Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 05 Octubre 2020

“15.000 [familias] se encuentran bajo esquema de Pago por Servicios Ambientales para cerca de 219.000 hectáreas”

Por Laura Rodríguez Salamanca

Este es uno de los chequeos a la intervención del presidente, Iván Duque, ante la 75ª Asamblea General de la ONU.

En su más reciente discurso en la Asamblea General de Naciones Unidas, Iván Duque se refirió, además de muchos otros temas que también verificamos en este especial,  a los Pagos por Servicios Ambientales, PSA, y otros incentivos para los propietarios que protegen y conservan áreas ambientales estratégicas.“15.000 [familias] se encuentran bajo esquema de Pago por Servicios Ambientales para cerca de 219.000 hectáreas”, dijo el mandatario. 

En Colombiacheck calificamos esta frase como cuestionable porque las cifras que dio el presidente son verdaderas, pero corresponden en realidad al número acumulado de familias y hectáreas que el país ha logrado incluir en el esquema y que efectivamente han recibido algún pago desde 2017, cuando se reglamentó el programa; no a la cantidad de familias que en este momento se están beneficiando de los incentivos. 

Como hemos explicado en las demás verificaciones de la alocución, primero nos comunicamos con los asesores de prensa de Duque para solicitar información sobre las fuentes de los datos. Pero, a pesar de que insistimos durante varios días, no accedieron a recibirnos el cuestionario que preparamos. Este paso hace parte de nuestra metodología de verificación del discurso público. 

Entonces rastreamos el origen de la información por nuestra cuenta. Hicimos una búsqueda avanzada de Google y encontramos que tanto Presidencia como el Ministerio de Ambiente usaron las mismas cifras antes del discurso para explicar los resultados del esquema, pero no señalaron que los beneficiarios fueran actuales. 

Por ejemplo, MinAmbiente en un comunicado del 5 de agosto de 2020 escribió: “15.000 familias han sido beneficiadas [los subrayado son nuestro] con el Pago por Servicios Ambientales e incentivos a la conservación”. Así como en dos trinos del 3 y el 7 de agosto, la misma cartera repitió la cifra, pero en los siguientes términos: “hemos beneficiado a cerca de 15.000 familias con el Pago por Servicios Ambientales. A la fecha son 219.912 hectáreas acumuladas bajo esquemas de pagos por servicios ambientales”.

Así mismo, en un comunicado de prensa de Presidencia fechado el 6 de agosto de 2020 se lee: “un total de 219.912 hectáreas acumuladas bajo esquemas de Pagos por Servicios Ambientales (PSA) e incentivos a la conservación, benefician a cerca de 15 mil familias”. 

Acumulado no es igual a beneficiarios actuales 

Los comunicados daban ciertas luces del error en el que cayó Duque, pero encontramos otras evidencias de que efectivamente en este momento no se están beneficiando 15.000 familias, ni están bajo el esquema más de 219.000 hectáreas, sino que el dato es el número acumulado desde que se inició formalmente la estrategia, una cifra que se usa para evaluar si efectivamente el país va en buen camino en comparación a otros y en relación a la meta propuesta: alcanzar 1 millón de hectáreas bajo el esquema para el año 2030, según el CONPES 3886 [Lineamientos de Política y Programa Nacional de Pago por Servicios Ambientales] 

Tal como lo indican los informes de gestión del Ministerio de Ambiente [2018-2019 y 2019-2020], en 2017, 65.000 hectáreas habían pasado por el programa. Y durante el gobierno de Duque se ha aumentado ese número de hectáreas y, por ende, el de familias que en algún momento se han beneficiado por ser propietarias o poseedoras de los terrenos. 

En junio de 2019, el gobierno reportó ante el Congreso de la República que el año anterior se habían alcanzado las“183 mil hectáreas y más de 11 mil familias beneficiarias de estos esquemas”.

Y en el informe más reciente de la cartera [agosto de 2019-junio de 2020], se explica que “en 2018 se identificaron proyectos de PSA e incentivos a la conservación que vincularon acumulativamente un total de 183.718 hectáreas y para el año 2019, de manera acumulada más 215 mil hectáreas, donde se suscribieron acuerdos voluntarios individuales y colectivos con más de 10 mil familias”. 

Así se representó la proyección [de nuevo, acumulativa] en el informe:

Informe Pago por Servicios Ambientales

Aunque estas hectáreas y beneficiarios se cuentan de forma acumulativa, hay que aclarar que esto no quiere decir que las familias que se van sumando se mantengan indeterminadamente en el programa. 

Según el Decreto 1007 de 2008, que establece las directrices para el Pago por Servicios Ambientales y otros incentivos para la conservación, el término de duración de los acuerdos voluntarios con los propietarios o poseedores de los terrenos que reciben los incentivos “podrá ser hasta por cinco (5) años, prorrogables de manera sucesiva según la evolución del proyecto y los recursos disponibles para el cumplimiento del objeto del incentivo”. Pero el convenio también puede ser por menor tiempo. 

Por ejemplo, encontramos uno que fue firmado en Cali para cumplirse entre el 31 de mayo de 2019 y el 15 de diciembre del mismo año para conservar algunas áreas de cuencas hidrográficas priorizadas en la ciudad. Entonces, por supuesto que los beneficiarios de este acuerdo voluntario cuentan para la cifra de acumulados y para la meta del país. Pero sería incorrecto decir que actualmente se están beneficiando, cuando hace más de nueve meses no reciben el incentivo,  

En resumen, la razón por la que consideramos cuestionable la frase del presidente es que las cifras que ofrece son reales y es normal que se cuenten de forma acumulativa, pero decir que las familias y las hectáreas “se encuentran” bajo el esquema en este momento bajo el esquema no solo es técnicamente incorrecto, sino engañoso. 

¿Cómo va la meta?

Aunque la expresión de Duque desinforma, su gobierno no está lejos de superar la meta de hectáreas incluidas en el esquema de Pago por Servicios Ambientales que se propuso en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022. 

Como ya escribimos, cuando se inició su mandato en el país se había empleado el mecanismo en 65.000 hectáreas y, como aparece en la página 491 del Plan Nacional de Desarrollo, el objetivo propuesto para este cuatrienio era alcanzar las 260.000 hectáreas. Hasta el momento, la meta se ha cumplido casi en un 83%. 

Meta Duque Pago por Servicios Ambientales
 

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 14 Febrero 2019

Es muy probable que cerca de 13.000 árboles sean destruidos cada hora en la Amazonia

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Aún no hay cifras oficiales que permitan asegurarlo, pero el dato no está lejos de la realidad y debería ser suficiente para prender las alarmas e impulsar acciones más contundentes contra la deforestación.

La deforestación en la región de la Amazonia colombiana, que integra a los departamentos de Guaviare, Caquetá y Amazonas, sigue siendo un tema controversial en el país.

Manuel Rodríguez Becerra, ex Ministro de Ambiente y profesor emérito de la Universidad de los Andes, publicó un trino en el que señala que “en la Amazonia colombiana se están destruyendo aproximadamente 13.000 árboles por hora”. Lo que, según él, “es el más grave problema ambiental de Colombia, pues el país está perdiendo en forma irreversible una de las selvas más ricas del Planeta”.

Colombiacheck le consultó de dónde provenía el cálculo o cómo era posible determinarlo. Nos dijo que la respuesta había sido publicada en otro trino:

Para hacer más clara la ecuación de Rodríguez Becerra, realizamos esta imagen:

Imagen ecuación

Y verificamos qué tan ciertos son los números que suministra.

1. Árboles por hectárea

Rodríguez Becerra le dijo a Colombiacheck que la cita que está entre paréntesis en el segundo trino corresponde a un artículo de la revista Science. No nos suministró el documento pero logramos hallarlo.

Se trata de “Hyperdominance in the Amazonian Tree Flora” (“‘Hiperdominancia’ en la flora arbórea amazónica”), publicado por varios autores en octubre de 2013 en Science (revista científica de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, AAAS por sus siglas en inglés).

Los hallazgos publicados en este documento determinaron una “densidad de árboles mediana de 565 árboles por hectárea”, tal y como mencionó Rodríguez Becerra en su segundo trino.

2. Hectáreas deforestadas

Para el segundo punto abordado por Rodríguez Becerra (las hectáreas deforestadas en 2018), consultamos a Rodrigo Botero, director de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (Fcds), quien nos dijo que hasta el momento no ha salido de manera oficial un dato de deforestación en Colombia para el año pasado.

Esta información es respaldada por Ederson Cabrera, quien hace parte de la subdirección de ecosistemas y apoya el monitoreo de bosques y carbono del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

Según Cabrera, “la generación de los datos que suministra el Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono (Smbyc) se basa en imágenes satelitales de todo el año, y toma cuatro meses procesar los 114 millones de hectáreas de todo el país”. Por lo cual, se espera que los datos de deforestación de 2018 salgan en abril de este año.

Por otro lado, el Ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, en una visita a San José del Guaviare, dijo que se prevé que la cifra de deforestación a nivel nacional pase de 220.000 en 2017, a entre 260.000 y 270.000 hectáreas en 2018.

Para Botero, sin embargo, esta cifra resulta conservadora, pues muchos expertos creen que la deforestación realmente llegará a las 300.000 hectáreas siguiendo la tendencia de crecimiento que ha venido presentando este fenómeno en los últimos años.

Ahora bien, de acuerdo con los resultados del monitoreo de deforestación de 2017 del Smbyc, en 2017 fueron deforestadas en total 219.937 hectáreas. De ellas, el 65,5% ocurrió en la región Amazonia.

Rodrigo Botero señala que es posible que para el año pasado el porcentaje llegue al 70%. Y si tomamos las cifras que él y otros expertos suponen (300.000 hectáreas deforestadas en total, 70% en la Amazonia), serían 210.000 hectáreas deforestadas.

Tomando el dato del Ministro de Ambiente (270.000), llegaríamos un aproximado de 189.000 hectáreas deforestadas en la región Amazonia.

Es decir, ambos datos están medianamente cercanos a las 200.000 hectáreas deforestadas señaladas por Manuel Rodríguez Becerra.

3. Árboles destruidos

Volviendo al trino principal, sería posible que aproximadamente 13.000 árboles hayan sido destruidos cada hora durante el 2018, suponiendo que la deforestación haya sido constante durante los 365 días del año. Y, según Rodrigo Botero, esto no es así.

De acuerdo con investigaciones realizadas por la corporación que él lidera, la Fcds, “hay una época en donde se concentra estacionalmente la tumba del bosque”, en los meses de enero, febrero y marzo.

En los meses de septiembre, octubre y noviembre, luego de la temporada de lluvia, por el contrario, se deja que la madera de los árboles se seque para continuar el “ciclo de deforestación” al comenzar un nuevo año.

Así es como se ha manifestado el fenómeno. Sin embargo, según Botero, el patrón ha comenzado a variar y hay tumbas que se hacen después del verano (abril, mayo, junio); en septiembre (por un verano pequeño que está generando el calentamiento global), y también en octubre.

Esto lo que quiere decir es que el patrón de tumba y quema mencionado al comienzo, está cambiando y es posible que comience uno más continuo, de acuerdo con el director del Fcds.

En conclusión, es posible que se hayan deforestado 200.000 hectáreas y se hayan destruido 13.000 árboles cada hora durante 2018 en la Amazonia. Como los datos oficiales no han salido, aún no se puede asegurar, pero sin duda alguna es una posibilidad alarmante, que debería impulsar la toma de acciones más contundentes contra la deforestación en esta región.