Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 01 Noviembre 2019

No es cierto que allanamientos en el Vaticano tengan relación con falsa cuenta de Santos en el IOR

Por Ana María Saavedra

Una nueva denuncia de Jorge Sonnante confunde la verdadera historia de unos allanamientos en el Vaticano con una falsa denuncia sobre varios presidentes latinoamericanos.

Una nueva nota de El Expediente insiste en la falsa historia de la cuenta del expresidente Juan Manuel Santos en el Vaticano, mezclando la información del allanamiento de la Secretaría de Estado por presuntos delitos financieros con las declaraciones del supuesto diácono argentino Jorge Sonnante.

La información titulada “Video: redadas en el banco Vaticano, el Diácono Sonnante reitera denuncias sobre cuenta de Santos en el Vaticano” (sic) basa otra vez su supuesta investigación en las declaraciones del diácono Jorge Sonnante, quien aparece en un video hablando de las recientes redadas en el Vaticano.

Sonnante mezcla la información de las redadas, que es real y ha sido difundida por el propio Vaticano y varios medios de comunicación del mundo, con sus acusaciones (ya desmentidas por Colombiacheck) acerca de sobre Jorge Bergoglio, conocido como el papa Francisco, a quien acusa de ser cómplice de lavado de activos de ciertos presidentes y expresidentes latinoamericanos.

El periódico La Repubblica de Italia informó que las redadas estaban relacionadas con una investigación sobre transacciones financieras sospechosas que involucran a cinco ejecutivos suspendidos de sus cargos. La investigación además se relaciona con la compra y venta de bienes raíces en Londres, entre otras transacciones supuestamente irregulares.

La orden de esa investigación, como lo cuenta el diario italiano, vino del propio papa Francisco.

Sin embargo, en el video Sonnante, luego de asegurar que había denunciado las cuentas de “Santos, de Cristina Fernández de Kirchner, Evo Morales, Bachelet, Lula, Correa, Maduro”, dice que las redadas hechas por la Fiscalía del Vaticano evidencian que su denuncia era cierta. También este operativo, según él, desmiente el comunicado que en su momento emitió el Vaticano desmintiendo sus acusaciones.

Esto, como ya lo explicamos, no es cierto.

Esta nueva desinformación difundida por Sonnante también fue verificada por otros medios de comunicación. En Bolivia, los Los Tiempos y Chequeabolivia evidenciaron las inconsistencias en la historia de Sonnante, mientras que el arzobispo  de Sucre, monseñor Jesús Juárez,  aseguró en medios de comunicación que Sonnante es un falso diácono y que sus declaraciones son falsas. Juárez Informó que el Vaticano envió una carta aclaratoria al Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia.

En la página de internet de La Arquidiócesis de Sucre se publicó una información de una falsificación de un documento presentado por Sonnante y por el programa Ahora con Roxana como supuesta prueba de un comunicado del IOR en Bolivia de una cuenta a nombre del vicepresidente de Bolivia Álvaro García Linera. 

Asimismo, la cuenta de Twitter de Jorge Sonnante se encuentra suspendida por incumplimiento de las normas.

En Brasil, en la agencia Lupa, también desmintieron lo dicho por Sonnante en la entrevista en el programa Ahora con Roxana, en el que también aseguró que el expresidente Lula tenía 243 millones de euros en el Banco Vaticano.  

Las contradicciones en la historia de Sonnante

Las pruebas presentadas originalmente por Sonnante y compartidas por El Expediente a principios de año presentaban varias inconsistencias. Una de ellas es la misma historia del supuesto diácono Jorge Sonante. Como ya lo habíamos constatado, la credibilidad de Sonnante y de sus denuncias ha sido puesta a prueba en más de una ocasión.

Sonnante, que se dio a conocer en Argentina como líder del Grupo Movimiento de Indignados Argentina durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, asegura que fue consejero del papa Francisco e investigador y auditor del Instituto para las Obras de Religión, IOR (conocido también como el “banco del Vaticano”) durante 25 años. Una versión que ha cambiado en diferentes ocasiones.

Las contradicciones en sus versiones ya han sido reveladas por portales argentinos.  En el artículo que publicamos en enero pasado mencionamos que en el periódico argentino Tribuna, donde se había publicado una carta de Sonnante con las denuncias, se publicaron, por parte del Defensor del Lector, los informes “Refutando la ruta del dinero K hacia el Vaticano” y “Seguimos destapando la mentira de la ruta del dinero K al Vaticano” desmintiendo las informaciones dadas por Sonnante.

Además, en esa versión de su trabajo en el Vaticano encontramos varios indicios que muestran que Sonnante ha mentido sobre su rol. Él trinó un documento que, según él, comprobaba que había trabajado “en la Curia Romana” entre 2013 y 2015. Pero ese documento también tenía errores que ponían en entredicho su autenticidad: el sello al final del comunicado dice “SECRETARIA DI STATO” y no el correcto “SEGRETERIA DI STATO” en italiano. 

Son todos estos elementos los que nos llevan a concluir que una vez más las versiones de Sonnante son falsas. 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 05 Febrero 2020

En Colombia no hay una ‘nueva técnica de delincuentes venezolanos de robo de placas’

Por Ana María Saavedra

Una cadena se basa en una noticia de un robo en México de 2019, pero que no tiene nada que ver con migrantes venezolanos.

Tanto en cadenas de whatsapp como en Facebook ronda un mensaje que alerta acerca de un supuesto robo de placas de vehículos, lo que se describe como “nueva técnica de delincuentes venezolanos”. Sin embargo, este mensaje es falso, pues la denuncia original es de México, no de Colombia, y no tiene ninguna relación con migrantes venezolanos.

Este es el mensaje:

“Robo de placas: NUEVA TECNICA DE  DELINCUENTES VENEZOLANOS Hay una nueva tendencia al secuestro de matrículas. Los “jackers” te siguen a un estacionamiento, luego de dejar tu vehículo, retiran tu placa de matrícula y esperan. Cuando vuelves y te vas, te siguen. Luego te alcanzan y muestran tu placa de matrícula por la ventana como si la hubieras perdido y quisieran devolvértela.

Cuando te detienes para recuperar tu matrícula, sacan las armas y se llevan el auto. Tal vez incluso te lleven a ti y a tu coche. Es un plan muy bien ensayado y organizado y todo sucede muy rápido. Es posible que otros conductores no sepan lo que está sucediendo cuando tu mismo detienes  el automóvil. Por favor, ¡alerta a los demás de este peligro! No te quedes con esta noticia. Extiéndela” (sic).

El mensaje está acompañado de esta foto:

foto de video de ladrones robando placas en México

Para verificar si esta denuncia era cierta o falsa, lo primero que hicimos fue comunicarnos con el Centro Cibernético de la Policía para confirmar si habían recibido reportes de este tipo de robos. 

Tras validar los datos con las secciones de Policía de todo el país, nos informaron que hasta el momento no ha llegado reporte de la modalidad mencionada.

Por otro lado, al realizar una búsqueda inversa de imagen en Google (por la imagen que acompaña la cadena), encontramos que varios medios de comunicación en México habían denunciado esa modalidad en ese país el 26 de febrero del año pasado.

El robo había sido grabado en un video, difundido en twitter ese mismo día. 

Dos días después, el portal Milenio publicó que la Policía de León había capturado a dos personas por estos hechos. El mexicano AM, por su parte, reveló la imagen de uno de los detenidos. 

Sin embargo, en ninguna de las informaciones sobre la captura de los ladrones de placas se habló de que se trataba de migrantes venezolanos.

La migración venezolana ha sido usada para desinformar y generar pánico. En Colombiacheck hemos verificado varias informaciones falsas que culpan a migrantes venezolanos de diferentes actos ficticios como el de vender chorizos de carne de perro, usar toallas higiénicas para filtrar café, unirse al paro del pasado 21 de enero con una marcha en Bogotá o la detención de 60 venezolanos en saqueos y disturbios en Chile.

El caso de “la nueva técnica de delincuentes venezolanos de robo de placas” es una más de estas informaciones falsas.