Pasar al contenido principal
Miércoles, 30 Mayo 2018

Santos pasa la cuenta por las elecciones más pacíficas

Por Ana María Saavedra

El Presidente cobró que estas han sido las elecciones más: pacíficas, transparentes, observadas y participadas. Colombiacheck lo verificó y su frase es Aproximada.

Una vez más el Gobierno cobró por la tranquilidad en la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Tanto el presidente Juan Manuel Santos como sus ministros sacaron pecho de las “históricas elecciones”, con aseveraciones similares a las legislativas de marzo pasado.

El lunes, Santos dio una rueda de prensa en la que expresó que: “Quisimos hacer las elecciones más seguras, más tranquilas, más transparentes, más observadas y con la mayor participación en nuestra historia. Lo logramos”.

Su ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, al cierre de la jornada electoral coincidió con su jefe: “Estas elecciones presidenciales que son las primeras en un escenario de transición al posconflicto, (en las que) ni una sola mesa fue trasladada por razones de seguridad. Las 140 mesas trasladadas, lo fueron por razones de la emergencia en Hidroituango, la meteorología o la infraestructura donde se iban a realizar votaciones”.

Villegas dijo que se presentó una reducción del “100 % de los hechos de orden público en las jornadas electorales de los últimos 20 años”.

Colombiachek verificó las afirmaciones de Santos y Villegas y encontramos que son Aproximadas, pues aunque las elecciones se realizaron en calma, se presentaron algunos lunares, los que, según los analistas, la Defensoría del Pueblo y la MOE, no alteraron los comicios.

Carlos Negret, Defensor del Pueblo, confirmó lo dicho por Santos y su mindefensa, de que estas elecciones no se hubieran presentados actos violentos que las afectaran.

Sin embargo, el sistema de monitoreo reportó en el Catatumbo, el sábado, que disidencias del Frente 33 de las Farc, realizaron grafitis de las Farc en la Alcaldía de Tarrá, Norte de Santander. Otro de los lunares que se presentó ocurrió en Convención, donde la Personería denunció que esta disidencia quemó unos votos del candidato Iván Duque.

Asimismo, el sábado 26 fue asesinado Gabriel Muñoz Muñoz, testigo electoral del partido Colombia Humana, del candidato presidencial Gustavo Petro. Según el coronel Juan Carlos Restrepo Moscoso, comandante del Departamento de Policía Huila, este hecho no corresponde a un crimen político sino que se trató de un problema personal con un familiar.

El candidato Petro en este caso ha exigido una investigación a las autoridades.

 

 

Aparte de la verificación de estos hechos, la Misión de Observación Electoral, MOE, en sus reportes, confirmó que no se trasladaron mesas por orden público ni se presentaron actos de violencia.

Camilo Mancera, coordinador jurídico de la MOE, dijo que “no tenemos información de afectaciones al orden público graves contra el proceso electoral, que terminara teniendo un impacto”.

La MOE, en 2014, indicó que en los municipios de Alto Baudó, Itsmina, Rio Quito, San Jose de Palmar, y Novita fueron trasladadas algunas mesas de votación de las zonas rurales a la cabecera municipal tras la destrucción de material electoral por un grupo armado ilegal.

Para Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, que hizo un monitoreo de lo ocurrido en las elecciones, se puede decir que las elecciones fueron las más pacíficas, pues no se reportaron hechos de violencia que afectaran los comicios.

Lo mismo aseguró Jorge Restrepo del Centro de Recursos para Análisis de Conflicto, Cerac, quien coincidió en que el Gobierno estaba en lo cierto en cuanto al ambiente de seguridad que se vivió en la jornada electoral.

En este punto, el director de la Policía, general Jorge Nieto, al entregar su balance informó que se presentó una reducción del “100 % en acciones de sabotaje a la infraestructura energética del país”. También recalcó que no hubo combates o ataques a la Fuerza Pública por parte de grupos armados ilegales.

Tanto Nieto y Villegas hablan de esa reducción, al referirse que estas elecciones no se presentó ningún acto terrorista en materia de orden público. Además, Villegas compara esta fecha con la de los últimos 20 años. Por esa razón, Colombiacheck realizó una búsqueda manual en el centro de consulta del diario El País del balance de orden público de las elecciones, en primera vuelta, y realizó esta línea de tiempo.

En esta línea se evidenció cómo la violencia en esta fecha ha ido disminuyendo y que en las últimas dos elecciones, durante el proceso de paz con las Farc, y tras la firma del acuerdo, los hechos que se presentaron han sido mínimos.

 

 

En otro de los puntos mencionados por los Más de Santos, el presidente dijo que estas elecciones tuvieron la mayor participación en nuestra historia. Este año, según la Registraduría, 19.632.853 votaron, un 53,37 % de participación.

 

 

 

 

 

 

 

Pero la frase de Santos tuvo otros dos matices: “más transparentes, más observadas”. Por un lado, como ya lo habíamos dicho en las elecciones pasadas, al chequear otra frase de Santos en los comicios legislativos el tema de la transparencia -que es una percepción subjetiva.

En esa ocasión, Mancera de la MOE, aseguró que esto es “imposible de determinar, en la medida que no se tiene toda la información en este momento. Solo para mostrar un ejemplo, sobre el fraude que denunció el MIRA, en 2014, cuando perdió sus curules, el Consejo de Estado determinó las irregularidades solo cuatro años después, cuando falló la demanda”.

En este momento, precisamente, en las redes están denunciando posibles irregularidades en los formularios E14, una frase, que también verificamos como Engañosa, pues es algo que aún no se puede definir.

 

 

Además, en Pilas con el Voto, de la MOE, según Mancera, se recibió una importante información de compra de votos y suplantación de votantes, en comparación a elecciones primera vuelta de 2014 y se presentó un aumento.

 

Mancera también aclaró que no es que se “haya generado una mayor observación, comparado con años anteriores, pero sí hubo un cambio a este proceso electoral. Se empezó a abrir la información de los resultados electorales por parte de la registraduría a las campañas y a los ciudadanos. Se abrieron los datos, tema que desde la MOE, vemos una mayor garantía de transparencia”

Por su parte, el magistrado del Consejo Nacional Electoral, Armando Novoa, explicó que el tipo el “tipo de observación electoral que se llevó a cabo en esta elección no tiene diferencias manifiestas en relación con años anteriores cuando han venido delegaciones de Unión Europea y misiones de la OEA, invitadas por el CNE. Hemos seguido con una tradición de contar con una presencia de observadores”.

Lo que para Novoa “marca la diferencia es el debate, a mi manera de ver, constructivo, que se generó alrededor de la observaciones sobre el sistema de escrutinio. Esas observaciones pudieron ser incorporadas a la jornada electoral”. El magistrado mencionó las observaciones hechas en un estudio de Paz y Reconciliación y las de “un candidato presidencial y su campaña que hizo observaciones al software de escrutinio”.

En ese punto, la observación de estas elecciones también es subjetiva, pero los expertos consultados reconocieron que hay un sistema de observadores nacionales (la MOE) e internacionales (OEA) que funciona en este país.

La OEA, por ejemplo, nos informó que esta ha sido décimo séptima misión de verificación de las elecciones en el país.

Además, en su reporte preliminar informaron que el “día de la elección los observadores de la OEA visitaron 1.374 mesas en 428 puestos de votación para observar el transcurso de la jornada electoral, desde la apertura de las mesas hasta el conteo y la transmisión de resultados”.

Pero la misma OEA reconoció que “dado que el proceso electoral presidencial aún no ha concluido, la Misión esperará a la celebración de la segunda vuelta para presentar un informe consolidado que incluirá observaciones y recomendaciones en materia de organización y tecnología electoral, financiamiento político, justicia electoral, participación política de las mujeres, entre otros aspectos”.

Conozca la ruta del chequeo
  1. 1

    Frase: Quisimos hacer las elecciones más seguras, más tranquilas, más transparentes, más observadas y con la mayor participación en nuestra historia. Lo logramos”.

    Autor de la frase: Juan Manuel Santos

    Fuentes consultadas y expertos:

    Informes de la MOE

    Camilo Mancera, coordinador jurídico de la MOE

    Policía

    Jorge Restrepo, director del Cerac

    Carlos Negret, defensor del Pueblo

    Procuraduría

    Armando Novoa, magistrado de la CNE

    Misión de la Observación de la OEA

    Informes de prensa de El País, El Tiempo, El Colombiano, Wradio, Noticias RCN

    Informes de la Registraduría

    Observatorio Electoral de la Universidad de Georgetown para las cifras electorales de 1998, 2002, 2006 y 2010

    Contexto: Rueda de prensa del presidente Santos en el balance de las elecciones

    Calificar la afirmación: Aproximada

Domingo, 20 Marzo 2016

Petro: enredado con cifras de inclusión juvenil y violencia

Por Miriam Forero

Gustavo Petro: “Bogotá logró la mejor política de inclusión juvenil del país según ONU hábitat. Las ciudades más violentas son las que tienen menor inclusión juvenil y viceversa”.

El exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro, publicó en su cuenta de Twitter una gráfica del reporte sobre el estado de las juventudes urbanas en Colombia que, según la información del político, proviene del Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat).

Inicialmente, usó la gráfica para presentar los datos de la capital como un logro de su gestión: “Bogotá logró la mejor política de inclusión juvenil del país según ONU hábitat”, dijo en un tuit del 15 de marzo. A renglón seguido hizo su propia interpretación de los datos: Como pueden observar, las ciudades más violentas son las que tienen menor inclusión juvenil y viceversa.

 

 

Como le confirmó ONU-Hábitat a Colombiacheck, el informe hasta esa fecha no había sido publicado, por lo cual es posible que el exalcalde haya tomado la gráfica de un reporte preliminar que envió Naciones Unidas a su administración a finales de 2015 o de alguna de las presentaciones de avances que realiza el organismo internacional con los aliados estratégicos del proyecto. De hecho dos secretarías y entidades dependientes de la capital, como el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud, Idiprón, hacen parte de ese grupo de aliados que aportan datos para elaborar el reporte.

Según el Informe de Recursos de Cooperación Distrital, la Secretaría de Educación Distrital, SED, firmó durante la administración de Petro un convenio con ONU-Hábitat para financiar una parte del proyecto “Estado de la Juventud Urbana en Colombia”, en el que el distrito pone $200 millones de pesos. Dicho informe, donde se hace el balance a la vigencia 2015 del proyecto (aunque fue publicado en febrero de este año), indica en su matriz adjunta que la SED aportó “varios estudios (encuesta de clima escolar y victimización, resultados pruebas ser, y bases de datos de matrículas y de estado de conectividad de los colegios distritales) que sirvieron de insumo para dicho análisis”.

En todo caso, el ranking citado por Petro no evalúa las políticas públicas de inclusión juvenil, como afirmó el exalcalde en su tuit. Se trata, según aclaró María Victoria Duque, consultora en política pública de ONU-Hábitat, “de la medición de oportunidades económicas (ingresos, empleo y dependencia) que le ofrece cada ciudad a los jóvenes”.

En este sentido, el primer trino del exalcalde es falso, pues los datos no analizan las políticas públicas de inclusión juvenil, por lo que no se puede concluir que Bogotá tenga las mejores políticas en este sentido, y mucho menos que sea un logro de su Administración.

Con respecto a la segunda afirmación del líder de los Progresista, en la que relaciona la clasificación de la gráfica con la violencia en las ciudades, un análisis comparativo de diversas cifras de violencia urbana permite ver que no existe tal relación, pues los rangos cambian de una dimensión a otra. Por ejemplo, Medellín figura entre las más destacadas de las 23 que analizó la ONU en cuanto a oportunidades económicas para los jóvenes, pero en términos de violencia, se encuentra entre las peores cinco de Colombia, según las clasificaciones de 2014 y 2015 elaboradas por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal de México, sobre las 50 ciudades más violentas del mundo.

Por otra parte, Cali es la segunda ciudad colombiana con mayor tasa de homicidios según dicho estudio y Pereira la tercera, pero en la gráfica que resalta Petro se encuentran en un nivel promedio de oportunidad juvenil, no en el grupo de las urbes que más deben trabajar este aspecto.

Otros datos que permiten contrastar son los del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane. En su Encuesta de Convivencia y Seguridad Ciudadana de 2015, la entidad muestra, entre muchas otras cosas, en qué ciudades con un mayor porcentaje de personas dijeron haber sido víctimas de delitos como robo y lesiones personales. En esa clasificación, el primer lugar lo ocupa Pasto, lo que aparentemente coincidiría con la teoría de Petro, pues esa ciudad presenta un bajo nivel de oportunidades para los jóvenes; pero el segundo puesto de víctimas de delitos es para Bogotá, que en la clasificación usada por el exalcalde figura como la mejor. Es decir, no se observa correlación.

Así las cosas, ambas afirmación divulgadas por el exalcalde Petro en su cuenta de Twitter, son completamente falsas y por eso podemos afirmar que se raja en el concepto de inclusión juvenil.

La siguiente gráfica muestra cómo se dan importantes diferencias en los ranking de ciudades con mayores oportunidades económicas para los jóvenes y los de violencia urbana. Estos datos fueron tomados del listado anual del mencionado Consejo Ciudadano de México (2014 y 2015) y la encuesta del Dane, de donde se tomaron víctimas de delitos, de hurtos violentos (atraco y raponeo) y participantes en riñas o peleas.