Pasar al contenido principal
Domingo, 11 Diciembre 2016

Finanzas del plebiscito no están claras, solo 51 de 135 comités nacionales rindieron cuentas

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Pese a que hace una semana, el 2 de diciembre, se venció la fecha límite para rendir cuentas del plebiscito, un 62.3% de los comités nacionales aún no reporta sus ingresos y gastos. Hasta esa fecha apenas van $13.662 millones registrados. Consejo Nacional Electoral, CNE, tiene la palabra.

Llegó el esperado mes de diciembre y por fin se conocieron las cuentas finales de los comités inscritos a nivel nacional que financiaron el plebiscito por la paz en Colombia.

Aunque la fecha límite para presentar dichos registros en limpio ante el Consejo Nacional Electoral, CNE, máxima autoridad en la materia, concluyó el domingo 2 de diciembre, no todos los comités nacionales entregaron información. Apenas 51 organizaciones de 135 que se inscribieron a nivel nacional reportaron sus cuentas de campaña que arrojan un total de $13.662 millones, cifra que puede cambiar en la medida que el CNE sancione u obligue a los demás comités a entregar las cuentas.

Esto quiere decir que el 62.3% de los grupos nacionales que recogieron y gastaron dinero en el mes de campaña del plebiscito no declararon de dónde provienen los millonarios recursos ni en qué se los gastaron. Este dato debe tener preocupados a los magistrados del CNE quienes tienen la misión constitucional de investigar y sancionar a quienes inclumplieron con la entrega de los reportes financieros, llenando de opacidad las cuentas de este proceso electoral clave para nuestro país.

Discriminadas por las opciones del Sí y el No en el plebiscito tenemos que de los 119 comités nacionales inscritos a favor del Sí, solo 45 presentaron sus reportes, o sea que un 62.2% no ha dicho cuánta plata recogió ni en qué se la gastó. Por la otra opción posible, el No, hubo 16 comités nacionales inscritos pero solo 6 entregaron información de sus finanzas a tiempo, para un 62.5% de opacidad en el total del No.

De los $13.662 millones reportados al 2 de diciembre, el 51% fue registrado por dos comités: Colombia Sí a la Paz y Todos por la Paz, grupos que más ingresos obtuvieron y manejaron durante la campaña.

El comité que más recursos obtuvo, Colombia Sí a la Paz, fue gerenciado por Javier Alberto Hernández López, exviceministro de Infraestructura, una cartera dominada por el vicepresidente Germán Vargas Lleras. El comité recibió $3.882 millones aunque de estos $1.462 millones llegaron gracias a un crédito de Bancolombia, es decir, un 37% de los ingresos.

Otros financiadores fueron Inverprogreso (del grupo empresarial de Luis Carlos Sarmiento Angulo), Postobón, Comcel, Industria Nacional de Gaseosas, Albatros Holding SA, Coltabaco, Información y Tecnología SA, estas dos últimas cercanas a la familia del yerno del presidente Santos, Sebastián Pinzón Naranjo.

La otra organización, Todos por la Paz, recaudó $3.134 millones y fue gerenciada por el empresario, exministro de Estado y expresidente de Avianca Fabio Villegas Villegas. Como lo contó Colombiacheck en su segunda entrega este comité logró recibir financiación de empresas como la del multimillonario Sarmiento Angulo (por medio de Adminegocios), Colpatria, Postobón (del grupo Ardila Lule, financiador también del No), Davivienda, Bancolombia, Nutresa, Suramericana, Seguros Bolívar, Freskaleche y más.

Los otros ocho comités que completan el top 10 de las organizaciones que más recaudaron fondos para la campaña por el plebiscito en su orden son: Partido Centro Democrático, Súmate a la Paz (gerenciada por Jaime Navarro del Río, cercano a la campaña reeleccionista de Santos), La Paz es de Todos (gerenciada por Juan Carlos Vélez Uribe), el Partido Liberal, Colombia Próximo País (gerenciada por un hombre cercano a la familia Santo Domingo), el Partido de la U, Cambio Radical y Ecoliberalismo, organización que solo reportó sus cuentas de campaña hasta los últimos días de noviembre y que es gerenciado y representado por dos abogados litigantes: Gregorio Alberto Giraldo Arcila y Iván Arturo Rubio Velandia. El comité tuvo $300 millones de ingresos.

Las otras organizaciones que reportaron sus ingresos de campaña con sus respectivos gerentes y representantes legales son:

Entre las 51 organizaciones hay registros de 339 financiadores, financiadores de todos los estilos. Desde holdings empresariales hasta aportes ínfimos y un tanto simbólicos de ciudadanos como Edgar Robles Fonnegra quien con $8.236 pesos, quedó registrado como el financiador que menos aportó a un comité. Lo dio a Lgbti Vota Sí, una organización que él mismo gerenció y cuyo único aporte fueron sus $8.236 pesos.

Las diferencias de recursos obtenidos y número de financiadores fueron abismales. Mientras que los del Sí consiguieron $11.941 millones de ingresos gracias a 260 financiadores, los del No apenas tuvieron $1.721 millones mediante 79 financiadores que apoyaron estos seis comités del No.

Algunos de los financiadores que llamaron la atención son:

Google INC quien en la primera entrega de esta investigación apareció como financiador del Centro Democrático (partidario del No) con dos créditos que sumados alcanzan los $144.228.163 y que, según explicó la filial de la compañía en Colombia, “refleja una transacción comercial que involucra la compra de publicidad por parte de un tercero (Centro Democrático) en la plataforma publicitaria de Google”.

Para nuestro segundo informe y hasta el pasado 2 de diciembre, el buscador universal sigue apareciendo como financiador del Centro Democrático pues aunque los dos créditos iniciales fueron pagados por el partido político del expresidente Álvaro Uribe, apareció un nuevo crédito por $56 millones que aún no ha sido cancelado y que de acuerdo con el artículo 20 de la ley 1475 de 2011, que regula la financiación de las campañas electorales en Colombia, mientras no sea cancelado será una fuente de financiación como lo consagra el parágrafo 3: “Las contribuciones, donaciones y créditos, en dinero o en especie, que realicen los particulares”.

El grupo Ardila Lulle no se la jugó por una sola opción en el plebiscito. Con Radio Cadena Nacional le dio dinero al comité del Partido Centro Democrático y con Postobón le dio a dos de los comités del Sí, Colombia Sí a la Paz y Todos por la Paz. Además, varias empresas del grupo financiaron al Sí por medio de Súmate a la Paz, una organización que como ya lo contamos gerenció Navarro del Río, representante legal de la reelección presidencial de Juan Manuel Santos. Las empresas que le tendieron la mano a Súmate a la Paz fueron Servinsa OAL, Carbe, Besmit, Proma y Heraga.

El grupo Bolívar tampoco tuvo problemas en dar dinero a ambas opciones. Con Seguros Bolívar y Davivienda el grupo empresarial dio tanto para el Sí como para el No por medio de distintos comités.

La mano de un hombre cercano a los Santo Domingo no pasó desapercibida. Juan Antonio Pungiluppi Leyva, quien por años trabajó con esta familia gerenció Colombia Próximo País, el séptimo comité con más recursos recaudados, tuvo $505 millones gracias a 21 aportantes y otros $8 millones que puso Pungiluppi. Algunos de esos financiadores son empresas de vigilancia que han tenido contratos con el Estado, en su mayoría estas empresas giran bajo un mismo nombre; Jesús Hernando Acosta Martínez, tal como lo explicó Colombiacheck en su primera entrega.

Los dos comités del No controlados por el Centro Democrático además de contar con la ayuda de financiadores de grupos empresariales también tuvieron una “ayudita” de personas señaladas de vínculos con paramilitares y salpicadas por los Papeles de Panamá, esto también lo contó Colombiacheck en su primera entrega.

Los partidos políticos en su mayoría reportaron pero hubo unos que brillaron por su ausencia. Opción Ciudadana no reportó ingresos, el Polo apenas reportó siete millones y el Conservador reportó $200.000 pesos.

Los partidos Liberal, Mira y Alianza Verde obtuvieron gran parte de sus recursos gracias al comité (Colombia Sí a la Paz) del exviceministro cercano a Vargas Lleras, que no solo fue comité sino también financiador. A los liberales este comité les dio $236 millones de los $626 millones que recaudaron, al Mira le dio $37.7 millones de los $57.4 que consiguió y a Alianza Verde, un partido muy crítico del vicepresidente Vargas Lleras, le dio $245.5 millones de los $249.5 que el partido recaudó, es decir, un 98% de lo conseguido.

La lista de los demás financiadores puede consultarla en la siguiente tabla:

*Los datos obtenidos por Colombiacheck que sustentan esta investigación se pueden consultar públicamente en Cuentas Claras y también se pueden descargar para que los lectores hagan sus propias indagaciones.
**De ocho comités (siete del Sí y uno del No) Colombiacheck no pudo obtener información pues el aplicativo Cuentas Claras no permitió visualizar los formularios entre el 2 y el 11 de diciembre.
Martes, 22 Noviembre 2016

Grandes sorpresas detrás de la financiación del plebiscito (II)

Por Óscar Felipe Agudelo B.

En esta segunda entrega sobre los financiadores del plebiscito encontramos un aumento cercano a los $10.000 millones en los registros de ingresos y gastos de las campañas, la mayor parte de ese dinero se fue para apoyar el Sí. Aún faltan diez días para la fecha límite en que los comités del Sí y el No deben entregar todas las finanzas.

De acuerdo al compromiso de Colombiacheck con sus lectores presentamos el reporte referente a empresas y personas que registraron sus cuentas de campaña con corte al 20 de noviembre en el aplicativo Cuentas Claras del Consejo Nacional Electoral, CNE.

El pasado 23 de octubre Colombiacheck publicó un reportaje detallado sobre las cuentas reportadas por tan solo 17 de los 129 comités u organizaciones del orden nacional que promovieron una de las dos opciones (Sí o No) en el plebiscito.

En esta nueva entrega ya son 40 los comitésque reportaron sus movimientos financieros y ahora la suma de dinero recaudada entre todos es de $13.011 millones, casi $10.000 millones más que un mes atrás. No sobra recordar que, en menos de dos semanas, el 2 de diciembre, se tendrán las cuentas finales de las organizaciones que financiaron el plebiscito.

Nuevos jugadores y balances que cambian

De las 16 organizaciones que apoyaron la opción del No en el plebiscito solo seis han reportado información en el aplicativo Cuentas Claras. Dos lo hicieron desde octubre y las otras cuatro en noviembre.

Las nuevas organizaciones que reportan son Comité Blanco por el No, Empresa Colombia, Libres y Mejor No. Este último comité, cuya representación legal recae sobre Jaime Castro, exalcalde de Bogotá, reportó $6 millones de ingresos.

Empresa Colombia tiene como representante legal y gerente a Fernando Alameda Alvarado, columnista y director ejecutivo de la Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (una organización que promueve las tesis uribistas), recaudó $40.5 millones mediante aportes de cuatro personas y de la propia fundación que dio $32.1 millones.

Los cuatro financiadores individuales son Gabriel Osorio Serrano, María Luisa Hoyos de Arango, Fernando Escobar Arango y el propio Fernando Alameda Alvarado.

El comité Libres reportó $3.9 millones y su representante legal es Carlos Eduardo Acosta Lozano, quien fue fórmula al Congreso de Ricardo Arias Mora, uno de los líderes del cristianismo en Bogotá, según la página Noticia Cristiana. Arias fue candidato a la Alcaldía de Bogotá en 2015 y presidió el Fondo Nacional del Ahorro.

Este comité recaudó ayudas en especie valoradas en $3 millones gracias tres fuentes que dieron un millón cada una. Gabriel Eduardo Castro Ardila, gerente del comité, José María Villanueva Ramírez, quien aspiró al Congreso, y la Fundación Detrás de Cámaras, dirigida por Daniel Josué Berríos Calderón. Los otros $928.000 salieron de las arcas del propio movimiento.

Los dos comités controlados por el Centro Democrático, el del partido y el gerenciado por Juan Carlos Vélez, modificaron los montos reportados en el corte de octubre sobre sus movimientos financieros en campaña.

El comité del partido, cuyo representante legal es Óscar Iván Zuluaga, había reportado $996 millones al 23 de octubre, pero en el corte actual ese monto bajó a $922 millones.

La diferencia se debe a que uno de los créditos de Google Inc. por valor de $74 millones fue cancelado, aunque esta compañía sigue apareciendo entre los financiadores de Centro Democrático pero esta vez con un crédito por $56 millones.

Aunque la empresa del buscador más popular del orbe publicó un comunicado explicando que no hicieron aportes a ninguna campaña y que la información reportada por el partido del expresidente Uribe “refleja una transacción comercial de publicidad”.

Pero según el artículo 20 de la ley 1475 de 2011, que regula la financiación de las campañas en Colombia, quien otorgue un crédito a un candidato o partido en campaña electoral, debe ser reportado como uno más de sus financiadores hasta tanto no sea cancelado dicho préstamo.

De otro lado, los $210 millones aportados por Radio Cadena Nacional SAS (RCN) y el aporte por $330 millones de la empresa de publicidad DU Brands SAS siguen sin ser cancelados y por tal razón dichas compañías continúan apareciendo en el listado de financiadores del No al plebiscito a través del apoyo dado al Centro Democrático.

En el comité gerenciado por Juan Carlos Vélez las cuentas no bajaron, por lo contrario, aumentaron. Se pasó de $665 millones a $689 millones. Una diferencia de $23.9 millones debido a que la organización reportó tres ayudas en especie.

Una de Vallas Colombianas SAS por $8.7 millones, otra de Zarate Publicidad SAS por $10.2 millones y los restantes $5 millones dados en especie fue otra “ayudita” que Juan Carlos Vélez le dio a la organización. Él también aparece como aportante de un crédito, al igual que Andrés Vélez Uribe, otro financiador de este comité.

El 30% de los comités por el Sí ya reportó

En el primer informe publicado por Colombiacheck el 23 de octubre pasado, apenas 17 de los 113 comités nacionales inscritos por el Sí habían reportado información financiera. Ahora, en esta nueva revisión ya son el doble de organizaciones, 34, que han mostrado sus cuentas de campaña.

De lo reportado entre los promotores del Sí y el No hay una diferencia abrumadora en cuanto a los dineros recaudados para hacer campaña. Entre todos los comités nacionales que han reportado por parte del No apenas suman $1.672 millones, bastante alejado de los $11.339 millones que suman las 34 organizaciones del Sí.

De estas 34 organizaciones hay 17 nuevas con respecto a la anterior versión del reportaje de Colombiacheck y hay otras que realizaron cambios sustanciales como el comité Colombia Sí a la Paz que merece un capítulo aparte.

Colombia Sí a la Paz, dinero a diestra y siniestra

Esta organización cuyo gerente es el viceministro de Infraestructura (cercano al vicepresidente Vargas Lleras) Javier Alberto Hernández López, no solo es la que a la fecha ha reportado que recaudó más ingresos para la campaña, $3.882 millones, sino también es una fundación legalmente constituida que aportó a otros comités promotores del Sí. A Alianza Verde le dio $245 millones, a Cambio Radical le aportó $315 millones, al partido cristiano Mira le tendió la mano con $37.9 millones y al Partido Liberal lo financió con $236.5 millones.

De los $3.882 millones recuadados por el comité $1.462 millones llegaron gracias a un crédito de Bancolombia, los otros $2.420 millones los recolectaron por medio de aportes de 14 empresas privadas.

Los tres grandes aportantes, cada uno con $390 millones, son: Inverprogreso, una empresa del multimillonario Luis Carlos Sarmiento Angulo; Comcel SA y Gaseosas Posada Tobón SA, empresa del emporio de Carlos Ardila Lülle, quien por medio de otra de sus empresas (RCN) también financió un comité del No controlado por el Centro Democrático.

Algunas otras empresas que le aportaron a esta organización fueron Coltabaco, Industria Nacional de Gaseosas, empresas relacionadas al yerno del presidente Santos, entre otras.

Las empresas relacionadas con el yerno del presidente Santos, Sebastian Pinzón Naranjo, son Información y Tecnología S.A y Albatros Holding SAS, de esta última el único accionista es el propio Pinzón Naranjo. Entre estas dos empresas pusieron $200 millones al comité gerenciado por el exviceministro cercano a Vargas Lleras.

Los dueños de Información y Tecnología S.A, según datos de la Cámara de Comercio de Bogotá, son la empresa Alca Ingeniería SAS (representada por la madre de Sebastián Pinzón), Mario Fernando Pinzón (padre de Sebastián) y otros familiares del yerno de Santos.

Pero este personaje no fue el único cercano al presidente que aportó dinero para la campaña por el Sí. Otro coequipero del primer mandatario armó comité aparte, consiguió una buena cantidad de recursos y logró convencer a varias empresas de apoyar el Sí en el plebiscito, fue Jaime Enrique Navarro del Río, gerente del comité Súmate a la Paz.

Navarro del Río sumó varias empresas privadas en su ánimo de promover el Sí. Su organización reportó $973 millones por medio de 24 aportes de diferentes empresas, pero con una ayuda en particular, el conglomerado empresarial de los Ardila Lülle. En total fueron seis empresas del grupo económico que aportaron al comité $206 millones: Inversiones Gamesa, Servinsa OAL, Carbe, Besmit, Proma y Heraga.

Cinco de las 24 empresas financiadoras de este comité tiene algo en común. Son vallecaucanas o se dedican a actividades relacionadas con el azúcar, estas son: Ingenio Carmelita, Aceites Manuelita, Manuelita, Ingenio Mayagüez e Ingenio San Carlos.

Otras de las empresas financiadoras del comité están dedicadas al negocio de la construcción o inmobiliaria, estas son: Construcciones CFC & Asociados, Proterrenos SAS, Kromo Construcciones, Marval SA, Ingeurbe y Triada SAS, esta última de propiedad de la familia del secretario general de la Presidencia, Luis Guillermo Vélez Cabrera.

Tecnoquímicas, Campbelltown y la empresa antioqueña Mineros SA, son otras de las financiadoras de Súmate a la Paz.

El comité de Fabio Villegas, millonario promotor del Sí

La segunda organización que más ha reportado ingresos por la campaña al plebiscito fue la gerenciada por Fabio Villegas, Todos por la Paz, que hasta ahora registra $3.134 millones en Cuentas Claras.

Este empresario, exministro de Estado, exembajador y expresidente de Avianca siempre apoyó de frente la campaña por el Sí y el reporte de cuentas que su organización presentó al Consejo Nacional Electoral dan testimonio que logró convencer a varios ‘cacaos’ del empresariado colombiano.

Los tres máximos financiadores de la organización de Villegas son casi idénticos a los tres máximos del comité Colombia Sí a la Paz. En este caso también los máximos tres aportantes dieron $390 millones cada uno y son empresas de los multimillonarios Luis Carlos Sarmiento Angulo y Carlos Ardila Lülle. La excepción es Mercantil Colpatria SA.

Para el comité de Villegas el grupo empresarial de Sarmiento Angulo dio dinero por medio de la empresa Adminegocios & Cia. Por el lado de Ardila Lülle, éste sí aportó al comité de Villegas a través de la misma empresa que le dio a Colombia Sí a la Paz, Gaseosas Posada Tobón SA.

Los recursos del comité de Villegas se dividen en $452.5 millones de aportes propios y el resto, $2.682 millones, fueron obtenidos por medio de 14 financiadores, tres que ya mencionamos anteriormente.

Algunas de las otras empresas que le dieron dinero a Todos por la Paz son la multinacional cervecera Ambev que compró el 100% de las acciones de Bogotá Beer Company; FreskaLeche SAS, empresa que en 2015 fue comprada por la compañía lechera Alquería; Fundación Bancolombia; Banco Davivienda; Seguros Comerciales Bolívar; la Industria Nacional de Gaseosas SA; Fundación Grupo Argos; Fundación Suramericana y Banmedica Colombia SAS, esta última perteneciente al holding empresarial chileno Banmédica.

Otros comités que reportaron a los que Colombiacheck les puso el ojo son:

Comité por la Paz Sí Creemos que reportó $264 millones por medio de tres financiadores, uno de ellos Comunicación Celular Comcel SA (con $250 millones), y otras dos personas naturales que pusieron $7 millones cada uno y que trabajan con el Grupo Éxito. El primero es Yves Desjacques y el segundo Carlos Mario Moreno Giraldo, presidente del grupo y proclamado empresario del año 2015, él puso $7 millones.

Trabajadores Estatales con el Sí gerenciado por Luis Antonio Correa Lozano, quien se ha desempeñado como presidente del Sindicato Nacional de Servidores Públicos de las Gobernaciones de Colombia y con Carlos Ernesto Castañeda Ravelo como representante legal. Este último, según información de la Procuraduría, fue destituido e inhabilitado para ejercer cargos durante diez años. El comité que estos personajes lideraron ha reportado $8.2 millones que provienen en su totalidad de recursos exclusivos del propio comité.

La Paz Querida gerenciado por la exministra de Estado y ahora analista política Cecilia López. El comité tuvo un único financiador, la corporación DeJusticia, dedicada a los estudios de justicia, derecho y sociedad. Su director es el abogado César Rodríguez Garavito y en su consejo directivo está el exmagistrado de la Corte Constitucional Rodrigo Uprimmy. El aporte fue de $21.9 millones.

¿Y los partidos políticos qué?

Los partidos a comparación de la primera revisión de Colombiacheck ya han empezado a reportar un poco más. Hasta la fecha lo han hecho Cambio Radical, la U, Alianza Verde, el Polo, la UP, Centro Democrático, el Mira, y el Conservador, colectividad que apenas ha reportado $200.000 por medio de una persona, María Lucy Bautista. El comité del partido Opción Ciudadana aún no ha reportado sus financiadores.

El Polo apenas registra $7 millones, mientras que el otro partido de izquierda, la UP, tuvo $28 millones de ingresos por medio de recursos propios.

Los nuevos que reportan en esta segunda entrega son el partido de la U y el Liberal. Los del ‘trapo rojo’ aparte de los $236 millones que les dio Colombia Sí a la Paz, tuvieron el apoyo por $390 millones más proveniente de Comunicación Celular Comcel, empresa de comunicaciones que aportó la misma cantidad a la U.

La U, además, obtuvo $485 millones de ingresos y aparte de la ayuda de Comcel tuvo otros dos financiadores, $65 millones de las arcas de la propia colectividad y otros $30 millones de la empresa de construcción caleña Buenavista Constructora y Promotora SA.