Pasar al contenido principal

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Jueves, 15 Agosto 2019

Armitage se equivocó (y luego corrigió) cifra del dinero para la Policía de Cali, pero tiene razón en la promesa rota de Mindefensa.

Por Redcheq

El alcalde de Cali, Maurice Armitage, publicó un trino el 13 de agosto, en el que se quejó que Guillermo Botero, el ministro de defensa, no cumplió con su promesa de enviar 1.000 policías a su ciudad. También dio una cifra del dinero que su administración ha entregado a la Policía.

Chequeamos cada una de las afirmaciones por separado.

“Tengo la tranquilidad que he dado toda la capacidad económica para mejorar la operación de la Policía con cerca de $260.000 millones, y la inversión social necesaria para seguir reduciendo los homicidios”.

Cuestionable

Para chequear esta afirmación, a las 9:44 am del 14 de agosto, le pedimos las cifras vía Whatsapp a la Oficina de Prensa de la Alcaldía, pero nunca las enviaron. 

Por esa razón, le solicitamos a la Policía Metropolitana de Cali los mismo datos.

La Policía primero nos entregó una tabla (que la misma Alcaldía envió a la comandancia de la institución) en la que se expone el presupuesto total de la  Secretaría de Seguridad de Cali en los últimos cuatro años, así como el recurso de este presupuesto asignado a la institución.

Según esa información, el recurso entregado a la Policía es  de 118.929 millones pesos y en todo el componente de seguridad sumó 293.151 millones.

El comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Hugo Casas, le dijo a RedCheq que “los recursos entregados por la Alcaldía para la seguridad, no solo van dirigidos a la Policía, sino también a Fiscalía, Ejército y Fuerza Aérea”. 

Según Casas, también se incluye en la inversión en seguridad “el proyecto de Tratamiento Integral de Pandillas, que ha dado resultados positivos para la seguridad. Esta es la Alcaldía que más recursos ha entregado a la institución”.

El general Casas además nos envió un pdf con los proyectos de inversión del período 2016-2019 de la Alcaldía de Cali de los recursos entregados a la Policía. La suma de este dinero es de 97.774 millones de pesos.

El oficial nos explicó que la diferencia entre las dos cifras porque en el dato de la Alcaldía se incluyen algunas inversiones que son contratadas directamente por ellos, lo que no es el caso de la cifra de la Policía. 

Asimismo, en el reportaje de periodismo de datos El Mapa de la Muerte: 15 años de homicidios en Cali, en el que se analizaron tanto las cifras de homicidios como los presupuestos de seguridad se evidencia que el presupuesto de seguridad de los últimos tres años sí ha sido el mayor.

Tras verificar las cifras dadas en el trino de Armitage, calificamos su afirmación como Cuestionable debido a que si bien es cierto que hay una alta inversión en materia de seguridad, no todos los más de 260.000 millones que él anuncia fueron entregados a la Policía, como lo asegura.

A las 5:06 p.m., Armitage publicó este trino en el que corrigió sus cifras.

La preocupación por la llegada de los policías

“Pero me preocupa que no lleguen los 1000 policías prometidos”.

Verdadero

RedCheq verificó que durante su participación en el Consejo Extraordinario de Seguridad, convocado por la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, y realizado en la base aérea Marco Fidel Suárez el 24 de septiembre de 2018, el ministro de defensa, Guillermo Botero, aseguró que establecería un “plan para el fortalecimiento de la Fuerza Pública en el departamento y en las principales ciudades del Valle del Cauca”, que – para Cali – incluiría el refuerzo de 1.000 policías que llegarían a largo plazo.

“Esto es un proceso gradual. Los hombres vienen a la Policía Nacional, pero usted necesita preparar a las personas, y eso no se hace de la noche a la mañana; además, tiene un costo fiscal importante. Pero estamos dispuestos a hacer el esfuerzo (...) Tenemos la aspiración de llegar a mil hombres, pero es en un plazo largo, es decir, en el mediano plazo o, tal vez, al terminar el Gobierno (de Duque)”, manifestó el Ministro.

Ese mismo día, el Alcalde de Cali y el Secretario de Seguridad de Cali, Andrés Villamizar, ratificaron el anuncio a través de sus cuentas de Twitter.

Sin embargo, el pasado domingo 11 de agosto, en entrevista con Noticias Caracol, el ministro Botero manifestó que no habrá más policías para las principales ciudades del país.

Su declaración aparece en un boletín emitido por la Alcaldía el pasado 13 de agosto.

De acuerdo con Juan Albarracín, profesor de la Universidad Icesi y experto en temas de seguridad, la preocupación del alcalde Maurice Armitage ante el anuncio del Ministro de Defensa es válida y pone en evidencia los problemas que hay en Colombia para la formulación de una sólida política pública de seguridad.

“Lograr la coordinación entre las agendas es complicado porque no van al mismo ritmo. Es preocupante que el Ministro diga que no se va a aumentar el pie de fuerza de la Policía porque eso da cuenta de que no hay alineación entre los esfuerzos municipales y del Gobierno Nacional”.

Por:

Diana Ruiz

Ana María Saavedra

Natalia Moreno

Pablo Navarrete

RedCheq

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 30 Mayo 2017

“El plan pistola ya ha cobrado la vida de 17 uniformados”

Por Paula Vásquez

Según León Valencia esa es la cifra de policías asesinados en los últimos meses debido al plan pistola que ejecuta el Clan del Golfo. Las cifras oficiales y los medios de comunicación hablan de menos casos, por eso la consideramos exagerada.

El pasado 21 de mayo en su columna en la revista Semana León Valencia, exmilitante del ELN y actual director de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), aseguró: “el plan pistola ya ha cobrado la vida de 17 uniformados”. Colombiacheck llamó a Pares para averiguar de qué fuente tomó la cifra su director y para aclarar a qué se refiere con el término “uniformados”. Carlos Montoya, investigador de Pares, explicó que la cifra proviene de investigaciones realizadas en la Fundación. Estudios que, según dijo, incluyen monitoreo de prensa e investigación de campo. Indicó además que la cifra de policías muertos tenía corte al 15 de mayo y que el término uniformados se refiere a policías y no a militares.

En Pares prometieron enviar a Colombiacheck el estudio en el que se basó Valencia, pero hasta la publicación de esta nota no lo han hecho.

Luego de contrastar las cifras oficiales y de hacer un monitoreo de los casos reportados en los medios de comunicación, Colombiacheck califica esta afirmación como inflada pues la evidencia conseguida no respalda lo dicho por Valencia.

Lo primero que hizo Colombiacheck fue preguntar en la oficina de prensa del Ejército cuántas víctimas se han registrado en la institución por cuenta del plan pistola. “No tenemos ni un solo militar, el plan pistola no incluye Ejército, es Policía”, respondieron. Así descartamos la posibilidad de un incremento en las cifras debido a la contabilización de militares entre las bajas por el ‘plan pistola’.

A continuación revisamos las cifras dadas por el general Jorge Nieto, director de la Policía Nacional el 19 de mayo, un día antes de las declaraciones de Valencia, en una entrevista con RCN Radio donde afirmó: “la Policía Nacional ha perdido nueve policías, 37 han resultado lesionados en esta arremetida del Clan del Golfo”.

Horas después de que el general Nieto reportó nueve policías asesinados, los medios informaron sobre el asesinato de un patrullero en Pueblorrico, Antioquia, con lo que el saldo de policías asesinados en desarrollo del plan pistola aumentó a diez.

Pese a ello, la diferencia entre lo mencionado por Valencia y lo reportado por el General Nieto es de siete policías asesinados, una disparidad que llama la atención, especialmente por provenir de un analista que se destaca por conseguir información de primera mano sobre el conflicto y la violencia urbana en Colombia.

Colombiacheck consultó otras fuentes, entre ellas el Ministerio de Defensa, pero ninguna menciona las 17 muertes de las que habló Valencia en su columna. Entre las fuentes tampoco hay consenso sobre el número exacto de policías asesinados.

 

 

Por ejemplo, el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, Cerac, en un informe realizado el 15 de mayo pasado, afirma que, “en estas acciones han muerto ocho policías y un civil; además resultaron heridos dieciséis policías, ocho civiles, dos guardianes del Inpec (Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario) y un soldado del Ejército”.

Plan pistola

El pasado 12 de mayo en el programa La Noche, el defensor del pueblo, Carlos Negret, dijo que según el sistema de alertas tempranas, identificaron la existencia de un llamado ‘plan pistola’, en el que el grupo delincuencial Clan del Golfo estaría pagando hasta dos millones por cada policía asesinado.

“El sistema de alertas tempranas de la Defensoría nos permite identificar que hay unos informes de riesgo para asesinar miembros de las Fuerzas Militares y en especial la Policía, desde la Defensoría decimos que estos atentados tienen que parar. A las Fuerzas Militares les pedimos que redoblen las medidas de protección”, solicitó Negret.

Según el general Nieto, la ofensiva contra los policías empezó como respuesta al asesinato de alias ‘Pablito’, cabecilla del Clan el Golfo, a quien ultimaron durante los primeros días de mayo. Hay que recordar que no es la primera vez que ese grupo acude a esta estrategia que, de acuerdo con la revista Semana, ya tuvo un primer capítulo en marzo de 2016, cuando sicarios del Clan del Golfo mataron a tres policías en Cartagena.

Según el artículo De Pablo Escobar, al Clan del Golfo, pubicado en el portal de esa revista, “esta ofensiva mafiosa del Clan del Golfo se basa en una cobarde estrategia inventada por Pablo Escobar en la época de la persecución contra el capo y el cartel de Medellín en los años noventa. Conocida como plan pistola, consiste en asesinar policías a sangre fría y por la espalda”.

Una de las mayores preocupaciones con el accionar de este grupo al margen de la ley es, como afirma Ariel Ávila, subdirector de Pares, que está intentando ocupar las zonas que dejaron las Farc, “el principal riesgo para la implementación del proceso de paz es esta banda criminal que está copando las zonas rurales que las Farc dejó. En los últimos meses, con las denuncias hechas en ese sentido, la ofensiva y la presión contra ellos arreció, por eso es que realizan este plan pistola”.

Hasta la fecha de esta publicación dos asesinatos de policías están en investigación. Se trata de la muerte del uniformado Mac Jordy Miranda Carrillo, ocurrida el 22 de mayo en Barranquilla y la muerte del soldado Rubén Darío Ramos, en el Meta, el pasado miércoles 25 de mayo que los medios de comunicación atribuyen iniciamente al Clan del Golfo.