Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 16 Marzo 2020

Médicos venezolanos que apoyarán a Italia no tienen relación con Maduro

Por Jeanfreddy Gutiérrez – Efecto Cocuyo

Italia sí recibirá ayuda de médicos venezolanos, pero estos no fueron enviados por el gobierno de Venezuela, sino que son médicos exiliados en Italia.

Este artículo fue publicado originalmente por Efecto Cocuyo el 16 de marzo de 2020. Este contenido es reproducido aquí como parte de #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN (de la cual Colombiacheck es miembro), para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo.

Una rueda de prensa brindada por el consejero regional de Sanidad de Lombardía, Giulio Gallera, asegurando que estaba en contacto con los gobiernos de China, Cuba y Venezuela para incorporar médicos de esas naciones en la batalla por el coronavirus en la región más afectada en Italia por la pandemia del COVID-19, nueva cepa del coronavirus, fue compartida por varias cuentas de Twitter de simpatizantes o comunicadores afectos al chavismo, a partir de un video difundido por la conocida tuitera @OrlenysOV.

La información fue difundida también por diversos portales informativos europeos como la agencia española Efe y TVE, así como medios oficiales en Venezuela como Venezolana de Televisión y Ministerio de Comunicación y portales como Misión Verdad, Telesur y RT.

La Unidad de Datos y Factchecking de EfectoCocuyo realizó un cotejo de la información, encontrando matices que hacen la información imprecisa.

Lo dicho

“Puesto que el gran tema crítico es el del personal, en el decreto ley se incluirá la posibilidad de reclutar médicos extranjeros, basta que estén colegiados en sus países de origen sin pasar la valoración de equivalencia” dijo Gallera en rueda de prensa.

Con esta iniciativa ya han recibido 1.600 solicitudes, de las cuales han revisado 692, entre las que están estudiantes de medicina, especialistas, médicos ya licenciados y enfermeros. Dijo que los elegidos “serán asistidas y formadas, acompañadas, pero que deberán entrar a trabajar en un momento complicado y la historia les agradecerá”.

Gallera dijo que ya habían llegado médicos venezolanos y que le había escrito una carta al presidente Díaz-Canel en Cuba. Así mismo, que se estaba usando un fármaco experimental contra la artritis llamado Tocilizumab en el tratamiento del consejero de Desarrollo Económico, Alessandro Mattinzoli, el cual estaría dando “datos positivos”.

“Está mucho mejor gracias a este fármaco, ha tenido una neta mejoría. No es un dato científico y comprobado, pero sí objetivo. Es una noticia bella. Solo decimos que ha habido una mejoría”, sostuvo en la rueda de prensa.

La corrección

Esto fue matizado primero por la periodista italovenezolana Marinellys Tremamunno, quien es corresponsal internacional en El Vaticano e Italia, pero quien además es presidenta de la asociación “Venezuela: la piccola Venezia”, un grupo de asociaciones italianas que, junto con la Asociación de Médicos Venezolanos en España, han estado luchando durante años por el reconocimiento de títulos universitarios de Venezuela en Italia.

Ante la rueda de prensa de Gallera, Tremamunno reaccionó de inmediato ofreciendo a los especialistas y personal sanitario venezolano en Italia, que por razones burocráticas no ha podido validar sus títulos, de acuerdo a declaraciones publicadas por varios medios italianos, como La Valle dei Templi y Cinquew News.

Luego la información fue matizada y corroborada por el propio Gallera, quien dijo posteriormente que “son trabajadores de la salud, exiliados y autónomos, que forman parte de la asociación Venezuela, la pequeña Venecia Onlus, que ha estado activa durante algún tiempo en nuestro país”, según recogen los portales italianos Resegon Online y Lombardia Notizie.

Esta es la organización dirigida por Tremamunno, cuyo portal puede visitarse aquí.

“Los médicos venezolanos que se unirán a nuestros profesionales en los hospitales durante la emergencia coronavirus no están vinculados al actual régimen, con el que no hay en curso ninguna negociación” dijo también en Gallera de acuerdo a lo publicado por el medio español La Vanguardia con información de la agencia EFE.

Médicos chinos en Italia

La llegada de médicos chinos a Italia corresponde a un esfuerzo del gobierno central.

La agencia estatal china Xinhua publicó que China envió el jueves 13 de marzo un equipo médico de nueve personas a Italia llevando consigo equipos de cuidados intensivos y de protección médica.

“Hemos venido con 31 toneladas de material sanitario, entre ellos respiradores mecánicos, mascarillas y otros equipos”, declaró el vicepresidente de la Cruz Roja de China y responsable del equipo, Yang Huichuan, en conferencia de prensa a medios italianos.

Esto también fue publicado por la embajada de China en España, confirmando que también ese país recibirá su ayuda médica y técnica.

¿Y Cuba?

Sobre el envío de ayuda médica desde Cuba a Italia, la agencia noticiosa Prensa Latina, con sede en La Habana, publicó el 7 de marzo que la Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba, fue la que ofreció ayudar al país europeo al enviar una carta al Ministro de Salud de Italia, Roberto Speranza. Al día siguiente fue la Coordinadora Nacional de Cubanos en Italia quien le escribió a las máximas autoridades italianas para proponerles el uso del Interferón 2B, que el gobierno cubano asegura que ha curado 1.500 personas en China, aunque no hay ninguna prueba de ésto.

Por su parte, el 15 de marzo el embajador cubano en Italia reiteró estos dos llamados oficiales hechos por su gobierno así como haber recibido la carta enviada por Gallera en su despacho, de acuerdo a Juventud Rebelde, uno de los órganos divulgativos del Partido Comunista de Cuba, partido único gobernante en la isla.

Veredicto

El funcionario italiano Giulio Gallera habría solicitado ayuda de médicos chinos, cubanos y venezolanos por medio de su gobierno pero luego corrigió al señalar que los venezolanos eran los asociados a la ONG Pequeña Venezia y sin relación con la administración de Maduro. Por su parte, los médicos chinos que llegaron al país correspondía a un esfuerzo bilateral de los gobiernos sin relación con su pedido. Finalmente, el embajador cubano aseguró haber recibido la carta pero una semana después que fuesen asociaciones cubanas quienes ofrecieran la ayuda.

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Sábado, 27 Junio 2020

Cadena de Facebook mezcla mentiras y verdades sobre la labor y financiación de la OMS

Por Mónica Ospino Orozco - RedCheq

Una cadena que circula ampliamente en Facebook asegura que a la organización la financian multinacionales como Bayer, Monsanto, Coca-Cola y la fundación Bill Gates.

Una cadena de Facebook, que hasta el momento de publicar este chequeo ha sido compartida más de 17.000 veces, hace una serie de afirmaciones que mezcla datos verdaderos y falsos sobre la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Captura de pantalla desinformación

Empieza asegurando que si la OMS “estuviera preocupada verdaderamente por nuestra SALUD, entonces estaría emitiendo todo el día consejos por televisión para fortalecer nuestro Sistema Inmune y combatir no sólo el ‘coronavirus’” (sic). 

La realidad es que la OMS no solo se dedica al combate del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que produce la enfermedad COVID-19. Ese es el tema por el que ha tomado protagonismo en los últimos siete meses, pero su rango de acción en el mundo incluye una amplia diversidad de situaciones de riesgo sanitario. 

Esta entidad fue creada en 1948 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y tiene sede en Ginebra, Suiza. Su objetivo es que los seres humanos gocen de “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”, tal como lo dicen los principios de su constitución.

Su rango de acción es amplio y sus resultados han cambiado la historia de la humanidad, con foco en los países y poblaciones más vulnerables. Por ejemplo, al haber logrado la erradicación de la viruela en 1979, y reducir de manera considerable virus como la poliomielitis, enfermedades parasitarias como la malaria, o infecciones como la tuberculosis, entre muchas otras.

Para el profesor Yoseth Ariza Araújo, médico epidemiólogo y docente del departamento de Salud Pública y Medicina Comunitaria de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Icesi, lo claro es que “quien escribió ese texto que se volvió viral en Facebook, desconoce por completo la naturaleza de la OMS y el alcance de su trabajo. La OMS se ocupa de la salud poblacional y la población es mucho más que los individuos, pero ese texto como lo que busca es captar el intelecto de las personas, lo trae a una situación individual y allí está el error primario. Este es un texto lleno de falsedades y desinformaciones”.

Volviendo a la cadena, la misma añade que (“si se preocupara por nuestra salud”) la OMS “por ejemplo, avisaría sobre lo peligrosos que son los transgénicos, el flúor, el aspartamo, el glutamato, las vacunas con mercurio o aluminio, las ondas 5G y [los] pesticidas en verduras”. 

Son muchas afirmaciones, pero sobre todas ellas hay amplia literatura e investigación científica. 

De acuerdo con el profesor de la Facultad de Medicina y director del grupo de Biología Molecular de Virus de la Universidad Nacional, Orlando Acosta, “los cuestionamientos contra los transgénicos no son nuevos, tienen años, desde el mismo momento en que surgieron en 1996, y claro, cada tanto surgen olas en contra de este desarrollo, que ya está muy extendido en países que concentran casi el 50 por ciento de la población mundial como China, Estados Unidos, entre otros”. 

De hecho, según el análisis del profesor Acosta, “no se puede afirmar que por sí mismos sean malos. De hecho los alimentos genéticamente modificados son sometidos a rigurosas pruebas científicas sobre su inocuidad, para asegurar que sean aptos para el consumo humano y son las agencias de control de drogas y alimentos como la FDA (Food and Drug Administration), en el caso de los Estados Unidos, los que aprueban su comercialización una vez se realizan las pruebas”.

Así ha pasado con el aspartame y el glutamato, también mencionados en la cadena. El primero es un endulzante que ha sido cuestionado “pero se han hecho estudios y la FDA ha dado su viabilidad para comercializarlo. Lo mismo que el glutamato que se usa como un saborizante, que también se comercializa, pero en concentraciones seguras para el consumo humano”, dijo el profesor Acosta.

Además, según el experto, “en el caso de las vacunas, movimiento antivacunas ha ido cogiendo mucha fuerza, porque se ha relacionado que algunas vacunas que contenían Timerosal (etil-mercurio, preservativo) podían ser dañinas y causar autismo. Lo mismo se decía del aluminio que se usa como activante en algunas otras vacunas, pero se retiraron estos componentes y aún así las estadísticas de la prevalencia del autismo no bajaron”.

 “Es una contradicción de las tantas que tiene el texto cuando empieza diciendo que si la OMS se preocupara por nuestro sistema inmune, a renglón seguido ataque a las vacunas, cuando justamente la vacunas se hacen pensando en proteger nuestro sistema inmune”, dijo el profesor Ariza.

Sobre las Antenas 5G, como ya hemos verificado en varias oportunidades, no transmiten el COVID-19 y su desarrollo tampoco representa riesgos para la salud. 

Así lo mencionamos por ejemplo en nuestro chequeo titulado ‘De nuevo, la tecnología 5G no es la causante del COVID-19’, que cita, entre otras cosas, que “la tecnología 5G es la quinta generación de redes móviles y la última versión de la red datos inalámbrica. Funciona gracias a la transmisión de ondas de radio no ionizantes entre varias antenas o torres de comunicaciones. Y en términos coloquiales, es la misma tecnología 4G, pero alcanza mayores velocidades”. No hay evidencia alguna de que la relacione con la pandemia de COVID-19 ni de que genere daños a la salud. 

¿Quién financia a la OMS?

La cadena viral de Facebook sostiene al final que el supuesto desinterés por la salud de la gente, por parte de esta entidad, se debe a que “la financian empresas como “Bayer, [Hoffman-La] Roche, Marlboro, Monsanto, Coca-Cola, Fundación Bill Gates, entre otras…”.

Acerca de este particular podemos afirmar que aunque en los inicios de la OMS fueron los estados miembros (194) los principales financiadores de la entidad, ese apoyo ha ido decayendo y hoy fundaciones filantrópicas y grandes multinacionales dan millonarios fondos a la entidad para apoyar el desarrollo de sus programas en el mundo. Tal y como lo describe este informe de la Cadena radial española  SER publicado en el 2016 en el que se detalla, por ejemplo, que “en los últimos tres años, la Organización Mundial de la Salud ha recibido casi 6.000 millones de dólares a través de 'contribuciones voluntarias' - esa fuente de financiación representa más del 75% de todo el presupuesto de la OMS-”.

Más recientemente, el 29 de mayo de 2020, el portal británico de noticias en español BBC Mundo, y a propósito del anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de retirar los fondos de su país para la financiación de la OMS, publicó este informe en el que reporta que dos de los tres principales financiadores de la OMS son entidades filantrópicas de carácter privado. Si bien Estados Unidos es el principal aportante en el bienio 2018 - 2019, con 553 millones de dólares; lo siguen la Fundación Gates, con 367 millones, y la Alianza Gavi (asociación internacional público - privada que tiene como objetivo mejorar el acceso a las vacunas en los países de ingresos más bajos), con 316 millones de dólares.

En este sentido, el científico colombiano Germán Velásquez, quien durante 10 años fuera el director del Programa Mundial de Medicamentos de la OMS, en una entrevista que le concedió hace pocos días a la Liga Contra el Silencio, aseguró que “ahora el problema es la privatización de la OMS. Hoy en día tenemos sentados en los comités de expertos técnicos a representantes, por ejemplo, de la Fundación Bill y Melinda Gates, que también tienen representación permanente en el Consejo de administración del fondo Global y de Gavi, la alianza para las vacunas. Esa fundación, que es la segunda mayor donante de la OMS, le ha hecho un daño muy, muy grave a la salud pública mundial”.

Sin embargo para el profesor Ariza, “las afirmaciones de esta cadena son muy engañosas porque se valen de algunas cosas verdaderas para crear confusión como la financiación de la OMS. Por ejemplo la Fundación Bill y Melinda Gates dona a un programa de la OMS que existe incluso antes que ellos nacieran y que fueran millonarios, que es el de polimielitis y malaria, entonces lo que pasa es que los fondos multilaterales que la organización destinaba a esos programas se redirigen entonces a otros programas que lo necesitan. De esto se trata el principio de solidaridad de la OMS. Lo cuestionable no es la donación en sí misma, es que la plata que le sobra a una sola familia sea mucho más que el PIB de un país y que sea mucho más de lo que aporta la mayoría de los países ricos a la Organización Mundial de la Salud”.

Por último, la cadena afirma que “entre ellos [los financiadores y la OMS] trabajan mano a mano; con una te dan el veneno, con la otra mano TE VAN A INYECTAR UNA VACUNA (que proponen sea Obligatoria). Ese es su único objetivo. Su filosofía es "Paciente que Sana, 'cliente' que pierdo." Entonces, ¿en serio piensas que a la OMS le importa y quiere tu salud?”

Sobre la supuesta obligatoriedad de la vacuna, en Colombiacheck hemos redundado con varios chequeos, este en particular, titulado ‘Bill Gates no dijo que miles de personas morirán con la vacuna contra Covid - 19’, quedó claro que “Gates no dijo que “la vacuna va a ser obligatoria”, ni “que la cantidad de personas que van a morir por la vacuna contra el COVID-19 ... en el mejor de los casos sobrepasará las 770.000 muertes”.

Para el médico epidemiólogo Ariza Araújo, “la clave para que una vacuna sea efectiva es que la mayoría de población esté inmunizada, es decir, que se haya aplicado la vacuna. De eso se trata la inmunidad del rebaño y claro, a nadie se obliga a ponerse vacunas, pero cuando se hace un programa de vacunación se busca que la cobertura sea amplia para que quienes no puedan o no quieran ponerse la vacuna queden igualmente protegidos porque los individuos a su alrededor sí lo están”.

Como colofón, una de las publicaciones de Facebook que comparte la cadena, está acompañada con una foto del director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus en la que se asegura que “No es MÉDICO NI UN CIENTÍFICO es un político y exfuncionario del régimen dictatorial comunista de Etiopía. Estrecho colaborador de Robert Mugabe: uno de los más crueles, sanguinarios y corruptos dictadores africanos” (sic). 

Captura de pantalla foto

De nuevo, afirmaciones sin sustento y que ya en un chequeo verificamos que casi nada de lo que se afirma del director de la OMS es cierto. Por ejemplo, es claro que “a diferencia de todos sus antecesores, el doctor Tedros no tiene formación de base como médico sino que es biólogo. Sin embargo, en su hoja de vida también dice que hizo una maestría en Inmunología de las Enfermedades Infecciosas (como la COVID-19, valga decir) en la Universidad de Londres, programa del que se graduó en 1992”.

Por todas estas razones concluimos que la cadena que ronda en Facebook es falsa, pues se vale de algunas afirmaciones ciertas, para generar confusión y llevar a conclusiones erradas.