Pasar al contenido principal
Viernes, 21 Diciembre 2018

[Actualización] No hay consenso de que el de 2019 sea el aumento real más significativo del salario mínimo en 25 años

Por Sania Salazar

Expertos coinciden en que hay varias formas de hacer el cálculo y que solo la que usa el Gobierno da el resultado anunciado por Duque.

Al anunciar que el salario mínimo en Colombia para 2019 subirá un 6% el presidente Iván Duque aseguró que es “el aumento real del salario mínimo más significativo de los últimos 25 años”.

Calificamos esta afirmación como Cuestionable, pues no es posible saber el verdadero impacto sin las cifras completas de la inflación de 2018 y las de 2019.

 

Colombiacheck consultó a tres expertos que nos dieron diferentes visiones del asunto. El primero, Alejandro Barrera, de la Cámara de Comercio de Manizales, explicó que hay que diferenciar entre el aumento nominal (que es el incremento del salario mínimo de un año a otro) y el aumento real del que habla Duque (que es la diferencia entre el incremento del salario mínimo y la inflación, es decir qué tanto cambia el poder adquisitivo de quienes reciban un salario mínimo).

Juan David Arias, analista de mercado de capitales en Hunter Green Institutional Broking en Australia, le explicó a Colombiacheck que el Gobierno de Duque calculó la cifra del aumento salarial del 2019 con una proyección del IPC (Índice de Precios al Consumidor) al cierre del año en curso (2018), método con el cual las cifras cuadran. Con esta metodología, el aumento real del salario mínimo para 2019 se calculó en 2,64%, efectivamente el más alto en los últimos 25 años.

Pero Arias llamó la atención sobre este cálculo. Explicó que, a pesar de ser técnicamente correcto, el efecto concreto en los bolsillos de los colombianos puede dar sorpresas en 2019, especialmente con el número de reformas tributarias en curso, que pueden disminuir drásticamente el valor real del aumento del salario mínimo.

Esta metodología, que resulta en una proyección, es la que utilizan la mayoría de los países.

Aumento salario minimo real

 

Por otra parte, los datos de la inflación de 2018 no están completos (puesto que el año no ha terminado y no están los datos finales de diciembre), por lo que no se puede hacer una comparación directa con años anteriores. Si bien, por lo general, el cálculo se hace con el aumento del salario mínimo del año que se termina y la inflación del año siguiente, los dos economistas que consultamos nos aseguraron que “no es incorrecto hacerlo de esta manera, sobre todo en años, como en el actual, donde la expectativa de inflación para el próximo año es muy similar a la inflación del año que está concluyendo”, indicaron.

Así que decidimos explorar otra metodología válida, pero menos usada por los economistas, para ver el efecto práctico en los bolsillos de los colombianos de la inflación sobre el aumento del salario mínimo año a año.

Esta metodología compara el aumento nominal del salario mínimo de un año con el IPC del mismo año, para ver cómo fueron afectados cada año quienes reciben un salario mínimo por su aumento y por la inflación.

Miramos entre 2017, último año para el que hay cifras disponibles de inflación del año completo, y 1993 (los últimos 24 años). Encontramos que, con esta metodología, el aumento del salario mínimo real más alto se registró en 1999, con un 6,77%.

Óscar Andrés Jiménez, director de investigaciones económicas de la Cámara de Comercio de Pereira, le explicó a Colombiacheck que hay varias formas de hacer el cálculo, todas válidas, pero que la afirmación de Duque no es del todo cierta, porque no todas las fórmulas concluyen que es el salario mínimo real más alto de los últimos 25 años.

Jiménez nos recomendó otra fórmula, dividir el aumento del salario mínimo entre la inflación anual y restarle 1. Ese método arroja que el mayor incremento real de la tasa del salario mínimo fue de 2,84 veces y se dio en 2009. 

En los últimos 25 años los aumentos nominales más altos fueron de 25,00% para 1994 y 21,10% para 1995 (hay que recordar que en estos años la inflación también fue muy alta, por eso los incrementos altos también).

En 2016 y 2017, el aumento nominal fue de 7%. En 2018 de 5,9%

Hay que aclarar que en el análisis Colombiacheck no tuvo en cuenta el aumento del auxilio de transporte por la dificultad de acceder a datos históricos al respecto.

En la tabla a continuación se pueden ver los resultados de los cálculos relacionados en este artículo.

calculos salario

Actualización (diciembre 22 de 2018)

Este artículo originalmente calificó la afirmación de Iván Duque como “Falsa”. Sin embargo, tras mensajes de nuestros usuarios que nos hicieron ver fallas en nuestros cálculos originales, consultamos con Juan David Arias, analista de mercado de capitales en Hunter Green Institutional Broking en Australia, y con Óscar Andrés Jiménez, director de investigaciones económicas de la Cámara de Comercio de Pereira, para hacer varias aclaraciones. Actualizamos esta nota con otra metodología matemática para analizar la frase de Duque y con los nuevos resultados encontrados, cambiamos nuestra calificación. Ofrecemos disculpas a nuestros lectores por nuestra equivocación y les agradecemos por sus precisiones.

Lunes, 05 Agosto 2019

Es verdad que Duque escribió una columna contra Uribe en 1998

Por José Felipe Sarmiento

Hace 21 años, el actual presidente publicó una opinión en la que criticaba a quien luego sería su mentor político.

El pasado fin de semana circularon en redes sociales las fotos de una vieja columna de prensa titulada “Los pecados de Álvaro Uribe”, hoy expresidente y senador, y firmada por el actual mandatario, Iván Duque.

La publicación llamó la atención por las críticas que le hacía a Uribe quien luego ha sido discípulo suyo, senador y jefe de Estado con el aval del partido Centro Democrático, fundado por el hoy congresista. Aunque atribuía algunos de los calificativos a terceros anónimos, Duque se refería a su futuro mentor como un “oportunista” y una “expresión clara de la extrema derecha colombiana”.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook con la columna

Del mismo escrito se infiere que su contexto es pocos días después de la segunda vuelta presidencial de 1998, que ganó el conservador Andrés Pastrana contra el liberal Horacio Serpa. Precisamente, los reclamos del autor tienen que ver con los efectos negativos que, según él, tuvo Uribe para la campaña del candidato derrotado, especialmente en Antioquia.

Las imágenes fueron compartidas en Twitter por la revista El Gallo, un proyecto cultural liderado por Edwin Gutiérrez, estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad del Tolima. En el mensaje que las puso a rotar, señaló que su fuente fue una edición de julio de 1998 del semanario Tolima 7 Días, propiedad de El Tiempo Casa Editorial.

Gutiérrez dice que se trató de un descubrimiento “accidental” que hizo mientras adelantaba un trabajo sobre la memoria colectiva del departamento para su revista. Explica que esta “es un proyecto propio, pero se da en el marco de mi estudio de pregrado”.

La fecha exacta del periódico, que está en la hemeroteca de la Biblioteca Nacional, es el 1 de julio de 1998. Junto a la margen derecha de la página 5 está el escrito de Duque con su foto de joven y la firma como “politólogo-investigador”. La acompaña el encabezado de la sección “Tribuna”, tal y como se ve en las fotos. El hoy presidente era un invitado ocasional en ese espacio.

Páginas 4 y 5 de Tolima 7 Días, edición del 1 de julio de 1998

Por tanto, se trata de una publicación verdadera. En ese entonces, Duque tenía 22 años y estudiaba Derecho en la Universidad Sergio Arboleda. Si firmaba sus escritos para El Tiempo como investigador, era por cuenta de su trabajo con la Fundación Buen Gobierno. Además, militaba en el liberalismo por herencia de su papá, el exministro Iván Duque Escobar.

Uribe también formaba parte del partido rojo y recién había dejado la Gobernación de Antioquia el año anterior. Por eso Duque le atribuía responsabilidades en la derrota de Serpa en ese departamento e incluso a nivel nacional, por el rechazo que su nombre habría generado en las Farc, como posible ministro de Defensa en caso de que triunfara el aspirante liberal.