Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Sábado, 22 Agosto 2020

Trino de Duque sobre número de masacres tiene comparaciones no válidas 

Por Ana María Saavedra

El Presidente trinó un cuadro comparando las masacres entre 2010 y 2018, (en el gobierno de Santos) con las de 2019 y 2020 (en su gobierno). Pero el cuadro incluye datos inexactos y la comparación no es la correcta.

En la mañana de hoy, antes de su visita al barrio Llano Verde de Cali, donde fueron masacrados cinco jóvenes, y momentos antes de que se conociera otra masacre en Tumaco, Nariño, el presidente Iván Duque publicó el siguiente trino:

“Nos duelen los muertos que deja la violencia producto de narcotráfico y terrorismo. Entre 2010 y 2018, nuestro país vivió 189 homicidios colectivos, y entre 2019 y 2020, 34 hechos de esa naturaleza. Seguiremos combatiendo a disidencias FARC, ELN, Clan del Golfo, carteles y otros”.

Este gráfico no incluye a las por lo menos 17 personas que fueron asesinadas en tres nuevas masacres ocurridas en varios puntos de Colombia entre el viernes y hoy en El Tambo, Cauca; Arauca y Tumaco.

De todas maneras verificamos los datos y el gráfico compartido por Duque y calificamos su trino como cuestionable por varias razones: las cifras no incluyen las tres nuevas masacres, los datos del gráfico son diferentes a los del propio mensaje del trino y, por otro lado, no es válido hacer la comparación entre un período de nueve años y otro de un año y siete meses y 17 días.

Para este chequeo nos comunicamos con el equipo de prensa de Presidencia para preguntar por las cifras de ese gráfico y aclarar qué meses de 2020 incluye. Hasta la publicación de esta nota no hemos tenido una respuesta.

Precisamente, en un chequeo del discurso de Duque del 7 de agosto pasado verificamos cuatro afirmaciones del Presidente frente a sus logros en seguridad. En ese chequeo citamos un informe del Ministerio de Defensa en el que se daban cifras de diferentes delitos y resultados operacionales.

Entre las cifras se encontraban las de homicidios colectivos y el número de víctimas de estos hechos. Los cuadros incluían la comparación de los casos desde 2010 hasta junio de 2020.

Número de masacres

Homicidios colectivos

Número de víctimas

Víctimas de masacres

Aparte de esto, nos comunicamos con el equipo de prensa del Ministerio de Defensa y nos enviaron este cuadro con las cifras de masacres desde 2010 hasta el 17 de agosto de 2020.

Cifras de masacres

Al revisar los años de la tabla del trino de Duque con los años del mensaje que la acompaña encontramos que son diferentes: en uno habla de 2010-2018, 2018-2020 y en su mensaje asegura que las comparaciones son entre 2010 y 2018 y 2019 y 2020.

En la tabla de trino de Duque se da la cifra de 34 masacres con 173 víctimas entre 2018 y 2020, pero al sumar los datos del Ministerio de Defensa sería 46 con 232 víctimas, desde el 2018 hasta el 17 de agosto de este año.

Una comparación no válida

El trino de Duque generó una serie de críticas de diferentes analistas. Álvaro José Pretel, excoordinador del Observatorio de Seguridad de Cali, indica que en el trino Duque está comparando dos periodos de tiempo diferentes, lo que no es una buena práctica estadística. Segundo, no especifica qué hechos analiza. Por lo cual, el universo del periodo más largo es indeterminado.

A su turno, Katherine Aguirre Tobón, investigadora del Instituto Igarapé de Brasil, aclara que “de entrada, la gráfica está errada porque compara períodos que no son los mismos. Bajo ninguna lógica son comparables dos periodos de tiempo que no tienen el mismo número de años o meses”.

Juan Carlos Garzón, experto en temas de seguridad de la Fundación Ideas para la Paz, publicó un trino al respecto, en el que indicó que, según las cifras de MinDefensa, el gráfico de homicidios colectivos (corrigiendo la comparación, con periodos iguales de tiempo) se vería como en la imagen más abajo. 

“Tenemos casi el doble de las víctimas y esto no tiene en cuenta las últimas masacres. El deterioro existe. Negarlo no lo va a solucionar”, dice Garzón.

Asimismo, en este gráfico que realizamos basados en los datos del Ministerio de Defensa, vemos cómo, a partir de 2014, el número de masacres en el país descendió, pero el año pasado se incrementó de nuevo.

Masacres

Esa realidad también la evidenció la twittera Daniela Lozano y el exmagistrado Iván Velásquez, quienes compartieron un gráfico que tiene como fuente la Oficina del Alto Comisionado para la Paz. 

Estas cifras, efectivamente, fueron entregadas por la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, como se ve en este trino.

Los números de esta tabla no coinciden con los datos de Duque. Mientras que para el Gobierno este año, hasta el 17 de agosto, iban 12 masacres, en 2019 fueron 22, en 2018 fueron 12, y en 2017 fueron 13; los datos de la ONU dan cuenta de 33 casos este año, 36 en 2019, 20 en 2018 y 11 en 2017. 

La ONU, en un comunicado, expresó su preocupación por lo que está ocurriendo en Colombia: “estos hechos violentos, con serios impactos humanitarios, están ocurriendo en territorios con presencia de grupos armados ilegales y otras organizaciones generadoras de violencia, de economías ilegales, pobreza y caracterizado por una limitada presencia del Estado. Por lo tanto, es crucial avanzar y profundizar la implementación integral del Acuerdo de Paz especialmente su capítulo 3.4 sobre garantías de seguridad que ofrece mecanismos e instrumentos de prevención, protección y seguridad”.

Es que desde el 11 de agosto a la fecha, los medios de comunicación han registrado cinco masacres en Cali, Samaniego, Arauca, El Tambo y Tumaco.

La Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU ya había alertado de la violencia en el país el año pasado. “En 2019 se registraron en el país 36 masacres que implicaron la muerte de 133 personas, la cifra más alta registrada por esta oficina desde 2014”, se indicó en una noticia de El Tiempo en la que citaban a ese organismo.

En un documento de la ONU se explica que una masacre ocurre cuando tres o más personas son asesinadas en el mismo hecho (mismo lugar y momento) y por el mismo presunto perpetrador. Este concepto es similar al del Ministerio de Defensa, como nos aclararon en la oficina de prensa, pero cambia en el número de víctimas, pues el gobierno colombiano considera una masacre* un homicidio colectivo de cuatro o más víctimas.

Así que calificamos el trino de Duque como cuestionable, pues no incluye las últimas tres masacres (dos de ellas ocurridas antes de su trino), los datos del mensaje y de los gráficos son diferentes y, finalmente, porque está comparando períodos de tiempo muy diferentes.

[Aclaración del 24 de agosto de 2020:] En el texto utilizamos el término "masacre", con su definición de la Real Academia de la Lengua: "Matanza de personas, por lo general indefensas, producida por ataque armado o causa parecida", pero los datos del Ministerio hablan de "homicidio colectivo". Para el Ministerio de Defensa se entiende como "homicidio colectivo" un hecho que resultan muertos cuatro o más personas en estado de indefensión en el mismo lugar, la misma hora y por los mismos actores.

Así que aclaramos que el concepto dado por prensa del Ministerio era de "homicidio colectivo" y no "de masacre", pues ellos no han utilizado esa palabra. Sin embargo la ONU sí utiliza el término "masacre".

Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable

Inchequeable

Jueves, 31 Mayo 2018

Gaviria le da la espalda a De La Calle

Por Carlos González

La voltereta del presidente del liberalismo de apoyar en segunda vuelta a Iván Duque es un golpe a la decisión de Humberto de La Calle de defender el proceso de paz.

El giro del partido Liberal, en cabeza de César Gaviria, hacia el uribismo no deja de sorprender por las “posturas” completamente diferentes entre ambas corrientes y por sus enfrentamientos en el pasado.

La dinámica de la política ha acercado a los Gaviria (César y Simón) a Duque, aunque el liberalismo hizo parte del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y recibió toda la burocracia del Estado, el expresidente quiere seguir participando en el Ejecutivo y, según trinos de figuras como Daniel Samper o Rodrigo Lara, lo que está buscando es un puesto para su hijo.

En entrevista con Blu Radio, el expresidente dijo que la "coherencia política es para los ciudadanos, en partidos hay que decidir", a lo que el periodista le replicó que por qué no elegir el voto en blanco o la abstención. Gavriia explicó que él no tiene problema con Uribe, ni siquiera en compartir tarima con él, porque el país necesita avanzar de la pelea entre Santos-Uribe. Además, que tampoco es antiuribista

Hace nueve años, cuando el Partido Liberal hacía parte de la oposición del Gobierno Uribe, Gaviria decía que Uribe tenía un aparato organizado de poder dedicado, exclusivamente, a la delincuencia. Ahora, aunque el candidato es Iván Duque, Uribe es quien está detrás de dicha campaña y el jefe natural del partido. Sin embargo, el jefe liberal dejó claro que sus diferencias con Álvaro Uribe “son cosas del pasado”.

Eso no pensaba Gaviria cuando, durante la campaña por el plebiscito de la paz, criticó a quienes votaron por el no, afirmando que votaban por la guerra. Incluso, dos años atrás, en plena campaña presidencial, señaló que “(Uribe) solo piensa en la guerra como opción para Colombia. Su lenguaje incendiario le hace daño a Colombia y a sus valores democráticos”.

Volviendo al presente, en plena campaña, y como lo registró este medio, el jefe del partido Liberal no hizo ningún esfuerzo para que su candidato, Humberto de La Calle, remontara en las encuestas y obtuviera un mejor resultado que los 400.000 votos que sacó, que ni siquiera le alcanzan para la reposición de votos.

Ambos políticos duraron más de un mes sin compartir tarima. La última vez fue el 10 de abril, al término de una reunión de bancada, en la que Gaviria leyó un comunicado titulado: “Todos somos De La Calle”, con el que quería ponerle punto final a los rumores de un distanciamiento con el que fuera su ministro de Gobierno y que lo estaba dejando solo en su candidatura presidencial. El expresidente aseguró que el apoyo a De La Calle era total.

El exnegociador del proceso de paz con las Farc denunció una y otra vez que Duque va a hacer trizas el acuerdo de paz. En el mismo sentido, dijo que “la propuesta de @IvanDuque de unificar las Altas Cortes en una sola Corte será el fin de la Acción de Tutela, que ha sido tal vez el más importante logro de la Constitución de 1991 y que es la piedra preciosa de la defensa de los derechos ciudadanos, de los derechos de la gente”, por lo que ahora resulta contradictorio que el partido se una a un candidato con dichas posturas.

Después de que se definió la primera vuelta, el expresidente publicó una carta en la que dejó claro que “las amenazas de volver trizas los acuerdos son hoy una espada de Damocles que ponen en duda la vigencia de todo el Acuerdo” y que “si no abandonan esa actitud de desconocer lo que se pactó vamos a terminar dando marcha atrás, o sosteniendo que estamos ineludiblemente condenados a la violencia de tinte político”.

Por lo tanto, diferentes sectores han entendido que lo que busca Gaviria es mantener el proceso de paz a cambio de apoyar a Duque en la segunda vuelta, para esto ambos políticos tuvieron una reunión a principio de semana para discutir las condiciones de una posible alianza. Después de ires y venires, el expresidente dijo que Duque “siempre ha sido liberal”, con lo cual quedó firmado el pacto.

La cuestión para Gaviria Trujillo no será tarea fácil y es que dentro del mismo liberalismo tiene una fuerte oposición. En el acto de despedida de campaña de De La Calle, los asistentes no dejaron de chiflar cuando el candidato agradeció al jefe liberal. Así mismo, cerca de 50 personas, entre las que se encuentran políticos, intelectuales y miembros del partido Liberal, firmaron una carta en la que exigen la renuncia de Gaviria. Entre ellos se encuentran los senadores Horacio Serpa, Luis Fernando Velasco y Juan Manuel Galán, el exministro Juan Fernando Cristo, o el abogado Ramiro Bejarano.

En la misiva los firmantes piden que el partido, además, apoye al candidato que busque afianzar la paz y no torpedearla, “por ello es esencial un compromiso para no dar marcha atrás a lo acordado”, lo cual se acercaría mucho más a los que propone Gustavo Petro.

Y es que vale recordar que hay disidencias liberales que se fueron con Petro, aunque también con Vargas Lleras, Fajardo y hasta Duque.

En contraposición a esto, casi 50 congresistas del partido firmaron una misiva en la cual expresaron su apoyo a Gaviria y afirmaron que apoyarán la decisión que tome el expresidente en cuanto a los apoyos para segunda vuelta.

Cabe mencionar que durante el gobierno Uribe, los liberales estuvieron en oposición, para luego cogobernar con Santos durante ocho años.

Este medio intentó consultar cuáles son los acuerdos entre ambas colectividades, pero aún no se conocen.

Conozca la ruta del chequeo
  1. 1

    Frase: Yo no soy antiuribista

    Autor de la frase: César Gaviria

    Fuentes consultadas y expertos: Discursos de César Gaviria. campaña de Iván Duque, senador Juan Manuel Galán, registros de prensa, entrevista Blu Radio.

    Contexto: Después de la primera vuelta, el jefe del liberalismo decidió apoyar al candidato Duque.

    Calificación de la afirmación: Exagerada