Pasar al contenido principal
Viernes, 01 Octubre 2021

De cómo me convertí en rumor tracker para Colombiacheck

Por Indú Damaris Ocampo

Nuestra periodista encargada de rastrear los rumores que afectan a la comunidad migrante venezolana para el proyecto Conectando Caminos por los Derechos es colombiana retornada de ese país. Cuenta su historia y un poco de su labor.

Inicié en este proyecto por cosas de Dios, como decimos en Venezuela, ya que crucé del Puente Internacional Simón Bolívar, de San Antonio del Táchira, a Villa del Rosario, en el Norte de Santander, en el año 2017. Provenía de los llanos venezolanos, a donde llegué como migrante colombiana cuando apenas era una niña. 

Pensé que mi investidura de periodista se había quedado tirada en ese puente. Cuando migramos sentimos que nuestra historia empieza de cero, que tenemos un futuro incierto y que debemos estar dispuestos a olvidarnos de títulos, logros obtenidos o metas a desarrollar. También, que lo que importa de ahora en adelante es darle de comer a los chamos, ya que pasados los 40, para muchas empresas, dejamos nuestra edad productiva en la patria que nos vio salir.

Es una ventaja venir dispuesto mentalmente a los quehaceres domésticos como forma de ganarte la vida, más que en el ejercicio profesional. Es una medida de autocuidado de la salud mental, que a veces hacemos para que afecten menos los cambios al momento de asumirlos. 

Al migrar no solo cruzamos fronteras territoriales sino también emocionales, es un estado de vulnerabilidad abismal, en el que te vas recuperando con el tiempo y con las relaciones que construyes dentro de la comunidad de acogida, si es que puedes tenerlas. 
Cuando te estabilizas, vas fortaleciendo además tu capacidad de innovar. Así llegué a Cúcuta haciendo radio por experiencia y vendiendo zapatos por sobrevivencia, cuidé niños, ayudé en tareas dirigidas y me reinventé.  

Mientras luchaba por vivir al día con los gastos familiares, trataba de apoyar a la población venezolana que ingresaba desorientada con o sin documentación. Para poder hacerlo, me actualizaba a diario con las informaciones sobre regularización. Atendí primero a amigos y ellos me refirieron a otros. Luego me tocó crear grupos en WhatsApp, por cierto, con un celular “vergatario” (tecnología hecha en revolución chavista), sin suficiente memoria.

Dos años después, llegué a Cali. Allí continué mi labor informativa con los migrantes de la zona de Bajo Aguacatal por vocación, convencida de que debía retribuirle a Venezuela el cobijo que un día nos dieron a los colombianos.

Esto lo hacía mientras limpiaba un espacio deportivo con sus baños públicos, en la Comuna 1 de la ciudad, donde nos permitían habitar sin pagar arriendo a cambio de estas labores que hacíamos en familia, lo que nos permitió lograr algunos ahorros y alimentarnos mejor.  
Continuamente me hacía preguntas y escudriñaba en redes sociales. Se seguían incrementado el número de peticiones para las que había que buscar respuestas veraces, oportunidades y jornadas humanitarias para que las personas accedieran a beneficios; siempre tratando de evitar que fuesen víctimas de fraude o trata de personas, por lo que contactaba personal de instituciones, quienes me invitaban a talleres, mesas técnicas o conversatorios. 

También escribí de forma colaborativa algunos artículos y reportajes para resaltar historias de valor y resiliencia de migrantes venezolanos, mostrando que la mayoría de los que migran no vienen a delinquir. 

Esta es una preocupación constante en nuestra población porque así seamos más los que venimos a aportar, se tiene la tendencia a priorizar lo negativo. El miedo al rechazo nos persigue.

Así recogí de nuevo la investidura de periodista que creí que había dejado en el paso fronterizo, pero que siempre estuvo conmigo.
Luego de aplicar a diferentes vacantes de periodismo por más de cuatro años en Colombia, un día las alertas de trabajo me describieron en un perfil profesional que solicitaba un periodista que fuese especialista en migración venezolana para el proyecto Conectando Caminos por los Derechos.  

Para esta labor quedé seleccionada en el mes de junio de 2021 y me sumé a un equipo de especialistas en verificación, dirigidos por el periodista venezolano Jeanfreddy Gutierrez, donde se generan productos que buscan contrarrestar la desinformación que se viraliza en redes sociales, pero además escudriñando en la que afecta a los venezolanos en Colombia. 

Rastreo continuamente rumores, posteos, comentarios o debates en las diferentes plataformas sociales, unificando esfuerzos con los líderes migrantes que hacen vida en las principales ciudades del país. 

Iniciamos conectando con gente maravillosa, con un liderazgo increíble, venezolanos que en su mayoría hacen labores humanitarias e informativas para sus paisanos. Ellos fueron informados sobre nuestro proyecto de verificación de desinformación sobre venezolanos y nuestra alianza con Laura Castillo, de El Bus TV Venezuela. 

Laura es una periodista que ha sorteado el veto informativo en Caracas y otras ciudades desarrollando estrategias de comunicación que van desde un micro noticiero dentro de los buses hasta pegar periódicos murales (papelógrafos) dentro de los barrios. 

Con el ejemplo y valentía de El Bus TV, replicamos la estrategia del papelógrafo en diversas ciudades colombianas como Medellín, Cali, Caquetá, Neiva e Isnos, en el departamento del Huila, y San Juan del Cesar, en La Guajira. Nuestras verificaciones también circulan como audioboletines en grupos organizados a lo largo del país. 

Al desmentir desinformación, generamos unificación entre ambas poblaciones, además de promocionar tips y explicadores sobre regularización y beneficios sociales para personas sin acceso a tecnología.

La meta es conectar más caminos con estrategias que pongan la información al alcance de todos: foros, talleres y conversatorios públicos. Por ahora, los migrantes son los protagonistas y multiplican el mensaje. Para eso cuentan con un portal web de apoyo con las verificaciones más relevantes e información sobre cómo acceder a sus derechos. 

Martes, 07 Diciembre 2021

EXPLICADOR: ¿Cómo convalidar en Colombia los títulos universitarios venezolanos (y certificados de notas) sin apostilla?

Por Abraham Puche*

Evita caer en manos de "gestores" y lee aquí cómo puedes hacer en línea tu convalidación de título universitario, certificación de notas y prácticas rotatorias. También te aclaramos el alcance de estos procedimientos.

Una de las mayores dificultades que enfrentan los migrantes venezolanos es el apostillamiento de sus documentos, entre ellos sus títulos universitarios, certificados de notas universitarias y prácticas rotatorias de los profesionales de la salud. 

Muchos universitarios venezolanos no lograron apostillar sus títulos antes de emigrar, generalmente por la difícil situación económica del país, ya que sus limitados ingresos económicos solo les alcanzaban para los gastos básicos (comida, ropa, vivienda, transporte, etcétera). A esta situación se agrega la escasez de combustible que complica más el transporte y las “kilométricas” colas de venezolanos que buscan apostillar los documentos ante las oficinas del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Aunque el Gobierno venezolano (presidido por Nicolás Maduro) dispone de un sitio web para hacer el proceso de manera electrónica, la plataforma presenta muchos errores tecnológicos que impiden apostillar los documentos académicos. Una de las fallas más frecuentes es la no emisión de la contraseña para la validación del usuario. Esto ha dado pie a la aparición de “gestores” que cobran entre 30 y 50 dólares por “resetear” el usuario y obtener la contraseña. En Facebook encontramos muchas páginas que, supuestamente, ofrecen apostilla y legalizaciones de documentos:

imagen sobre noticia falsa de títulos

Incluso, encontramos un supuesto “grupo oficial” de Facebook para trámites de apostillamiento, gestiones de trámites universitarios, antecedentes penales para trámites internacionales, etcétera, pero en realidad en este grupo hay cientos de ofertas de usuarios sospechosamente anónimos, que prometen resolver el trámite rápidamente:

falsos gestores

 

Los migrantes venezolanos profesionales que no lograron apostillar sus títulos universitarios tienen muchas dificultades para acceder a un empleo formal o especializado, incluso para estudiar, por lo que suelen dedicarse a empleos y labores informales mal pagados.

¿Hay alguna alternativa legal y confiable? La Embajada de Venezuela acreditada en Colombia (autorizada por la Asamblea Nacional de 2015) ha abierto un mecanismo temporal para facilitar el proceso de convalidación de títulos de educación superior

En el marco del proyecto Conectando Caminos por los Derechos, en el que hacemos verificaciones de interés para la población venezolana, colombiana retornada y para las comunidades de acogida, vamos a explicar –en tres etapas- cómo convalidar los títulos universitarios, certificados de notas venezolanas y prácticas rotatorias sin salir del territorio colombiano. 

Se trata de un proceso temporal y alternativo que tendrá validez hasta julio de 2022, y que solo aplica para migrantes venezolanos en territorio colombiano, cuyos títulos y certificados de notas NO están apostillados. Quienes sí tienen sus documentos con la apostilla, deben saltar las Etapas 1 y 2 y gestionar directamente la convalidación de títulos ante la Cancillería de Colombia (Etapa 3), que explicaremos más adelante.

ETAPA 1: Registro ante la Embajada

Lo primero que debes hacer es estar registrado(a) en el sitio web de la Embajada de Venezuela en Colombia

Si ya lo estás, solo debes hacer clic en “Iniciar sesión”, ubicado en la parte superior derecha de la portada, y colocar tu usuario (número de tu cédula venezolana) y contraseña. 

página de registro de la embajada

 

Si olvidaste la contraseña, la página da la opción de recuperarla: ingresa tu número de cédula venezolana y el sistema enviará un código de recuperación de contraseña al correo electrónico que previamente registraste:

inicio de sesión

Si no estás registrado(a), debes hacer clic en “Registrarse”. Allí te enviará a otra página donde debes ingresar tus datos personales (nombres y apellidos completos, número de cédula, dirección de habitación, correo electrónico, teléfono, etcétera) y te pedirán anexar los siguientes documentos en formato JPEG:

  • Fotografía tipo carné, formato 3X4
  • Foto de tu cédula de identidad venezolana (vigente o vencida)
  • Foto de tu pasaporte venezolano (vigente o vencido)
  • Foto del documento de regularización en Colombia (PEP, TMF, cédula de extranjería, salvoconducto, etcétera), pero este requisito no es obligatorio.

Luego de aportar todos los datos requeridos, haz clic en “Guardar” y estarás registrado ante la Embajada.

ETAPA 2: Sustitución de apostilla

Ingresa a la página a través de tu usuario (número de cédula venezolana) y contraseña:

sustitución de la apostilla

 

En la barra de la derecha, pasa el mouse sobre la carpeta “Trámites y servicios” y se desplegará una pestaña, donde debes hacer clic en “Solicitar”:

solicitud de la apostilla

 

Se abrirá una nueva página donde están los seis trámites disponibles; identifica el ítem “Legalización de Diploma de Título de Pregrado, Postgrado y Notas Universitarias” (observa que este proceso está exonerado de costo). En su ventana “Seleccione una actividad”, selecciona la opción “Verificación de recaudos” y haz clic en la flecha “Iniciar”.  

verificación de los recaudos

 

A continuación, se abre una nueva ventana de “Verificación de recaudos y datos”, donde debes adjuntar (en formato JPG): tu cédula de identidad venezolana (obligatorio), tu pasaporte venezolano (solo la hoja de datos generales, pero no es requisito obligatorio) y el documento de regularización en Colombia (no es obligatorio), mientras que el documento a legalizar (título universitario, notas universitarias o prácticas rotatorias para personal de la salud) debe ser adjuntado en formato PDF. Si vas a consignar más de dos documentos, debes repetir este proceso por cada documento. Por último, debes llenar el resto de la información solicitada: nombre de la Universidad, carrera o programa, tipo de documento a legalizar y año de graduación.

verificación de los recaudos

 

Verifica los datos aportados y haz clic en el botón “Guardar”. Se abrirá una ventana emergente con tu número de solicitud de registro, con el cual podrás hacer seguimiento, haz clic en “Aceptar” y listo. Asimismo, recibirás un mensaje en el correo electrónico que registraste en la Etapa 1, indicando que la Embajada de Venezuela está procesando tu solicitud.

Si la Embajada verifica la autenticidad del documento universitario que consignaste, te enviará a tu correo electrónico un Documento Consular firmado por el Embajador de Venezuela acreditado en Colombia, quien da el aval del documento. 

IMPORTANTE: Las Etapas 1 y 2 NO SUSTITUYEN el proceso de convalidación de documentos ante la Cancillería de Colombia. Tal como aclara una nota de prensa de la Embajada de Venezuela acreditada en Colombia: “La implementación de este mecanismo temporal no exime del proceso de convalidación de títulos dispuesto por las autoridades colombianas; por el contrario, representa una oportunidad para que estos ciudadanos puedan reunir requisitos e iniciar sus trámites de manera legal y apegados a los requerimientos y normas colombianas”. 

Esto quiere decir que los migrantes venezolanos no podrán optar por un empleo profesional, realizar estudios de maestría o doctorado en Colombia, pedir un ascenso laboral o un aumento, incluso presentar notas universitarias, si solamente cuenta con la certificación otorgada por la Embajada de Venezuela (descritas en las Etapas 1 y 2).

En resumen, la Embajada venezolana sustituye la apostilla a través de este mecanismo, sin embargo, no exime al migrante venezolano de cumplir con los demás requisitos para convalidación de documentos universitarios ante la Cancillería de Colombia. ¿Cómo se hace este proceso? Sigue leyendo…

ETAPA 3: Convalidación ante Cancillería de Colombia

Luego que la Embajada venezolana haya validado los documentos consignados, debes convalidarlos ante la Cancillería de Colombia.

Como ya se explicó, los migrantes venezolanos que ingresaron a Colombia con sus documentos ya apostillados, o lo hicieron desde Colombia a través del sitio web oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, deben iniciar el proceso de convalidación de documentos a partir de esta Etapa 3.

Primero, debes ingresar al sitio web de la Cancillería de Colombia y hacer clic en “Trámites y Servicios”, ubicado en la parte superior de la página, y luego hacer clic en “Apostilla y Legalización en línea”.

Página de la Cancillería de Colombia

Se abrirá una nueva página, donde harás clic al botón “Haga su Apostilla o Legalización desde su casa u oficina”.

apostilla en la página de la Cancillería

 

En la casilla “Tipo de documento” seleccione “Documentos electrónicos con firma digital”, y en la casilla “Documento o Entidad” seleccione “Certificado para convalidación títulos de educación superior – Venezuela”. Debes marcar la casilla “Consiento que mis datos personales sean transferidos en los términos que señala el presente aviso de privacidad”, verificar con reCAPTCHA que no eres un robot y luego haz clic en “Continuar”.

pasos para la apostilla

Luego debes colocar tu correo electrónico e ir llenando las demás casillas con tus datos personales, datos del documento a convalidar, así como escoger la forma y los datos de pago, cuya alícuota es de 21.000 COP. 

datos para la apostilla

En el punto 2 “Datos documento” debes adjuntar el archivo PDF de tu documento legalizado por la Embajada de Venezuela acreditada en Colombia, que fue enviado a tu correo electrónico.

Verifica que la información aportada es correcta: si se detecta un error en la convalidación de tu documento, deberás iniciar nuevamente el trámite ante la Embajada de Venezuela acreditada en Colombia (Etapa 1), pero si los datos están correctos debes continuar con el pago del trámite a través de los medios dispuestos por la Cancillería.

Por último, al recibir la confirmación de su pago, el sistema expedirá la Legalización electrónica, que será enviada al correo electrónico que registraste. En un lapso de aproximadamente 48 horas, la Cancillería emite la respuesta positiva o negativa ante la solicitud.

Alcances del mecanismo de convalidación

El encargado de negocios de la Embajada de Venezuela acreditada en Colombia, Eduardo Battistini, ofreció una entrevista para Colombiacheck, donde aclaró varios alcances de este nuevo mecanismo de convalidación:

“Este proceso se logró gracias a un canje de notas entre la Cancillería de Colombia y la Embajada del Gobierno interino de Venezuela, con el fin de sustituir la apostilla, que se ha convertido en una gran barrera para los venezolanos a la hora de convalidar sus documentos universitarios en Colombia. Hoy en día, una apostilla en Venezuela puede costar entre 500 y 700 dólares por documento, un precio que hace imposible -para un migrante venezolano- avanzar en el proceso de convalidación en Colombia.

Este proceso de sustitución de la apostilla tiene una vigencia hasta el mes de julio de 2022, aunque puede ser prorrogable pero, por los momentos, esta primera ventana durará hasta esa fecha.

Este proceso es exclusivo para títulos universitarios, notas universitarias y prácticas rotatorias de profesionales de la salud. Es importante aclarar que la Embajada de Venezuela solo va a sustituir la apostilla pero no convalida títulos, simplemente elimina la barrera que supone la apostilla en Venezuela para que el migrante pueda acceder al proceso de convalidación de títulos y documentos universitarios. 

Este proceso solo es aplicable para migrantes venezolanos dentro del territorio colombiano y no es necesario estar en condición de regularidad migratoria; solo con la cédula de identidad venezolana es suficiente para acceder a este mecanismo que proporciona la Embajada de Venezuela. Además, este mecanismo de sustitución de apostilla es gratuito. 

Todo esto es un aporte más de la institucionalidad colombiana para ver la migración en positivo, y cumple un papel fundamental dentro de la gran política pública del Estatuto Temporal de Protección al Migrante Venezolano.

Por último, es importante reiterar que el que usted apostille o legalice su documento universitario ante la Embajada de Venezuela no le garantiza que sea convalidado en Colombia, sin embargo, este proceso representa un paso más en la integración y que va a abrir muchas oportunidades a tantos migrantes venezolanos en Colombia que no pueden ejercer su profesión por no contar con el requisito de la apostilla. Todo esto coloca a la Embajada de Venezuela en nuestra razón de ser: ser útiles a los venezolanos que viven en el exterior, en el marco de una situación tan compleja como la que se vive en Venezuela”.

________________

Este contenido se produce con el fin de ofrecer información verificada y pertinente, que apoye el desarrollo de mediano y largo plazo para migrantes venezolanos, colombianos retornados y comunidades receptoras en Colombia. Es realizado en el marco de Conectando Caminos por los Derechos, programa de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), e implementado por el consorcio integrado por Pact, ABA-ROLI, Freedom House e Internews, que promueve la cohesión comunitaria y la seguridad ciudadana para garantizar el derecho de todos los miembros de la sociedad a vivir libres de toda forma de crimen y violencia, independientemente de su estado legal en el país.

* Integrante de la red de corresponsales del proyecto Conectando Caminos por los Derechos.