Pasar al contenido principal

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Jueves, 04 Junio 2020

Alcalde de Medellín basó su decisión de horario para hacer deporte en investigaciones (aún) no validadas

Por Laura Bayer Yepes - RedCheq

El horario para hacer deporte en la capital antioqueña estuvo restringido de 2:00 a 3:00 p.m. porque un estudio preliminar afirmaba que la deficiencia de vitamina D está asociada con la tasa de muertes por COVID-19.

El 26 de abril el Alcalde de Medellín, Daniel Quintero, decretó el horario de 2:00 a 3:00 de la tarde como el permitido para que los ciudadanos salieran a hacer actividad física en la capital antioqueña. 

El Decreto municipal 510 de 2020 en su parte motiva no especifica las razones por las cuales se estableció este horario, pero el alcalde Daniel Quintero Calle justificó la medida en un hilo de Twitter el pasado 5 de mayo. 

Señaló en un primer trino que un “estudio preliminar asocia deficiencia de Vitamina D con tasa de muertes por COVID-19” y, en un segundo que “estudios indican que los coronavirus sobreviven menos tiempo cuando están expuestos a mayor radiación solar”.
 

En Colombiacheck revisamos los dos trinos del hilo de Quintero y los calificamos como Cuestionable y Falso, respectivamente.

Nos comunicamos con el equipo de prensa de la Alcaldía de Medellín para confirmar cuál era la fuente de ambas afirmaciones del alcalde, si existía algún estudio epidemiológico o médico que motivara estas declaraciones. 

El equipo de prensa nos expresó que la medida “fue una decisión en la junta del Área Metropolitana en la que participan los 10 alcaldes del Valle de Aburrá. El alcalde ha expresado en sus trinos algunas de las razones”, pero que para más detalles consultáramos con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá (AMVA).

Es cierto que los otros 9 municipios del Valle de Aburrá adoptaron el mismo horario para permitir la realización de actividad física en sus ciudadanos, después de una reunión sostenida entre los alcaldes. Sin embargo, el equipo de prensa del Área Metropolitana del Valle de Aburrá le contó a Colombiacheck que esta disposición había sido autónoma de cada municipio, no una disposición ni resolución del ente administrativo que integra estos 10 territorios.

Este es nuestro chequeo de los trinos de Daniel Quintero:

Primer trino

Cuestionable

 

 

La primera razón que dio Quintero fue que la deficiencia de vitamina D está asociada con la tasa de muertes por COVID-19 y citó un artículo del portal diario Marca Claro de México que habla de que así lo demuestra un estudio realizado entre el Queen Elizabeth Hospital Foundation Trust y la Universidad de East Anglia, en el Reino Unido. 

La vitamina D juega un papel importante en los sistemas nervioso, muscular e inmunitario y ayuda al cuerpo a absorber el calcio, uno de los principales elementos que constituyen los huesos. Se obtiene de tres maneras: a través de la piel (por medio de la exposición al sol), de la dieta y de suplementos.

Sin embargo, la afirmación de Quintero es Cuestionable, porque aunque el estudio es real, no solo el portal citado aclara que “los resultados de esta investigación aún no han sido validados por la comunidad científica”, sino que el portal académico Research Gate, donde se encuentra publicada la investigación, destaca que esta es un “preprint”, es decir, un documento que no ha sido revisado por pares académicos que garanticen su validez científica. 

“La ciencia es mejor en la medida en que haya revisión por pares. La tradición de que el nuevo conocimiento sea primero validado garantiza que haya menos errores, aunque esto signifique que el conocimiento se demore más en salir a la luz”, dice Alejandro Uribe Tirado, doctor en Bibliotecología y Documentación Científica e investigador asociado del Ministerio de Ciencia. 

Los pares académicos poseen una “vida investigativa que, sin duda alguna, será la base para validar o rechazar la nueva información que recibieron para su correspondiente dictamen”, explica Marco González Tous, investigador junior en las áreas de Veterinaria.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “exponerse al sol o a temperaturas superiores a los 25 grados centígrados NO previene la enfermedad por coronavirus (COVID-19)”. Sí existe una relación entre la vitamina D y la prevención de enfermedades respiratorias, pero para que esta se dé satisfactoriamente, la intervención con la vitamina debe hacerse de manera continuada y antes de que comience la enfermedad. 

Ahora bien, “desde la perspectiva legal, cuando se hace una investigación en salud, siempre hay un componente ético que debe estar presente”, afirmó Javier González, médico y profesor de Economía de la Salud de la Universidad del Rosario, cuando Colombiacheck le preguntó por el hecho de que Quintero señale que tomó medidas basándose en un “preprint”. “La administración [municipal] debió aplicar el protocolo mundial de revisión de literatura médica y científica antes de tomar una decisión”, dice. 

Segundo trino

Falso

 

 

En su hilo de Twitter, el alcalde asimismo aseguró que los coronavirus sobreviven menos tiempo cuando están expuestos a mayor radiación solar

La OMS, por su parte, afirmó que el virus puede transmitirse tanto en clima cálido como húmedo.  “Con independencia de las condiciones climáticas, hay que adoptar medidas de protección si se vive en una zona donde se hayan notificado casos de COVID-19 o si se viaja a ella. La  mejor manera de protegerse contra la COVID-19 es lavarse las manos con frecuencia”.

Una afirmación similar realizó Bill Bryan, un alto funcionario del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, quien no hace parte de la comunidad científica. “El virus muere más rápido en presencia de luz solar directa en estas condiciones”, citó el portal de noticias CNN. 

Bryan también aseguró que “los estudios sobre el virus mostraron que el cloro mata el coronavirus en aproximadamente cinco minutos”. Gracias a esta afirmación, el presidente Donald Trump sugirió la posibilidad de una inyección de cloro. 

Este ejemplo de lo sucedido en Estados Unidos lo usó el médico Javier González para explicarle a Colombiacheck por qué considera que las afirmaciones de Quintero son riesgosas. “La gente cree que lo que dice una autoridad pública es la verdad revelada”, dijo. 

“Puede que él quiera beneficiar a la gente con la posibilidad de captación de la luz solar. En la piel hay un principio bioquímico llamado provitamina D que con la luz solar se convierte en la vitamina y promueve la absorción del calcio, pero no hay evidencia de que la vitamina D sea un tratamiento contra el COVID-19 o para prevenirlo. Mucha gente va a creer que el sol le mata el virus; tiende a tomar las cosas así porque muchos no tienen el hábito de leer y menos de leer completos los efectos secundarios. Por ejemplo, el incremento de la radiación UV aumenta el riesgo de cáncer de piel o su envejecimiento”, puntualizó González. 

Por eso, Colombiacheck califica esta segunda afirmación como falsa. 

El 29 de mayo, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, derogó la medida. Aún así, el alcalde sigue recomendado hacer deporte “en horas de buena radiación solar y baja circulación como indican expertos. Vitamina D, una aliada necesaria en días de confinamiento”, trinó al derogar el Decreto 510 de 2020. 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 07 Mayo 2020

No ha sido aprobado el ‘medicamento nosodes para COVID-19 desarrollado en Barranquilla'

Por Laura Rodríguez Salamanca

El supuesto médico que lo desarrolló no tiene acreditación para ejercer la profesión en Colombia. Y el supuesto laboratorio donde se “probó” la sustancia homeopática no existe.

Desde hace un par de semanas, se está compartiendo en WhatsApp una imagen publicitaria que invita a comprar un supuesto medicamento homeopático para el nuevo coronavirus, desarrollado en la ciudad de Barranquilla.

La imagen dice lo siguiente: “Este es el medicamento Nosode del virus SARS-2 (sic) (Covid-19). Desarrollado en Barranquilla, Colombia, por el Dr. Jairo Medina bajo un estricto método verificable, que a partir de secreciones patológicas de un paciente positivo, según pruebas del Laboratorio Nacional de Salud Pública, llevadas a un proceso de esterilización, dilución y dinamización, dio como resultado un medicamento Nosodes específico para Sars Cov-2 (Covid-19)”. 

Medicamento homeopático coronavirus

Como primera medida, después de consultar con varios infectólogos, Colombiacheck encontró que el Laboratorio Nacional de Salud Pública, donde supuestamente se realizaron las pruebas para el medicamento, no existe en Colombia. Pero también nos dimos cuenta de que Jairo Medina, el doctor que supuestamente desarrolló el producto, no tiene ni título profesional, ni acreditación para ejercer la profesión médica en Colombia. 

Primero hicimos diversas búsquedas avanzadas en Google con las palabras “doctor, Jairo Medina, Barranquilla”. Así encontramos la descripción del perfil de Facebook del usuario Fundación Mórphos, que se describe como una “compañía médica” y un “centro de apoyo ambulatorio para la auto transformación”. En la misma descripción se dice que el “Dr. Jairo Medina Zuleta [es el] Fundador y Director del Instituto Mórphos desde 1993 (sic)”. 

Pero, como en la búsqueda encontramos médicos homónimos de Jairo Medina en Bogotá y en Cali, confirmamos que se trata del mismo supuesto doctor porque el número de teléfono que aparece en la descripción del perfil de Facebook coincide con el que se está difundiendo como número de contacto para adquirir el supuesto medicamento contra el nuevo coronavirus.

En la descripción aparece que Medina Zuleta tiene los siguientes estudios: “Similopatia, Homeopatía, Unicista e Identicopatia (Medicina Centaurica) en ACONTAL (Asociación Colombiana de Terapias Alternativas Barranquilla, Colombia). Crecimiento Humano y Desarrollo Conciencial Eduardo Elías Lasprilla, Centro de Estudios, Barranquilla, Colombia. Conciencia Superior, en Prasanthi Milayam, India. Consejería en Abuso de Sustancias, en la Universidad de Miami y la Federación Mundial de Comunidades Terapéuticas, en New York. Entrenamiento básico en Psiquiatría y Ciencias de la Conducta EDUCOM (Universidad de Guadalajara). Y Médico Cirujano (Universidad de Guadalajara)”. 

Así mismo, en el mismo perfil de la Fundación Mórphos encontramos fotografías de entrevistas. Tomamos algunas e hicimos búsquedas en reversa de imágenes con la herramienta de Google. Así, encontramos en Youtube un par de entrevistas a Jairo Medina, dentro de las que se destaca una de marzo de 2016, en el canal televisión panameño NEX Panamá. Allí se presenta a Medina Zuleta como “especialista en adicciones y enfermedades emocionales” y se dice, que “se graduó en Guadalajara de médico cirujano”. 

Entonces, tomando esta última titulación, que sería el pregrado básico para presentarse como médico, buscamos a Jairo Medina Zuleta en el Registro Nacional de Profesionistas de México, un portal donde aparecen todas las cédulas profesionales emitidas en ese país. [Esta herramienta la usamos satisfactoriamente en otro chequeo sobre un médico colombiano que dice sin evidencia que el coronavirus es una farsa]. Y lo que encontramos: Medina no aparece en el registro de profesionales.

 

Registro Nacional de Profesionistas de México
 

A pesar del resultado, buscamos sus datos en el Registro Único de Talento Humano en Salud (RETHUS), que es una herramienta pública desarrollada por el Ministerio de Salud y Protección Social para verificar si una persona está autorizada para ejercer su trabajo profesional o técnico en el campo de salud en Colombia; y por supuesto, no los encontramos. 

RETHUS

Finalmente, solicitamos a los asesores de prensa del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, su posición oficial sobre el registro del medicamento que se está publicitando a través de WhatsApp. Se comprometieron a enviarnos un mensaje sobre el tema, pero para el momento del cierre de este artículo no nos habían remitido la información. 

Así que es falso que el Jairo Medina que patrocina esta sustancia es médico y que la sustancia haya sido probada en el Laboratorio Nacional de Salud Pública 

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus