Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Sábado, 21 Octubre 2017

Sustitución, no erradicación, se pactó en el Acuerdo de La Habana

Por Sania Salazar

Así lo aseguró Elier Martínez, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Tandil, de Tumaco, donde han asesinado campesinos en medio de confrontaciones por la erradicación.

“Si hay un proceso de paz en el que dice que debe ser sustitución mas no erradicación, entonces como campesinos reclamamos que el Gobierno cumpla lo que pactó en La Habana”, aseguró Elier Martínez, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Tandil, de Tumaco, en entrevista con Blu Radio.

Elier hablaba del asesinato, en ese vereda el pasado 5 de octubre, de seis campesinos que trataban de impedir que la Policía erradicara cultivos de coca. Las autoridades investigan el hecho, pues pobladores de la zona señalan a los policías como los responsables de los disparos.

El asesinato de los campesinos es un hecho intolerable, pero debemos señalar que Martínez se equivoca en su afirmación, pues en el Acuerdo Final sí está contemplada la erradicación, por lo que calificamos la afirmación como falsa, aunque hay que anotar que los testimonios recogidos indican que la erradicación no se estaría haciendo en los términos acordados en La Habana.

Aunque el líder se refiere al Acuerdo Final, lo llamamos en varias oportunidades para corroborar la fuente en la que basó su afirmación, pero no logramos comunicarnos.

Si bien el Acuerdo basa la solución de los cultivos ilícitos en la sustitución, es decir, en la voluntad de las comunidades y en la concertación del proceso con ellas para cambiar esa actividad por el cultivo de productos legales, plantea la erradicación en dos casos: cuando los campesinos no lo hagan voluntariamente o cuando, ya firmado el convenio de sustitución, las familias incumplan los compromisos sin que haya una razón de fuerza mayor o un situación fortuita. Está previsto que en esos casos se erradicará manualmente, no sin antes socializar e informar a la comunidad.

“En los casos en los que no haya acuerdo con las comunidades, el Gobierno procederá a la erradicación de los cultivos de uso ilícito, priorizando la erradicación manual donde sea posible, teniendo en cuenta el respeto por los derechos humanos, el medio ambiente, la salud y el buen vivir. El Gobierno, de no ser posible la sustitución, no renuncia a los instrumentos que crea más efectivos, incluyendo la aspersión, para garantizar la erradicación de los cultivos de uso ilícito”, precisa el Acuerdo.

Tumaco, una situación compleja

Hay que recordar que Tumaco es el municipio colombiano con mayor número de hectáreas de coca. Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Unodc, el año pasado había 23.148 hectáreas, que representan el 16% de los cultivos de coca que hay en el país.

Mario Lima, secretario de Gobierno (encargado) de Nariño, le explicó a Colombiacheck que en Tumaco se suscribieron acuerdos de sustitución voluntaria de cultivos con algunas organizaciones y productores. Acordaron que las autoridades no erradicarían forzosamente los cultivos de quienes se habían comprometido voluntariamente a cambiar de cultivo ni las plantaciones de menos de 3,8 hectáreas, pues se considera que de ahí en adelante son cultivos industriales ligados al narcotráfico.

Según Lima, el grupo de erradicadores empezó a arrancar las matas de los grandes cultivos, pero hay campesinos que tienen sus sembrados en medio de los industriales, una razón por la que campesinos bloquearon la labor de los erradicadores. Quienes no han firmado la intención de acogerse a los programas de sustitución también se han opuesto.

El encargado de la cartera de Gobierno explicó que la comunidad pide que las reglas y los tiempos de la erradicación sean claros. Además, reconoció que hay escepticismo entre las familias que han tenido que sembrar coca para sobrevivir porque no ven claras las garantías económicas que les permitan subsistir con otros cultivos, porque ni siquiera les han dicho qué sembrar. Lima indicó que la población no ve que el Gobierno trabaje en mejorar las vías para poder sacar los productos y comercializarlos, ni en infraestructura educativa, de salud y de agua potable.

Diana Montilla Moreno, encargada de derechos humanos de la Asociación de Juntas de Acción Comunal de los Ríos Mira, Nulpe y Mataje, Asominuma, coincidió con el funcionario en que la población está de acuerdo con la sustitución, pero que no ve garantías de vida digna en los planes alternativos que les ofrece el Gobierno. Además, aseguró que no se ha definido cuáles son los cultivos industriales y que el Gobierno no ha socializado la erradicación de esas áreas.

Hay que mencionar que campesinos de la zona han denunciado que narcotraficantes los amenazan de muerte si no se oponen a la erradicación.

El gobernador de Nariño, Camilo Romero, criticó en BluRadio que el Gobierno ofrece programas de sustitución de cultivos ilícitos, pero se está demorando más de un año en entregar a cada familia las primeras ayudas económicas prometidas. Además, aseguró que les dieron el dinero solo a 1.800 familias de un total de 40.000 que deben cambiar de cultivo y que entregaron esos auxilios económicos en el sector de La Carretera, una zona distinta al sector de Alto Mira y Frontera, lugar donde se registró el homicidio de seis campesinos el 5 de octubre y donde asesinaron el pasado 17 de octubre al líder comunitario José Jair Cortés.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Domingo, 14 Julio 2019

El falso tiquete de Santrich a Cuba

Por Pablo Medina Uribe

Aunque el paradero de "Jesús Santrich" sigue siendo desconocido, la supuesta prueba que dio un portal para asegurar que el exjefe guerrillero había viajado a Cuba desde Venezuela tiene muchas inconsistencias.

El sábado 13 de julio, el portal El Expediente publicó un trino con el siguiente mensaje: "Dato: Recibimos información según la cual Jesús #Santrich viajó a Cuba después de pernoctar sobre suelo venezolano, en el 'campamento Santrich'. Se mueve con apoyo del G2 desde época del proceso de paz".

La única prueba que aportaron para estas afirmaciones fue una foto de una pantalla de un computador que publicaron en un trino posterior en la que, al parecer, se ve una reserva de tiquete de avión a nombre de Seuxis Paucias Hernández Solarte, el nombre de pila de alias "Jesús Santrich", en un vuelo de Caracas a La Habana.

Seuxis

Pero este "pantallazo" tiene varias inconsistencias.

Primero, en el pantallazo se ve que la reserva es para el vuelo V0111 de Conviasa, la aerolínea nacional venezolana, el domingo 7 de 2019 a las 2:30 p.m.

Sin embargo, al revisar la página de Conviasa, encontramos que el vuelo V0111, aunque sí realiza el trayecto Caracas-La Habana, lo hace los miércoles y no los domingos.

v0111

Esto lo verificamos revisando la página de Flight Radar, un servicio que rastrea todos los vuelos comerciales del mundo, donde vimos que, efectivamente, el vuelo que hace el trayecto Caracas-La Habana los domingos a las 2:30 p.m. es el V0100, mientras que el V0111 que aparece en el pantallazo de El Expediente vuela los miércoles a las 7:00 a.m.:

V0111V0111

Incluso, el texto "Domingo, 07 de Julio de 2019" parece haber sido añadido sobre la foto del pantallazo, como se ve en esta ampliación de la imagen:

Magnifier

Y debajo del texto "Precio de Ida", donde en la página de Conviasa mostraría el número de pasajeros, el texto en el pantallazo parece haber sido borrado, como se ve en esta comparación:

PasajerosPasajeros

En la página de la aerolínea comprobamos que los vuelos de ida y vuelta entre Caracas y La Habana cuestan 360 dólares y que el precio se muestra como "Precio de Ida y Vuelta".

En el pantallazo, también se ve el precio de 360 dólares, pero sólo se lee "Precio de Ida". Es más, la página de Conviasa no permite comprar vuelos internacionales solo de ida, pues exige comprar el regreso también:

Ida

Por otra parte, el nombre de "Jesús Santrich" sí es Seuxis Paucias Hernández Solarte, como se ve en varios documentos legales que lo mencionan (aunque a veces su segundo nombre es escrito "Pausias" o "Pausis"). Y el número "92275786", que aparece en el pantallazo de la supuesta reserva, sí corresponde a la cédula de "Santrich", como muestran las mismas menciones legales.

Pero cualquiera hubiera podido ingresar estos datos en la página de Conviasa. Además, en el pantallazo, su cédula aparece como si fuera su pasaporte ("PA") y es poco probable que haya incluido su nombre entero, pues la página de Conviasa solo pide primer nombre y primer apellido al reservar un tiquete:

Conviasa

Finalmente, como señalaron varios usuarios en internet, en el pantallazo no se ve ninguna confirmación de compra. Incluso, parece ser simplemente una búsqueda de itinerario, pues la pestaña de la página que se ve subrayada con color naranja es "Datos de Viaje", mientras que las pestañas de "Datos de pasajero y Pago" y de "Revisar y Finalizar" no están subrayadas y parecen ser pasos sucesivos para efectivamente comprar un tiquete.

Por todas estas razones, calificamos el supuesto tiquete de Santrich a Cuba como falso.