Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 04 Octubre 2021

Rumania no cerró todos los centros de vacunación contra COVID-19

Por Gloria Correa

Aunque en el país europeo sí han cerrado algunos centros de vacunación contra COVID-19 por la baja afluencia, aún quedan puntos abiertos donde las personas pueden acudir a vacunarse.

Mientras la vacunación contra COVID-19 sigue avanzando y al 3 de octubre de 2021 se registra que el 45,7% de la población mundial ha recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19, países como Rumania en los últimos meses han vivido una caída en la adherencia a la vacunación por lo cual algunos antivacunas han utilizado esta situación para desinformar sobre el tema.

Durante agosto y septiembre de 2021 en redes sociales como Facebook y Twitter, así como en canales de mensajería instantánea como Whatsapp, circularon publicaciones en las que señalaban que en Rumania cerraron todos los centros de vacunación contra COVID-19, mientras que en otras afirmaban que ha sido sólo en la ciudad de Brasov de ese país. 

De ese modo incluían afirmaciones como: “Rumania. Todos los centros de vacunación anti-COVID en Brasov han sido cerrados” o “Aquí en Rumania, nosotros, el pueblo, hemos ganado la batalla contra la despoblación del sistema mediante el programa de vacunación. El gobierno ha comenzado a cerrar todos los centros de vacunación. El 70% de la población se niega a vacunarse y todas las medidas coercitivas han fracasado”.

En algunas de estas publicaciones, que se han difundido en diferente idiomas, adjuntan un vídeo (1, 2 ,3 ,4 ,5) y en otras sólo imágenes (1, 2, 3, 4, 5), al lado de los distorsionados señalamientos.

imagen de la publicación a verificar

Pantallazo de whatsapp de publicación a verificar

Publicación Rumania centros de vacunacion y protestas contra COVID-19

Colegas verificadores de la International Fact Checking Network (IFCN), alianza de la que hacemos parte, como Maldita, la agencia de noticias AFP, Verificador LR y Animal Político, también verificaron estas publicaciones aclarando que se trata de desinformación debido a que en Rumania no todos los centros de vacunación contra COVID-19 están cerrados y el programa de vacunación sigue en curso. 

En Colombiacheck también las verificamos y calificamos como cuestionables, pues es cierto que en ese país europeo cerraron temporalmente algunos centros de vacunación en ciudades como Brasov, según explicó un funcionario del Comité Nacional de Coordinación de Actividades de Vacunación contra COVID-19 (CNCAV) de ese país a los colegas de AFP Factual.

Pero el funcionario también aclaró, y hay evidencia en las páginas oficiales de las autoridades sanitarias de Rumania (1, 2), que hay diferentes puntos de vacunación disponibles, incluso en la ciudad de Brasov. Además las autoridades esperan poder reabrirlos a medida que vuelva a aumentar la adherencia a la vacunación contra COVID-19.

El origen de la desinformación

El 16 de agosto de 2021 en el perfil oficial en Facebook del Ayuntamiento de Brasov en Rumania publicaron un comunicado donde señalaban que el último de cuatro centros de vacunación contra COVID-19 de los organizados por el Ayuntamiento junto con la dirección de Salud Pública de Brașov ubicado en la zona del Noua de esa ciudad “ha cesado su actividad”.

No obstante, en el mismo comunicado resaltaron que a partir de esa fecha siguieron funcionando otros puntos de vacunación “...las personas de Brasov que quieran vacunarse tienen a su disposición los centros de vacunación organizados dentro de las unidades médico-sanitarias y los consultorios de los médicos de familia”. 

Sumado a eso, adjuntaron un link que lleva a un listado de puntos de vacunación activos en Brasov, el cual está actualizado al 27 de septiembre de 2021 e incluye 14 puntos en dicha ciudad, principalmente en unidades médico-sanitarias.

Pantallazo de publicación primera municipalidad de Brasov

Comunicado del  Ayuntamiento del Municipio de Brasov. Fuente: https://dspbv.ro/lista-centrelor-de-vaccinare-actualizare/

puntos de vacunación den Brasov 270921

Fuente:https://dspbv.ro/lista-centrelor-de-vaccinare-actualizare/

Incluso en otro link de la Dirección de Salud Pública de Rumania (DSP), se pueden consultar las dosis diarias de vacunas COVID-19 aplicadas en la ciudad de Brasov, lo que suma evidencia de que aún hay puntos donde se sigue vacunando en dicha ciudad.

Ahora bien, a partir del comunicado del Ayuntamiento de Brasov, medios de comunicación rumanos (1, 2) hicieron publicaciones al siguiente día, el 17 de agosto. Uno de estos, el G4Media.ro, tituló: “RUMANIA. Todos los centros de vacunación anti-COVID en Brasov han sido cerrados, también se administran vacunas en médicos de familia y hospitales”.

Pantallazo noticia original en Rumano   Pantallazo de la noticia original en español

Pantallazo del titular de la nota original del G4Media.ro en rumano y en español. 

Pero usuarios de redes sociales (1, 2, 3) tomaron captura de pantalla de esa publicación del  G4Media.ro, manipularon el titular omitiendo la segunda parte y las aclaraciones de la misma nota que resaltaban que siguen existiendo puntos de vacunación. 

Y sumado a esto añadieron en algunos casos los comentarios para difundir la desinformación, como: “VICTORIA! Aquí en Rumania, nosotros, el pueblo, hemos ganado la batalla contra la despoblación del sistema mediante el programa de vacunación. El gobierno ha comenzado a cerrar todos los centros de vacunación”.

Otra publicacion con el pantallazo en redes sociales

Pantallazo de publicación en facebook que coincide con encabezado de la nota del G4Media.ro pero manipulado y con un texto adjunto que desinforma.

Video sacado de contexto para desinformar

En otras de las publicaciones que verificamos adjuntan un video y refieren que se tratan de protestas contra la vacunación frente al nuevo coronavirus en Rumania.

Pantallazo del vídeo adjunto en publicaciones

Pero realmente corresponde a un video grabado en Rumania en 2017 y sacado ahora de contexto con el que difunden la desinformación. 

En Colombiacheck usamos la herramienta de búsqueda reversa de imágenes y videos Yandex con el fin de verificar esta grabación que usan en estas publicaciones y encontramos que las imágenes que muestran una multitud ubicada en una plaza, en horas de la noche con mucha iluminación alrededor, corresponden exactamente con las de unas protestas en la plaza Victoriei de la ciudad de Bucarest, la capital rumana, el 5 de febrero de 2017. Así también lo confirmaron los colegas de Maldita

Estas grabaciones fueron transmitidas por la cadena de televisión pública TVR de Rumania y otras están registradas en publicaciones de Youtube, en sitios web y en Instagram, todas con fecha de febrero de 2017, en las que señalan que se trataban de protestas contra el gobierno rumano en Bucarest. Es decir, no corresponden a ninguna protesta reciente contra la vacunación frente al COVID-19 en esa ciudad rumana. 

Captura de pantalla TVR 2017

Captura de pantalla de la publicación de TVR del 05 de febrero de 2017. Fuente: http://www.tvr.ro/record-online-al-stirilor-tvr_18862.html#view

Bajos índices de vacunación y desinformación 

Pero la situación en Rumania en cuanto a cobertura de vacunación contra COVID-19 sí se ha visto marcada por bajos índices en comparación a otros países europeos. Según datos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) y el más reciente informe de vacunación del gobierno rumano, solo un 33,5% de la población rumana, cuyo total es de aproximadamente 19 millones de personas, tiene el esquema completo de vacunación frente a COVID-19.


Fuente:https://qap.ecdc.europa.eu/public/extensions/COVID-19/vaccine-tracker.html#uptake-tab

Aunque la situación en Rumania con la vacunación contra COVID-19 no fue siempre así. 

"Al principio se vacunaba mucha gente, pero después del primer mes y medio el interés empezó a caer y se han tenido que cerrar muchos centros de vacunación", explicó a la agencia de noticias EFE, Valentin Sabau, de la ONG World Vision Romania, quien apoya la campaña de vacunación en varios pueblos de ese país.

Y desde el medio de comunicación El País de España, en un artículo titulado “Rumania, la Europa que no se vacuna”, el periodista Raúl Sánchez establece que mientras en mayo de 2021 en Rumania vacunaban a más de 100.000 personas en un día, en agosto ya eran menos de 15.000 por jornada quienes recibían una dosis. Y los índices de cobertura son menores al 20% en las zonas rurales con altos porcentajes de escépticos y/o antivacunas. 

Datos que coinciden con los de Ourworldindata sobre las dosis diarias administradas por cada 100 habitantes en Rumania en esos meses y se muestran en la siguiente gráfica. Sin embargo, aquí también se hace evidente que en las últimas semanas de septiembre se dio un leve ascenso en las dosis diarias de vacuna COVID-19 administrada en ese país.

“Sobre todo en las zonas rurales, donde las supersticiones y las recetas tradicionales tienen más éxito que la medicina moderna, los rumanos son difíciles de convencer en cuestiones médicas”, señaló a la agencia de noticias EFE el analista rumano Niels Schnecker.

Así en esta situación influyen factores tanto culturales, como sociales y hasta políticos. Un estudio del Instituto de Investigación de Calidad de Vida rumano, citado por El País, mostró que dos millones de rumanos (el 15% de la población) se oponen a las vacunas y recomiendan a sus cercanos que eviten ponérselas porque creen que no están suficientemente probadas. Y una encuesta de la empresa INSCOP en marzo de 2021 en Rumania puso en evidencia que el 55% de los rumanos cree que ha estado expuesto a noticias falsas.

El cierre de algunos centros de vacunación 

Esta situación que vive Rumania frente a la vacunación contra COVID-19, que pasó de ser a principios de año uno de los países de la Unión Europea que más rápido estaba vacunando, a ocupar el penúltimo lugar en relación a su población, llevó evidentemente a que el gobierno cerrara algunos centros de vacunación, como lo registró el medio de comunicación The Times of India desde el mes de julio de 2021. 

“Los centros no se han cerrado de forma permanente. La actividad se detuvo temporalmente y se reanudará con un aumento de la adherencia a la vacunación para frenar el avance del COVID-19. Además todos los centros de vacunación de los hospitales permanecen activos”, dijo el funcionario de la Coordinadora Nacional de Actividades de Vacunación contra el COVID-19 (CNCAV, por sus siglas) de Rumania contactado por AFP el 8 de septiembre de 2021. 

Pero el gobierno no solo recurrió al cierre de centros de vacunación, también llevó a cabo la venta de vacunas a países como Dinamarca, según registraron medios de comunicación europeos en junio de 2021.

Sin embargo, a pesar del cierre temporal de centros de vacunación, las autoridades sanitarias de ese país ejecutan un proyecto llamado “La ciudad vacuna al pueblo”, a través del cual trasladan equipos móviles a zonas rurales para vacunar a todos los interesados. Además, la ubicación de los centros y la disponibilidad de vacunas actuales en toda Rumania se puede consultar en el sitio oficial del CNCAV.

No obstante, en las últimas semanas, los datos de la situación en salud por la pandemia en Rumania muestran un ascenso significativo en los casos y muertes diarias por COVID-19. Lo cual es causa de preocupación de la Comisión Europea que ha reconocido que las bajas tasas de vacunación en algunos de sus estados miembros como en Rumania y Bulgaria son un problema, según informó la cadena televisiva de noticias CNN

Por lo cual desde la Comisión Europea alientan a los gobiernos de esos países a centrarse en campañas dirigidas específicamente a los indecisos, y subrayar la importancia de la ciencia.

De ese modo calificamos como cuestionables las publicaciones que se han difundido en redes sociales y señalan que en Rumania se han cerrado todos los centros de vacunación contra COVID-19, pues aunque el gobierno de ese país sí ha tenido que cerrar algunos por la disminución en la adherencia al programa de vacunación en los últimos meses, aún tienen múltiples puntos de vacunación habilitados. 

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Domingo, 29 Marzo 2020

No hay evidencia de que 2 medicinas contra la malaria sirven para COVID-19

Por Por Salud con Lupa

El presidente Donald Trump anunció que la FDA tiene una terapia para COVID-19 en referencia a dos fármacos antimaláricos y un antibiótico. Pero una revisión completa de Epistemonikos advierte que la hidroxicloroquina y cloroquina no han demostrado eficacia para tratar la enfermedad respiratoria por el nuevo coronavirus.

Nuestros colegas de Salud con Lupa, una plataforma de periodismo colaborativo especializado en salud, publicaron este trabajo. En Colombiacheck lo reproducimos como parte de una alianza durante la pandemia del Coronavirus (Covid-19) entre medios de América Latina dedicados a la verificación de datos.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo el 21 de marzo que espera que se ponga en uso "inmediatamente" dos medicamentos contra la malaria y un antibiótico como una terapia contra el virus que causa la gripe y neumonía COVID-19. "La hidroxicloroquina y azitromicina, tomados en conjunto, tienen una oportunidad real de ser uno de los mayores puntos de inflexión en la historia de la medicina", escribió Trump en su cuenta de Twitter.

‘El mandatario estadounidense ya se había referido al tema en una conferencia de prensa el jueves 19 de marzo en la Casa Blanca, donde mencionó primero dos medicamentos contra la malaria como tratamiento: cloroquina e hidroxicloroquina. Después, en su red social, mencionó el antibiótico azitromicina.

Según Trump, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) había aprobado dos antimaláricos para curar a los enfermos por el nuevo coronavirus. Sin embargo, el comisionado de la FDA, Stephen Hahn, aclaró sus apresuradas afirmaciones: “por ahora solo se usarán en el contexto de un ensayo clínico". Asimismo, Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, tuvo que aclarar lo siguiente: "estas no son píldoras mágicas" y no pueden anunciarse como un tratamiento.

¿Qué son la hidroxicloroquina, la cloriquina y la azitromicina? La hidroxicloroquina y la cloroquina pertenecen a una clase de medicamentos llamados antimaláricos. Se usa para prevenir y tratar la malaria. Mientras que la azitromicina es un antibiótico usado para infecciones en el pecho como empeoramiento de bronquitis crónica y neumonía.

Desde febrero pasado, se conoce que China usó hidroxicloroquina y cloroquina para algunos tipos de neumonía por el nuevo coronavirus y se redactaron informes sobre su uso terapéutico.

Durante la última semana, las declaraciones de Trump y una noticia sobre un estudio en revisión de investigadores franceses resurgieron el tema. El estudio que ya fue publicado por la revista especializada International Journal of Antimicrobial Agents apunta a tener las primeras evidencias de que combinar la hidroxicloroquina con azitromicina podría ser efectivo en la terapia de COVID-19 y reducir la duración del virus en los pacientes.

Nuestro aliado científico, Epistemonikos, con la ayuda del equipo internacional COVID-19 L·OVE Working Group, hizo una revisión completa de la calidad de la evidencia disponible sobre cloroquina e hidroxicloroquina en COVID-19 y nos ofrece una explicación muy clara:

Cuando se observan resultados prometedores en etapas preliminares del proceso de investigación, no es raro que los medios de prensa los presenten como definitivos. Cuando nos enfrentamos a una enfermedad sin cura conocida, este fenómeno se exacerba. Y si se trata, como hoy con COVID-19, de la peor crisis en 100 años, el problema se agiganta.

Si bien contamos con varios medicamentos que ya se han postulado como la cura que todos esperamos, ninguno lo ha hecho con tanta fuerza como los antimaláricos cloroquina e hidroxicloroquina. El 15 de febrero de 2020, una reunión en China agrupó a los autores de 15 estudios clínicos en curso, junto a autoridades del gobierno y de las agencias regulatorias de ese país. Se anunció que habían llegado a la conclusión que la cloroquina tiene una potente actividad en contra de COVID-19 y se recomendó incluirla en la “Guía de prevención, diagnóstico y tratamiento de la neumonía causada por COVID-19”, emitida por la Comisión Nacional de Salud de la República Popular China. Sin embargo, hasta el día de hoy ninguno de los 15 estudios ha reportado sus resultados.

El estudio francés no aleatorizado difundido el 19 de marzo de 2020 elevó el entusiasmo sobre este tema. Varios investigadores del mundo lo recibieron por WhatsApp aún antes de que apareciera publicado en las bases de datos científicas. Sin embargo, a menos de 72 horas de su difusión, ya ha sido analizado críticamente y existe consenso en que presenta enormes limitaciones metodológicas.

¿Qué nos dice hoy la evidencia sobre efectividad de cloroquina o hidroxicloroquina en COVID-19?

  • Luego de una revisión sistemática de toda la literatura existente, no se encontró otro estudio similar al francés, con resultados disponibles.
  • Luego de una búsqueda amplia de investigaciones sobre la eficacia de cloroquina e hidroxicloroquina en COVID-19, que incluyó diversas fuentes de información: guías y documentos oficiales; buscadores generales como Google, buscadores académicos como Google Scholar, Microsoft Academic; contacto directo con expertos locales; y búsquedas en twitter, no existe más información que la publicada por el citado estudio francés.
  • Nuestro análisis coincide con el de otros expertos en que el estudio francés entrega evidencia de muy baja certeza (evidencia preliminar). Es tan baja la certeza, que según parámetros rigurosos, como son los utilizados por Cochrane, el estudio ni siquiera cumple con el criterio mínimo para ser incluido en una revisión sistemática.
  • Con respecto a la investigación anunciada en China el 15 de febrero, nuestro equipo analizó los 15 estudios a los que se hizo mención. Hasta hoy, 22 de marzo de 2020, ninguno ha reportado los resultados que han obtenido ni han aportado datos que permitan avanzar en otras investigaciones.
  • De los 15 estudios, solo unos pocos tienen como objetivo responder si cloroquina o hidroxicloroquina son efectivos y 6 aparecen como cancelados, aparentemente por ausencia de resultados positivos (según información que consta en el registro de estudios chinos). En ese registro, solo 1 de los 15 estudios figura en fase de “reclutamiento completo”, es decir, solo 1 de los 15 estudios logró incorporar la cantidad de pacientes definidos. Este estudio, sin embargo, no busca establecer si cloroquina e hidroxicloroquina sirven contra placebo o contra cuidados habituales, sino que los compara con otras alternativas. Esto es algo que habitualmente se lleva a cabo solo después de demostrar que el fármaco es superior a placebo.

En resumen, la calidad de los estudios clínicos realizados en China y las deficiencias estructurales del sistema de investigación de ese país, no permiten obtener conclusiones como las difundidas en la reunión de febrero, y son una razón más para exigir un acceso expedito y transparente a la información.

La historia de COVID-19 es perturbadoramente parecida a lo ocurrido en 2009 con la pandemia de influenza H1N1. Esperemos que las lecciones aprendidas permitan realizar la presión suficiente para que la información esté disponible de manera oportuna y transparente, y que las decisiones que se tomen vayan en beneficio de los intereses de la población y no de terceros.

Desafortunadamente, la presión sobre los profesionales de salud y autoridades sanitarias ya ha alcanzado un nivel suficientemente alto, que muy probablemente llevará a tomar decisiones con la escasa información que hoy es de dominio público, a pesar que la mayoría de los expertos recomiendan cautela’.

Este artículo fue originalmente publicado en Salud con lupa.