Pasar al contenido principal
Miércoles, 14 Marzo 2018

'Pague por renunciar', la condición para De la Calle, Petro y Duque

Por José Felipe Sarmiento Abella

Quien gana en consulta tiene que ir a primera vuelta o reponer el dinero de la jornada electoral. Así lo recordó en Twitter el senador Antonio Navarro Wolff.

Tras conocer los resultados de las consultas del pasado domingo, en las que se definieron los candidatos únicos a la Presidencia de dos colectividades, se empezaron a debatir en redes sociales los posibles escenarios del tablero electoral y posibles alianzas de cara a la primera vuelta, que se celebrará el 27 de mayo. El senador Antonio Navarro Wolff aportó el siguiente dato:

 

 

El apunte del congresista de la Alianza Verde es verdadero. La norma que cita es la que regula el funcionamiento de los partidos políticos y sus procesos electorales y, en efecto, su artículo 7 se refiere a la obligatoriedad de los resultados de las consultas: “Los partidos y movimientos políticos y sus directivos, las coaliciones, los promotores de los grupos significativos de ciudadanos y los precandidatos que participaron en la consulta, no podrán inscribir ni apoyar candidatos distintos a los seleccionados en dicho mecanismo, con excepción de los casos de muerte o incapacidad absoluta del candidato así seleccionado”.

En el siguiente párrafo se establece que “en caso de incumplimiento de los resultados de las consultas o en caso de renuncia del candidato, los partidos, movimientos y/o candidatos, deberán reintegrar proporcionalmente los gastos en que hubiere incurrido la organización electoral”. El Consejo Nacional Electoral (CNE) y la Misión de Observación Electoral (MOE) coinciden en que, por ser una exigencia reciente, todavía no hay un precedente que permita establecer a qué se refiere la proporcionalidad que menciona este aparte. Una posible interpretación es que, en caso de que haya más de una consulta -cómo el pasado fin de semana- el costo total se podría dividir en partes iguales y ese sería el valor por el que deba responder el partido o candidato que irrespete el resultado, por ejemplo, pero no es algo que esté definido.

Es decir que los elegidos el domingo, Gustavo Petro e Iván Duque, deben continuar en la contienda, con los partidos o movimientos que los presentaron. Si esas condiciones no se llegaran a cumplir, tendrían que pagar los gastos en los que incurrió la Registraduría para organizar sus respectivas consultas, lo cual puede estar alrededor de $ 13.225 millones, pues el presupuesto que le entregó el Ministerio de Hacienda al órgano electoral para ambas fue de $ 26.450 millones en total. Es decir, si alguno desistiera antes de primera vuelta, su intento fallido le terminaría costando más de la mitad de lo que vale hoy una campaña presidencial, pues el tope máximo de gastos a invertir en primera vuelta este año quedó en $ 24.235 millones.

El caso De la Calle

El candidato del Partido Liberal también fue escogido de esta manera en noviembre pasado, cuando Humberto de la Calle venció a Juan Fernando Cristo en una consulta interna del partido. No obstante, el texto del tarjetón era distinto porque planteaba la posibilidad de que el ganador pudiera participar en “una consulta interpartidista que elija candidato único en coalición”. Una tuitera se lo recordó a Navarro y este lo reconoció en un tuit posterior. Así mismo se lo explicó el senador a Colombiacheck.

 

 


El aspirante liberal, sin embargo, le dijo el martes a ‘La W Radio’ que su decisión es ir a primera vuelta con su partido. En un tuit posterior reiteró esa posición y señaló que “el camino de las alianzas es un camino lleno de complejidades, comenzando con las jurídicas”. Recordó también que “en su momento” intentó acercarse sin éxito a Sergio Fajardo, candidato de la Coalición Colombia, a la que pertenece la Alianza Verde de Navarro. Respondió así al llamado de un sector de la opinión pública en redes sociales a retomar ese camino.

 

 

 

 

En el CNE y Daniel Pinzón, asesor jurídico del Partido Liberal, también nos confirmaron que, al haber pasado el 11 de marzo sin acudir a una consulta interpartidista, esa posibilidad quedó cerrada porque el calendario electoral admite solo una fecha al año para este tipo de comicios. Así, De la Calle queda en el mismo escenario que Duque y Petro: o va a primera vuelta o, en caso de retirarse antes de la contienda para apoyar a otro aspirante presidencial, su colectividad tendría que reponerle al Estado los 40.000 millones de pesos que costó la organización de la jornada de noviembre en que salió electo -o una cifra proporcional-, ya que ambos candidatos pertenecían a esa misma agrupación política.

Sin destinatario

Navarro Wolff, por su parte, nos dijo que su recordatorio sobre la ley que rige las consultas “no tiene un destinatario específico” pese a que se dio en medio de ese contexto. “Es que empezaron a decir: ‘que se unan’, entonces tengan en consideración este tema que puede ser un problema para una o ambas consultas”, explicó.

Viernes, 27 Abril 2018

La encuesta de la discordia

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Las campañas de Vargas Lleras y Petro difundieron unos resultados con los que Invamer Gallup habría manipulado la última encuesta a favor de Duque. La encuestadora lo niega y tilda de falsa la noticia.

A través del hashtag #EnUnMesGanaPetrosky, uno de los coordinadores del equipo de redes sociales de Gustavo Petro, Álvaro Moisés Ninco, compartió la imagen de una supuesta filtración de la encuesta que difundió este viernes Invamer Gallup, con los “verdaderos resultados”. En ella se da como ganador al candidato de Colombia Humana.

Lo hizo un día después de que su jefe también replicara la misma imagen y denunciara que la encuesta estaba amañada, sin que esta fuera publicada. “La denuncia de un empleado de encuestadora y la manipulación de los datos de las encuestas públicas y los datos que recibimos de encuestas internas de otros partidos, muestran que o empatamos con Duque o ya en este momento le ganamos”, señaló Petro en respuesta a una cadena difundida ayer a través de WhatsApp.

Haciendo eco a esta denuncia, el exministro Luis Felipe Henao, miembro de la campaña de Germán Vargas Lleras, pidió a las autoridades en su cuenta de Twitter una investigación. “Es bueno que la @FiscaliaCol y el Consejo Nacional Electoral investiguen si existe manipulación de encuestas”.

 

 

Sin embargo, en ninguno de los trinos se ofrece evidencia de que en efecto Invamer Gallup haya manipulado la encuesta para cambiar la preferencia electoral y ocultar que Petro sea el puntero.

Los medios de comunicación que financiaron el sondeo, Revista Semana, Blu Radio y Noticias Caracol, desestimaron las denuncias y tildaron la información como falsa.

Martín Orozco, gerente de la encuestadora, le respondió a Noticias Caracol, antes de hacer públicos los resultados, que la cadena de WhatsApp era falsa: “Todavía en Invamer no tenemos el resultado de nuestra próxima encuesta y que las personas tengan claro que solo será publicada a través de los medios de la alianza que son Noticias Caracol, Blu Radio y la Revista Semana".

Para Colombiacheck.com es difícil establecer si lo denunciado es cierto o falso, porque corresponde a las autoridades realizar una investigación para determinar la veracidad de las denuncias. Lo cierto es que los trinos no contienen prueba alguna de que la encuesta haya sido manipulada, más allá de divulgar unos resultados opuestos a los que fueron publicados originalmente.

Precisamente, al mediodía en entrevista con La FM el magistrado Armando Novoa del Consejo Nacional Electoral se pronunció asegurando que cuatro firmas encuestadoras (Cifras y Conceptos, Consultoría SAS, Yanhaas, Ágora) serán investigadas para determinar si infringieron la normatividad vigente. “Llevamos ya un tiempo en este tema revisando diferentes aspectos técnicos, que todo esté acorde a ley que reglamenta esa actividad y por supuesto consideramos que debe haber mucha rigurosidad para que no se afecte la opinión pública en medio de este proceso electoral”, afirmó el magistrado. De encontrarse irregularidades las encuestadoras serían sancionadas.

De igual manera, el candidato liberal Humberto De la Calle también expresó su preocupación frente al asunto: “Una cosa son los pronósticos informales, pero a mí sí me parece muy grave que una firma encuestadora al mismo tiempo haga pronósticos con metodologías totalmente desconocidas. Es como darle rigor científico al pulpo Paul en el mundial de fútbol. Francamente sí estoy seguro que eso hay que controlarlo”.

En el sondeo realizado por Invamer Gallup, la encuestadora arrojó casi los mismos resultados que las demás, dando como ganador al candidato Iván Duque. En este caso, con el 41,33% de la intención de voto, seguido por Gustavo Petro, con el 31,0%.

Sin embargo, la imagen difundida por la campaña de Petro con el “verdadero resultado”, muestra al candidato como el ganador con el 37% de la intención de voto, mientras Duque apenas alcanza el 21%.

 

 

La imagen, para el momento en que se escribió este artículo, contaba con 188 retweets y más de 300 me gusta en esta red social.

Colombiacheck revisó la dirección web a la cual alude la imagen como fuente: un artículo publicado ayer por Publimetro, que se refiere a la ya mencionada cadena de WhatsApp. Intentamos comunicarnos con los editores de Publimetro pero no pudimos contactarnos con ellos.

Sorprende que Álvaro Moisés Ninco, autor del trino, compartiera esta imagen sin verificar su veracidad, cuando, precisamente, el día de hoy, Colombiacheck lo entrevistó sobre la estrategia de la campaña de Petro en redes sociales. “Somos muy conscientes de que cuando se difunde información falsa nos hace mucho daño a nosotros en esta discusión política”, dijo.

Ninco sostuvo que de hecho ayudan a combatir las noticias falsas a través de las herramientas creadas por Facebook y Twitter. “Hemos aprovechado la nueva posibilidad de Facebook de denunciar fakenews, provenientes sobre todo de páginas del uribismo que usan la desinformación como estrategia de campaña”, sostuvo. Cuando se le preguntó si en el caso de que encuentren información falsa que favorezca a la campaña harían uso de ella, respondió tajantemente que no.