Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 01 Noviembre 2018

Mindefensa dice que glifosato es el mejor herbicida, pero no hay con qué comparar

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Guillermo Botero dijo que el químico era el mejor para combatir los cultivos ilícitos pero, en realidad, es el único que se ha usado con este propósito.

El pasado fin de semana se reportó la muerte de un erradicador manual de coca a causa de un artefacto explosivo improvisado (comúnmente llamado mina antipersonal).

El lunes siguiente, el Ministro de Defensa, Guillermo Botero, fue entrevistado en Blu Radio para pronunciarse sobre el tema. El ministro aseguró que “es absolutamente necesario erradicar el mar de coca” y que “hay que usar métodos alternativos, pero no puede ser a costa de la vida de soldados y de policías”.

Declaró que es “amigo” de la erradicación aérea con glifosato y que defiende esta idea, ya que “el mejor herbicida para combatir los cultivos ilegales se llama glifosato”.

Colombiacheck revisó esta última afirmación y tras consultar a varios expertos, encontró que es engañosa, pues hasta el momento no se ha utilizado ningún otro herbicida para combatir los cultivos ilícitos.

El glifosato es una molécula, el componente principal de un herbicida que se comercializa bajo la marca Roundup, según explica Salomon Majub, Investigador del Observatorio de Cultivos y Cultivadores Declarados Ilícitos.

Fue creada por la farmacéutica Monsanto, perteneciente a la multinacional Bayer, la misma que recientemente fue demandada y obligada a pagar una multa de casi 289 millones de dólares al jardinero Dewayne Johnson por no advertir que el glifosato que contenían sus herbicidas era cancerígeno.

Aún así, el glifosato es utilizado en más de 750 productos agrícolas, forestales y urbanos, y su uso se ha incrementado a raíz del desarrollo de variedades de cultivos transgénicos, de acuerdo con una publicación realizada por la ONG Greenpeace.

En Colombia se utiliza para cultivos lícitos, como arroz, maíz, plátano y café. Pero para los ilícitos su uso inició en los años 80 para asperjar por vía aérea los cultivos de marihuana en la Sierra Nevada, y a partir de 1994 también de coca, de acuerdo con Majub.

En 2015, sin embargo, la Corte Constitucional prohibió la aspersión aérea aplicando el principio de precaución debido al resultado de un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que calificó el glifosato como probablemente cancerígeno para los humanos. Pero en todo caso se ha seguido utilizando de forma manual tanto para los cultivos ilícitos, como para los lícitos.

Esto porque, de acuerdo con Majub, para la erradicación de cultivos al glifosato se le agregan otros componentes, como el cosmoflux, “eso hace que el glifosato caiga sobre la mata, penetre la hoja, corra sobre el tallo y mate la mata”.

Adicionalmente, estos aditivos ayudan a que el glifosato adhiera más fácilmente a las hojas de la mata, pero además, para utilizarlo por vía aérea se usa en una concentración más alta el mismo glifosato, y adicionalmente todos los aditivos que lo hacen mucho más dañino para el medioambiente, comunidades a las que le cae.

Ahora bien, Luis Ferreirim, encargado del tema para Greenpeace España, dice que “si no nos paramos a pensar en todas las consecuencias negativas del glifosato, tanto para el medioambiente como para la salud humana, se podría decir que es un excelente herbicida”, porque es una “arma de destrucción masiva” que no deja planta con vida.

Por esta razón, el mercado lo premia haciéndolo el herbicida más vendido en todo el mundo, de acuerdo con Daniel Rico, investigador en temas de economías criminales y desarrollo rural y director de C-Análisis. “Pero es más oportuno decir, no que es el mejor herbicida para acabar con la coca, sino que es el único que se ha utilizado”, agrega Rico.

Esta información fue confirmada por Miguel Tunjano, ingeniero agrónomo con amplia experiencia en erradicación de cultivos ilícitos, quien de hecho fue jefe del Centro de Estudios Contra el Narcotráfico de la Policía. “El glifosato es lo único que conoce, hasta el momento, la dirección antinarcóticos”.

Tunjano, además, le dijo a Colombiacheck que el centro de estudios de la Policía hizo una evaluación que partió de un listado de 25 herbicidas para encontrar un producto que reemplazara al glifosato.

Bajo la información disponible hasta ese momento, el glufosinato de amonio, con un aditivo, fue el único herbicida que tuvo efectos similares al glifosato. E incluso mejores, porque según Tunjano penetraba con mayor velocidad en la hoja. Con el glifosato esto ocurría entre 12 y 15 días después de la aspersión, lo que les daba la posibilidad a los campesinos de recoger la cosecha antes de que hiciera efecto el herbicida, o simplemente cortar la parte más alta del tallo. Con el glufosinato el efecto ocurre en solo tres días.


Sin embargo, en octubre de 2016, el ministro de salud de ese momento, Alejandro Gaviria, durante un debate de control político, afirmó que ambos tienen la misma categorización toxicológica en el registro colombiano. Lo cual deja al país sin otra opción en materia de herbicidas para la erradicación de cultivos ilícitos.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 09 Octubre 2017

¿Cálculos de Andrés Pastrana sobre cultivos de coca son correctos?

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Ante la posibilidad que EEUU descertifique a Colombia en su lucha contra las drogas, el expresidente Andrés Pastrana se refirió a la situación y dio cifras falsas. Nada de lo que dijo es cierto.

Ante la posibilidad que surgió hace poco de que en Estados Unidos pueda descertificar a Colombia por considerar que el país no ha cumplido con sus obligaciones internacionales contra el narcotráfico, como se explica en un memorando de la Casa Blanca, distintos personajes de la vida pública nacional reaccionaron al comunicado y mostraron su preocupación e indignación por el asunto.

Una de esas personas fue el expresidente conservador Andrés Pastrana, quien aseguró en los micrófonos de la W Radio: “cuando llego en 1998 Ernesto Samper me había dejado a mi como Presidente y al país cerca de 180.000 hectáreas de coca. En dos años, entre el 2000 y el 2002, las reduje a 90.000 hectáreas de coca y el presidente Uribe, que continuó el Plan Colombia, lo deja en 40.000 hectáreas”. Además, añadió: “de 40.000 hectáreas de coca hoy estamos entre 200.000 y 230.000 hectáreas”.

Solicitamos, a través de correo electrónico, una entrevista con el expresidente para conocer su fuente de información, pero hasta el momento no hemos recibido respuesta.

Después de haber confrontado las cifras mencionadas por Pastrana con los informes que dan cuenta del estado de los cultivos ilícitos encontramos que ninguna de sus afirmaciones es cierta, por lo que calificamos la frase de falsa.

 

¿Andrés Pastrana le recibió a Ernesto Samper un país con 180.000 hectáreas de coca en 1998?

La afirmación del expresidente Pastrana, férreo opositor de Samper, es falsa. En Colombia solo hay dos fuentes de información para determinar cuántas hectáreas hay sembradas de coca. Una es el gobierno de Estados Unidos y otra es la Unodc (siglas en inglés) conocida como Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. Esta última entidad hace un estudio anual en coordinación con el Observatorio de Drogas de Colombia, ODC, controlado por el Ministerio de Justicia.

Hay que anotar que las cifras arrojadas por ambos estudios son diferentes y eso se debe a que la medición estadounidense se hace por medio de fotografías satelitales, que brindan una mayor resolución satelital, mientras que la metodología del informe de la ONU combina las imágenes satelitales con visitas de campo, explicó Daniel Rico, investigador de la Fundación Ideas para la Paz, FIP, quien resaltó que ninguno de los estudios está por encima del otro.

Un delegado del equipo de comunicaciones de la ODC le explicó a Colombiacheck que la Unodc solo tiene información sobre hectáreas cultivadas de coca desde 1999, es decir, esta frase de Pastrana no se puede verificar con dicha fuente.

Los datos que sí permiten verificar lo expresado por el expresidente son los que ha aportado Estados Unidos por medio de la Oficina de Contabilidad del Gobierno conocida en inglés como GAO o Government Accountability Office. La página tres de un informe que emitió en 2003 dicha entidad indica que en 1998 el país tenía 101.800 hectáreas de cultivos de coca, no 180.000, como aseguró Pastrana.

 

¿Pastrana redujo entre 2000 y 2002 el número de hectáreas de coca a 90.000?

Esta afirmación también es falsa y para la verificación del dato ya es posible contar con la información de la Unodc.

Según ese informe, que se puede consultar en el Observatorio de Drogas de Colombia, en el 2000 había 163.290 hectáreas sembradas con coca y en 2002 102.071. Evidentemente hubo una reducción (de 61.219 hectáreas), pero no bajaron a 90.0000, como dijo Pastrana.

En un informe del GAO , del gobierno de Estados Unidos, calcula que en 2000 el número de hectáreas era de 136.200 y que aumentaron para 2002. Aunque no hay cifras exactas, la gráfica a continuación muestra el aumento en ese periodo, lo que contradice al expresidente.

 

¿El expresidente Uribe terminó su gestión presidencial dejando al país con 40.000 hectáreas?

Esta cifra es falsa. El expresidente Álvaro Uribe la ha replicado y Colombiacheck la verificó en el chequeo “Uribe insiste en mentira sobre aumento de hectáreas de coca”.

De acuerdo a la Unodc, Uribe culminó su doble período presidencial dejando una cifra de 61.812 hectáreas de cultivos de coca. Es decir, 21.812 hectáreas más de las que aseguró Pastrana.

El informe de Estados Unidos indica que cuando Uribe Vélez salió de la presidencia había 100.000 hectáreas de coca en el país. En este caso a Pastrana se le escaparon en su cuenta 60.000 hectáreas.

¿Actualmente tenemos entre 200.000 y 230.000 hectáreas?

Daniel Rico, explicó que no es posible afirmar que en la actualidad Colombia tiene el número de hectáreas de coca que asegura Pastrana porque las únicas dos fuentes fidedignas de esta información publicarán las cifras de 2017 en marzo y julio de 2018.

Los datos más recientes en relación con el número de hectáreas cultivadas de coca corresponden a 2016. Las cifras del gobierno de Estados Unidos reveladas en marzo del presente año indican que en el país hay 188.000 hectáreas.

Por otro lado, según el informe de la Unodc (página 215) publicado en julio de este año, en 2016 el país tuvo 146.139 hectáreas de coca.

Rico le dijo a Colombiacheck que “las cifras son falsas y corresponden a la especulación con fines políticos del estado actual de los cultivos de coca. Es una exageración calculada que ha venido de líderes políticos de los que uno esperaría mayor seriedad”.

Finalmente el investigador sostuvo que “las consecuencias que traen las post verdades y la desinformación genera pánico pero no proponen cambios ni soluciones”.