Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 16 Marzo 2020

Médicos venezolanos que apoyarán a Italia no tienen relación con Maduro

Por Jeanfreddy Gutiérrez – Efecto Cocuyo

Italia sí recibirá ayuda de médicos venezolanos, pero estos no fueron enviados por el gobierno de Venezuela, sino que son médicos exiliados en Italia.

Este artículo fue publicado originalmente por Efecto Cocuyo el 16 de marzo de 2020. Este contenido es reproducido aquí como parte de #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN (de la cual Colombiacheck es miembro), para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo.

Una rueda de prensa brindada por el consejero regional de Sanidad de Lombardía, Giulio Gallera, asegurando que estaba en contacto con los gobiernos de China, Cuba y Venezuela para incorporar médicos de esas naciones en la batalla por el coronavirus en la región más afectada en Italia por la pandemia del COVID-19, nueva cepa del coronavirus, fue compartida por varias cuentas de Twitter de simpatizantes o comunicadores afectos al chavismo, a partir de un video difundido por la conocida tuitera @OrlenysOV.

La información fue difundida también por diversos portales informativos europeos como la agencia española Efe y TVE, así como medios oficiales en Venezuela como Venezolana de Televisión y Ministerio de Comunicación y portales como Misión Verdad, Telesur y RT.

La Unidad de Datos y Factchecking de EfectoCocuyo realizó un cotejo de la información, encontrando matices que hacen la información imprecisa.

Lo dicho

“Puesto que el gran tema crítico es el del personal, en el decreto ley se incluirá la posibilidad de reclutar médicos extranjeros, basta que estén colegiados en sus países de origen sin pasar la valoración de equivalencia” dijo Gallera en rueda de prensa.

Con esta iniciativa ya han recibido 1.600 solicitudes, de las cuales han revisado 692, entre las que están estudiantes de medicina, especialistas, médicos ya licenciados y enfermeros. Dijo que los elegidos “serán asistidas y formadas, acompañadas, pero que deberán entrar a trabajar en un momento complicado y la historia les agradecerá”.

Gallera dijo que ya habían llegado médicos venezolanos y que le había escrito una carta al presidente Díaz-Canel en Cuba. Así mismo, que se estaba usando un fármaco experimental contra la artritis llamado Tocilizumab en el tratamiento del consejero de Desarrollo Económico, Alessandro Mattinzoli, el cual estaría dando “datos positivos”.

“Está mucho mejor gracias a este fármaco, ha tenido una neta mejoría. No es un dato científico y comprobado, pero sí objetivo. Es una noticia bella. Solo decimos que ha habido una mejoría”, sostuvo en la rueda de prensa.

La corrección

Esto fue matizado primero por la periodista italovenezolana Marinellys Tremamunno, quien es corresponsal internacional en El Vaticano e Italia, pero quien además es presidenta de la asociación “Venezuela: la piccola Venezia”, un grupo de asociaciones italianas que, junto con la Asociación de Médicos Venezolanos en España, han estado luchando durante años por el reconocimiento de títulos universitarios de Venezuela en Italia.

Ante la rueda de prensa de Gallera, Tremamunno reaccionó de inmediato ofreciendo a los especialistas y personal sanitario venezolano en Italia, que por razones burocráticas no ha podido validar sus títulos, de acuerdo a declaraciones publicadas por varios medios italianos, como La Valle dei Templi y Cinquew News.

Luego la información fue matizada y corroborada por el propio Gallera, quien dijo posteriormente que “son trabajadores de la salud, exiliados y autónomos, que forman parte de la asociación Venezuela, la pequeña Venecia Onlus, que ha estado activa durante algún tiempo en nuestro país”, según recogen los portales italianos Resegon Online y Lombardia Notizie.

Esta es la organización dirigida por Tremamunno, cuyo portal puede visitarse aquí.

“Los médicos venezolanos que se unirán a nuestros profesionales en los hospitales durante la emergencia coronavirus no están vinculados al actual régimen, con el que no hay en curso ninguna negociación” dijo también en Gallera de acuerdo a lo publicado por el medio español La Vanguardia con información de la agencia EFE.

Médicos chinos en Italia

La llegada de médicos chinos a Italia corresponde a un esfuerzo del gobierno central.

La agencia estatal china Xinhua publicó que China envió el jueves 13 de marzo un equipo médico de nueve personas a Italia llevando consigo equipos de cuidados intensivos y de protección médica.

“Hemos venido con 31 toneladas de material sanitario, entre ellos respiradores mecánicos, mascarillas y otros equipos”, declaró el vicepresidente de la Cruz Roja de China y responsable del equipo, Yang Huichuan, en conferencia de prensa a medios italianos.

Esto también fue publicado por la embajada de China en España, confirmando que también ese país recibirá su ayuda médica y técnica.

¿Y Cuba?

Sobre el envío de ayuda médica desde Cuba a Italia, la agencia noticiosa Prensa Latina, con sede en La Habana, publicó el 7 de marzo que la Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba, fue la que ofreció ayudar al país europeo al enviar una carta al Ministro de Salud de Italia, Roberto Speranza. Al día siguiente fue la Coordinadora Nacional de Cubanos en Italia quien le escribió a las máximas autoridades italianas para proponerles el uso del Interferón 2B, que el gobierno cubano asegura que ha curado 1.500 personas en China, aunque no hay ninguna prueba de ésto.

Por su parte, el 15 de marzo el embajador cubano en Italia reiteró estos dos llamados oficiales hechos por su gobierno así como haber recibido la carta enviada por Gallera en su despacho, de acuerdo a Juventud Rebelde, uno de los órganos divulgativos del Partido Comunista de Cuba, partido único gobernante en la isla.

Veredicto

El funcionario italiano Giulio Gallera habría solicitado ayuda de médicos chinos, cubanos y venezolanos por medio de su gobierno pero luego corrigió al señalar que los venezolanos eran los asociados a la ONG Pequeña Venezia y sin relación con la administración de Maduro. Por su parte, los médicos chinos que llegaron al país correspondía a un esfuerzo bilateral de los gobiernos sin relación con su pedido. Finalmente, el embajador cubano aseguró haber recibido la carta pero una semana después que fuesen asociaciones cubanas quienes ofrecieran la ayuda.

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 01 Abril 2020

Video italiano de 2015 no habla de coronavirus que causa Covid-19

Por Pablo Medina Uribe

Video de RAI en el que se discute un experimento con murciélagos y un coronavirus sí existe, pero el experimento fue llevado a cabo en Estados Unidos (no en China) y no tiene relación con el SARS-CoV-2, causante de la epidemia actual de Covid-19.

En un video que se ha vuelto viral en Facebook, un presentador español con un parche en su ojo izquierdo, muestra un video de la televisión italiana "de hace cinco años" en el que periodistas del canal público italiano RAI cuentan sobre un experimento con un virus. Según el informe, en el experimento se creó un coronavirus a partir de murciélagos y ratones para investigar el efecto de este tipo de virus en los humanos.

El video italiano es real y sí fue transmitido por el programa TGR Leonardo de la RAI en 2015. Pero tanto este programa como los científicos del estudio han aclarado que ese virus era diferente al coronavirus SARS-CoV-2, que está causando la pandemia global por la enfermedad Covid-19. Además, como ya contamos en otro chequeo, no hay evidencia de que el SARS-CoV-2 haya sido creado en un laboratorio.

Consultando con colegas en España, confirmamos que el presentador del video español es el autor José Javier Esparza, quien modera un programa del canal El Toro TV (antes conocido como Intereconomía) llamado El Gato Al Agua.

En el video viral, Esparza le da paso a un video de la RAI que, en efecto, fue transmitido en Italia el 16 de noviembre de 2015. Los subtítulos en español que se ven en el video viral corresponden a lo que se dice en italiano en el programa de TGR Leonardo, que se describe como un “noticiero científico”. Al dar los titulares de la noticia, el presentador dice: “científicos chinos crean un súpervirus pulmonar a partir de murciélagos y ratones. Solo sirve para motivos de estudio, pero hay muchas protestas. ¿Vale la pena arriesgarse?”.

Sin embargo, en su emisión del 26 de marzo de este año, TGR Leonardo abre su programa diciendo: "No tiene nada que ver con SARS-CoV-2. Habla Antonio Lanzavecchia, uno de los científicos que participó en el estudio de 2015. 'Nuestro coronavirus era diferente y no podía vivir por fuera del laboratorio'".

Aquí hay que aclarar qué es un coronavirus. Como ya contamos en un explicador, un coronavirus, como su nombre indica, es un tipo de virus con una especie de “corona” a su alrededor. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una gran familia de virus que causan enfermedades que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV). La pandemia actual, como mencionamos más arriba, es causada por otro coronavirus, el SARS-CoV-2.

En la entrevista de la semana pasada, Lanzavecchia, que es un inmunólogo italiano y el director del Instituto de Biomedicina Bellinzona (en Suiza), aclaró que “el virus actual es completamente diferente del virus del ‘SARS-1’ [el SARS-CoV] y también del virus que fue estudiado en 2015”.

El científico italiano también explicó que el propósito del estudio era, dado que para esa época ya había habido dos coronavirus (SARS en 2001 y MERS en 2010) que habían causado epidemias en humanos, investigar si era posible que hubiera otros tipos de coronavirus en murciélagos que pudieran, eventualmente infectar a los humanos. 

Para investigarlo, explica Lanzavecchia, en el laboratorio se simuló un virus (que, anotó, no era un “súpervirus”, como se dijo en la emisión de 2015, sino que ni siquiera podía sobrevivir por fuera de un laboratorio) y se comprobó que “potencialmente” podría infectar a humanos. El científico recalcó que ese “potencialmente” no quiere decir que haya infectado a algún humano y, de hecho, recordó que no hay ninguna evidencia de que lo haya hecho o de que, en efecto, pudiera hacerlo. 

Por otra parte, la emisión de 2015 también se equivocó al decir que este era un estudio de “científicos chinos”. Como mencionaron nuestros colegas españoles de Newtral y Maldita, TGR Leonardo reportó la historia originalmente tras la publicación de un artículo sobre el estudio en la revista científica Nature el 9 de noviembre de 2015. En ese artículo sólo se incluyen a dos autores chinos y se dice que parte del experimento se llevó a cabo en el Laboratorio Baric. Esto hace referencia al laboratorio de Ralph Baric, científico estadounidense que lideró el estudio (como lo aseguran tanto Nature como Lanzavecchia), en la Universidad de Carolina del Norte, UNC, en Chapel Hill, Estados Unidos. 

El 12 de noviembre de 2015, tres días de la publicación del estudio, Nature publicó una nota en su página para discutirlo. Allí, resumieron las conclusiones del estudio diciendo que “según los autores, los resultados refuerzan las sospechas de que coronavirus de murciélagos capaces de infectar directamente a humanos (en vez de primero tener que evolucionar en un anfitrión animal intermedio) puedan ser más comunes de lo que se pensaba anteriormente”.

Es decir, como dice Lanzavecchia en su entrevista: “quizás este estudio nos podría haber servido de advertencia de esta posibilidad de infección [de coronavirus en humanos]. Pero la naturaleza ya nos había demostrado dos veces que estos virus pueden infectar al hombre”.

En esa misma nota de Nature, sin embargo, se ha estado compartiendo como supuesta prueba de que el SARS-CoV-2 fue creada en un laboratorio. Por eso, Nature tuvo que agregar esta aclaración, en marzo de este año, al comienzo del texto:

“Estamos al tanto de que este artículo está siendo usado como base para teorías infundadas de que el nuevo coronavirus que está causando el Covid-19 fue manufacturado. No hay ninguna evidencia de que esto sea verdadero; los científicos creen que la fuente más probable del coronavirus es un animal”.

Como hemos contado en otros chequeos, se ha sospechado de varios animales como el origen del coronavirus actual, el SARS-CoV-2, como los pangolines y los murciélagos. Pero, por ahora, no se ha llegado a evidencias concluyentes. 

Lanzavecchia también concluye que “la pregunta es ‘¿cuál es la relación entre el virus estudiado en 2015 en el laboratorio de Baric y el actual [SARS-CoV-2]?' Y la respuesta es muy fácil: son dos virus completamente diferentes. Las secuencias, los análisis demuestran que son virus diferentes, que tienen orígenes diferentes y que es probable que el virus actual haya surgido de los murciélagos, pero de una cepa diferente a la que fue estudiada en el laboratorio”.

Así que, dado que El Gato Al Agua comparte un video verdadero pero dice equivocadamente de que se trata de "una investigación china" y, además, omite la aclaración importante de que el virus discutido en 2015 no es el mismo que el que ha causado una pandemia global, calificamos su información como cuestionable.