Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 10 Mayo 2019

No, no está por votarse aumento en la edad de pensión

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Una imagen que circula por WhatsApp dice que la edad de jubilación cambiará a 75 años para hombres y 65 para mujeres, pero esta información es falsa.

Al WhatsApp de Colombiacheck llegó una captura de pantalla de una publicación de la red social Facebook, que dice: “En 7 días más se votará el cambio de edad para la jubilación, y nadie dice nada. 75 años para los hombres y 65 para las mujeres”.

Imagen desinformación aumento edad pensiones

Pero la información contenida en este meme es falsa.

Actualmente la edad de pensión está en 62 para el caso de los hombres y 57 para las mujeres, de acuerdo con la ley 797 de 2003.

Rodrigo Galarza, abogado experto en el sistema pensional, explicó a Colombiacheck el trámite que se debe adelantar para modificar algún asunto relacionado con las pensiones en Colombia. La propuesta debe presentarse al Congreso de la República, bien sea planteada por el Gobierno Nacional o por el mismo legislativo.

Se trataría de una ley ordinaria, por lo cual debería hacer el mismo curso que cualquier norma de esta jerarquía. Entraría al Congreso por la Comisión Séptima de cualquiera de las dos cámaras (Senado o Cámara de Representantes) y se discutiría en cuatro debates; dos por cada corporación y una en plenaria de cada cámara.

Efectivamente el gobierno del presidente Iván Duque, desde los ministerios de Hacienda y Trabajo, ha planteado la necesidad de adelantar una reforma pensional.

Consultamos al Ministerio de Hacienda para saber si ya está en curso la reforma pensional o un proyecto de ley que contemple aumentar la edad de pensión para los colombianos.

La ministra de trabajo Alicia Arango dijo el pasado 16 de enero que “a la fecha no hay nada, y yo creo que si esa reforma la queremos hacer socializada, y tratando que sea estructural, no puede salir este año”. Pero el ministro de hacienda Alberto Carrasquilla anunció el pasado 6 de abril que se sometería a debate en el Congreso a finales de este año.

En lo que han coincidido y afirmado públicamente ambas carteras es que hasta este momento no está listo tal proyecto y que entre los cuatro puntos claves en los que se centrará la reforma no se incluye una propuesta de aumentar la edad para la pensión.

Consultamos al Ministerio de Hacienda sobre el tema y esto fue lo que nos dijeron vía WhatsApp:

“El Ministro de Hacienda y Crédito Público ha anunciado públicamente, y en repetidas ocasiones, que no habrá un aumento en la edad de pensión. Tanto el Presidente de la República como la Ministra del Trabajo, también han sido reiterativos en que el Gobierno no aumentará la edad de pensión. Este es un compromiso directo del presidente Iván Duque, tal y como lo manifestó el 5 de abril de 2019 en la clausura del Congreso Internacional de la FIAP – Asofondos. ‘Es más importante en este momento la discusión sobre cómo tenemos una mayor cobertura y cómo tenemos una mejor distribución de los subsidios, enfocándonos en los que más lo necesitan que entrar en ese debate de la edad de pensión, debate que el Gobierno nacional ni va a propiciar ni va a convertir como eje central de esta reforma’”.

Por otro lado, hablamos con algunos senadores y representantes para preguntarles si actualmente está en curso, por iniciativa del Congreso, una reforma pensional o un proyecto de ley que incluya aumentar la edad de pensión.

Catalina Ortiz, representante del Partido Alianza Verde e integrante de la Comisión Cuarta (presupuesto), le dijo a Colombiacheck que “absolutamente no. Eso estaría en la Comisión Tercera, Cuarta o Séptima y actualmente no hay nada en ninguna de ellas”.

Carlos Fernando Motoa, senador de Cambio Radical, miembro de la Comisión Séptima, dijo que la información del meme “no es cierta”.

Juan Luis Castro, senador de los verdes de la Comisión Cuarta, dijo: “en este momento no existe un proyecto de ley que esté relacionado con el aumento de edad pensional. En el Congreso no se ha radicado. No hay nada al respecto en trámite”.

Consultamos a los mismos congresistas si dentro del Plan Nacional de Desarrollo (PND) recientemente aprobado por el Congreso se incluyó algún artículo que planteara esta modificación en la edad de jubilación. Ortiz y Castro, quienes fueron ponentes del proyecto en sus cámaras correspondientes, lo negaron. “Me leí el plan de arriba a abajo, todas las proposiciones y nadie lo propuso. Si así fuera ya se habría enterado el país”, dijo Ortiz.

Los medios de comunicación El Espectador y La República publicaron el 2 y el 7 de mayo (respectivamente) dos notas informando sobre las modificaciones que hizo el PND a las pensiones. Son cuatro los artículos del proyecto que tocan este tema (artículos 58, 197, 202 y 204), pero ninguno se refiere a un aumento en la edad de pensión.

Además, esta desinformación también ha circulado por otros países. El pasado 2 de mayo, la cuenta de Twitter de la Cámara de Diputados de Chile (lo que es en Colombia la Cámara de Representantes) publicó un trino desmintiendo la misma información que contiene la imagen que circula en nuestro país.
 

Por lo cual concluimos que se trata de una información falsa que está cruzando fronteras.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 22 Marzo 2019

No, si un ‘rappitendero’ se accidenta no debe responder el consumidor

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Según una publicación de Facebook, un domiciliario de Rappi se accidentó y quien hizo el pedido a través de la aplicación está demandado. Se trata de una desinformación porque Rappi les paga ARL y dos pólizas de seguro.

Desde hace varias semanas ha circulado en redes sociales una desinformación relacionada con Rappi (la aplicación que permite comprar alimentos y bebidas, y adquirir servicios a domicilio):

Captura de pantalla desinformación Rappi

Colombiacheck revisó los términos y condiciones de uso de la plataforma para los consumidores y no encontró en ellos referencia alguna a lo que menciona la publicación.

Pero además, nos comunicamos con la empresa a través de la agencia de comunicaciones FTi consulting para preguntarle por este tema, y lo que nos dijeron es que es falso que un rappitendero se accidentó y una persona está demandada.

Señalaron, asimismo, que esto nunca podría pasar debido a la información contenida en esta comunicación:

Respuesta Rappi

Preguntamos a FTi consulting quién cubría el pago de la ARL (administradora de riesgos laborales) y nos dijeron que lo asume Rappi como empresa. Además, pedimos si podrían darnos el nombre de la aseguradora con la cual Rappi tiene contratados los servicios de pólizas y ARL y mostrarnos algún documento que así lo compruebe, pero dijeron que no es una información que puedan compartir.

Por otro lado, hablamos con un rappitendero que no quiso darnos su nombre (por lo cual nos referiremos a él como Juan) que nos contó que en diciembre de 2016 tuvo un accidente en su bicicleta mientras se encontraba activo en la aplicación (aunque no estaba prestando ningún servicio en el momento del accidente).

Se fracturó la clavícula y fue llevado al Hospital San Ignacio. Estando allá, según cuenta Juan, al no tener ningún servicio de salud, recordó que en la aplicación para los rappitenderos, Soy Rappi, existe una opción para reportar un accidentes.

Plataforma Soy Rappi

A través de ese botón le informó a la compañía de su situación y logró que le autorizaran los servicios con la ARL Sura, servicios que incluían cirugía, terapias y dos meses de sueldo (por el valor del mínimo legal para ese momento) por incapacidad.

Consultamos a Rappi, nuevamente, para saber si efectivamente existía entre empresa y rappitenderos un contacto a través de la aplicación para reportar accidentes, como señaló Juan, y esto fue lo que nos dijeron:

Rappi cuenta con varios canales abiertos y disponibles para comunicarse con los rappitenderos, en este sentido, ante cualquier accidente pueden acudir a estas opciones.

  • El primero, la Casa del Rappitendero, en donde de manera presencial, realizamos las capacitaciones en movilidad y cultura vial, solucionamos temas de la operación y recibimos todas sus sugerencias y comentarios.

  • Por otro lado, la aplicación “Soy Rappi”, tiene un Centro de Ayuda de la APP. Este es un medio de comunicación permanente que está disponible 24/7. El promedio de tiempo de respuesta es de 2,5 minutos.

Luego del accidente, Juan siguió trabajando con la aplicación y años más tarde tuvo dos accidentes más (aunque menos graves) hace ocho y cinco meses, según calcula. En estos dos casos, nuevamente, acudió a la ARL porque, al igual que otros rappitenderos que consultamos, no paga seguridad social y Rappi tampoco se lo exige ni garantiza.

El 3 de marzo de este año, el periódico El Espectador publicó un artículo que incluía apartes de una entrevista que le hizo a un rappitendero y que en una de sus respuestas coincide con lo que le dijo Juan a Colombiacheck: “Lo único que nos cubre la compañía es un seguro médico, por si nos pasa algo en el ejercicio de nuestro trabajo, pero si nos enfermamos o sufrimos un accidente por fuera de Rappi, no podemos hacer nada”.

Cuando preguntamos a otros rappitenderos antes de Juan por un seguro o ARL, ninguno tenía conocimiento de esta cobertura ni de ningún tipo de protección por parte de la empresa (por ejemplo, en caso de que les roben el dinero).

Señalaron, en cambio, que el contacto directo entre los empleados de Rappi y los rappitenderos solo se realiza una vez; en el momento en que se les da la capacitación para ser parte de la app. Allí solo les hablan de una póliza de seguro que pueden adquirir con ellos (pagando una mensualidad) para proteger la bicicleta; no se trata ningún otro tema con respecto a su seguridad o su salud, según nos comentaron otros rappitenderos que tampoco quisieron dar su nombre.

Rappi es una plataforma virtual que pretende ser una “herramienta que te resuelve prácticamente lo que quieras”, como la definió Sebastián Mejía, uno de sus creadores.

No es una empresa que contrata personas para que realicen domicilios, sino que se concibe a sí misma únicamente como el puente que permite resolver dos necesidades: la del consumidor, que solicita un bien o servicio, y la de un mandatario, quien acepta realizar la gestión del encargo “a riesgo propio a cambio de recibir una remuneración como contraprestación”, como indica en sus términos y condiciones. En eso consiste la llamada economía colaborativa.

Es por esta razón que Rappi sostiene que no existe un compromiso contractual entre la aplicación y los rappitenderos (la relación contractual será directamente entre el consumidor y el mandatario) frente al cual deban responder con el pago de la seguridad social para los rappitenderos. Y, técnicamente, tienen razón. Hasta que no exista una norma que reglamente los trabajos de la economía colaborativa, como el de los domiciliarios de Rappi o los conductores de Uber, no tienen la obligación de hacerlo y la situación para estos trabajadores informales seguirá siendo la misma.