de entrevistas. Tomamos algunas e hicimos búsquedas en reversa de imágenes con la herramienta de Google. Así, encontramos en Youtube un par de entrevistas a Jairo Medina, dentro de las que se destaca una de marzo de 2016, en el canal televisión panameño NEX Panamá. Allí se presenta a Medina Zuleta como “especialista en adicciones y enfermedades emocionales” y se dice, que “se graduó en Guadalajara de médico cirujano”. 

Entonces, tomando esta última titulación, que sería el pregrado básico para presentarse como médico, buscamos a Jairo Medina Zuleta en el Registro Nacional de Profesionistas de México, un portal donde aparecen todas las cédulas profesionales emitidas en ese país. [Esta herramienta la usamos satisfactoriamente en otro chequeo sobre un médico colombiano que dice sin evidencia que el coronavirus es una farsa]. Y lo que encontramos: Medina no aparece en el registro de profesionales.

 

Registro Nacional de Profesionistas de México
 

A pesar del resultado, buscamos sus datos en el Registro Único de Talento Humano en Salud (RETHUS), que es una herramienta pública desarrollada por el Ministerio de Salud y Protección Social para verificar si una persona está autorizada para ejercer su trabajo profesional o técnico en el campo de salud en Colombia; y por supuesto, no los encontramos. 

RETHUS

Finalmente, solicitamos a los asesores de prensa del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, su posición oficial sobre el registro del medicamento que se está publicitando a través de WhatsApp. Se comprometieron a enviarnos un mensaje sobre el tema, pero para el momento del cierre de este artículo no nos habían remitido la información. 

Así que es falso que el Jairo Medina que patrocina esta sustancia es médico y que la sustancia haya sido probada en el Laboratorio Nacional de Salud Pública 

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus