Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Domingo, 20 Octubre 2019

Revista Semana no publicó nota que vincula a Juan Carlos Cárdenas con la licencia ambiental de Santurbán

Por Vanguardia

Un supuesto artículo que relaciona al candidato a la alcaldía de Bucaramanga con Minesa no ha sido publicado por la revista y se trata de un montaje.

En redes sociales está circulando una publicación con los logos de la Revista Semana donde se insinúa que el candidato a la Alcaldía de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, y el Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, tienen intereses en la licencia de Minesa en Soto Norte. 

La supuesta nota de Semana se titula “Atando cabos, quienes y qué intereses se estan tejiendo detrás de la licencia ambiental de Santurbán” (sic). El supuesto artículo relaciona al candidato Cárdenas Rey con la esposa de Alberto Carrasquilla, Clara Elena Parra Beltrán, pues ambos trabajaron en Cemex. 

El falso artículo toma fotografías reales tanto de Cárdenas como Carrasquilla y su esposa, así como información real y comprobable de los protagonistas, para lanzar la tesis de que todo está cuadrado para que la cementera mexicana sea la empresa que proveerá el cemento para los túneles de Minesa en los alrededores de Santurbán.

Esta publicación, que incluso tiene errores de ortografía, fue compartida rápidamente en redes sociales a través de usuarios activos e incluso periodistas de Santander, algunos usando frases como ‘Santurbán nos une’ o ‘Los intereses detrás de la licencia de Santurbán’.

Nos comunicamos con la directora de Semana.com, Cristina Castro, quien confirmó que la publicación nunca salió en la edición impresa ni virtual de la revista.

También lo buscamos en la página de Semana y no encontramos ningún resultado.

Así, concluimos que el artículo es falso.

Lo que dice la Revista Semana

‘No sea Pingo’, aliado de RedCheq se comunicó con la directora de Semana.com, Cristina Castro, quien confirmó que la publicación no salió ni en la edición impresa ni en la virtual de la revista.

Además, hay algunos aspectos que a primera vista hacen dudar de la veracidad del artículo, como los errores de ortografía (especialmente la falta de tildes) en varias partes del texto.

Esta práctica de usar la imagen de medios de comunicación conocidos para difundir desinformaciones es común. En esta campaña electoral, por ejemplo, se han divulgado varias publicaciones usando la imagen de Vanguardia, pero con información engañosa.

Se dio por ejemplo, con un artículo falso donde se decía que el CNE investigaba a Fredy Anaya, Mario José Carvajal y otros candidatos por publicidad excesiva. También se dio recientemente con una nota falsa donde se aseguraba que a Leonidas Gómez lo investigaban por doble militancia.

En todos estos casos se usó de manera ilegal la imagen de Vanguardia para darle credibilidad a sus publicaciones y desinformar a los ciudadanos.

Usan información cierta, pero...

‘No sea Pingo’ verificó y comprobó que en efecto Alberto Carrasquilla es esposo de Clara Parra Beltrán, quien actualmente es Alta Consejera para la Competitividad y el Sector Privado. 

Ella en su perfil de LinkedIn muestra que trabajó hasta mediados del año pasado como Gerente de Asuntos Públicos y de Industria de Cemex durante casi cuatro años y medio (2015 a 2019).

Cárdenas Rey, por su parte, también trabajó en Cemex, donde hizo prácticamente toda su carrera profesional. Allí llegó a ser el presidente de la compañía en su sede en Perú.

Las fotos usadas en el artículo también son verdaderas, salvo una en donde salen juntos Cárdenas y Carrasquilla. El Ministro de Hacienda y el candidato a la Alcaldía de Bucaramanga coincidieron en la Parranda de Cemex de 2017, en el marco del Festival Vallenato de Valledupar, pero según Cárdenas Rey se trata de un montaje, pues ellos no se tomaron fotos juntos: “ni somos amigos, ni somos socios”.

Si bien algunos de estos datos son ciertos, la publicación utiliza esta información verdadera para dar a entender que hay una conspiración de Cemex, Minesa y el Gobierno Nacional para la explotación del Páramo de Santurbán.

Por ejemplo, es cierto que el resumen ejecutivo del Estudio de Impacto Ambiental presentado por Minesa, en la tabla de materiales de construcción, plantea utilizar 2’110.786 toneladas de cemento, principalmente en retrollenado, en el proyecto Soto Norte.

La versión de Cárdenas

‘No sea Pingo’ se comunicó con Cárdenas y el candidato manifestó que: “Cuando fui al evento (el Festival Vallenato 2017) era un invitado más, no estaba vinculado a Cemex (...) Yo no me tomé ninguna foto con Alberto Carrasquilla. Es un montaje. No somos amigos ni somos socios. Sé que él está casado con Clara Parra y ella trabajaba en Cemex. Se dijo que yo era el jefe de ella, falso. Ella trabajaba en el área de asuntos corporativos y yo toda la vida fui vicepresidente comercial”.

Se le preguntó sobre la ausencia de políticas que defiendan el páramo de Santurbán en su plan de gobierno y él respondió que: “Está dentro de los tres pilares del plan estratégico de toma de decisiones que son la ética, la ecología y la economía. En la ecología está el tema de la defensa del páramo”. 

Sobre la elección de Alberto Carrasquilla como ministro ministro ad hoc dijo que: “Me parece terrible que se haya elegido. Él no tiene experiencia”.

Respecto al supuesto acuerdo de la empresa de cementos, el Gobierno y la Sociedad Minera de Santander, Cárdenas declaró que: “Mientras yo fui vicepresidente jamás hubo una oferta comercial ni hubo un interés de Cemex para proveer a Minesa”. Y resaltó que: “hace tres años no trabajo en la compañía. No tengo nada que ver lo que pueda pasar desde esa época para acá”.

Antecedentes

El pasado martes 15 de octubre, Jorge Gómez Pinilla, columnista de elespectador.com, publicó en dicho portal una columna en la que aseguró que con Cárdenas como Alcalde y Carrasquilla rindiendo un concepto favorable, “se va a necesitar mucho cemento para construir los túneles”.

En esa misma columna habló de las relaciones entre el hoy candidato, Clara Parra y Carrasquilla. Y escribe que: “Parecería que la cementera ha movido muy bien sus fichas para asegurar el negocio multimillonario que les espera en Santurbán”. 

En horas de la noche, ese mismo día, se llevó a cabo el Debate Final del canal TRO con los candidatos a la Alcaldía de Bucaramanga. Pese a que Juan Carlos Cárdenas había confirmado su asistencia, finalmente decidió no llegar al encuentro.

En este debate, en la sección en la que se trató el tema del agua y Santurbán, la periodista Ana Mercedes Ariza lamentó que el candidato no estuviera presente, pues quería preguntarle sobre ese tema.

En ese momento, Fredy Anaya corrigió a la periodista y aclaró que Parra Beltrán era esposa de Alberto Carrasquilla y que trabajó en Cemex junto a Cárdenas Rey.

Carrasquilla en proceso de licenciamiento a Minesa

El pasado 8 de octubre el presidente de la República, Iván Duque, designó como ministro de Ambiente ad hoc al Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, para emitir un concepto vinculante al interior del Consejo Técnico Consultivo de la Anla en el proceso de licenciamiento ambiental de Minesa en la provincia de Soto Norte. Esto luego de que el Ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, se declaró impedido para esa labor.

Esto generó gran controversia en la región, a tal punto que miembros del Comité para la Defensa del Agua y el Páramo de Santurbán organizaron una manifestación en Bogotá el pasado 17 de octubre en la Plaza de Bolívar, donde se encuentra el Congreso de la República.

El Alcalde de Bucaramanga, Manuel Azuero, aseguró que el ministro Carrasquilla no tiene ni la experiencia profesional ni la formación académica para “asumir las competencias del Ministro de Ambiente en un proceso que el Gobierno debe tramitar con profundo rigor y aplicando plenamente el principio de precaución”.

Al respecto, cabe destacar que Cárdenas Rey ha participado de manera activa en varias de las marchas por el páramo y públicamente ha dicho que seguirá la línea de Rodolfo Hernández de proteger la zona de Santurbán y su agua. No obstante, en su plan de gobierno no menciona de manera explícita qué acciones concretas adelantará para proteger el páramo.
 

RedCheq

Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable

Inchequeable

Jueves, 10 Octubre 2019

No hay cómo comprobar si se necesitan 900.000 millones de pesos para malla vial de Bucaramanga

Por Vanguardia

Uno de los temas más recurrentes en la campaña electoral en Bucaramanga es el estado de la malla vial. Prácticamente todos los candidatos han hecho propuestas para incrementar la inversión en el mantenimiento de la capa asfáltica de los 499 kilómetros de vías urbanas que tiene la ciudad.

No obstante, hubo una cifra pronunciada por el candidato Juan Carlos Cárdenas Rey en el debate del canal TRO que llamó la atención. Según él, para recuperar la malla vial se requieren 900.000 millones de pesos.

“Acá no hemos dimensionado el problema, estamos hablando que la recuperación de la malla vial puede ser del orden de los 900.000 millones y en esta administración solamente (tiene) 15.000 millones, que a última hora el Concejo de la ciudad aprobó, creo que hay que hacer un cambio importante en el Concejo de la ciudad”, afirmó Cárdenas en el debate.

Esta misma cifra es mencionada por Claudia Lucero López en su plan de gobierno.

El equipo de RedCheq trató de verificar si esta cifra es precisa, pero encontró que hay tantas versiones al respecto y factores a tener en cuenta que la consideramos ‘inchequeable’.

¿De dónde salió la cifra?

Según Julián Silva Cala, jefe de campaña de Juan Carlos Cárdenas Rey, explicó que la cifra surgió luego de hablar con varios expertos y de un estudio de la UIS.

“El último estudio realizado por la UIS hace 5 años aproximadamente daba una cifra cercana a los 600.000 millones. (...) Lo que hicimos fue consultar con expertos y tratar de estimar cuánto costaría hoy, con base en ese estudio, el deterioro progresivo de la malla vial y trayendo el costo a valor presente”, afirmó Silva.

Le preguntamos a Cala si nos podía facilitar una copia del estudio de la UIS, pero a la fecha no hemos tenido acceso a ese documento.

Por el lado de López hay una versión similar. Según ellos, la inversión que se requería para 2012 era de 576.000 millones, pero desde entonces las intervenciones han estado por debajo de lo proyectado en el Plan Maestro de Movilidad (Luis Francisco Bohórquez invirtió unos 42.000 millones y Rodolfo Hernández menos de 20.000 millones) y esto habría llevado a que a la fecha se requiera un cálculo aproximado de más de 900.000 millones para la malla vial.

A pesar de estas versiones, Vanguardia consultó con la Secretaria de Infraestructura de Bucaramanga, Fany Arias, quien explicó que si bien sí hay estudios sobre el estado de la malla vial en la Administración Municipal, no existe un documento que indique y especifique una cifra exacta de lo que vale reparar toda la capa asfáltica del área urbana de Bucaramanga.

Una respuesta similar nos dio el Grupo de Geomática de la UIS, donde aseguraron que ellos no tienen un estudio reciente del estado de la malla vial que permita indicar cuánto cuesta reparar la malla vial de la ciudad.

Rastreando la cifra real

El primer dato que encontramos fue el que arroja el Plan Maestro de Movilidad 2011-2030 de Bucaramanga, que en la tabla 30 (indicadores de oferta), afirma que la inversión necesaria para mejorar la malla vial es de 143.695 millones.

Para ello citan el ‘Estudio de gestión de pavimentos para el municipio de Bucaramanga’, realizado en el marco de un convenio interadministrativo entre la Alcaldía y la UIS. Este estudio, no obstante, tiene aproximadamente 10 años y desde entonces se han hecho algunas inversiones en mantenimiento de la malla vial y al mismo tiempo la capa asfáltica ha tenido su deterioro normal.

Años después de publicado el plan, el entonces Alcalde de Bucaramanga, Fernando Vargas Mendoza, afirmó en una entrevista que sería preciso invertir una suma cercana a los 480.000 millones de pesos.

Esta misma cifra fue retomada cuatro años más tarde por el Secretario de Infraestructura, Clemente León Olaya, quien una vez más aseguró que se requerían esos 480.000 millones, advirtiendo que los 42.000 millones que se iban a invertir en la administración de Luis Francisco Bohórquez se iban a enfocar en los puntos críticos.

Para agregar más a la confusión, Fabiola Figueredo, subsecretaria de Infraestructura de Bucaramanga, asegura que si lo que se busca es reparar toda la malla vial es necesaria una inversión de 1,8 billones de pesos. Según ella, la totalidad de los 499 km urbanos de Bucaramanga tienen algún nivel de deterioro.

Al ser consultada sobre cómo se puede calcular la cifra Arias, la Secretaria de Infraestructura, dio una cifra un poco menor (1,6 billones) e indicó que se deben tener en cuenta factores como el costo por kilómetro, los estudios previos y la interventoría.

Lo que dice la Alcaldía

Según Arias, un cálculo aproximado se puede hacer multiplicando el costo promedio del metro cuadrado pavimentado ($394.654) por el total de metros cuadrados que hacen parte de la malla vial.

La ciudad tiene 28 km de vías arterias primarias (784.000 m²), 39 km de vías arterias secundarias (273.000 m²), 50 km de vías primarias terciarias (350.000 m²), 97 km de vías locales nivel 1 (679.000 m²) y 265 vías locales nivel 2 (1’995.000 m²).

En otras palabras, los 499 km de vías urbanas a cargo del municipio representan un total de 4’081.000 metros cuadrados de malla vial. Esto da aproximadamente, al multiplicar por los 394.654 pesos que cuesta recuperar un metro cuadrado, un total de 1’610.582’974.000 pesos.

Esta cifra, tal y como está calculada, hace referencia a cambiar toda la malla vial, incluyendo la base granular, la subbase y en general toda la estructura de la red vial.

En ese sentido, es preciso advertir que no todo se puede invertir al tiempo, que en algunos casos es probable que no se requiera intervención o sólo haga falta un reparcheo. Es decir, se debe diferenciar qué es lo que se va a intervenir y en qué periodo de tiempo.

También se debe tener en cuenta el tipo de pavimento, si es rígido o flexible, pues el primero es más costoso, se usa para vías de tráfico pesado (como las de Metrolínea), pero tiene una mayor vida útil.

También están factores como la modalidad de contratación, si es por autopavimentación (se reduce el costo de mano de obra) o un solo contrato grande para toda la ciudad.

Todos esto puede llevar a que varíe el valor de la cifra, que según los criterios que se manejen pueden implicar un incremento o una disminución.

El estado de la malla vial

El Plan Maestro de Movilidad 2011-2030 de Bucaramanga fijó unos indicadores de gestión que mostraban las metas que se debían lograr cada cinco años, incluyendo el mantenimiento de la malla vial. Esto según el nivel de deterioro de los casi 500 km de vías que tiene la ciudad.

Estos datos se encuentran en la página 130, tabla 33. Indicadores y metas de gestión.

Según el plan, para 2015 (inicio del período actual) se debía realizar el mantenimiento de 113,3 km de red vial arterial, 46,3 km de red vial local 1 y de 97,8 km de red vial local 2.

Para 2020, estos indicadores aumentan a 139,1 km, 56,9 km y 120,1 km, respectivamente. En otras palabras, en los primeros 10 años del Plan Maestro de Movilidad el 60% de la malla vial de Bucaramanga debió tener algún tipo de mantenimiento.

Para 2030, la proyección es que los casi 500 km de vías de la capital santandereana deben haber sido recuperados o rehabilitados en algún momento entre 2010 y los siguientes 20 años.

RedCheq