Pasar al contenido principal
Martes, 09 Octubre 2018

Senador de la Farc exagera al hablar de impactos del glifosato en la salud

Por Sania Salazar

Pablo Catatumbo usó una nota de prensa sin fuentes claras para asegurar que el glifosato causa varias enfermedades. La ciencia médica ha encontrado evidencia, pero no definitiva, de relación solamente con un tipo de cáncer.

El senador del partido Farc Pablo Catatumbo participó en una campaña antiglifosato en Twitter, donde publicó una lista de enfermedades, según él, causadas por el herbicida.

 

 

Colombiacheck le preguntó al equipo de prensa del senador cuál era la fuente de la información. Nos refirieron a un artículo de prensa titulado “15 problemas de salud relacionados con el resumen de Monsanto”, en donde, efectivamente, están las enfermedades mencionadas por Catatumbo en el trino. Sin embargo, en el artículo no se menciona ninguna fuente confiable de la información, pues la atribuyen a “científicos”, a “un estudio realizado en Paraguay”, a “un estudio de una familia de agricultores en los EE.UU. y a “encuestas”.

La publicación del senador es Ligera, pues no está basada en información científica fundamentada. Además, porque hay estudios contradictorios sobre los efectos del herbicida en la salud. Por ejemplo, se ha encontrado evidencia, pero no definitiva, sobre la relación entre el glifosato y un tipo de cáncer conocido como linfoma no hodgkin.

También, el estudio “Consecuencias de la aspersión aérea en la salud: evidencia desde el caso colombiano”, de Adriana Camacho y Daniel Mejía, que eran profesores de la Universidad de Los Andes al momento de su publicación, concluye que “la exposición al glifosato utilizado en las campañas de aspersión aérea de cultivos de coca aumenta la probabilidad de sufrir trastornos en la piel (problemas dermatológicos)” y los abortos.

En el estudio se mencionan otras investigaciones que documentan el efecto de la aspersión con glifosato en abortos y malformaciones del feto, y una posible relación entre exposición a pesticidas y el posterior padecimiento de enfermedades como Parkinson y Alzheimer. De todas maneras, ambos autores llaman la atención sobre problemas en dichos estudios por los que los efectos no puedan ser interpretados como causales.

Por otra parte, en el libro Hoy es siempre todavía, el exministro de salud Alejandro Gaviria cuenta que, en marzo de 2015, recibió la noticia de que la revista científica The Lancet Oncology acababa de publicar el resumen de una monografía, realizada por expertos de la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer, IARC, (sigla en inglés), acerca de las propiedades cancerígenas del glifosato.

“La principal conclusión era contundente: el glifosato probablemente es carcinogénico. Los estudios in vitro y con animales indicaban una conexión causal y los estudios en humanos mostraban una estrecha asociación entre la exposición al glifosato y el cáncer”, precisa Gaviria en el libro.

El exministro le dijo a Colombiahceck que no conoce evidencia médica sobre las otras patologías que menciona Catatumbo en el trino y aseguró que la relación entre el glifosato y el autismo no tiene sentido. “No parece posible una conexión causal. No hay mecanismos biológicos razonables que pudieran explicar una conexión entre glifosato y autismo”, concluyó.

Lunes, 30 Enero 2017

¿A las Farc les prometieron crear una EPS para la atención de sus guerrilleros?

Por Sania Salazar

Colombiacheck revisó el Acuerdo Final entre Gobierno y Farc y no encontró el compromiso de crear una EPS, pero Mauricio Jaramillo, miembro del secretariado de las Farc, dice que sí.

“Esperamos que el Gobierno cumpla lo que se acordó. Nos dijeron que iban a crear una EPS para nosotros, y nada”. La frase es de Jaime Alberto Parra, miembro del secretariado de las Farc más conocido como Mauricio Jaramillo o “el Médico”, y hace parte de una entrevista que le hizo El Espectador y que se publicó el pasado 22 de enero.

Colombiacheck le solicitó a las Farc, a través de correo electrónico enviado el domingo 22 de enero una entrevista con Parra para saber dónde quedó consignado ese compromiso de crear una EPS, nos dijeron que estaban tramitando la entrevista, pero hasta la publicación de este artículo no hemos recibido respuesta.

Entonces buscamos ese compromiso en el Acuerdo Final, donde está todo lo pactado entre Gobierno y Farc. Encontramos que para la reincorporación económica y social de los excombatientes está previsto que las Farc creen una organización de economía social y solidaria que se llamará Ecomún, que tendrá cobertura nacional y a la que podrán afiliarse voluntariamente los miembros de esta guerrilla, en la que recibirán asesoría para la afiliación a salud.

“Las sumas correspondientes a los pagos por concepto de seguridad social en salud y pensiones de acuerdo con la normatividad vigente para quienes no se encuentren vinculados a actividades remuneradas, serán garantizadas por el Gobierno Nacional, quien constituirá un encargo fiduciario para la realización de los pagos durante 24 meses. Ecomún, por su parte, asesorará a sus integrantes en la selección de las entidades de seguridad social prestadoras de estos servicios.

Para enfermedades graves de alto costo y para la rehabilitación de lesiones derivadas del conflicto, el Gobierno establecerá un sistema especial con la cooperación nacional e internacional, en el marco del Consejo Nacional de Reincorporación, CNR, para su atención durante 36 meses” reza el Acuerdo Final en la página 76.

No encontramos en el Acuerdo los términos Empresa Prestadora de Salud o su sigla, EPS, por eso calificamos la frase de Parra como falsa.

También consultamos al Ministerio de Salud por medio de la oficina de prensa, sobre la supuesta EPS, pero prefirieron no pronunciarse al respecto.

Lo que se sabe

En un comunicado del Ministerio de Salud del 28 de noviembre pasado se informa que “los excombatientes de las Farc serán afiliados al sistema de salud mediante un proceso similar al utilizado para la afiliación de las poblaciones especiales prioritarias. En este sentido, no les será aplicada la encuesta del Sistema de Selección de Beneficios (Sisbén) e ingresarán al Régimen Subsidiado en Salud”.

El comunicado explica que la condición de población especial prioritaria permite agilizar el ingreso de poblaciones como desmovilizados, víctimas y desplazados, entre otros, al sistema de salud.

“La permanencia de los miembros de las Farc en el Régimen Subsidiado se mantendrá mientras no alcancen las condiciones para ingresar al Régimen Contributivo”, indica el comunicado, en el que además señalan que la Nueva EPS, donde están afiliando a los integrantes de las Farc, “tiene participación de la Nación y suficiente cobertura en el territorio para garantizar el servicio”.

En rueda de prensa realizada el pasado 18 de enero en la que se rindió informe sobre el avance de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (Zvtn) el Ministro de Salud, Alejandro Gaviria, recordó, en primera instancia, que el 30 de noviembre de 2016 el Gobierno emitió un decreto que permite la afiliación a la seguridad social de los guerrilleros de las Farc.

“Se necesita un decreto que de alguna manera nos permita, por medio de lo que se conoce como listados censales, incorporar a los miembros de las Farc al régimen subsidiado sin tener un puntaje del Sisbén, sin que se hiciera la clasificación socio económica que hoy en día es una precondición para ingresar al régimen subsidiado”, explicó el ministro.

Gaviria indicó que después de expedido el decreto se afiliaron, con una primera lista, 2.500 miembros de las Farc y que el pasado 13 de enero recibieron una lista adicional de 3.700 guerrilleros.

“Esperamos a más tardar la próxima semana incorporar a estas 3.700 personas adicionales para tener afiliados a la seguridad social, al Régimen Subsidiado en Salud, a 6.200 personas, con eso completaríamos esta primera etapa, quedarían afiliadas todos los miembros de las Farc a la Nueva EPS, que es la EPS que está cumpliendo estas labores”, puntualizó.

En la página de la Presidencia de la República informaron el pasado 25 de enero que ya estaban afiliados al sistema de salud 6.247 integrantes de las Farc.

En la misma rueda de prensa el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, explicó que ante la situación de salud de los guerrilleros de las Farc en los puntos de preagrupamiento buscaron, con el Ministerio de Salud, un mecanismo para afiliar a los guerrilleros a una EPS para asegurar la atención, pero que solo cuando los combatientes entren a las Zvtn se sabrá cuántos son en total.

El ministro de Salud aseguró además, que se habían atendido hasta ese momento 59 urgencias en el contexto de esa afiliación a seguridad social.

Gaviria anunció que en cada zona habrá un puesto de salud con médico permanente, un auxiliar de enfermería, insumos básicos y algunos equipos biomédicos, una ambulancia y un equipo de comunicaciones e hizo énfasis en que “esta atención es complementaria al aseguramiento”, concluyó.

La pregunta que queda es de dónde salió la versión de la creación de la EPS para las Farc, pero más importante que eso es que a los guerrilleros se les garantice la adecuada y oportuna atención médica a la que todos los seres humanos tienen derecho.