Pasar al contenido principal

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Jueves, 15 Agosto 2019

Armitage se equivocó (y luego corrigió) cifra del dinero para la Policía de Cali, pero tiene razón en la promesa rota de Mindefensa.

Por Redcheq

El alcalde de Cali, Maurice Armitage, publicó un trino el 13 de agosto, en el que se quejó que Guillermo Botero, el ministro de defensa, no cumplió con su promesa de enviar 1.000 policías a su ciudad. También dio una cifra del dinero que su administración ha entregado a la Policía.

Chequeamos cada una de las afirmaciones por separado.

“Tengo la tranquilidad que he dado toda la capacidad económica para mejorar la operación de la Policía con cerca de $260.000 millones, y la inversión social necesaria para seguir reduciendo los homicidios”.

Cuestionable

Para chequear esta afirmación, a las 9:44 am del 14 de agosto, le pedimos las cifras vía Whatsapp a la Oficina de Prensa de la Alcaldía, pero nunca las enviaron. 

Por esa razón, le solicitamos a la Policía Metropolitana de Cali los mismo datos.

La Policía primero nos entregó una tabla (que la misma Alcaldía envió a la comandancia de la institución) en la que se expone el presupuesto total de la  Secretaría de Seguridad de Cali en los últimos cuatro años, así como el recurso de este presupuesto asignado a la institución.

Según esa información, el recurso entregado a la Policía es  de 118.929 millones pesos y en todo el componente de seguridad sumó 293.151 millones.

El comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Hugo Casas, le dijo a RedCheq que “los recursos entregados por la Alcaldía para la seguridad, no solo van dirigidos a la Policía, sino también a Fiscalía, Ejército y Fuerza Aérea”. 

Según Casas, también se incluye en la inversión en seguridad “el proyecto de Tratamiento Integral de Pandillas, que ha dado resultados positivos para la seguridad. Esta es la Alcaldía que más recursos ha entregado a la institución”.

El general Casas además nos envió un pdf con los proyectos de inversión del período 2016-2019 de la Alcaldía de Cali de los recursos entregados a la Policía. La suma de este dinero es de 97.774 millones de pesos.

El oficial nos explicó que la diferencia entre las dos cifras porque en el dato de la Alcaldía se incluyen algunas inversiones que son contratadas directamente por ellos, lo que no es el caso de la cifra de la Policía. 

Asimismo, en el reportaje de periodismo de datos El Mapa de la Muerte: 15 años de homicidios en Cali, en el que se analizaron tanto las cifras de homicidios como los presupuestos de seguridad se evidencia que el presupuesto de seguridad de los últimos tres años sí ha sido el mayor.

Tras verificar las cifras dadas en el trino de Armitage, calificamos su afirmación como Cuestionable debido a que si bien es cierto que hay una alta inversión en materia de seguridad, no todos los más de 260.000 millones que él anuncia fueron entregados a la Policía, como lo asegura.

A las 5:06 p.m., Armitage publicó este trino en el que corrigió sus cifras.

La preocupación por la llegada de los policías

“Pero me preocupa que no lleguen los 1000 policías prometidos”.

Verdadero

RedCheq verificó que durante su participación en el Consejo Extraordinario de Seguridad, convocado por la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, y realizado en la base aérea Marco Fidel Suárez el 24 de septiembre de 2018, el ministro de defensa, Guillermo Botero, aseguró que establecería un “plan para el fortalecimiento de la Fuerza Pública en el departamento y en las principales ciudades del Valle del Cauca”, que – para Cali – incluiría el refuerzo de 1.000 policías que llegarían a largo plazo.

“Esto es un proceso gradual. Los hombres vienen a la Policía Nacional, pero usted necesita preparar a las personas, y eso no se hace de la noche a la mañana; además, tiene un costo fiscal importante. Pero estamos dispuestos a hacer el esfuerzo (...) Tenemos la aspiración de llegar a mil hombres, pero es en un plazo largo, es decir, en el mediano plazo o, tal vez, al terminar el Gobierno (de Duque)”, manifestó el Ministro.

Ese mismo día, el Alcalde de Cali y el Secretario de Seguridad de Cali, Andrés Villamizar, ratificaron el anuncio a través de sus cuentas de Twitter.

Sin embargo, el pasado domingo 11 de agosto, en entrevista con Noticias Caracol, el ministro Botero manifestó que no habrá más policías para las principales ciudades del país.

Su declaración aparece en un boletín emitido por la Alcaldía el pasado 13 de agosto.

De acuerdo con Juan Albarracín, profesor de la Universidad Icesi y experto en temas de seguridad, la preocupación del alcalde Maurice Armitage ante el anuncio del Ministro de Defensa es válida y pone en evidencia los problemas que hay en Colombia para la formulación de una sólida política pública de seguridad.

“Lograr la coordinación entre las agendas es complicado porque no van al mismo ritmo. Es preocupante que el Ministro diga que no se va a aumentar el pie de fuerza de la Policía porque eso da cuenta de que no hay alineación entre los esfuerzos municipales y del Gobierno Nacional”.

Por:

Diana Ruiz

Ana María Saavedra

Natalia Moreno

Pablo Navarrete

RedCheq

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Sábado, 30 Mayo 2020

No, Alcaldía de El Espinal no ‘compró pruebas falsas de COVID-19’

Por José Reinaldo Morera Molina - RedCheq

Según el listado del Invima, las pruebas que se realizan en el municipio tolimense sí están permitidas y entran en la categoría de “prueba rápida”.

El pasado 18 de mayo, el portal Cambio In de Ibagué, Tolima, publicó un artículo en el que acusa al alcalde de El Espinal, Juan Carlos Tamayo, de comprar pruebas falsas para diagnosticar el COVID-19 en el municipio. 

El artículo afirma, además, que la Procuraduría General de la Nación y la Contraloría General de la República “tratan de establecer las posibles irregularidades cometidas por el alcalde”. 

Ambas aseveraciones, sin embargo, son falsas. Al buscar dentro de las páginas de la Procuraduría y la Contraloría, Colombiacheck no encontró ninguna investigación en contra de la Alcaldía de El Espinal sobre el tema.

Por su parte, la Alcaldía de El Espinal hizo público un comunicado, publicado por la página de Facebook de la Alcaldía y firmado por Juan Carlos Leal, director administrativo de salud, en el que especifica que el tipo de pruebas que se realizan en el municipio son las que se conocen como AMP Rapid Test SARS-CoV-2 IgG/IgM de método serológico (análisis de anticuerpos en la sangre), la cual es producida por el laboratorio AMEDA Labordiagnostik. Estas pruebas están aprobadas por el Invima para realizarse dentro del país.

Alfonso J. Rodríguez Morales, vicepresidente de la Asociación Colombiana de Infectología le dijo a Colombiacheck que el problema de las pruebas serológicas es que su especificidad es relativamente baja y su sensibilidad no es muy alta en comparación con las pruebas moleculares. “No son jamás superiores a la RT-PCR” (que, como explicamos en otro chequeo, son las pruebas que se usan para detectar presencia del virus), dice el experto. Pero no por ello se puede afirmar que las pruebas serológicas son "falsas".

Pruebas rápidas

El tipo de pruebas serológicas, como la que se utiliza en El Espinal, de acuerdo con el documento “Lineamientos para el uso de pruebas diagnósticas de Sars-CoV-2 (Covid-19) en Colombia” del Ministerio de Salud, es una “prueba rápida basada en la detección de antígenos o anticuerpos”. Estas pruebas tienen un tiempo de ejecución de 20 minutos o menos (por eso su denominación de rápidas), pueden realizarse fuera de un laboratorio y se basan en la detección de los anticuerpos IgM/IgG en la sangre, encargados de dar una respuesta inmune frente al virus SARS-CoV-2 (que produce el COVID-19) durante las diferentes fases de la infección, de acuerdo el ministerio.

Según el mismo lineamiento citado anteriormente, las pruebas rápidas serológicas no se consideran pruebas diagnósticas, es decir, no determinan si una persona posee el virus; solo diagnostican el estado de los anticuerpos en la sangre y no se recomienda su uso para descartar un caso de infección aguda.

Las pruebas rápidas deben aplicarse según el “Consenso colombiano de atención, diagnóstico y manejo de la infección por SARS-COV-2/COVID-19”, en personas con indicios leves de COVID-19 que tengan por lo menos 11 días desde el inicio de los síntomas y que no tengan factores de riesgo. Si la persona presenta menos de 11 días de síntomas, se debe aplicar la prueba molecular RT – PCR, la cual sí es de tipo diagnóstico. El propósito de las pruebas rápidas según el consenso es el de ofrecer respaldo en el diagnóstico de los pacientes que son potenciales portadores del virus.

La fase en al que deben aplicarse las pruebas están explicadas en el siguiente gráfico tomado del grupo ACIN- IETS del Consenso colombiano para recomendaciones de atención COVID-19:

Aplicación de pruebas cuadro
Fuente: revista académica Infectio 

Consideraciones en la adquisición de pruebas rápidas

Los lineamientos para el uso de pruebas diagnósticas estipulan que las pruebas rápidas de anticuerpos IgM/IgG podrán ser adquiridas por EPS, IPS, laboratorios públicos o privados y entidades territoriales que cuenten con laboratorios de salud pública. Los nombres de las pruebas rápidas que tienen autorización para circular dentro del país están en la página web del Invima

En el caso de El Espinal, la prueba comprada por la Dirección Administrativa de Salud del municipio es la AMP Rapid Test SARS-CoV-2 IgG/IgM, está incluida dentro de la lista de pruebas rápidas permitidas y tiene el número de registro Invima: 2020012811 del 2 de abril de 2020. La institución médica encargada de administrar y aplicar estas en El Espinal es el Hospital San Juan Bautista, según el comunicado de la Alcaldía.

Detección de pruebas falsas por el Invima

El Invima publicó una alerta sanitaria que advierte a la ciudadanía sobre la propaganda y distribución de pruebas falsas para el diagnóstico de COVID-19. Estas pruebas falsas se comercializan a través de redes sociales según el comunicado y no tienen la autorización de ser distribuidas en el país. La prueba AMP Rapid Test SARS-CoV-2 IgG/IgM, que se aplica en El Espinal, no está dentro de la lista de alerta del Invima.

 Al final, la nota de Cambio In dice: “Es de recordar que en el país no existe en estos momentos los reactivos para tomar este tipo de exámenes especializados”, lo cual Rodríguez cataloga de falso. En el país “hay los reactivos, que escaseen en algunos departamentos, es otra cosa”. 

De modo que es falso que el alcalde de El Espinal Juan Carlos Tamayo haya comprado pruebas falsas para la detección de COVID-19, como lo asegura el portal ibaguereño Cambio In.