Pasar al contenido principal
Sábado, 21 Mayo 2022

¿Cómo corregir errores en el Permiso por Protección Temporal en Colombia?

Por Paula Andrea Jiménez*

Tras cumplirse el primer año de la implementación del Estatuto Temporal de Protección para Migrantes Venezolanos (ETPV) en Colombia, aún persisten diversas dudas alrededor del proceso y su implementación. Aquí les explicamos cuáles son las vías más idóneas para enmendar errores en los datos personales en el Permiso de Protección Temporal.

Desde el 5 de mayo de 2021, cuando arrancó la primera fase del Estatuto Temporal de Protección para Migrantes Venezolanos (ETPV), muchos han sido los desafíos para la puesta en marcha de esta medida humanitaria. Por un lado, ha significado un gran reto para el Estado colombiano dada la velocidad, el volumen y las necesidades de atención que caracterizan al flujo migratorio proveniente de Venezuela, considerado el más grande del continente americano producto de la Emergencia Humanitaria Compleja que padece esta nación. El proceso también ha sido difícil para los refugiados y migrantes venezolanos con vocación de permanencia en Colombia que se han acogido al Estatuto y que, según la página de Migración, al viernes 20 de mayo de 2022 contaba con 2.249.721 de personas con Registro de Migrantes Venezolanos ya diligenciado.

En Colombiacheck monitoreamos las dudas que se plantean en redes sociales sobre el ETPV, en especial las relacionadas a dos aspectos: cómo corregir los errores en los datos que se cargan en el sistema de quienes aspiran a obtener el Permiso de Protección Temporal, PPT (el documento de identificación final) y el concerniente a los cambios del lugar de entrega o expedición. En anteriores  oportunidades 1, 2, 3, 4, hemos explicado los detalles, alcances o incertidumbres sobre este mecanismo.

¿Cuáles son los errores más comunes reportados en el PPT?

En redes sociales los errores más frecuentes que reportan los usuarios sobre el PPT dan cuenta de: nombres incompletos, nombre(s) o apellido(s) equivocados, fecha de nacimiento, sexo, fotografía que corresponde a otra persona, o defectos en la imagen y en la firma.

Según las alertas emitidas por el Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario en la Bitácora Migratoria que analizó la semana 53 de implementación del ETPV, se advierte la necesidad de que exista claridad sobre el proceso de corrección de los PPT impresos con errores, ya sean atribuibles a la autoridad migratoria o al propio titular. 

En muchos casos ser portador de un documento de identidad con errores implica la no aceptación o el no reconocimiento del titular por parte de las instituciones públicas o entidades privadas y el consecuente impedimento del acceso a derechos laborales, de salud, educativos, etc., incluyendo la contratación de bienes o servicios comerciales como los financieros, telefonía móvil, internet, entre otros.

Adicionalmente, otra de las fallas más comunes reportadas por los usuarios a quienes se les ha aprobado la expedición del PPT es el cambio de lugar de entrega del documento a una ciudad distinta a donde se registró y en la que tiene su residencia actual.

¿Cuáles son las rutas para solicitar correcciones en el PPT?

Hay que recordar que el camino para la obtención final del Permiso por Protección Temporal (PPT) pasa por cumplir con todos los requerimientos que exigen estas tres fases del ETPV: 

  1. El Registro Único de Migrantes Venezolanos (RUMV): en el que se aporta información para la identificación y se completa la encuesta de caracterización de manera virtual (aquí el paso a paso de cómo hacer el RUMV)
  2. El Registro Biométrico: donde se toman datos huellas, lectura facial, foto y firma de manera presencial.
  3. La entrega del Permiso por Protección Temporal (PPT).

En la primera fase -RUMV- se hace con los datos y recaudos que aporta directamente la persona que se va a acoger al estatuto. Sin embargo, es importante resaltar que por tratarse de un proceso nuevo y complejo muchos migrantes y refugiados acudieron a terceros para el diligenciamiento de todos sus datos, ya sea a través de operarios de Migración Colombia destacados en los Puntos Visibles, algún familiar o incluso pagando a gestores no autorizados, pese a que el proceso es completamente gratuito.

Frente a los errores en los datos de identificación en el documento del PPT hasta ahora Migración Colombia solo ha dispuesto de un botón en su página web denominado Modificación Datos RUMV, en el que el sistema solicita tener presente lo siguiente para su diligenciamiento:

  • Contar a la mano con el documento de identificación con el cual realizó el Pre - Registro Virtual.
  • Tener la información de domicilio (dirección) exacta.
  • Verificar que el correo electrónico utilizado en el Pre - Registro Virtual es el mismo que se registrara en el presente formulario.
  • Los archivos soportes y que se anexarán se encuentren en formato PDF.

Sin embargo, esta solicitud solo puede ser hecha antes de pasar a la fase 2, es decir, si usted detecta información equivocada antes de asistir a realizar el Registro Biométrico. La institución advierte al mismo tiempo que “toda petición incompleta o con información errada será devuelta y el ciudadano se encuentra en la obligación de completarla o corregir los datos en un término máximo de un (1) mes”.

Pero si los errores persisten cuando se pasa a la fase 2, el usuario debe advertir la situación al operador de Migración Colombia al momento de asistir presencialmente para la toma de los datos biométricos (huellas, lectura facial, foto y firma).

Desde Colombiacheck consultamos a Migración Colombia sobre los modos de subsanar las inconsistencias de datos en el PPT y acerca de las entregas del documento en ciudades diferentes a donde se diligenció el registro. Desde la entidad responden con las siguientes opciones:

  1. “Si el ciudadano extranjero tiene como demostrar que realizó el RUMV y el Biométrico en una ciudad diferente a la que aparece en el sistema, deberá acercarse a una oficina de Migración Colombia (en su ciudad de residencia o la más cercana) a solicitar el cambio de lugar de retiro. Dicha información, entregada por el extranjero, será contrastada contra el reporte del sistema y en caso de que no concuerde, el extranjero deberá retirar el documento en la ciudad indicada por el aplicativo”.
  2. “Migración Colombia, entendiendo que nadie está exento de cometer errores, generó un aplicativo a través del cual el ciudadano venezolano podía solicitar la corrección de sus datos registrados en el RUMV. Debe tener presente que esta información fue incluida por el propio venezolano en el sistema. Una vez realizada la solicitud, el migrante debía acercarse a un punto visible y realizar las modificaciones correspondientes a su registro. Las correcciones en el RUMV debían hacerse previo al registro biométrico. Muchos migrantes, lastimosamente, esperaron al día de su cita de biometría para realizar los cambios y esto no era posible, debido a que dicha cita era para un proceso establecido que era la toma de datos biométricos. En ese orden de ideas, si la persona no realizó el cambio y su documento salió con errores, debe acercarse a Migración Colombia para que se valide la información del documento versus la incluida por el migrante al momento del registro. Si es un error del sistema, el costo del nuevo documento será asumido por Migración Colombia, de lo contrario, será el migrante quien debe pagar la expedición del nuevo documento”. 

En resumen, Migración Colombia ofrece hasta el momento la opción de asistir presencialmente a sus sedes para solicitar la corrección en los datos errados del PPT, como también gestionar los cambios que se produzcan en lugar de la entrega del documento.

En tal sentido, la profesora Jasmina Méndez, quien colabora permanentemente con agencias internacionales de atención a la población migrante y refugiada en Colombia, sugiere que las peticiones de cambio por errores se presenten también por escrito: “lleve una carta con el certificado del RUMV y/o el PPT impreso y con copia, para que el funcionario firme el acuse de recibo. En la carta debe especificar todos sus datos: nombres completos, cédula venezolana, número de RUMV, dirección de residencia, teléfono y exponer claramente los errores a ser corregidos. En la página de Migración también está la opción de PQRS pero pueden pasar hasta 35 días para que le den respuesta.”

Solicitud de cambios en el PPT a través de PQRS

En Colombia está establecido el Derecho de Petición, un mecanismo amparado por el artículo 23 de la Constitución Política y regulado en la Ley 1755 de 2015, que ofrece herramientas a través de las cuales los ciudadanos pueden dirigir solicitudes ante las autoridades o entidades por medio de las PQRS (Peticiones, Quejas, Reclamos y Sugerencias).

La página de Migración Colombia también cuenta con un sistema de Peticiones, Quejas, Reclamos y Sugerencias (PQRS) en el que existe la posibilidad de solicitar algunos cambios en el documento del PPT. Aquí detallamos el paso a paso:

PASO 1

  1. Ingresar al enlace https://www.migracioncolombiac3.com/copia-de-consulta-el-estado-de-tu-pqr 
  2. Si es la primera vez que realiza una petición, haga clic a la izquierda en Envío de PQRS como nuevo usuario
  3. Elija la opción En nombre propio (Persona Natural).  Ingrese el resto de sus datos y en tipo de documento elija Permiso por Protección Temporal (PPT)

PASO 2

  1. Ingrese el correo electrónico que ha utilizado para el trámite del ETPV desde el inicio y llene el resto de los datos (país, departamento, ciudad, dirección de residencia, país, número de celular)
  2. Ingrese una contraseña y guárdela en un modo seguro

PASO 3

  1. Elija en tipo de petición: Derecho de Petición 
  2. En categoría elija la opción: Estatuto de Protección Temporal a Venezolanos
  3. En subcategoría tiene la posibilidad de elegir las opciones según su caso: 
  • Expedición del Permiso por Protección Temporal
  • Agendamiento
  • Corrección de datos biográficos
  • Error en cargue de documentos o fotografía
  • Error con el registro RUMV
  • Error con el correo electrónico de registro
  • Error en la encuesta de caracterización 
  • No me llegó correo de activación 
  • Información sobre Prueba Sumaria
  • Información sobre Registro Biométrico
  • No me ha llegado el documento
  1. Acepte los términos y condiciones
  2. Escriba en Comentarios/ Observaciones de manera clara y resumida la descripción del error en el PPT o su solicitud  
  3. Adjuntar los tipos de prueba del error (se sugiere que sea un solo documento en un archivo PDF). Si desea añadir otro documento que considere necesario lo puede hacer. 
  4. Valide el captcha (Test utilizado por sitios y servicios web para comprobar que el usuario es un humano y no un robot) y haga clic en Enviar. El sistema le debe confirmar que su PQRS fue enviada con éxito  y generar un número de radicado.
  5. Posteriormente puede hacer seguimiento a la petición en el enlace Estado de tu PQRS con su correo electrónico, la contraseña escogida por usted y el número de radicado. 9. Recuerde que los archivos que adjunte como pruebas de los errores deben ser nítidos, en buena calidad, y la explicación redactada de manera clara. 

Este explicador fue realizado con el aporte de Migración Colombia, la colaboración de migrantes y refugiados venezolanos en Colombia que expusieron sus casos y a la Alianza de Comunicadores Venezolanos en Antioquia (ACVA) en su labor de acompañamiento y orientación a la población migrante en su proceso de regularización y en sus dinámicas en las comunidades de acogida. 

*Integrante de la red de corresponsales del proyecto Conectando Caminos por los Derechos

Viernes, 01 Octubre 2021

De cómo me convertí en rumor tracker para Colombiacheck

Por Indú Damaris Ocampo

Nuestra periodista encargada de rastrear los rumores que afectan a la comunidad migrante venezolana para el proyecto Conectando Caminos por los Derechos es colombiana retornada de ese país. Cuenta su historia y un poco de su labor.

Inicié en este proyecto por cosas de Dios, como decimos en Venezuela, ya que crucé del Puente Internacional Simón Bolívar, de San Antonio del Táchira, a Villa del Rosario, en el Norte de Santander, en el año 2017. Provenía de los llanos venezolanos, a donde llegué como migrante colombiana cuando apenas era una niña. 

Pensé que mi investidura de periodista se había quedado tirada en ese puente. Cuando migramos sentimos que nuestra historia empieza de cero, que tenemos un futuro incierto y que debemos estar dispuestos a olvidarnos de títulos, logros obtenidos o metas a desarrollar. También, que lo que importa de ahora en adelante es darle de comer a los chamos, ya que pasados los 40, para muchas empresas, dejamos nuestra edad productiva en la patria que nos vio salir.

Es una ventaja venir dispuesto mentalmente a los quehaceres domésticos como forma de ganarte la vida, más que en el ejercicio profesional. Es una medida de autocuidado de la salud mental, que a veces hacemos para que afecten menos los cambios al momento de asumirlos. 

Al migrar no solo cruzamos fronteras territoriales sino también emocionales, es un estado de vulnerabilidad abismal, en el que te vas recuperando con el tiempo y con las relaciones que construyes dentro de la comunidad de acogida, si es que puedes tenerlas. 
Cuando te estabilizas, vas fortaleciendo además tu capacidad de innovar. Así llegué a Cúcuta haciendo radio por experiencia y vendiendo zapatos por sobrevivencia, cuidé niños, ayudé en tareas dirigidas y me reinventé.  

Mientras luchaba por vivir al día con los gastos familiares, trataba de apoyar a la población venezolana que ingresaba desorientada con o sin documentación. Para poder hacerlo, me actualizaba a diario con las informaciones sobre regularización. Atendí primero a amigos y ellos me refirieron a otros. Luego me tocó crear grupos en WhatsApp, por cierto, con un celular “vergatario” (tecnología hecha en revolución chavista), sin suficiente memoria.

Dos años después, llegué a Cali. Allí continué mi labor informativa con los migrantes de la zona de Bajo Aguacatal por vocación, convencida de que debía retribuirle a Venezuela el cobijo que un día nos dieron a los colombianos.

Esto lo hacía mientras limpiaba un espacio deportivo con sus baños públicos, en la Comuna 1 de la ciudad, donde nos permitían habitar sin pagar arriendo a cambio de estas labores que hacíamos en familia, lo que nos permitió lograr algunos ahorros y alimentarnos mejor.  
Continuamente me hacía preguntas y escudriñaba en redes sociales. Se seguían incrementado el número de peticiones para las que había que buscar respuestas veraces, oportunidades y jornadas humanitarias para que las personas accedieran a beneficios; siempre tratando de evitar que fuesen víctimas de fraude o trata de personas, por lo que contactaba personal de instituciones, quienes me invitaban a talleres, mesas técnicas o conversatorios. 

También escribí de forma colaborativa algunos artículos y reportajes para resaltar historias de valor y resiliencia de migrantes venezolanos, mostrando que la mayoría de los que migran no vienen a delinquir. 

Esta es una preocupación constante en nuestra población porque así seamos más los que venimos a aportar, se tiene la tendencia a priorizar lo negativo. El miedo al rechazo nos persigue.

Así recogí de nuevo la investidura de periodista que creí que había dejado en el paso fronterizo, pero que siempre estuvo conmigo.
Luego de aplicar a diferentes vacantes de periodismo por más de cuatro años en Colombia, un día las alertas de trabajo me describieron en un perfil profesional que solicitaba un periodista que fuese especialista en migración venezolana para el proyecto Conectando Caminos por los Derechos.  

Para esta labor quedé seleccionada en el mes de junio de 2021 y me sumé a un equipo de especialistas en verificación, dirigidos por el periodista venezolano Jeanfreddy Gutierrez, donde se generan productos que buscan contrarrestar la desinformación que se viraliza en redes sociales, pero además escudriñando en la que afecta a los venezolanos en Colombia. 

Rastreo continuamente rumores, posteos, comentarios o debates en las diferentes plataformas sociales, unificando esfuerzos con los líderes migrantes que hacen vida en las principales ciudades del país. 

Iniciamos conectando con gente maravillosa, con un liderazgo increíble, venezolanos que en su mayoría hacen labores humanitarias e informativas para sus paisanos. Ellos fueron informados sobre nuestro proyecto de verificación de desinformación sobre venezolanos y nuestra alianza con Laura Castillo, de El Bus TV Venezuela. 

Laura es una periodista que ha sorteado el veto informativo en Caracas y otras ciudades desarrollando estrategias de comunicación que van desde un micro noticiero dentro de los buses hasta pegar periódicos murales (papelógrafos) dentro de los barrios. 

Con el ejemplo y valentía de El Bus TV, replicamos la estrategia del papelógrafo en diversas ciudades colombianas como Medellín, Cali, Caquetá, Neiva e Isnos, en el departamento del Huila, y San Juan del Cesar, en La Guajira. Nuestras verificaciones también circulan como audioboletines en grupos organizados a lo largo del país. 

Al desmentir desinformación, generamos unificación entre ambas poblaciones, además de promocionar tips y explicadores sobre regularización y beneficios sociales para personas sin acceso a tecnología.

La meta es conectar más caminos con estrategias que pongan la información al alcance de todos: foros, talleres y conversatorios públicos. Por ahora, los migrantes son los protagonistas y multiplican el mensaje. Para eso cuentan con un portal web de apoyo con las verificaciones más relevantes e información sobre cómo acceder a sus derechos.